Mi otro cincuenta por ciento

324074_479464885428556_457628143_o

Éramos él y yo y cada uno a su vez la sombra del otro, durante más de trece años moviéndonos a la vez, mi nombre no existía sin el suyo ni el suyo sin el mío y un día me quedé sin sombra.

El pequeño ser de pelo rojizo y orejas largas que se movía al lado de mis pies, burro como él solo, amante de las causas imposibles. No puedo evitar recordar el hoy de hace doce años, cuando los dos nos quedamos dormidos en el sofá y despertando en el amanecer de un nuevo siglo o ese día de enero de la mayor nevada en la ciudad y su cara al ver todo el paisaje blanco, un paseo inolvidable de nuestra corta pero intensa historia.

324091_479464958761882_1944087154_o

Mi cincuenta por ciento está aquí, mi otro cincuenta por ciento se encuentra dividido, entre los paisajes que recorrieron sus pies, en los yogures que se acaban con el sonido característico de la cuchara, en el tintineo de una correa, en la manta que cubre mi cama, en el recorte del mueble de la cocina a cuyo pie descansaban su agua y su comida.

Un día me di cuenta de que las cosas no son eternas y me arrepentí el no haberlas aprovechado más cuando vivían, aún si lo hice, porque nunca parece suficiente cuando el tiempo se acaba.

Mi cincuenta por ciento

yop2

Hace algunos años cogí uno de estos discos que regalaban con una revista científica, uno que te ayudaba a hacerte tu propia carta astral en función del día en que naciste. Sé que cada una de las palabras, cada párrafo inconexo, a pesar de ser tan genérico, daba en el clavo en su genérico modo.

Acuario, un poco desordenado pero con la mente muy ordenada, tremendamente imaginativo y creativo, lleno de ideas, amante de la literatura y las artes, amante de la naturaleza y los animales, un poco burro cuando la mente se fija en un objetivo, demasiado perfeccionista, sexualmente muy activo, algo que hace que no tenga pareja estable, capacidad y habilidades para las relaciones sociales, un sentido de la justicia tan acentuado como el de los héroes de comic, los amigos son una parte esencial en mi vida…

La mesa desde la que escribo está desordenada y lleva así algún tiempo, parte de la ropa que me voy a poner descansa sobre la silla de la habitación, tengo una carpeta llena de relatos, algunos han visto la luz y otros son hojas llenas de ideas y cuando creo algo, soy capaz de decidir si vale mucho o si es una mierda y aunque parezca perfecto, mi mente nunca descansa para cambiarlo. Soy de los que nunca se casará, de los que se cansa fácilmente de una relación en pareja, nunca la he tenido, no me gustan las ataduras, quiero libertad para acostarme con quien quiera y me encanta disfrutar del sexo con una persona que me atraiga. Cualquier injusticia me hierve la sangre y a mi manera perseguiré la forma de conseguir que todo cambie, no siempre lo consigo, pero otras muchas sí. Conocí tarde a mis amigos, pero en cuanto los tuve delante supe que eran ellos y lo seguirán siendo, hay algo especial que nos une, invisible. Soy alérgico a las gramíneas y aún así no me importa que los síntomas regresen si con ello puedo disfrutar de la naturaleza sin prisas. Le tuve a él, mi otro cincuenta por ciento, tan importante en mi vida que esto lleva su nombre.

Polar Express

polar express

“Los trenes son maravillosos. Es importante saber a dónde van, pero lo más importante es decidirse a subir a ellos”

Sí, es una película para ver en nochebuena, justo en esos instantes en que la bandeja con los mazapanes y los polvorones descansa sobre la mesa con un paño encima, después de cenar, antes de que llegue el sueño, cuando la ilusión está a punto de caramelo.

Aunque ya tiene unos cuantos años encima, ayer la vi por primera vez, no fue en nochebuena y eso le restó ese poquito de magia, pero no importó. Polar Express encierra en su interior una moraleja eterna, con la que crecemos cada uno de nosotros, ese niño interior que con los años se va perdiendo en algún lugar, que sin darnos cuenta dejamos olvidado y no sabemos dónde.

Y aunque no sepamos dónde, sucede en algún momento, ese momento crucial en que frente a nuestros ojos pasa un tren, una oportunidad para ir hacia algún lugar, para confiar en su destino, del que bueno o malo, siempre se aprende. Está entonces, justo en ese instante, justo en ese momento, la decisión de dejar que nos lleve a otro mundo con otras historias. Sólo hay que desear subirse a él e iniciar la aventura.

Olas en la noche

olas de mar

Me encanta el mar, mi sueño principal se reduce a contemplarlo, a vivir cerca de él, a poder pasear con los pies descalzos por la arena, cuando amanece, cuando cae el sol, con la compañía de mi otra mitad que se fue. Espero algún día poder unir esa mitad y mi sueño, porque parece que cuando uno llega lo otro se va.

El sonido de las olas del mar son mi terapia, esa que consigue calmarme, por eso hoy no regalo ni pasteles ni serpentinas, ni deseos de paz, ni la blanca nieve. Regalo el sonido que me calma, regalo olas de mar.

Bajo las estrellas

guerra

Qué fue de aquellas noches en que acordábamos mirar a la Luna a una determinada hora, para que por mucha distancia que hubiera, nada nos impidiera estar juntos. Nuestro objeto común a miles de kilómetros de distancia fuera del planeta, pequeñitos nosotros, amigos, en un planeta perdido en la galaxia, mientras nuestros ojos se entrecierran, parpadean, mientras los copos de nieve acarician las pestañas.

Bajo las estrellas, millones de seres pequeñitos viven sus historias, de amor y de guerra, entre el amor y la guerra. Pero ese cielo enorme e infinito, qué tiene con sus chispas de color salpicándolo a placer, para desproveernos de una parte y dejar volar la otra a cualquier lugar, libre, fuera de todo amor, fuera de toda guerra.

