Momento Coke

Nunca he sido asiduo a la cola, por eso de la cafeína, pero este verano redescubrí el sabor, ese que se acentúa cuanto más fría está, cuanto más sed tienes. Un vaso, unos hielos, verterla dentro mientras se forma la espuma, respirar las chispas que salen del vaso y probar un primer sorbo.

Ahora hace frío, pero da igual, ya sin cafeína y light, la sensación es exactamente la misma. Un placer del día.

Misteriosos mensajes en polaco

Recibes una llamada conun número extraño, descuelgas y escuchas “allo, allo”, parece francés y dices “sí?, si?”, no hay forma de entenderse y se termina colgando. Apuntas el código que aparece después del símbolo + en llamadas internacionales y descubres que nada de francés, sino polaco. Una confusión sin importancia, bueno, para el que hace la llamada algo le ha costado, seguro.

Unos días después tras encender el móvil dos mensajes seguidos inundan la bandeja de entrada, los abres y te encuentras con palabras incomprensibles. Relacionas una cosa y otra y un buen traductor de polaco a español hace el resto del trabajo:

JAK COS TO BEDE ZA JAKAS GODZINE, BO IDE JESZCZE BIEGAC (Como algo que será de una hora, porque la idea sigue corriendo)

NO MYSLE, ZE TAK KOLO 21 BEDE SIE ZBIERAL (no creo que la rueda de 21 así que voy a seguir adelante)

Parece que el idioma también tiene comas, nunca está de más aprender, auqnue sea por casualidad.

Vero Double V y Guille Thomson envuelven en emoción el plató de Tú Sí Que Vales

Parecía que no llegaba, pero al final llegó. Acostumbrado a intensas ediciones anteriores de Tú Sí Que Vales en que siempre tenía una actuación favorita, la seriedad del jurado en esta nueva entrega unida a actuaciones pasables donde nadie llegaba a destacar para mi gusto, por dedicarse a mostrar una habilidad sin darle rienda suelta a la imaginación, no esperaba encontrar ya a aquellos que me emocionasen hasta el punto de volver a escribir una nueva entrada sobre el programa (con las que habré escrito ehace un tiempo y las carcajadas y lágrimas que nos han llegado a sacar).

Enlace al vídeo de la actuación

Ayer el plató de Tú Sí Que Vales se inundaba de arte en una de sus semanas más complicadas por el gran nivel de sus participantes, pero sin duda se envolvió de emoción con la actuación de Vero Doble V y un sensible Guille Thomson que reflejó en sus lágrimas el duro trabajo y todos los momentos que ha vivido para llegar al reconocimiento o al simple hecho de disfrutar de algo bien hecho y que los demás lo vean.

Vídeo promocional Vero García Valiente

Vero Double V y Guille Thomson en gala benéfica

Una flauta y una marioneta con vida propia, tocar y bailar, dos habilidades que de repente se combinaron para ofrecernos un espectáculo, algo nuevo, digno, inolvidable, de una exquisitez que deja sin palabras, que te deja embelesado y con la boca abierta frente al televisor y hace que el mundo pare a tu alrededor como si nada más existiese.

Ni tinta ni papel

No hace falta que diga que la tecnología avanza a pasos agigantados, pero hay cosas que por mucho que se empeñen, jamás podrán sustituir las sensaciones que ya conocemos.

No digo que para alguien nuevo en la materia no pueda convencerle que en lugar de leer un libro pasándo páginas de papel, le resulte más atractivo hacerlo en un libro electrónico, incluso resulta curioso para los que adoran el tacto del pape, ni que les resulte atractivo dibujar sobre una superficie que refleja los movimientos en la pantalla de un ordenador o un televisor, dejando de lado las pinturas, ceras, lapiceros, témperas, brochas y lienzos. Es una buena forma de reducir considerablemente el gasto innecesario de papel y materiales, pero las sensaciones no son las mismas.

