Primera promo de la séptima temporada de Mujeres Desesperadas

Ya están aquí de nuevo. Mi segunda serie preferida en el ranking de series de mi vida después de Perdidos, Mujeres Desesperadas llega con esta a su séptima temporada, la que hace unos años iba a ser la última, auqnue de momento no hay ninguna confirmación sobre esto (mejor así). Se ha quedado sola entre las series que dieron comienzo bajo el lema de “series de nueva generación”, compartiendo ahora espacio y rivalizando con otras que llegaron después aprovechando el enorme éxito que el nuevo planteamiento en los guiones otorgó a las primeras en arriesgarse mezclando tramas de misterio.

Hemos visto pasar un total de 11 años a través de sus rostros (5 años avanzando en el tiempo entre temporada y temporada que les sentó tan bien) y otros muchos años anteriores que llegan en forma de recuerdos en esos episodios que son pequeñas joyas. Hemos visto crecer a esos pequeñajos pelirrojos insoportables, nacer a los nuevos niños de Wisteria Lane (me encanta TJ), madurar a los adolescentes que antes no tenían un claro rumbo fijo (y alguno de ellos ni siquiera lo tiene aún)… muchos años, misterios, risas de esta aventura inolvidable que se va instalando capítulo a capítulo en nuestro interior.

Ahora llega una temporada que promete ser una de las mejores, el regreso de antiguos fantasmas del pasado cuyas tramas dejamos atrás hace años, nuevos personajes con nuevos secretos (genial la incorporación de Vanessa Williams a la que siempre vi como una mujer desesperada cuando estaba en Betty). Algo se acerca a Wisteria Lane una vez más… y nadie puede pararlo.

Y atentos a cada detalle en la promo, siempre, siempre tienen  relación con algo que ocurrirá. Wisteria Lane desolada, Bree cortando rosas, Lynett con su bebé, Gabi abre la puerta y un hombre (¿Carlos?) está de espaldas a la sombra, Susan preocupada por su aspecto y maquillándose… y una nueva desesperada en el barrio.

Lara y Azahara, las auténticas protagonistas de Las Joyas de la Corona

Comencé a ver este programa sin muchas ganas, quizá por la proximidad de una nueva edición de  Gran Hermano, uno necesitaba descontaminarse del mal sabor de boca dejado por ese reencuentro que de sueño pasó a convertirse en una auténtica pesadilla infumable. Y la verdad es que ni me gustó ni me disgustó esa primera experiencia, por lo que decidí darle una segunda oportunidad.

Y desde entonces no dejo de pensar en esa cita de cada jueves por la noche frente al televisor viendo a las que llamo ya “las joyicas”. He visto ya muchos realities, tantos como para decir que quizá este es el mejor casting que he presenciado jamás, concursantes realmente complejos y a la vez tan sencillos, muy bien definidos, de caracteres contrastados, con una personalidad inconfundible, todos rematadamente (y espero me perdonen pero para eso están en el programa de las joyicas) ignorantes, lo que les hace seres realmente adorables.

Este programa no tiene precio, sólo dos espacios han logrado que no pare de reir desde el principio hasta el fin durante varias horas seguidas, uno de ellos era Tú Sí Que Vales y el otro este. Todo gracias a momentos inolvidables por muy poca audiencia que tengan. Ya lo dijo Liberto que parece sabio, y ojala tengamos la risa de Lara para mucho, mucho tiempo.

5 céntimos por un caramelo

Recuerdo de pequeño, cuando llegaba al kiosko o la tienda de “la Tere” para comprarme un sobre de pegatinas, un álbum o una revista, que cuando quien me atendía no tenía cambio de pesetas, me lo sustituía por un caramelo o un chicle, algo que nunca me disgustó, al contrario, mientras iba de nuevo de camino a casa, ese caramelo me alegraba el corto paseo de vuelta.