La fábrica de los sueños

sueños

Los sueños están hechos de manecillas que viajan lentamente alrededor de un reloj gigante de polvo de estrellas, de burbujas que encierran los recuerdos de nuestros seres queridos, entre las que elegimos al azar, sin querer, para que despierten y nos lleven al lugar donde fuimos felices.

Los sueños están hechos de cosas grandes que se hacen pequeñas al acercarse hasta que desaparecen, de castillos con espejos brillantes que marcan una fina línea entre el sueño y la realidad.

Alguien llega y se acerca, gigante, en tu sueño, de repente se va haciendo más y más pequeño hasta que su cara roza la tuya.

Cruzas el espejo y te das cuenta de que los sueños están hechos de manecillas que viajan alrededor de un reloj gigante de luces en la noche, de burbujas de un mar sin calma que encierra los recuerdos de aquellos seres queridos que despiertan en tu mente y te llevan a esos lugares en los que fuiste feliz.

Los sueños están hechos de cosas pequeñas que se hacen grandes al acercarse, hasta que desaparecen en su inmensidad, de un mundo con espejos brillantes que marcan una fina línea entre la realidad y el sueño. Poco a poco tus ojos se van cerrando y cruzan de nuevo hacia esa otra fábrica de sueños.

fotografía de artabricus

13.0.0.0.1

21 de diciembre de 2012, el fin del decimotercer baktún, el principio de un nuevo ciclo

maya4

La brocha de un antropólogo, de un arqueólo o la de un paleontólogo va dejando al descubierto la osamenta humana, los utensilios más comunes, también los más extraños y los huesos de aquellos seres gigantes que un día poblaron La Tierra. No puedo evitar pensar en el día en que la humanidad desaparezca. Ahora somos nosotros los que desenterramos cuerpos y las historias que les acompañan, imaginamos sus rostros, desvelamos sus misterios, lo que ese día comieron por última vez, cómo caminaban, cómo cazaban, cómo se comportaban, sus miedos, sus deseos, su cultura, todo basado en una completísima historia convertida en puzle y cubierta por un manto de tierra.

Y el día en que todo acabase, cuando pasasen miles de años, cuando en lugar de ocupar la parte en la superficie seamos aquellos que están enterrados, si otros seres nos descubriesen, intentarían imaginar nuestras vidas, nuestros últimos momentos, nuestra última comida, lo que pensábamos.

El día de ayer, el día de hoy, es como celebrar una nochevieja y un año nuevo pero más a lo grande, a través de un calendario que nunca se repite, el de la cuenta larga que se empleó en la época precolombina y que comienza a contar desde el 11 de agosto del año 3114 a.C.lo que se corresponde en números arábigos con el 0.0.0.0.0. o lo que es lo mismo, el primer día del primer baktún.

Ayer 20 de diciembre de 2012 llevando esa misma cuenta, estábamos en el último día del decimotercer baktún, que se corresponde con el 12.19.19.17.19 y hoy 21 de diciembre de 2012 se celebra el inicio de un nuevo ciclo, el del decimocuarto baktún, que se corresponde con el 13.0.0.0.0. Lo podemos ver en la siguiente representación, con los glifos que se utilizaban para representar los días y que son los que aparecen dibujados en las piedras y los códices. Los números eran representados mediante puntos y líneas.

Maya maya3

La cuenta larga está basada en el sistema decimal de base 20, así, si quisiéramos representar el número 25 a partir de la fecha de la cuenta larga, lo representaríamos como el 0.0.0.1.5. Sin embargo la cuenta no es tan simple, ya que a partir del siguiente periodo, la cuenta era de 18 unidades cada 20 días, con lo que la numeración 0.0.1.0.0 en lugar de corresponderse con el día 400 se correspondería con el 360.

A los días les llamaban kin, a los periodos de 20 días les lllamaban uinal, 18 uinal se correspondían con un tun, 20 tun equivalían a un katún y 20 katún formaban un baktún, es decir, 144,000 días. Esto refleja que hoy celebraríamos el día 1,872,000 desde que comenzó la cuenta. Así tendríamos 13 baktún. 0 katun. 0 tun. 0 uinal. 0 kin. Mañana sumaríamos un nuevo kin a la cuenta.

El calendario maya

Los periodos no acaban aquí, ya que varios baktún daban lugar a otro nombre y en muchas inscripciones mayas, la cuenta continúa haciendo referencia a determinados días adentrándose en fechas pasadas y futuras. Por lo tanto hoy no es ni mucho menos un día de destrucción, sino de celebración, el final de una cuenta para comenzar con otra, algo así como en el calendario civil cuando pasamos de 1999 a 2000, un clima de expectación, pero nada más allá de una celebración especial relacionada con los números.

Hoy los glifos hablan por sí solos desde los ecos del pasado remoto, traduciéndose este 21 de diciembre de la siguiente forma:

13 baktunes, 0 katunes, 0 tunes, 0 uinales, 0 kines, 4 ahau, 8 cumkú. Se manifestó la imagen, se colocaron las tres piedras. Plantaron la piedra el dios Remero Jaguar y el dios Remero Espina de Mantarraya. Esto ocurrió en el primer-cinco-cielo: la piedra del trono de jaguar, plantó la piedra el dios Negro-Primer Rojo. Esto ocurrió en el lugar de la Tierra, la piedra del trono de serpiente y entonces ocurrió que puso la primera piedra el dios Na Itzamhi, la piedra del trono del lirio acuático. Esto ocurrió en el cielo acostado, el primer lugar de las tres piedras. Se completaron 13 baktunes. Esa fue su acción, Señor del Cielo Elevado.

13.0.0.0.0

Especial EL FIN DEL MUNDO, 21 de diciembre de 2012: La banda sonora del fin del mundo

final

Seguro que si supiéramos con toda certeza que el de mañana sería el último de nuestros días, viviríamos la vida como nunca antes, nadie iría a trabajar, algunos se quedarían con sus familias, otros viajarían por última vez a un lugar recóndito del mundo en el que perderse, otros cumplirían sus sueños. No está de más pensar de vez en cuando o que ocurran estas cosas para darnos cuenta de que cada día en nuestras vidas es como una rutina, a veces impuesta por la necesidad. El ser humano es esclavo de muchas cosas y no aprovechamos cada segundo para disfrutar al máximo como deberíamos hacerlo.