El tacto de una cera sintiendo el completo y total movimiento de la misma al contacto con el papel, poder agarrar un lapicero y ponerlo con la punta de lado para aplicar sombras, mezclar colores con el pincel, mojarlo y pasarlo por el lienzo… no es comparable a agarrar un bolígrafo y dibujar sobre una superficie metálica sin esa precisión, sin esa libertad, donde los colores ya vienen mezclados, donde la sensibilidad nunca es la misma, donde a pesar de poder salir grandes obras de arte, el resultado final no es el logro, sino el sentido de su propio desarrollo, sintiénd la creación.

La muerte tiene un precio

La vida es como una extensa o corta cuerda llena de nudos, de partes cortadas o deshilachadas, de zonas tensas y sueltas. No es recta, perfecta y lineal. A medida que se va construyendo surgen imprefecciones que pasan de largo, pero que siguen en ella y cuando se llega al final, la cuerda cae entera, con todas sus imperfecciones, con todos sus nudos y entonces, endeble, es recogida por otros que no desean olvidar y que quieren que repose en un lugar especial. Y de esos sentimientos surge un precio, que ni con el descanso eterno se repara.

Reducción de gasto de papel… selectiva, según Nintendo

Antes de comenzar esta queja pública ante tanta incongruencia, vaya por delante que soy un usuario habitual de Nintendo, con mi Wii, mi Nintendo 3DS y demás, pero no pueden tomarnos el pelo de esta manera y menos pretender ir de salvadores del medio ambiente.

Hace escasos días y debido al lanzamiento del juego Super Mario 3D Land, la compañía Nintendo ya avisó que el juego no tendría manual físico para ahorrar en gasto en papel y así contribuir al medio ambiente. En su lugar y como podéis ver en la imagen, el único manual que hay consiste en un folleto en dos idiomas explicando los movimientos básicos del fontanero más famoso de todos los tiempos. Por supuesto que cualquier persona estaría a favor de dichos manuales y a la contribución al medio ambiente y su preservación… si no fuera porque dentro de la caja uno descubre con pavor cómo la compañía sigue malgastando papel en folletos extensísimos sobre precauciones, conexiones wifi que ya nos sabemos hasta la saciedad porque vienen en todos los juegos y garantías inservibles, menos aún los folletos de publicidad como podeis ver también en las imágenes. ¿Y si todas esas páginas inservibles que hacen bulto las hubieran empleado en servirnos un manual decente?

En cifras, mientras que el manual físico del juego tiene 4 hojas, dentro de la misma caja se encuentra el manual de Información Importante (importantísima) de 12 hojas además de un folleto de 6 hojas con publicidad por no hablar de las 3 hojas para explicar en cuarenta idiomas diferentes lo que es el Club Nintendo. Un total de 21 hojas malgastadas que esas no se las han ahorrado en gasto de papel y que no contribuyen a nada.

La cosa no queda ahí. Mismo día del lanzamiento del juego de Super Mario, llega el pack de edición limitada de Zelda Skyward Sword, de la misma compañía. ¿Y qué nos encontramos? Pues qué mejor que una imagen para demostrarlo, la que encabeza este artículo. Dos partes de manual y más manual desplegable para utilizar un mando de la consola y el propio manual del juego ¡¡en 8 idiomas diferentes!! cuando el manual en español no ocupa más de 10 páginas.

Cuando uno está acostumbrado a respetar el medio ambiente y se encuentra con cosas como esta, de compañías que intentan quedar de salvadores del mundo por una parte mientras por otra no escatiman en gastos, no encuentra explicación, y aunque la hubiera, no justifica las incoherencias que se cometen.

Empresas como Electronic Arts o Ubisoft dijeron que eliminarían los manuales y así lo han hecho, incluyendo en sus juegos un pequeño folleto de dos páginas que explica cómo obtener el manual y controles básicos. En estos casos, guste o no guste para aquellos que prefieren el manual físico, al menos hay que aplaudirles, pero hasta cierto punto, ya que los gastos que se desprenden de la fabricación y traducción de un manual no se reflejan en ninguna parte y los juegos siguen costando lo mismo.

En definitiva, si se quiere contribuir al medio ambiente y eliminar los manuales de papel, que se eliminen por completo y se reduzca el precio final del producto, pero que no parezca que en realidad se quieren ahorrar gastos de fabricación vendiéndonos el producto al mismo precio y sacando dinero a costa de quedar como una empresa muy ecológica.