Esta semana, después de muchos años, al comprar la revista en un kiosko, el hombre me regaló un chicle y me dio la vuelta. Se lo agradecí y me despedí. Sólo unos segundos después caí en la cuenta de que la palabra “gracias” me había sobrado, ya que me había sustituído los 5 céntimos de la vuelta por ese chicle. Recordé entonces esa práctica habitual que ya muy pocos conservan, no estaba acostumbrado a recibir algo que no fuese el cambio exacto. Solo que esta vez ese reaglito no me alegró un trecho del camino, no como chicles, aunque traerme de nuevo este recuerdo es en cierta forma impagable.

The Walking Dead se acerca

Este próximo otoño medio mundo podrá presenciar un mundo devastado y arrasado por zombies (o como diría Enjuto Mojamuto, “infectados”). La serie que será traducida a 33 idiomas, distribuída a más de 120 países con una audiencia potencial de más de 250 millones de espectadores ya tiene preparada su primer tráiler de presentación tras el mostrado en la Comic Con.

leer al completo…

Ana la de Tejas Verdes, el comienzo de una historia imperecedera

Cuando llegó a Bright River no había signo de tren alguno; pensó que era demasiado temprano, de manera que ató el caballo en el patio del pequeño hotel del lugar y fue a la estación. El largo andén habría estado desierto, a no ser por una niña sentada sobre un montón de vigas en el extremo más lejano.

Matthew, notando apenas que era una niña, cruzó frente a ella tan rápido como pudo, sin mirarla. De haberlo hecho, no hubiera podido dejar de percibir la tensa rigidez y ansiedad de su actitud y expresión. Estaba allí sentada, esperando algo o a alguien y, ya que sentarse y esperar era lo único que podía hacer, se había puesto a hacerlo con todos sus sentidos. […]

– No estoy esperando a una niña – dijo Matthew inexpresivamente-. He venido por un muchacho. Debía estar aquí. La señora de Alexander Spencer debía traérmelo de Nueva Escocia.

El jefe de estación lanzó un silbido.

– Sospecho que hay algún error – dijo-.[…]

La muchacha le había estado observando desde que se cruzara con ella y le miraba ahora fijamente.[…]

– Supongo que usted es Matthew Cobert, de Tejas Verdes – dijo con voz dulce y extrañamente clara -. Me alegro de verle. estaba empezando a temer que no viniera a por mí e imaginando el motivo. Había decidido que si usted no venía a buscarme esta noche, iría por el camino hasta aquel cerezo silvestre y me subiría a él para pasar la noche. No tendría ni pizca de miedo y sería hermoso dormir en un cerezo silvestre lleno de capullos blancos a la luz de la luna, ¿no le parece? Uno podría imaginarse que pasea por salones de mármol, ¿no es cierto? Y estaba segura que si no lo hacía esta noche, usted vendría a buscarme por la mañana.

No tienes nada

Parece ya lejana esta canción a la que no dejaba de aferrarme, ocho años han pasado desde entonces. La separación de ella baila sola dejó una huella importante y un gran vacío que había que rellenar. ¿Dónde quedaban ahora esas melodías, esos estribillos que se impresionaban en mi cabeza imposibles de borrar?

Hubo que esperar muy poco tiempo, Marta trabajó muy rápido con canciones que ya tenía y lanzó de repente ese disco con grandísimas canciones que por desgracia a pesar de su tremenda calidad, no calaron como deberían, pero que para los fans sigue siendo un refeente. Lo que parecía un no parar, una nueva etapa, enseguida se frenó, poco podía imaginar que aquel disco que con tantas ganas compré, sería el último que vería de ese sonido que tanto me gustaba, hasta muchos años después que vendría la otra grata sorpresa del regreso.

Esta canción, “No tienes nada”, es especial, por su letra, por su ritmo, porque tiene algo que me hace gritar más y más mientras canto, a medida que los estribillos van repitiéndose, porque en ese lugar especial de la avenida Argentina en Cuenca, ese pequeño gran lugar de reunión donde de vez en cuando íbamos a tomarnos algo, la casualidad siempre me invitaba a pasar por la puerta y gracias al inevitable destino, tras poner un pie en el local, ya estaba sonando algo de ella baila sola.