Es el momento ideal para disfrutar de la creación del ser humano, de algo que comienza en nuestras vidas como una banda sonora, nuestro propio llanto, y que poco a poco va tomando forma con otras melodías, nuestras, de aquellas con las que nos cruzamos o de las que llegan por casualidad. La música acompaña al hombre desde la creación, de una forma u otra, siempre presente.

No voy a pronunciar más palabras, es el momento de sentarse y escuchar esta banda sonora. Reconozco que algunos cortes me gustan más que otros, pero escucharlo de principio a fin es una delicia, como un último dulce que saborear, por lo que pueda pasar. Y a esta banda sonora he agregado al final mi corte particular, mi aporte, uno de los que no podría faltar en los últimos instantes. Porque si ese momento llegase, me gustaría que alguien me estuviera esperando al otro lado, donde quiera que sea. Dale al play.

1. “Highway to Hell” – AC/DC


2. “Carmina Burana: O fortuna” – Opera


3. “My Way” – Frank Sinatra


4. “The Final Countdown” – Europe


5. “I Don’t Want to Miss A Thing” – Aerosmith


6. “Viva la Vida” – Coldplay


7. “Lux Aeterna: Requiem for a Dream” – OST


8. “It’s the End of the World As We Know It” – R.E.M.


9. “Born to Die” – Lana del Rey


10. “Última noche en la tierra” – La musicalité


11. “The End” – The Doors


12. “The Show Must Go On” – Queen


13. “Apocalypse Please” – Muse


14. “It’s My Life” – Bon Jovi

Es hora de marchar…

15. Move On “BSO Lost – Michael Giaccino”

Preguntas que se quedarán sin respuesta

questions

La verdad que lo más difícil de afrontar ahora que llegamos a estas horas finales del mundo conocido, es la cantidad de enigmas que se quedarán sin resolver en nuestras vidas. ¿Qué hubiera sido de mí si…? ¿Cómo acabará Dexter? Por lo menos nos llevamos a la tumba el final de Lost y Mujeres Desesperadas ¿Por qué pregunto por el telefonillo “¿quién es? si siempre recibo la misma respuesta: “soy yo” y encima no puedo seguir preguntando “qué vienes a buscar” para que me digan “a ti” y pueda decir “ya es tarde” y me cuestionen “por qué”?

Aquí está una pequeña muestra de preguntas que se quedarán sin respuesta, aunque pensándolo bien, si la vida sigue más allá del 21 de diciembre de 2012, no sé si la tendrán algún día.

¿Por qué siempre preguntas en los locales ¿disculpe, dónde está el baño? si siempre está al fondo a la derecha?

En Francia, si alguien quiere tostadas francesas, ¿pide tostadas francesas o sólo pide tostadas?

¿Por qué los kamikazes llevaban casco?

¿Qué clase de sustancia psicotrópica toman los enanitos de Blancanieves para que después de 12 horas de trabajo salgan de la mina cantando y silbando?

¿Por qué las lunas de otros planetas tienen nombre, pero la nuestra se llama luna?

¿Por qué abrimos la boca cada vez que miramos al techo?

¿Por dónde le entra el agua a los cocos?

¿Qué hay que hacer si uno ve un animal en peligro de extinción comiendo una planta en peligro de extinción?

Si los caballos sufren la peste equina y los cerdos la peste porcina, ¿por qué el hombre sufre enfermedades patológicas?

¿A qué árbol pertenece el fruto del trabajo?

¿Por qué siempre a la tercera va la vencida? ¿Por qué no a la segunda? ¿O la cuarta?

Cuando un jugador se va por la banda, ¿el portero se va por los mariachis?

Cuando llueve el cielo está cubierto de nubes, entonces ¿cómo pasan las gotas a través del cielo?

Si los vegetarianos comen vegetales, ¿qué comen los humanitarios?

¿Debería cortarme las venas o dejármelas largas?

¿Dónde están los codos de una silla de brazos?

¿Adán y Eva tenían ombligo?

¿Por qué en las películas americanas nadie cierra el coche con llave?

Si los virus no tienen sexo ¿porque nos joden tanto?

Si los hombres son todos iguales, ¿por qué las mujeres eligen tanto?

¿Por qué los establecimientos abiertos las 24 horas tienen cerraduras?

¿Por qué el sol aclara el pelo, y sin embargo oscurece la piel?

¿Por qué para apagar Windows hay que ir al botón de Inicio?

Si el amor es ciego… ¿por qué la lencería es tan popular?

Cuando a uno lo sacan de sus casillas, ¿adónde va?

¿Los grupos heavy no deberían de grabar ‘discos duros’?

¿Por qué los relojes que tienen manecillas no tienen piececillos?

¿Por qué la cadena del tapón de la bañera siempre está rota?

El incesto entre hermanos gemelos, ¿es un acto de amor propio?

¿Es cierto que la verdad absoluta no existe?

¿Por qué cuando nos cuelgan el teléfono nos quedamos mirándolo como si él tuviera la culpa?

Si un policía arresta a un mimo, ¿debe decirle que tiene derecho a permanecer en silencio?

Si los fabricantes de carteles y pancartas hacen una huelga, ¿hay algo escrito en sus carteles?

En el caso de que haya más allá, ¿habrá menos acá?

Si una palabra está mal escrita en el diccionario, ¿cómo lo sabríamos?

Si homicidio es matar a un hombre, suicidio… ¿es matar a un suizo?

Cuando un abogado se vuelve loco, ¿pierde el juicio?

¿Un guirigay es un extranjero marica?

Si los sándwich de miga son simples porque tienen una capa de relleno, ¿los triples no deberían ser dobles?

¿Por qué cierran con llave los baños de las gasolineras, acaso tienen miedo de que la gente los limpie?

¿A qué huelen los pelos de la nariz?

