Un premio que sabe a triunfo. El papá de Super Mario, Shigeru Miyamoto, premio Príncipe de Asturias

Faltan apenas poco más 48 horas (bueno, para mí menos de 24) del lanzamiento de la nueva WiiU, la primera consola de Nintendo en alta definición. Atrás quedan aquellos días, cuando era pequeño, en que me acercaba, aún con los ojos muertos de sueño de los nervios de la noche anterior, a la tienda a por mi primera consola, la GameBoy.

Durante esos primeros años en que SEGA y Nintendo libraban su particular batalla, e incluso con la llegada de la desafortunada Dreamcast y el formato del CD en PlayStation, los juegos a vista de los demás no dejaban de ser un mero entretenimiento temporal, pasatiempo de niños, o como los llamaban algunos, las maquinitas. “Niño, deja de jugar a la maquinita y ven a comer ya que se enfría la sopa”. Cuántas veces me ha dicho eso mi madre.

De Nintendo…

Pos suerte desde hace una década, la llegada de las nuevas generaciones de consolas y las nuevas tecnologías que han permitido hacer de los videojuegos toda una experiencia sensitiva y emocional, han colocado a la industria en el puesto que se merece desde hace tanto tiempo y el primer premio fuera del mundillo que se concede a nivel internacional además viene de España, todo un Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades para el creador de ese famoso personaje que en pocas horas podremos disfrutar por primera vez en consola en todo su esplendor en HD, Shigeru Miyamoto.

a WiiU

Antes de tener una consola propia, una noche de nochevieja la pasamos en la casa de mis tios. Después de cenar y comernos las uvas, mi prima me enseñó una consola de color grisáceo que tenía en su habitación, debajo del televisor, se llamaba Nintendo y era toda una sensación. Nos tiramos hasta las cinco de la madrugada sin parar, riéndonos con esos tontos Lemmings y sus complicados niveles. Pero mucho antes de eso, había un pequeño fontanero pixelado con el que no parábamos de saltar sobre los enemigos, recoger setas que nos daban media vida, que bajaba por las tuberías, que se hacía invencible durante un ratito y que recogía monedas. Así me encontré con el hijo de Shigeru Miyamoto por primera vez en mi vida, Super Mario.

Libro estándar de hechizos por Miranda Goshawk – El próximo libro de J.K. Rowling sobre el universo Harry Potter no se escribirá en papel

Con Harry Potter, la autora J.K. Rowling imaginó un rico mundo de detalles que compartió con todos los lectores, ávidos por saber más y más acerca de las aventuras del joven mago. Ese rico universo se saldó, en la literatura, con siete tomos, entre los cuales aparecieron un par de pequeños libros recién salidos de la biblioteca de Hogwarts y de la mochila de Potter: Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos de Newt Scamander (su autor ficticio) y Quidditch a Través de los Tiempos de Kennilworthy Whisp (seudónimo de la autora real). Estos dos libros nacieron de la necesidad de hacer de Harry Potter un mundo más real, dos libros que se mencionan dentro de los libros, sacándolos a la venta con fines benéficos. Apenas poco más de 50 páginas cada uno pero con más detalles que a uno le hacen sentirse un poco más cerca de losm protagonistas de los libros originales cuando leen estas obras dentro de la historia.

Con el último libro nacería otra pequeña obra, esta un poco más extensa, también con fines benéficos, Los Cuentos de Beedle el Bardo, siete ejemplares escritos a mano para una subasta que nunca iban a salir a la venta pero que al final vieron la luz. (Y yo me enteré por sorpresa (ver el enlace)). Un libro único para aquellos que deseen saber mucho más sobre las reliquias de la muerte.

Tras finalizar todas las obras, J.K.Rowling afirmó que estaba trabajando en una gran enciclopedia, aunque con el tiempo esa enciclopedia se convirtió en algo más llamado Pottermore, un sitio que ha tardado en ver la luz pero en el que revivir y vivir nuevos aspectos de ese universo inmenso. Tras siete libros, tres mini libros, ocho películas y sus respectivos videojuegos, el próximo libro basado en el universo de Harry Potter por primera vez no se escribirá en papel (al menos de momento) y su título será conocido por todos los fans, así como el nombre de su autora, se trata ni más ni menos de un tomo que se nombra en la primera obra de la saga, el Libro Estándar de Hechizos de Miranda Goshhawk.