No tienes prisa por esconderte
No tienes nada nuevo que decir
No tienes tiempo para explicarte
No tienes tiempo ya para mi no
No tienes alma que se dispare
No tienes ganas de discutir
No tienes sangre que corra por tus venas
No tienes pena
Pena de mi
Que estoy pendiente y esperando
Que digas algo
Que no vas a decir
Por miedo
No no no

Vete y no vuelvas
Abre esa puerta
Y cierra por fuera no
No quiero verte
No tienes nada
Que yo quiera

No tienes nada
No tienes fuego dentro de ti
No tienes artede ti
No tienes nadie a quién compararte
No tienes vida que compartir no
No tienes alas para escaparte
No tienes ancla que te deje aquí
No quiero verte
Ya no haces nada
Ya no eres nadie
Ya no eres nadie para mi

Que estoy esperando
Que digas algo
Que no vas a decir
Por miedo no no
No tienes nada
No tienes arte
No tienes nada nuevo que decir
No tienes sangre que corra por tus venas
No tienes pena
Pena de mi
No tienes alas para escaparte
No tienes ancla que te deje aquí
No quiero verte
Ya no haces nada
Ya no eres nadie
Ya no eres nadie para mi

Que estoy esperando
Que digas algo
Que no vas a decir
Por miedo
No no no

Vete y no vuelvas
Abre esa puerta
Y cierra por fuera no
No quiero verte
No tienes nada
No tienes nada
Que yo quiera.

Soledad…

Prefería jugar solo imaginando sus propias historias y el hecho de encontrar amigos más que algo necesario casi se convirtió en una obligación cuando aquellos con los que compartía juegos en la calle desaparecieron por hacerse mayores, por crecer, a veces se sentaba pensando en cosas que ningún otro niño aún a su edad pensaba, era el último en ser elegido para los deportes en el colegio sintiendo el rechazo de sus compañeros, sintiendo que en realidad no servía para lo que el resto de niños tenían habilidad, lloraba a solas en un rincón de su habitación al pensar que algo en su vida fallaba, tan pronto, apenas con 9 años…

El principio o el fin

Es complicado a veces distinguir el inicio de algo de su fin, las ramas de los árboles, si estuvieran enterradas bajo tierra se convertirían en raíces. Si no fuera por el detalle del cuerpo, la vejez podría considerarse un nuevo nacimiento en su forma reversible, perdiendo las capacidades en lugar de aprenderlas y cuando morimos comienza una nueva cadena. Los extremos de una cuerda no conocen principio ni fin, simplemente ambos pueden ser lo que quieran según nuestra elección, al igual que ese largo viaje con partida y destino, para el que reside en nuestro destino su punto es de partida y viceversa.

Pensar en un fin sólo tiene un sentido personal, sólo hay que fijarse un punto de inicio, una meta y andar el camino.

David Bustamante en Eurovisión, pero en la Eurovisión de los fans

El pasado 14 de agosto finalizaban las votaciones para elegir la canción representante y el día 15 se hizo el escrutinio de votos en los que muy seguido de cerca por la cantante Vega y su canción “Mejor mañana”, se impuso finalmente por una diferencia de 63 puntos y un total de 530 puntos la canción “Abrázame más fuerte” de David Bustamante, que será finalmente nuestra representante. Podeis ver las 30 canciones participantes y sus respectivas posiciones en el blog oficial de OGAE España.

leer el artículo completo en The Salinger’s –>>

Candy Candy, mis primeros recuerdos de una serie animada, domingos de merienda con mis hermanas

Hace mucho, muuucho tiempo, los fines de semana a las 15:30 cuando ya todos los pequeños habíamos terminado de comer, era la hora de sentarse cómodamente a ver los dibujos animados, esos de los que todos hablaban, daba igual qué personajes se presentasen sábados y domingos ante nuestros ojos, muy pronto tendrían sus réplicas en mochilas, muñecos de feria, estuches, llaveros, figuritas a escala… se convertían en un fenómeno social. Antes de todo esto hubo otras series con una repercusión aún mayor si cabe.