Cuando un coche está circulando, ¿el aire dentro de las ruedas está girando?

¿Por qué las magdalenas se ponen duras y las galletas blandas?

¿Por qué cuando llueve levantamos los hombros? ¿Acaso nos mojamos menos?

¿Dónde está la otra mitad de Oriente Medio?

¿Qué cuentan las ovejas para poder dormir?

Cuando una mujer está encinta… ¿está también en compact?

¿Qué tiempo verbal es “no haber pasado”? ¿Preservativo imperfecto?

¿Por qué los apartamentos se llaman así si están todos juntos?

¿Por qué las ovejas no encogen cuando llueve y los jerséis de lana sí?

¿Por qué los aviones no están hechos del mismo material que la caja negra?

Cuando sale al mercado una nueva marca de comida para perros y con mejor sabor, ¿quién la prueba?

¿Por qué no hay comida para gatos con sabor a ratón?

Si nadar es tan sano y estiliza la figura, ¿por qué las focas están tan gordas?

¿Cómo sabemos si se apaga la luz de la nevera cuando la cerramos?

Cuando afirmo que soy un mentiroso, ¿estoy mintiendo?

¿Por qué nunca vemos esta noticia en un periódico: “Adivino gana la lotería”?

¿Por qué apretamos más fuerte los botones del mando a distancia cuando tiene pocas pilas?

¿Por qué se lavan las toallas? ¿No se supone que estamos limpios cuando las usamos?

¿Por qué puede estar la misma revista en el baño durante años y nos da igual?

¿Por qué bragas es plural y sujetador es singular?

Para reproducirse un disco ¿antes debe quedar encinta?

Si cárcel y prisión son sinónimos, ¿por qué no lo son carcelero y prisionero?

¿Por qué ‘separado’ se escribe todo junto y ‘todo junto’ se escribe separado?

¿Por qué cuando tienes que escribir tu contraseña sale con asteriscos si la estoy escribiendo yo?

¿Si las cortinas se corren, tienen orgasmos?

¿Porque se le llama día del trabajador al día que menos gente trabaja?

¿Por qué se esterilizan las agujas para las inyecciones letales?

Si nada se pega al teflón, ¿cómo lo pegaron a la sartén?

¿Por qué llamamos ‘bebida’ a la bebida, incluso antes de beberla?

Si estás en un callejón sin salida, ¿no se puede salir por la entrada?

¿Qué hora debería marcar el reloj de un astronauta cuando esta en la luna?

Si volar es tan seguro… ¿por qué se le llama al aeropuerto “Terminal”?

En mi estantería ya hay ‘Una vacante imprevista’

una vacante imprevista 5

Mientras paseaba en la noche por las calles más antiguas de la ciudad camino de mi destino, no dejaba de pensar cómo fue aquella primera vez. La primera vez no se me ocurrió otra cosa que, sin saberlo, entrar en una librería religiosa para pedir un libro que había enamorado ya a más de 13 millones de lectores en todo el mundo. De los dos o tres dependientes que me atendieron, tras preguntarse entre ellos y entrar un par de veces al almacén, ni lo conocían ni lo tenían. A la segunda librería hubo más suerte y el dependiente que me atendió, aunque no sabía exactamente sobre ese libro que le pedía, apareció bajo las escaleras enseñándome las dos portadas de los dos libros que habían salido hasta el momento. Fui uno de los primeros, antes de que se generase un fenómeno, antes de las películas. Aquel dependiente seguramente nunca se acordará de mí, pero yo sí, aunque por sus manos habrán pasados centenares, miles de libros ya vendidos de Harry Potter.

una vacante imprevista 2

una vacante imprevista 3

una vacante imprevista 4

La historia se vuelve a repetir, debe ser cosa del destino, o más bien como yo digo, de lo inevitable. Una dependienta de la sección de libros de una conocida cadena de hipermercados, me hace repetir el nombre del libro y la autora, algo que me sorprende, porque la pequeña diferencia esta vez es que la autora ya es conocida. No me queda otro remedio que hacer algo que quería evitar a toda costa, “la autora de Harry Potter”, pero tengo que hacerlo y me sonrío a mí mismo. Lo encuentra, pero cae en algo que sabía que caería, la fecha de puesta a la venta. Tras preguntar a su compañero y este a su supervisor (otra vez tres dependientes divagando), no me lo pueden vender hasta mañana, aunque me confiesan que ya lo tienen abajo en el almacén. Por un breve espacio de tiempo querían bajar a por él, pero no lo hacen.

A la segunda hay más suerte, entro en la librería que me consiguió la saga entera de La Torre Oscura y mientras llego al mostrador ya veo el libro de contorno amarillo y fondo rojo y se me hace la boca agua, ya está más cerca de mis manos para devorarlo. Sin andarse con tantos remilgos, la chica que me atiende le pregunta a otra si ya se puede vender y entre risas y muy simpática dice “véndeselo, a quién se lo va a contar a estas horas”. Mientras me lo cobra, me dice que se lo va a leer porque le gustó mucho Harry Potter, aunque no tenga nada que ver. Ya con mi libro en las manos debatimos los cinco, ellas dos y una pareja que allí había, y que descubren gracias a mí que J.K. Rowling ha sacado un nuevo libro (al final terminarán comprándoselo), brevemente sobre la tontería de respetar la venta de un libro un determinado día, de los tiempos de Harry Potter y cuando fijaban incluso una hora a pesar de tener los libros muertos de risa durante quince días en el almacén.

una vacante imprevista

Desde aquí dejo bien claro que respeto que ciertos productos tengan una fecha de salida, pero no lo comparto. Me encanta que se creen mini presentaciones para ponerlo a la venta, fiestas, y que el día de salida sea como una celebración especial, pero deberían también respetar a los que disfrutamos de la lectura sin necesidad de tanta pomposidad, porque no nos hace falta que nos metan un libro por los ojos, porque no formamos parte de esos compradores a los que cazar, porque queremos ese libro en cuanto el librero lo tiene en las manos, porque en mi estantería y en mi cabeza hay ‘Una vacante imprevista’ que rellenar.