Y no se escribirá en papel, sino que empleará la magia que es capaz de ofrecer la tecnología de los mandos de movimiento y reconocimiento de las consolas de la actual generación. Será este en colaboración con J.K. Rowing uno de los primeros títulos que aparezcan para el libro mágico Wonderbook, una de las sorpresas inesperadas de este E3 2012, y nos permitirá no sólo leer cada una de sus páginas en la pantalla, sino además practicar los hechizos a través de divertidos minijuegos, un libro más interactivo que nunca.

Un regalo para todos los fans. Las próximas navidades podremos volver a soñar, como ya lo hicimos hace más de 13 años. Una vez más las campañas publicitarias irán enfocadas al público infantil, como se ha estado haciendo desde el principio de la saga por desgracia. Pero por suerte, aquellos que hemos leído las aventuras del niño que vivió, sabemos perfectamente que cada uno de sus libros, aunque puede,  dista mucho de ser infantil como lo pintan y eso sólo se descubre pasando cada una de sus páginas, profundizando en una historia que es capaz de engancharte irremediablemente de por vida.

La quimio jugando, se pasa volando

Hoy es un último día para una puja muy especial (que tan de moda se están poniendo), el último de muchos primeros días de un proyecto que lleva la ilusión allá donde la tristeza se ha hecho un hueco que no le corresponde.

Nacido, como casi todo, fruto de la casualidad, su actual presidenta un buen día decidió regalarle a un niño con cáncer una play que ella ya no usaba. El resultado fue una sonrisa que le contagió la ilusión. Un pequeño gesto que se convirtió en todo un proyecto llamado juegaterapia.org, cuyo lema refleja una realidad, un hecho muy simple que lo sostiene todo…

“la quimio jugando, se pasa volando”

Hoy día 13 de febrero es el último para una puja que se inició pocos días atrás, una puja por la PS Vita que saldrá al mercado el próximo 22 de febrero, pero que estará en manos de su mejor postor en cuanto las primeras unidades estén disponibles. Este dinero es sólo una parte de algo que va más allá, ya que la organización recoge consolas y videojuegos que estén en buen estado (siempre que sean para menores de 18 años) que la gente ya no quiera y los donan a hospitales que dispongan de zona de oncología infantil. Además cada consola lleva los datos del donante, para que el niño que recibe ese regalo pueda, si quiere, agradecerlo mediante una llamada, un mensaje o un dibujo.

De esta forma, damos a los niños otro arma para luchar contra el “bichito”, que es como ellos lo llaman, un arma que sirve para pasar el tiempo y hacerlo todo lo agradable que sea posible.

Aquí en mi ciudad hay una agencia de Envialia para entregar juegos, los voy preparando, se acabó el segunda mano…

No son juguetes

Cuesta creerlo, después de tantos años considerándolo juguetes para críos, el arte emergente de los videojuegos, que ganan con amplia distancia al cine y la literatura gracias a que de alguna forma, en su interior, engloban ambas cosas, la emoción de seguir un argumento y el poder vivirlo larga e intensamente como si de un libro se tratara, ya no son considerados juguetes.

Los que crecimos con una Super Nintendo y el Super Mario, a medida que hemos ido pasando por diferentes generaciones de consolas, ya sabíamos que no eran juguetes. Siempre se cree sabio el que de todo cree saber.

Yu-Gi-Oh! Season Zero Yu-Gi-Oh! Capsule Monsters Yu-Gi-Oh! Yu-Gi-Oh! GX Yu-Gi-Oh! 5D’s y Yu-Gi-Oh! Zexal

Fue hace ya bastantes años cuando por primera vez en Nickelodeon y ya empezada, me enganché a esos episodios diarios de una serie que consistía en duelos de cartas. Una buena forma de pasar el rato de la merienda y una forma de reengancharme a series de dibujos animados que por aquel entonces se desmarcaban de la moda de series insulsas y sin vida creadas por ordenador.