Así empezaba Candy Candy

Opening

Voy a viajar hasta aproximadamente el año 1980, donde tras finalizar sus emisiones en Japón tras casi 3 largos años, llegaba a España Candy Candy todos los domingos por la tarde. Yo era aún demasiado pequeño, apenas contaba con dos añitos, pero escuchaba a mis hermanas hablar de Candy, compraban sus recortables y yo me sentaba con ellas cada tarde de domingo en el sofá para ver los dibujos aunque apenas entendía muchas cosas y pocas son las imágenes que se me quedaron grabadas, pero eso sí, a fuego en la cabeza, una chica rubia con el pelo rizado, una amiga y un príncipe, apenas sabía más detalles. Es el primer recuerdo que tengo de una serie animada a la que cuando terminó, aún sin entenderla, ya echaba de menos.

Ending

Cristalina

El miedo al agua y las profundidades en ocasiones no es por la profundidad ni por el agua, sino por no saber qué acecha bajo nuestros pies. Poder nadar sobre un cristal claro y nítido proporciona esa tranquilidad necesaria para saber que lo que se oculta bajo la superficie no es diferente a lo que hay fuera de ella.

Lista de las cosas que detesto (incompleta)

que me echen el humo del tabaco a la cara

las colas de espera

la gente que me trata bien y por detrás me pone a caer de un burro

la paella cuando tiene más de otras cosas que de paella

la dentera que me produce acabarme un helado y morder el palo

el despertador por las mañanas

que me desordenen mi habitación desordenada

no me digas lo que no puedo hacer (suena muy Locke y me gusta)

tener que salir a la calle con 42º al sol

el espacio reducido de los autobuses

notar que el tiempo pasa deprisa cuando estoy pasándolo bien

el exceso de perfume

las arañas, escorpiones y todo lo que tenga más de 4 patas y se mueva lento

que no me hagan caso cuando digo algo importante

al listo que se le llena la boca diciendo el nombre de su carrera

que alguien coma pipas justo a mi lado

ir al médico y ponerse enfermo esperando

los callos, el gazpacho, el marisco, los caracoles

el chicle que se te pega en la suela de las zapatillas (la has cagado para todo el día ya)

a las personas que llaman amigo al primero con el que se cruzan

que me achuchen los mofletes

salir a dar un paseo por dar un paseo sin ningún objetivo más que caminar

despertarme a las 5 de la mañana y saber que me quedan 40 minutos de sueño

a Indhira, Toscano, Hans y el gato encerrado

que sea más seguro cruzar la carretera que por un paso de cebra

las bodas, los bautizos y las comuniones

felicitar el año nuevo y las navidades cuarenta veces

que alguien me hable con las gafas de sol puestas

(la lista está incompleta por supuesto)

Reconocer quién manda

Nuestra propia naturaleza humana a menudo nos lleva a imponer lo que queremos llevar a cabo, sobre las acciones de los demás. Es nuestra forma de sobrevivir, aunque no siempre es la correcta. Es entonces, cuando nos damos cuenta de ello, que aprendemos a razonar para valorar de nuevo lo que nos conviene, para aceptar y reconocer quién manda.

Este año Pekin Express en La Ruta del Dragón

Sí, soy un empedernido seguidor de realities, de los más criticados por sus polémicas y de los más alabados por su cultura. No comencé a ver Pekin Express en su primer programa, sino desde el segundo. Desde entonces no he fallado una sola semana, reí en aquel mítico viaje en el transiberiano, me hice fan de las gemelas y lloré en su amarga despedida, el final de la primera temporada me puso los pelos de punta, comencé una nueva aventura siguendo de cerca a nuestras queridas “brujas” cabreándome con, maldiciendo y aprendiendo a querer a Alazne y a su madre y celebré la victoria de Carmela y Antonio sobre los policías, saboreando tan lentamente como entraba Carmela en Bollywood antes de saber que eran los ganadores.

La ruta vuelve a ponerse en marcha y esta vez es más dura que nunca. No hay que ser tan fuerte como un dragón para superarla. Hay que ser el dragón.

Luces y sombras

La luz y la sombra forman la eterna pareja que jamás puede deshacerse. Allá donde hay vida y luz, siempre habrá una sombra. Así habitan en constante compañía la una de la otra, en la naturaleza y de la misma forma en nuestros corazones.