Para los más fans, os daréis cuenta que el libro está dedicado para Neil, su pareja, a quien ya dedicase de forma compartida Harry Potter y el Misterio del Príncipe.

EUROVISION MÄLMO 2013 El Sueño de Morfeo elegido para representar a España

sueno_de_morfeo

Ya nos avisaron, esta vez RTVE pasa una vez más de selección y candidaturas en masa (y encima tendrán el valor de decir que para evitar conflictos, pues hacedlo bien coño! uy perdón). A dedito, como el año pasado, solo que el año pasado sorprendieron para bien y este año, después de una especie de requiebro entre esas dos amiguitas que protagonizaron un esperpento televisivo, que ahora lo presentas tú, que no que ahora tú, al final fue en el programa de Anne Igartiburu, la presentadora “oxidada”, donde se dio a conocer que los elegidos a dedo no serán otros que los componentes del grupo El Sueño de Morfeo, vamos, un grupo de actualidad y con una voz capaz de comerse un escenario de Eurovisión (con todos mis respetos a Raquel del Rosario, no se lo comió Pastora Soler con su vozarrón, se lo va a comer ella con su vocecita, pero esto nunca se sabe, es Europa, bueno, Europa y los países del este).

Por primera vez en seis años, España volverá a mandar un grupo a Eurovisión, uno de los pocos que hemos mandado al concurso a lo largo de nuestra historia de participación en el certámen. En su día me gustó alguna que otra canción de El Sueño de Morfeo, pero a excepción de las magistrales interpretaciones a duo con otros cantantes, su música me parece anodina, le falta potencia, no me llama la atención aunque hay que reconocer que tiene grandes estribillos, alguno se pega. Al menos la audiencia será la responsable de elegir la canción, esperemos que alguna de esas melodías nos impacte tan directamente como lo hizo “Quédate conmigo” y se convierta en un flechazo, porque si no, lo llevamos claro.

Cuando he conocido la noticia no he podido evitar soltar un resoplido, la decisión no me gusta, así que para sacar el lado positivo, les hago compartir espacio con mi cantante favorito, Nek, con quienes grabaron el videoclip “chocar”. Arriba os dejo con él.

Especial EL FIN DEL MUNDO, 21 de diciembre de 2012: El insólito alineamiento galáctico

alineamiento galactico

2012pok-ta-pok, así se llamaba el famoso juego de pelota con más de tres mil años de tradición, un juego ritual precolombino que consistía en introducir la pelota por un aro situado a gran altura dentro de un campo de juego, y además había que hacerlo sin la ayuda de los brazos. Un juego ritual que resultaba mortal, ya que si uno de los dos equipos no conseguía introducir la pelota, su líder era brutalmente decapitado.

Pero el pok-ta-pok no era simplemente un juego, era una fiel representación de lo que ocurrirá este viernes 21 de diciembre de 2012 y los mayas la tenían bien presente cada uno de los días de sus vidas. Es una extraña sensación la que provoca el saber que aquellos que convirtieron este día tan cercano en una fecha tan importante y alrededor de la cual giraba parte de su vida, ahora no estén para verlo y ya sea inminente y seamos nosotros los que estemos ante el pok-ta-pok hecho realidad, ese que todos temían hace cientos de años.

pok ta pok

En el pok-ta-pok, la pelota representaba a nuestro astro, el Sol del solsticio de diciembre. El aro de meta no era sino el centro de nuestra galaxia y la cancha de juego La Vía Láctea. Este 21 de diciembre de 2012 ocurrirá un insólito alineamiento galáctico que sólo se produce una vez cada 26,000 años, por lo que será la primera vez que la humanidad pueda presenciarlo sin saber las consecuencias. Por primera vez La Tierra se alineará exactamente con el Sol y el centro de la Vía Láctea.

Para los mayas este acontecimiento era tan importante que lo marcaron como el final del ciclo del calendario de La Cuenta Larga, además de representarlo a través del juego de pok-ta-pok. Muchas han sido las hipótesis que se han barajado erróneamente sobre el fatídico día, sobre cómo podrían acabar nuestros días en el planeta, pero ninguna tan acertada o posible como la de las repercusiones que este alineamiento podría tener sobre nosotros.

Sabemos que nuestro satélite, la Luna, ejerce una fuerza importante sobre nuestro planeta, con la Luna llena suben las mareas y hay un mayor porcentaje de nacimientos, ¿por qué esta alineación no podría tener consecuencias? Lo único que se sabe es que la última vez que se produjo esta alineación galáctica coincidió con la desaparición del hombre de Neanderthal, que se produjeron cientos de desapariciones de especies sobre el planeta.

pok ta pok 2

Una de las teorías más barajadas es la del cambio de las corrientes magnéticas de la Tierra. El alineamiento supondría algo así como cruzar el ecuador de la galaxia, esas corrientes magnéticas cambiarían de sentido y desplazarían la corteza terrestre, lo que los científicos llaman “reversión de los polos magnéticos”. Esto tendría como consecuencia un drástico cambio que comenzaría el 21 de diciembre de 2012, que no supondría un final para la humanidad, pero sí el inicio de un nuevo ciclo en que se sucederían terremotos y catástrofes naturales como consecuencia de la reversión, cambiando por completo la faz del planeta para siempre. Otra de las teorías auguran tormentas solares con el alineamiento, que nos dejarían incomunicados además de un cambio en la polaridad magnética de la Tierra con las mismas consecuencias.

Quedan tan solo unas horas para saber qué hay de cierto en todo esto, para salir de dudas y para enfrentarnos a lo desconocido. Quizá no ocurra nada o quizá ese día se desvelen muchos de los misterios a los que intentábamos dar respuesta en la evolución de la humanidad. Este viernes 21 de diciembre de 2012, algún niño en algún lugar del mundo llevará un balón en sus pies intentando encajar la pelota en la portería, jugando a las reminiscencias del juego primigenio, y no sabrá que ese deporte al que juega estará teniendo su propia representación sobre su cabeza, desde la tierra que pisa hasta millones de años luz adentrándose en el Universo.