Así llegó a mi vida Yu-Gi-Oh! y desde entonces ha estado en ella todo este tiempo, con sus 224 episodios originales de los cuales muchos se quedaron sin cruzar el charco pero que son toda una lección de cómo debe hacerse una serie para enganchar a la audiencia, con historias contadas que pueden divertir a los niños y a la vez pueden ser interesantes para un público más adulto, más cuando uno puede jugar a las cartas o con los videojuegos de la serie, estos con un gran salto evolutivo. Aún recuerdo sensaciones que años más tarde me producirían otras series que no eran animación, descubrir parentescos que no imaginaba entre los protagonistas, anhelos y por fin comprobar el grado de maldad y bondad que parecía no estar ligado con la realidad que yo imaginaba.

La serie estuvo salpicada de diversos side-episodes, que se alejaban momentaneamente de la trama principal durante parte de la temporada para saltar a otro universo, para, al regresar, mezclarse con la continuación de la historia de una forma magistral. Ni qué decir tiene que seguir una serie tan larga durante tantos años, va haciendo crecer la intensidad del final, apoteósico y del que aún he de ver sus últimos minutos, aunque sea en español latino y las voces se me antojen extrañas. Descubrir la existencia de Yu-Gi-Oh! Season Zero hace poco y ver que esos momentos a los que se referían en los episodios de la serie original, se debían a esta otra serie, fue todo un motivo de alegría.

Yugi daba después el relevo a Jaden con la continuación en Yu-Gi-Oh! GX, una serie totalmente independiente pero con la misma columna vertebral. Eso sí, de lejos las primeras temporadas comparadas con la original, distaban mucho de ofrecer una serie para un público adulto, concentrándo sus esfuerzos en un público más infantil y llevando la historia a un entorno poco creíble pero que también se saldó con éxito en sus casi 200 episodios. Fue aquí cuando nació para el mundo de los videojuegos una saga que aún hoy sigue sacando una entrega por año: Yu-Gi-Oh! Tag Force.

A su término, la serie no descansó, renovó por completo su apariencia y se instaló en otro universo con Yu-Gi-Oh! 5D’s con la que llegó un nuevo concepto que sin embargo tuvieron que llevar por otros derroteros quizá por petición popular, duelos en carretera mez clados con duelos clásicos, esta vez con una historia más amena e interesante, volviendo a crear a dos personajes antagonistas con algo que contar, de nuevo con decenas de episodios por delante, saga que culminó hace algunas semanas para dejar paso a otra idea diferente.

Y es que Yu-Gi-Oh! en sus más de 10 años de historia sigue sin dar tregua y ahora se convierte en Yu-Gi-Oh! Zexal, el último invento que estoy deseando ver, eso sí, después de reventar el resto de episodios que aún me quedan por ver, que son unos cuantos. No he querido saber de qué trata, dejaré que la magia de ese primer día que me senté a ver la serie por primera vez, haga acto de presencia, aunque no he podido evitar ver un pequeño adelanto… al fin y al cabo, la música de Yu-Gi-Oh! nunca se olvida.

Eventos online, ModNation Racers, la aventura de cada miércoles noche

No soy muy dado a asistir a eventos de videojuegos, tan sólo he asistido a dos en toda mi vida, uno de ellos las noches de U2 (Uncharted 2) del que me retiré por falta de tiempo y el día en que se celebraba y el que sí sigo desde hace ya más de un año, el evento ModNation Racers, que tras el parón del verano hemos retomado con record de participantes en el que ya es su 12º torneo con premio final.