Jon Allende comienza su carrera musical con el single “Para bien”

Ha pasado ya mucho tiempo, más de un año, desde que, con mucho esfuerzo, Jon Allende se convertía en finalista de Operación Triunfo 2009. Tras la victoria el año anterior de Virginia Maestro, mi favorita, en esta nueva temporada apenas me costó decidirme por la voz característica de Jon desde los castings, parecida a la de otro de mis favoritos en la primera edición, David Bustamante, pero con sus propios matices.

Así tras este tiempo Jon lanza su primer single y a la vez su carrera musical, “Para bien” dirigido por Anton Uribe, apoyándose en la gran plataforma de vídeos youtube, una canción para un trabajo discográfico que pronto saldrá a la venta. Los puntos fuertes de este tema de lanzamiento son su estribillo y los cambios de intensidad, aunque se echa de menos una mejor dicción en algunas frases, que son irreconocibles totalmente. (No se entiende tampoco esa camiseta blanca con una marca en el centro sin planchar como si le hubieran quitado la alarma en la tienda en ese momento, como tampoco que no se haya depilado el pecho un poco en lugar de enseñar todos los pelos xD pero bueno, viva la naturalidad.)

Suerte Jon .-

Paso evolutivo

Si el animal que se encuentra meditando en lo alto al borde de una rama, ese que se encuentra pensando en un motivo que desconocemos o quizá protegiéndose de algo inexistente excepto en sus pensamientos, de repente despejase su rostro y hablase con razonamiento, sería un humano.

El paso evolutivo es tan simple desde un punto de vista social que la única diferencia importante consiste en la capacidad de la inteligencia. El cómo llegamos de estar al borde de una rama y mucho tiempo después aterrizar en la tierra, tiene su explicación en el entorno y la necesidad de sacarle partido para hacer de nuestra vida un lugar más cómodo y sencillo.

The Wolf Whistling Song “Ringo Hiyori” por Rocky Chack

Quien no ha dedicado una gran parte de su tiempo entre amigos comentando esas antiguas melodías de los dibujos animados de nuestra infancia, tarareando las canciones que logran sacarnos una sonrisa, muchos recuerdos y las ganas de volver atrás en el tiempo de vez en cuando.

Con esta canción, opening del anime Spice & Wolf, este ritmo endiabladamente adictivo del silbido del lobo que tanto recuerda a esa Vuelta al Mundo en 80 días, he conseguido volver a sentir aquellos momentos una vez más.

Seven apples on the witch’s tree
With seven seeds to plant inside of me
In springtime i grew a magic song
Then skipping along, i sang the song to everyone

I look at the world through apple eyes
And cut myself a slice of sunshine pie
I danced with the peanut butterflies
Till time went and told me, to say hello but wave goodbye

A thousand sugar stars
Oh put them in a jar
And we’ll whistle round the world
Oh we’ll whistle round the world
I’m a little wolf inside a girl, you say
And off i go from june to may
Oh, whistling round the world

I met a golden swan upon the road
Who was handsome prince so i was told
I asked it the way to yesterday
Then i was a sailor, and through the day i sailed away

Bluebird seas i sailed
With mermaids riding whales
Oh whistle round the world
Oh whistle round the world
I’m a little wolf inside a girl, you say
And off i go down wonder way
Oh whistling round the world

Through apple eyes
Oh there are, rose-colored sky~lines
Where flying silver spoons
Eat melting marmalade moons

Through apple eyes
I see for, millions of miles
The sun’s a diamond shining
In the night-time of a summer day

A thousand sugar stars
Oh put them in a jar
And we’ll whistle round the world
Oh whistle round the world
I’m a little wolf inside a girl, you say
And off i go (i cannot stay)
Oh whistling round the world
Let’s whistle round the world
Whistling round the world
Whistling round the world

Las cometas

Era uno de los juguetes que más me fascinaba, durante los veranos que iba a la playa me quedaba mirando cómo surcaban el cielo sin comprender el mecanismo que mantenía una cuerda y la cometa en perpendicular al cielo. Sin embargo, nunca tuve una cometa.