Tengo una pirámide maya en mi pared

piramide maya

Medir el tiempo. Cuántas veces nos preguntamos entre la noche y la mañana en qué día estamos, miramos a la pared y consultamos en los oráculos de papel ese día en que tenemos una cita médica, un cumpleaños olvidadizo o una cita importante. El paso del tiempo trae consigo un avance, la tecnología y las nuevas ideas hacen posible que todo lo que antes era de un tamaño gigantesco, al final termine en la palma de nuestra mano, y me vienen a la mente aquellos super ordenadores que ahora tenemos a toque de un click.

Cuatro caras correspondientes a los cuatro ciclos del año civil, las cuatro estaciones. Si uno se dispone a subir por una de esas caras hasta la superficie, contará 91 escalores, y así podría seguir con una, otra y la última de las caras, sumando 91 más 91 más 91 más, un total de 364 escalones, ¿os va sonando la cifra? El último escalón, el situado de frente al lugar de los sacrificios a los dioses, el 365.

365 días, un año. Nunca hubiera pensado que ese calendario que tengo en mi pared, hace un tiempo se esculpiese en piedra y fuese parte de rituales, cuentas y profecías. Porque las pirámides mayas son auténticos calendarios sobre la tierra.

Especial EL FIN DEL MUNDO, 21 de diciembre de 2012: El final del calendario Maya, los orígenes de la profecía

cuenta larga

201212 del 12 del 12, coincidiréis conmigo en que la de hoy es una fecha muy especial que jamás volverá a repetirse. La inquietud que invade a la humanidad estos días, no tiene que ver con una fecha inventada, ni rumorología legendaria, ni con suposiciones, sino con un hecho ante el cual no cabe ningún tipo de duda. La civilización maya era capaz de medir el tiempo con tanta precisión (y tengamos en cuenta que estamos hablando de una civilización que no dispone de los instrumentos científicos actuales) que eran capaces de determinar mediante su sistema de calendarios la duración del año solar con una diferencia de tan sólo 8 segundos con relación al nuestro.

calendario civil

Los mayas tenían varios calendarios, algunos de ellos con cuentas de más de diez millones de años con gran precisión. Todos estos calendarios se relacionan con los ciclos lunares, solares y el movimiento de los planetas, una cultura tan obsesionada con la medición del tiempo que eran capaces de predecir un eclipse solar con miles de años de antelación.

El calenario maya consiste en tres cuentas de tiempo distintas, pero que transcurren de forma simultánea, al fin y al cabo el tiempo fluye, nunca se para. El calendario sagrado de 260 días, el civil que conocemos todos de 365 días y el más importante y con el que comienzan todos nuestros problemas e intrigas y que nos lleva a la fecha fatídica, el de la Cuenta Larga.

calendario sagrado

La Cuenta Larga es algo así como un calendario profético que comprende una era de 5125 años, y viene a señalar el espacio de tiempo que transcurre entre un evento que ocurrió en el calendario sagrado con respecto a otro momento en el calendario civil. El calendario de la Cuenta Larga comienza el 13 de agosto del año 3114 a.C. y se para abruptamente el 21 de diciembre de 2012, una fecha que los mayas marcaron como un evento especial con respecto a otro suceso importante el día en que comenzó esa cuenta.

Precisamente el día 21 de diciembre de 2012 marca el solsticio de invierno en el hemisferio norte, o lo que es lo mismo, el día más corto del año, un hecho que ocurre cada año y que es a lo que llamamos Navidad (estrictamente sin referirnos al día en que se celebra religiosamente). Pero este día de este año, lo que se producirá no será sólo este acontecimiento anual, sino algo aún más grande, un fenómeno que jamás ha visto la raza humana y que sólo se produce cada 26,000 años.

calendario maya

¿Un asteroide que chocará contra La Tierra, erupciones solares, terremotos u otra serie de catastróficas desdichas? No te pierdas la próxima entrega del Especial EL FIN DEL MUNDO: El insólito alineamiento galáctico. Pero antes de eso… algo más.

Especial EL FIN DEL MUNDO, 21 de diciembre de 2012: Supersticiones

paraguas

2012Cuando esta fecha estaba lejana, no daba tanto miedo como ahora, algo así como ver a un fiero animal desde los seguros barrotes de un zoo. Ahora que se acerca, su fenómeno es incluso más intenso que el que sufrimos con el cambio de 1999 al 2000, cuando todo el mundo esperaba impaciente las sorpresas que nos depararía el cambio de milenio (no estrictamente, claro).

Todavía hay gente que no sabe acerca de la fecha del 21 de diciembre de 2012, os lo aseguro, esta misma mañana me encontré con alguien ajeno a todo esto, mientras que en canales como National Geographic no paramos de ver documentales especiales acerca de nuestro último día en La Tierra y las claves para entenderlo, canal en el que el mismo día 21 ofrecerán una maratón de 24 horas dedicada en exclusiva al fin del ciclo del calendario maya.

gato negro

Hoy, cuando apenas faltan 11 días (11, ese número mágico), es el momento de ver teorías y de profundizar en el comportamiento humano ante lo desconocido y precisamente esto último es lo que haré hoy, indagar en uno de los comportamientos del ser humano que nunca se extingue, el de las supersticiones, un tema al que regreso seis años más tarde, cuando este blog estaba creado pero tomando una forma desconocida y mi rincón era otro diferente. Entonces estaba empezando en esto del mundo de internet, experimentando y la segunda parte nunca llegó. Quizá estaba esperando a este momento, más grande, más sabio y más tonto. No me voy a poner a enumerar las supersticiones, que hay muchas y encima cada cual tiene la suya, sería una historia interminable, voy a hablar de mí y de mi entorno y del por qué necesitamos aferrarnos a una superstición.

escalera

Cuando yo era pequeño sufrí, como el resto de la humanidad, este mal que te esclaviza y te ata a unas condiciones invisibles. Comencé por levantarme y poner siempre el pie derecho en el suelo, continué con alguna pequeña rutina pasajera con la que me sentía bien, apagaba las luces en un determinado orden, evitaba pasar siempre por debajo de las escaleras y algo de lo que me avergonzaba y me avergonzaré toda mi vida y que comenzó como un pequeño juego supersticioso, tocar algo de metal al ver a una persona con el pelo pelirrojo.

