El séptimo cumpleblog (especial 3,000,000 de visitas)

seven

El siete, ese número mágico con tantas connotaciones en nuestras vidas, las vidas de un gato (azul), los años de mala suerte al romper un espejo roto y mirarse en él, los siete días de la creación y su contínua repetición en el apocalipsis del final de nuestras vidas, el siete, ese número perfecto.

El siete, los siete días de la semana, las siete notas musicales y los siete colores del arco iris (tradicionalmente, venga, vamos a repetirlos como nos enseñaron en la escuela). Las siete maravillas del mundo, las antiguas y las nuevas. El siete es el número del universo, con sus siete rayos con nombre, Sthula Sharira, Linga Sharira, Kama Rupa, Kama Manas, Manas, Buddhi y Atma. El siete es la balanza y la pareja. Siete son las ramas del saber, Raja, Karma, Jnana, Hatha, Laya, Bhakti y Mantra y siete son las ciudades sagradas, Ayodhya, Máthura, Gaya, Casi, Kanci, Avanti y Dv Araka.

SONY DSC

Aunque el número once es el que más me ha acompañado a lo largo de toda mi vida (y aún hoy sigue haciéndolo de forma misteriosa), mi vida parece regida por el número siete. Hoy confesaré que a los 7 años rompí un espejo y me miré en él. No soy especialmente supersticioso, antes sí, ahora ya no, soy de los que pasa debajo de las escaleras sin temor, de los que no se asusta por cruzarse con un gato negro y de los que ya no hacen tonterías cuando se cae la sal o veo a alguien vestido de amarillo, aprendí a pasar de las supersticiones.

Y aunque no soy supersticioso, sé reconocer algunas cosas y una de ellas es que mi vida ha ido en ciclo de 7 años, pero no siempre para mal, muchas de las veces para bien, cambiando sin querer, quizá fruto de la casualidad, desde que rompí aquel espejo. A los 14 aprendí a ser adulto haciéndome más fuerte, a los 21 abandoné mi soledad para cambiar drásticamente de vida y conocí a los que hoy son mis amigos, a los 28 la vida se llevo mi cincuenta por ciento, a lo que más quería, a mi siempre amigo eterno Yoko al que dediqué el nombre de todos mis proyectos desde entonces. Estoy en los 35, esperando saber si el destino reserva algo o si ese espejo ya se cobró su deuda. A lo mejor el cambio se está produciendo poco a poco, en este mismo momento, y no sepa ver su cara hasta que pase el tiempo.

blog 7_1

Este blog se inició en otro lugar y con otro nombre un 11 de octubre, por el mero hecho de escribir y compartir con los demás, con ese mundo que es una audiencia inmensa, en el que siempre hay alguien para escuchar. Apenas dos meses más tarde y tras la trágica pérdida, Yoko le dio otro sentido y su nombre.

Est teclado está diciendo basta, tras pulsar cada una de sus teclas millones de veces, algunas no se quedan marcadas, os invito a ver que la letra “e” desparace de vez en cuando de las palabras. Su sucesor está aquí al lado y hay que darle paso antes de que mis cabreos al leer lo escrito aumenten.

blog 7_2 blog 7_3 blog 7_4 blog 7_5

Esta celebración del séptimo cumpleaños del blog es muy especial por muchas cosas. El 8 de octubre así como quien no quiere la cosa, las estadísticas reflejaron ya más de 3,000,000 de visitas durante todo este tiempo. Tres millones de miradas que me ilusionan y que se hace una cifra enorme e imposible de asimilar lo suficiente como para ser consciente de ella. Pero no son sólo esos tres millones. Durante esta aventura surgieron otras, El libro gordo de Petete para los niños con sus más de 600,000 secretos, Mars & McLeod con más de 350,000 seriéfilos, el blog no oficial de Mujeres y Hombres y Viceversa con 1,500,000 seguidores, o la pasión por los videojuegos destada en Yoko’s Play con más de 2,300,000 jugadores.

Esos blogs han sido partícipes de parte de mis pasiones y desde hace unas semanas llegan a un nuevo nivel, el de los dominios propios abandonando la casa que los acogió. De esta forma nació primero el lugar que pronto, ahora en prueba, será el centro de todo, el cerebro, la placa madre, el motor, Yoko y Yo.

blog 7_6

La pasión por el entretenimiento no desaparece, Yoko’s Play y Mars & McLeod se fusionan para dar forma a una web de la que estoy muy orgulloso por su estética y por el cuidado que he puesto en hacerla paso a paso durante los meses de verano, En Episodios Anteriores. Con logo creado por un experto chico con residencia en Rumanía y con mascota propia, Jack Shephard y Vincent, creada por uno de los mejores dibujantes de cartoon del mundo, Muhamad Rizqi.