Las cometas son artefactos que vuelan por la fuerza del viento. Las hay de muchas formas, incluso alrededor del mundo hay infinidades de concursos para ver cuál es la cometa más bonita y la que mejor vuela, sobre todo en China, donde son muy populares como juego de niños y no tan niños.

Vamos a aprender a hacer una cometa y echarla después a volar en lugares donde haya ráfagas de viento, como descampados o la playa por ejemplo.

Estos son los materiales que vamos a necesitar:

– Hilo blanco

– Papel de seda

– Tijeras

– Un cuchillo

– Pegamento

– 2 varillas de bambú o de otra madera que sea ligera

Las dos varillas de bambú o de madera más ligera (para que no caiga por el peso) deben ser de la misma longitud. Las cortaremos con un cuchillo afilado (pide la ayuda de un mayor para hacerlo) para no astillarlas. Con las varillas haremos la forma de una cruz y las ataremos muy firmemente con varios nudos en la intersección.

En las partes laterales de la caña de bambú que queda puesta horizontalmente en la cruz y a una distancia igual a cada lado partiendo desde el centro, ataremos dos tiras de hilo.

Ahora con mucho cuidado debemos atar estos dos trozos de hilo a una distancia del centro como si quisiésemos hacer un triángulo equilátero. Desde ese nudo atamos el resto del hilo blanco que debe tener una longitud mínima de 5 metros de largo, que es el hilo que cogerás para echarla a volar.

Recortaremos el papel de seda de forma que hagamos un rombo que cubra las varillas de extremo a extremo y lo pegaremos a estas adhiriéndolo con pegamento que previamente habremos distribuído a lo largo de cada varilla por la parte en la que lo vamos a pegar.

Con lo que nos sobra del papel de seda, recortamos una tira que hará de la cola de la cometa y la pegamos al extremo inferior de la varilla vertical.

¡Y ya tenemos nuestra cometa lista!

Las cometas se echan a volar con ayuda, mientras otra persona agarra la cometa en posición vertical alejada del suelo, tú que tienes el hilo, echas a correr y la otra persona debe soltar la cometa antes de sentir el tirón del hilo. Cuanto más largo sea el hilo una vez echada a volar, más alto volará.

Las cometas nacieron en la antigua China, en el año 1,200 a.C. y se utilizaban al principio como señalización militar. En esas cometas iban mensajes que se podían leer a distancia, servía pues para comunicarse. En el siglo XII los niños ya jugaban con cometas, las cuales han evolucionado mucho, obteniendo diversas formas, colores y utilidades. Por ejemplo, las cometas se usan en la medición atmosférica. Incluso Benjamin Franklin se basó en una cometa para inventar el pararrayos.

-> Muchas más cosas divertidas en mi blog El libro de Petete.

Vega | La verdad ft. Elena Gadel

Han pasado ya muchos, ocho años desde que la chica del casting con su guitarra, su voz y sus canciones, conseguía gala a gala hacerse un hueco en mi corazón, conquistando mis sentidos musicales. Su derrota igualada supuso un duro camino en el que puse ese granito de arena que le ayudó a conseguir su sueño y que comenzó con un disco cargado de sentimientos y buenas intenciones, senda que aún hoy sigue adelante después de tanto tiempo.

De ese disco, ‘India’, nacía este single a duo con una de sus compañeras de academia, Elena Gadel, una canción con un estribillo que estuve cantando hasta la saciedad, mi única sustituta válida para la marcha de ella baila sola.

Los postes que pasan

Cuando era pequeño, ante los interminables viajes que te impedían leer o mantener la vista fija, eran muchos los juegos que se me ocurrían mientras no paraba quieto de un lado al otro del coche en la parte trasera y colándome entre los dos asientos delanteros para comentar algo que había visto.

Uno de esos juegos tontos que con el tiempo me llevaban a un profundo estado de somnolencia era contar los postes telefónicos del campo mientras apoyaba la cabeza contra el cristal. Entre poste y poste mis ojos seguían detenida y pausadamente toda la longitud del cable, partiendo de lo alto, bajaba suavemente para volver a terminar en lo alto de otro poste, así en un ciclo ininterrumpido.

fotografía: License All rights reserved by Joxelino

Angel Beats!