Un día me di cuenta de las tonterías que estaba haciendo y decidí jugar al juego contrario, qué pasaría si primero dejaba de tocarme el botón del pantalón al ver esa vecina pelirroja. Un día me la crucé y con mucho esfuerzo vencí al miedo. Y no pasó nada malo. ¿Por qué estaba apagando las luces en un orden, por qué no me levantaba como me diese la gana? Aprendí a relacionar mis supersticiones con mis miedos. Cada vez que apagaba esas luces o me levantaba de la cama, estaba persiguiendo una acción de acuerdo con el mundo, con la naturaleza: “Si me levanto con el pie derecho, hoy todo saldrá bien”. Pero los pactos con los seres invisibles de la mente, se quedan en nuestra mente. Hice todo lo contrario y no pasó nada.

espejo

La última de las supersticiones que me quité fue la de las escaleras, quedando libre para siempre. Ocurrió un frío día de otoño en la ciudad, un aviso de un telegrama en la oficina de correos. Eran ya casi las ocho de la tarde, cuando me interné en la calle San Francisco, atestada de gente ultimando compras y regresando de sus trabajos. Era tal la incertidumbre por el asunto del telegrama que, para eludir a tantas personas, decidí meterme por debajo de una escalera de un hombre que estaba colocando la iluminación. No fue hasta media hora después, cuando abrí el sobre en el ascensor, que tú y yo creamos el segundo de nuestros lazos, Yoko. Desde entonces creé lo que yo llamo “superstición en positivo”, es decir, que siempre que puedo, paso por debajo de una escalera en la calle (eso sí, que tonto no soy, siempre que la vea estable). Hemos relacionado el peligro con nuestro miedos, la situación real de una escalera cayendo sobre alguien con nuestros temores, el que se te cruce un gato negro, con el susto que te llevas y más si sale aullando de un contenedor a tu lado cuando pasas a las cinco de la madrugada cuando todo está en silencio (y de esto soy testigo, Cuenca, madrugada para coger el autobús de camino a casa, descampado a oscuras, gato sale lanzado del contenedor aullando enfrente de mi cara y me pega el mayor susto de mi vida, no sé si era negro, pero ya se sabe cuándo dicen que todos los gatos son pardos).

luna llena

Durante toda mi adolescencia, he podido ver cómo la gente a mi alrededor es esclava de sus propios miedos. A mi hermana, cuando su entonces novio estaba en el servicio militar, apagar y encender las luces un número determinado de veces, a mi tía despedirse sin decir adiós, siempre evitando esa palabra que parece de despedida eterna… una penitencia que nos cargamos a cuestas sobre el hombro y que, o bien pasa a formar parte de nuestra vida, o aprendemos a deshacernos de ella, pero ante la que cada cual elige lo que hace con ella y el momento.

nudo

Si la carga es ligera y nos hace sentir bien, es tan humilde como comerse un caramelo a escondidas. Pero si es pesada, tarde o temprano termina desapareciendo, cuando un buen día la mente despierta y comprende que no vale tanto sufrimiento una acción que nadie, sino lo inevitable, va a saber recompensar.

Ops, se me olvidó mencionar que todavía llevo una superstición a cuestas de por vida… a los siete años rompí un espejo y su maldición aún perdura. Si sobrevivimos al 21 de diciembre de 2012, quizá tenga que hacer una tercera parte…

No me quieras tanto, que de tanto amor muero

camino natural toledo

Déjalo en las ramas, es demasiado pequeño aún, se habrá caído del nido.

Ella se resistía a abandonarlo a su suerte, tan pequeño e indefenso. Y si lo dejaba allí y se caía y se hacía daño.

Déjalo entre las ramas, entre las hojas, así aprenderá a volar“. Y tras decir esto se dio la vuelta.

Ella no pensaba dejarlo allí, aún conservaba en su bolsillo el alpiste para las gallinas que se había traído de casa antes de salir hacia la ciudad y en un rápido pero cuidadoso movimiento, metió al pequeño pajarillo en su bolsillo, donde  tendría abundante cantidad de comida, donde estaría a salvo de caídas, de la lluvia y de pisadas de extraños, allí estaría confortable y calentito, al abrigo y sin faltarle de nada.

Mientras continuaba su día con normalidad, pensó en llegar a casa, dejar libre a ese pequeño amigo recién conocido y tenerlo para siempre. Su mente no estaba en los libros ni atenta a las palabras de la profesora, sino en un mundo imaginario muy lejos de allí. Su pequeño amigo, sería su pequeño amigo para siempre.

Pasaron las horas del mundo en las nubes y al salir metió la mano en el bolsillo para sacarlo y ver cómo estaba. Un ligero tinte impregnó su mano. Aquella persona que le había dicho que lo dejase entre las ramas se acercó.

¿Qué tienes en la mano?

Sangre, tengo sangre“. Algo denotaba en su tono de voz que no quería terminar de reconocer la realidad, que no estaba preparada.

Déjame que mire“. Introdujo la mano en el bolsillo y sacó alpiste tintado de rojo. Debía ser comida pasada que con el calor se había quedado así.

Volvió a introducir la mano y esta vez tocó algo más. Poco a poco, el cuerpo inerte de su pequeño amigo fue saliendo del bolsillo. De repente desaparecieron los sueños, la tarde que se antojaba soleada se tiñó de niebla igual que sus pequeños ojos. ¿Cuánto había durado aquella amistad? Si apenas fueron unos segundos, pensó.

a la memoria de Yoko, al que me unió una amistad de 13 años y que ahora perdura para siempre, siempre en los bolsillos te llevo

Relato : José Francisco Cedenilla

fotografía: Camino Natural del Tajo (Toledo), por José Francisco Cedenilla

música: Joshua Pearson “Where the Heart Begins”

A la luz del sol volaré

brave

Aunque cuando se habla de películas de Disney muchos piensan inmediatamente en películas baratas y sentimentaloides con contenido infantil y poco argumento, muy lejos de la magia que conseguía en sus obras Walt Disney cuando aún vivía, hay que reconocer que obras como El Rey León consiguen emocionar y tocar el sentimiento. Como una amiga mía decía cuando salíamos del cine: “salgo con el corazón así de grande”.