blog 7_7

El círculo se completa con una ilusión hecha realidad y la que fue la fuente de inspiración para que todo esto comenzase hace 7 años. Todo nació el día en que accedí a un blog grupal, creado por unos amigos de Barcelona. De cada publicación, con cada opinión, con cada historia y cada fotografía, consiguieron inspirarme para buscar mi propio hueco en el océano inmenso. Con el tiempo y cada vivencia y situación personal, terminaron dejando el blog. Ahora 7 años más tarde y con muchos nervios y sudores para conseguir su regreso, que ya contaré en otra entrada, se me iluminan los ojos y se me dibuja una gran sonrisa al anunciar la vuelta de Ideoflexia.

ide1

Tras hablarlo con alguno de los autores originales y tener el visto bueno de su creador, volverán Anna y Tietgale (que me emociono de sólo pensarlo). Los lazos de esta vida me cruzaron con gente impresionante a la que no puedo olvidar, compañeros de residencia universitaria que también estarán allí, como Alberto, ese gran artista del que siempre quise un cuadro, un gran polemista y “opinador” y José Luis, educador, con el que apenas compartí unas palabras en su día y alguna que otra hora de gimnasio y de fiesta, pero que el facebook ha hecho que pueda leer unos artículos y ver una personalidad que no pude descubrir en su día.

Cada texto, cada palabra en estos siete años no ha sido tiempo perdido delante de una pantalla. Ha sido como hablarle al mundo, pero sobre todo a mí mismo. La posibilidad de plasmar en palabras pensamientos, inquietudes, aficiones, reflexiones y que cada una de esas palabras esté condicionada por tu propio día a día, hacen que escribir un blog sea algo grande y único. Os espero aquí y en esos nuevos lugares donde las ideas y las pasiones se vierten en un océano sin límites, como botellas con mensaje, donde lo bonito es atrapar una, sacar el papel y disfrutar de la sorpresa que aguarda.

seven 2

Evolución

evolucion

Dos horas al día andando y aún así quedan energías para un último esfuerzo al llegar del trabajo. Con el calor pegando fuerte a más de cuarenta grados, el sudor en la frente comienza a resbalar y ni las cejas pueden ya contener el goteo incesante, llegando hasta los ojos y lo que escuece cuando esto pasa.

Las cejas que protegen del sudor para que esto no ocurra, las pestañas que protegen a los ojos, actuando como una pequeña tela de araña que detecta posibles objetos extraños obligando al párpado a cerrarse, el pelo que trata de proteger del frío…

Me pregunto si en algún momento el ser humano se ha dado cuenta de su evolución a lo largo de los siglos, si fueron conscientes de que les estaban saliendo cejas, de que sus manos se hacían retráctiles para atrapar objetos y manejar herramientas más complejas, de que su cuerpo se despejaba de pelo a medida que utilizaban ropajes para cubrirse.

Cada cambio en el ser humano en su evolución es tan pequeño y tan lento que, al producirse durante centenares de generaciones, cuando al final alcanza su volución máxima termina siendo algo natural. Me pregunto si con el uso de pantallas táctiles, de ordenadores y con el mundo rodando a un ritmo tan endiabladamente rápido, no se sté produciendo en cada uno de nosotros un cambio sin que lo estemos notando, hasta que dentro de unos cuantos siglos llegue alguien que se pregunte si fuimos conscientes, tal y como yo estoy haciendo en este momento.

Caza la emoción

peugeot-rcz-r-concept-03

Creo que es la primera vez que hablo de coches en el blog, pero merece la pena. Hoy, echando un vistazo a la revista National Geographic del mes de julio me he encontrado con el coche de mis sueños. No es que estuviese en mis sueños, porque no lo había visto antes, de hecho hasta ahora mi coche deseado siempre ha sido el Hyundai Coupe.

peugeot-rcz-5

Me molan los coches deportivos, son mi debilidad, que tenga curvas y una forma especial, no sé, esto es como cuando te enamoras, no sabes exactamente por qué es, sólo sabes que te excita de una forma sobrehumana. Ahora mi nuevo coche soñado es el Peugeot RCZ, alq ue ya anuncian con el lema “caza la emoción”. Ha sido verle y enamorarme, dee su aire futurista, tan alejado del patrón de automóvil que conocemos, un deportivo aerodinámico con carrocería iluminada con leds.