Necesitaba encontrar una serie corta, de unos 12 episodios, que pudiera ver tranquilamente durante las vacaciones antes de ir a dormir. Hay tantas series de anime por ver que hay que buscar hueco donde se pueda. Así llegué hasta una de ellas, 13 episodios, que había seguido de cerca sin conocer el argumento. Semana a semana los fansub colgaban su tremenda y elogiable labor y nos traían esta pequeña gran historia.

Opening

Ending

Lo primero que quedará en la mente de todos aquellos que vean esta serie hasta el final es un sabor a PERDIDOS ya que su totalidad (no seguir leyendo si no se han visto ambas) puede resumirse de muchas formas, pero nada tan acertado como la palabra “redención”. El llegar a un lugar en el que tus recuerdos han desaparecido y es a través de las vivencias, en esa especie de purgatorio, donde los recuperas, conviviendo con los demás en la misma situación. Darse cuenta de que el lugar al que has llegado es una especie de paso intermedio entre tu muerte y una vida eterna más allá, sea cual sea, un lugar en el que te queda algo por cumplir, un lugar en el que todos llegan para darse cuenta y poder realizar aquello que en vida les quedó por cumplir.

Angel Beats! es como sacar la sexta temporada de LOST y hacer una historia aparte con personajes bien definidos, cada uno con una historia propia que encaja a la perfección, con un pasado, un presente y una meta por cumplir. La historia comienza con el personaje principal, Otonashi, que de repente cae en ese “purgatorio” y se encuentra en el instituto conociendo a otros personajes que jamás había visto. En su ánimo por descubrir qué está sucediendo, se acerca a Kanade, una chica a la que llaman Angel, presidenta del Consejo Estudiantil, que le hace descubrir que en ese mundo no puede morir.

En Angel Beats! no hay personajes intocables y auqnue haya dos claros protagonistas, todos tienen una importancia. No hay un guión medido en el que esté estudiado que en cada episodio debamos conocer la historia de un personaje, de hecho nos quedaremos sin conocer la historia de muchos de ellos, lo que parecía en principio el mal, de repente cambia y da un giro inesperado para volver a cambiar de nuevo en un argumento admirable. Algo que se debe tener presente al ver este anime es que no puedes saber nunca lo que va a suceder, puedes intuir el final y seguramente no irás desencaminado, sobre todo una vez visualizados el episodio 9 y 10 (con los que seguramente más de uno necesitará algún clinex), pero el desarrollo es memorable por la cantidad de variables presentes. No hay un momento de tranquilidad emocional y una vez acabado cada episodio querremos irresistiblemente ver otro.

La serie parece lanzar un mensaje muy claro, que combina a la perfección con la citada serie de J.J Abrams cuyo final fue semejante. Nuestro final es la muerte, tarde o temprano, unos son capaces de afrontarla antes que otros y logran despojarse de todo lo que les mantenía en el punto intermedio, mientras que otros deben aún cumplir aquello que les mantenía atados para liberarse de todas las ataduras, logrando por fin la paz eterna. Mientras tanto nuestra vida física ha sido un viaje memorable de recuerdos enlazados, irrepetibles y maravillosos que alguien volverá a sentir y disfrutar en un ciclo ininterrumido en algún lugar del mundo conocido.

El momento más emotivo: Yui y Otonashi, la despedida (1×10)

Star Trek alcanza España

Durante el paseo por la exposición se pueden admirar localizaciones de la segunda serie de televisión, ‘Star Trek: La Nueva Generación’ en sus siete temporadas, la Reina Borg, bustos de los personajes principales, arte conceptual, hasta una siklla de navegación Klingon, posters y modelos de los personajes. Es la primera vez en España que se puede disfrutar de una ocasión tan especial que abrió sus puertas el pasado 22 de julio al 30 de agosto en Valencia y que las cerrará el 22 de febrero de 2011 en España. Tras esta fecha, otras ciudades europeas recibirán este privilegio que por primera vez se pone a nuestro alcance.