Volaré

Disney sabe cómo urgar muy adentro y Brave no se queda atrás. Hoy me apetece compartir dos canciones del grupo Russian Red, el elegido para poner la banda sonora a esta nueva película de animación. A cada cual más bonita.

A la luz del sol

Los ricos también lloran

los ricos tambien lloran

Hubo un tiempo en mi vida en que se cruzaron series y telenovelas, en el que era tal la similitud, que distinguirlas era cuanto menos una cuestión de percepción personal, más que de definiciones de eruditos y más cuando uno era tan pequeño que no levantaba más de seis palmos del suelo. Era la época de Santa Bárbara, de Dinastía, de Dallas, de Los Ricos También Lloran, de Falcon Crest, de Cristal y La Dama de Rosa, cuando las revistas de televisión en el kiosko se vendían como churros cada semana, cuando entre sus páginas se escondía un coleccionable del capítulo anterior y te regalaban una carpeta para recopilarlos todos, con los protas en la portada.

‘Cristal’: Momentazo, Victoria descubre que Cristina es su hija!!!!

De pequeño solíamos reunirnos todos en el salón para ver la primera telenovela que recuerdo, ‘Los Ricos También Lloran’, alrededor de esa televisión de tubo y sin mando a distancia, que tenía unas resistencias para graduar el brillo y el color y unos botones para cada uno de los nueve canales que podían programarse, no más. Pero no supe diferenciar por mí mismo entre telenovela y serie hasta que llegó ‘Cristal’ y esa Chari antes de cada episodio, la mari ganchillo del siglo XX que se colaba en nuestros televisores, muy cotilla, ella para hablar de lo ocurrido y ponernos los dientes largos al final de cada episodio.

‘Mi vida eres tú’ y sólamente tuuuu

Sólo así aprendí a diferenciar lo que era una telenovela, o lo que era para mí al menos, un serial hecho en los países latinoamericanos, con tramas extensas y trepidantes basadas en relaciones, amores, odios, engaños, parejas ideales que sabes que acabarán juntas al final pero que entre medias se lían y deslían y lían a los que les rodean, hijos abandonados que años más tarde se reencuentran con sus madres, finales en los que se desvela que ese personaje es tu hermano y el de más allá muere mientras te susurra al oído un secreto inconfesable que es la comidilla de los siguientes cien episodios. Argumentos que tienen como eje principal más el mundo de los sentimientos y emociones humanas que cosas ajenas a él.

Los Ricos También Lloran

Es el maravilloso mundo de la ficción, en que la imaginación es tu único límite. Me hacía gracia hoy leer a Gilda Santana, escribir que a veces se levantaba, y mientras echaba la pasta en el cepillo de dientes pensaba “bah, que le secuestren a la hija, que eso me da pa dos o tres semanas”.

cristal

Es hiriente escuchar a la gente maldecir sobre las telenovelas, que si son baratas, que si siempre los mismos argumentos. Pero miradas desde otro punto de vista, cada una de ellas es una peqeña obra de arte, así como el artista saca su pincel y traza líneas por donde la inspiración le lleva, el escritor o guionista plasma en letras e historias los desvaríos de su imaginación.

Un tiro certero a ese personaje que tanto te gusta, una escotilla de la que sale una luz en mitad de una isla perdida, esa nota en el buzón de una mujer desesperada, el oscuro pasajero desvelado. Yo ahora soy más de series que de telenovelas, porque saben jugar a la vez con mi corazón y mi cabeza y unirlos con un nudo en la garganta difícil de desatar.

Y esto es lo que no es una telenovela

Lo que la oscuridad esconde

oscuridad

El universo es un océano infinito salpicado de rocas que se hacen invisibles, como pequeños islotes golpeados por olas artesanas que les dan forma. Tan solo la luz del faro de las estrellas, que de cuando en cuando amanecen,es capaz de sacarlas del encierro de su oscuridad.

La luz hace visible lo invisible, da color y pone nombre a aquello que más tememos, a lo que se refugia al acecho de nuestras pesadillas, a lo que la oscuridad esconde.

Los árboles más grandes del mundo

ng dic 2012 2

National Geographic nos trae en este mes de diciembre de 2012 un reportaje sobre los árboles más grandes del mundo, que no es el primero, las secuoyas gigantes. Un equipo encabezado por el prestigioso fotógrafo de la revista, Michael Nichols, recorre y se sube a una de estas secuoyas gigantes de 75 metros y más de 3,200 años de antigüedad para fotografiar el árbol desde la base hasta la copa y regalárnosla en un precioso póster de cuatro láminas en cuyo reverso podemos descubrir la cantidad de vida que puede llegar a alojar este monstruo de la naturaleza.

ng dic 2012 3

ng dic 2012 1

Además junto a la revista, que además cumple ya 125 años en 2013, podemos encontrar una edición con la ya tradicional agenda, que este año conmemora ese importante aniversario, descubriendo en cada vuelta de hoja un interesante dato de la sociedad fundada en 1888.

ng dic 2012 4

Para el que esté interesado, hace poco National Geographic emitió en televisión precisamente el documental sobre la complicación de fotografiar una secuoya gigante, la situación de las cámaras, intentar inventar un sistema de control remoto que además no se moviese mientras se tomaban las capturas para después unirlas y por supuesto, el espacio y las inclemencias del tiempo y la luz necesaria para llevar a cabo una de las fotografías más impactantes que cae este mes en nuestras manos.

RÉPLICA DEL POSTER

snow-tree-645x1708