¿Qué tiene este torneo que no haya tenido el otro o que no tengan los demás y que me haga asistir cada semana? Pues me da igual el juego, me dan igual las carreras y el premio, tiene lo principal, risas aseguradas y una gente de lo mejor de lo mejor, el nuki capaz de ganar mientras juega a lo pokemon, el PIÑITAS que no para de hacewr circuitos de agua para fastidiar a nuestro equipo, los CRT, Calandracas Racing Team: Más rápidos que un pony (titulares Winter y yo y Kaumy que nunca está pero siempre se apunta), cuyo nombre viene porque un día se me ocurrió decir que me temblaban las calandracas y el lema de esta temporada por las siglas que se le ocurrió escribir a Wiraj en el foro. Casi todas las semanas se va agregando gente nueva, nunca sobrepasamos los 12 participantes, pero el juego aporta todos los ingredientes para que podamos hablar (yo soy el sin micro) y pasar uno de los ratos más divertidos de la semana frente a la consola.

El torneo consiste en 4 carreras de competición durante 4 semanas, y muchas veces agregamos a la competición nuestros propios circuitos, mods y karts, pero tras finalizarlo siempre hacemos nuestras carreras tradicionales del Coliseo y el Indoor Kart a 9 vueltas, circuitos que ya nos conocemos al dedillo y que son lo mejor del juego creado por usuarios.

Cada miércoles por la noche a las 22:30 todo se convierte en una fiesta… y esto sólo lo entenderán los implicados: ey ehhh eyy vadeeeeee, te via poneee el circuito más loco y más largo del mundoooo. xD

Probando el videojuego ‘ICO’ por primera vez

Cuando ICO irrumpió en el mundo de los videojuegos hace 10 años, me pilló en una situación en la que poco más podía costearme más allá de gastarme para mi ocio lo justo y necesario. Demasiados libros y fotocopias de Universidad, el alquiler de una habitación en la Residencia Universitaria y muy poco tiempo por no estar en casa, apenas 48 horas cada dos semanas, y eso con mucha suerte. De todas formas la PlayStation2 no llegaría a casa hasta el año 2004, con lo que títulos emblemáticos eran sustituídos por nuevos y las sagas de RPG comenzaban a gustarme tanto como para no decantarme por el título de ‘ICO’, ese videojuego del que todo el mundo hablaba maravillas, tanto público como crítica (que ya es difícil).

‘ICO’ dejó de comercializarse y las oportunidades se depositaban a cuentagotas en las estanterías de las tiendas con videojuegos de segunda mano, donde alguna vez lo vi, pero seguía sin merecerme la pena el desembolso por poco tiempo de juego. Sony hizo un intento de volver a poner a la venta el juego, auqnure de una extraña forma de distribución, con contadas unidades que no llegaron a todo el mundo. Mientras tanto el título se cotizaba en el mercado de segunda mano a un precio desorbitado en algunos casos.

No fue hasta hace unos meses, con el anuncio de la llegada del videojuego revisado en HD para PlayStation 3, que ese precio comenzó a devaluarse. Ahora, desde hace aènas un par de días ya podemos tener en nuestras manos el disco con dos de las obras más importantes del mundo de los videojuegos: ‘ICO & Shadow of the Colossus’. Ahora con trofeos y con soporte para televisores 3D.

Ayer por primera vez, después de 10 años, después de haber rechazado el título varias veces, por fin me ponía al mando de ICO con una sensación extraña, llevando sus primeros pasos por los primeros escenarios, poco a poco, saboreando cada movimiento y cada detalle, descubriendo los primeros puzles sencillos para llegar hasta la chica, sacarla de la jaula, destruir las primeras sombras que le acechan y salir al exterior. Pocos juegos hay tan tranquilos e interesantes, pocos también en que nadie te dé indicaciones sobre los botones que debes usar, sin reglas, sin manuales (viene en la caja pero es incluso mejor dejarlo aparte y vivr la experiencia que prepararon para nosotros), eres tú mismo el que debes investigar y probar para conseguir superar cada escalón.

La firme sensación de haber sido dejado de la mano de nadie en un lugar desconocido e inhóspito, sin saber por qué ni con qué propósito, sin saber qué significa todo lo que estamos haciendo. Apenas he probado una pequeña parte, poco más de media hora (aunque la duración del juego no es excesiva), pero uno ya se da cuenta de que se encuentra ante algo especial. Lo dejé escapar numerosas veces, pero quizá sus emociones estaban destinadas a ser descubiertas justo ahora, nunca se sabe.