-> seguir leyendo

Sobrenatural, de la serie al anime

Madhouse, la compañía encargada de proyectos tan ambiciosos como ‘Death Note’, ‘Paprika’ o ‘Vampire hunter’, se alía con la Warner para adaptar al anime las dos primeras temporadas de la serie protagonizada por los hermanos Sam y Dean Winchester (Jared Padalecki y Jensen Ackles), ‘Sobrenatural‘. Ya se puede visitar la página web dedicada a la serie original y al anime.

-> seguir leyendo

Crowded beach, peaceful beach

Año tras año la misma imagen. Playas abarrotadas de gente. Aquellos que esperan impacientes a que se abra la veda para plantar una sombrilla en primera línea impidiendo a los demás disfrutar de las vistas.

¿Es esta la imagen idílica de una playa paradisíaca que todos tenemos en mente al ir de vacaciones? ¿Merece la pena recorrer tantos kilómetros para encontrarse con un lugar que parece el metro en hora punta y cuya mejor vista es el sombrero de la mujer mayor que tienes enfrente o el respaldo de una silla?

Mucha gente ha infectado con sus sillas, sombrillas y una gran dosis de egoismo el típico lugar de vacaciones al que antes se iba con una toalla y lo puesto. Por suerte, los que gustan de disfrutar de la naturaleza, saben dónde buscar un lugar apartado de toda esta basura.

Buscando la compañía

Todos los perros y sobre todo los cachorros, enseguida responden a una llamada, un silbido, una palmada, un grito, cualquier gesto que implique un movimiento por el que se puedan sentir atraídos, como si en todo momento intentasen refugiarse en la compañía y acercarse con confianza a esa mano que se les tiende.

Todo se transforma

Hay un lugar en la casa, verano, mucho calor. Me recuerdo abriendo un sobre, sacando aquella cinta, metiéndola en el radiocasete portátil y mirando al infinito, dejarme llevar por el descubrimiento de los sentidos, por sus melodías… el lugar donde de repente, todo se transforma.

Campamento para niños con diabetes en el Castillo de San Servando en Toledo, XX Colonia

La colonia XX formada por 70 niños y niñas diabéticos, entre los que se encontraba mi sobrino Rubén (el que está más a la derecha en la foto junto a tres de los responsables), se asentó el pasado 19 de julio durante una semana en el Castillo de San Servando en Toledo, que sirvió como escenario para la acampada tradicional que se viene realizando desde hace dos décadas.

-> Vídeo de la noticia

Hasta la fecha ya son más de 1,200 niños los que han disfrutado de esta experiencia cuyo valor principal reside en dos funciones primordiales, enseñar a los niños a llevar una vida cotidiana implementando sus pruebas diarias y vigilando su alimentación y lo más importante, hacerles ver que no son los únicos niños que deben hacer frente a esta enfermedad.

Entre los directores de este campamento, además de algunos cargos en cuestiones de Familia y Juventud, fue importantísima la presencia del ahora endocrinólogo José López, ya que él mismo de pequeño estuvo en la primera promoción de esta iniciativa y eso le llevó a ejercer de lo que hoy es, médico. Nadie mejor que él para aconsejar y saber lo que se siente en esta colonia.

Mi sobrino aún no entiende que el lugar al que ha ido es bastante especial y espero que algún día sepa valorarlo, aunque para él, que era la primera vez que salía fuera de casa solo tanto tiempo, ha sido una pequeña aventurilla sin más consecuencias, echando de menos en todo momento a su madre.

Todos los niños tuvieron que hacer frente a un examen final para valorar los conocimientos adquiridos y Rubén fue valorado como uno de los mejores, su conocimiento de la enfermedad, de las pruebas a seguir, la dosis de insulina a inyectar, la nutrición, ha sido muy bien inculcado por mi hermana, que en todo momento supo coger al toro por los cuernos y llevar adelante a dos niños aleccionándoles sobre lo que tenían frente a sí de una forma tan natural que aquellos primeros días en que todos estábamos bastante tristes, han pasado a un segundo o tercer plano, tras comprobar que la vida que llevan  sigue igual y no ha cambiado en nada.