¡Me encanta!

peugeot-rcz-r-concept-05-1024x512

Sobre la especulación de precios con los nombres de dominio y dominios con grandes nombres con páginas que dan pena

dominio

Quizá no sea ni comparable, pero aquello sembró lo que hoy tenemos, ya no solo en parte la situación económica del país, sino una nueva idea para ganar dinero de manera rápida y más eficaz imposible. Era la época de la burbuja inmobiliaria (qué hago yo hablando de estos términos, pero el reportaje lo merece), donde la gente especulaba con los precios de las viviendas, personas que se hacían con ellas para venderlas posteriormente hasta un 40 o 60% más caras del valor al que las habían adquirido. Una burbuja que explotó dejando la mierda que hoy tenemos por todas partes.

Hasta ese momento, con lo único que se especulaba era con las entradas de conciertos de grandes cantantes, revendiéndolas a la puerta de los estadios junto a la ventanilla, y poco más. Hoy hay especulaciones de precios por todas partes. Tenemos como muestra ebay y otros portales de compra venta y subastas. Así, si tuviste la enorme suerte de haber adquirido en el pasado un objeto que hoy se cotiza alto, es tu oportunidad de ponerlo en venta y ganarte un sobre sueldo, o incluso un premio de lotería. En este tipo de lugares, al menos, la suerte tiene una gran parte de responsabilidad. El que compró lo hizo sin saber qué sucedería años o décadas más tarde con el valor de su producto.

Hace pocos días me encontré con un caso que huele raro, a especulación pura con ánimo de lucrarse rápidamente.

Si existe este blog, en parte es porque en su día me gustó mucho la libertad y formas de contar las cosas de un grupo de amigos de Barcelona que se unieron para ir dando forma a una página muy especial. Esa página hace tiempo que dejó de existir y a mí se me ocurrió volver a ponerla en marcha.

Cuando fui a buscar el dominio para registrarlo, me salió que no estaba libre. Tras ponerme en contacto con un colaborador de la página hace unos años y darme la dirección de quien registró en su día el dominio, contacté con él y me confirmó que el dominio ya había caducado.

Tras entrar en una conocida página, 1and1, vi que trabajaban con un partner llamado Sedo, que era el que tenía el dominio en parking y subasta. “Bueno, pues ofrezco 10€ por el dominio y listo”, pensé, iluso de mí. Tras poner esa cantidad, una nota informativa me decía que la oferta mínima para hacer al vendedor era de 60€ pero que el vendedor había fijado el dominio en un mínimo de 200 USD, al cambio ¡¡¡154€ !!!

Aquello fue un “tira de la manta” en toda regla. Sedo es sólo un ejemplo, pero existen numerosas páginas y vendedores que especulan con el precio de la venta de dominios, algo que me dejó impresionado, impresionado en el sentido de que se deje que esto se permita con total libertad. Esta página por ejemplo, expone a cualquier ususario que entra, una muestra de los precios de dominios en venta sin ningún pudor.

Así podemos ver que si deseas hacerte con un dominio llamado bodas.es deberás pagar 250,000€, como si nada. Si quieres uno con un nombre común como chocolate.com debes pagar no menos de 750,000$ o peliculas.es por 9,000€. Algo que a todas luces es una estafa, robo, om como quiera que se le quiera llamar. Tengamos en cuenta que las leyes impiden que cuando registras una patente de un nuevo producto, este lleve un nombre común. De esta forma se preserva la “pureza” de esa palabra contenida en el diccionario y se impide que se utilice como marca algo que pueda llamarse “agua” o “coche” y pueda ser desvirtuada de su significado. Pero los dominios no tienen esta restricción.

Si antes os exponía que en ebay predomina la suerte de haber comprado un producto que después es muy demandado pero del que no hay ya producción, aquí pasa todo lo contrario. Ahora mismo si quieres, pudes registrar en cualquier página por poco más de 1€ un dominio con una palabra del diccionario, alojarla en una página de parking y subastas de dominios y revenderlo por 200,000€ y ganarte 199,999€, así de fácil, con un simple click. Y no sólo eso, sino que la alojas, te crean una página de publicidad y si alguien pulsa, te llevas dinero adicional, todo un detalle.

¿Qué se consigue con esto? Que la persona que realmente quiere hacer algo grande con ese dominio no pueda hacerlo, porque el elevado coste se lo impida, que las grandes páginas a menudo sean las que tienen nombres complicados, difíciles de localizar a simple vista a no ser que estén bien posicionadas en los buscadores. Que encontremos mierdas como estas (enlace a lost.es) y es sólo un ejemplo de los muchos que hay, que a buen recaudo alguien hubiera dado buena cuenta haciendo una preciosa página para los fans de la serie.

Mi única intención era rescatar un sentimiento y volver a ponerlo en marcha con su engranaje original y este tipo de páginas y sus vendedores han acabado con toda espranza de que se haga realidad. Yo sólo soy también un ejemplo de la cantidad de gente que seguramente tenga una ilusión ya creada y pensada y se vaya al traste por este tipo de cosas. Desde aquí dejo mi indignación y queja por escrito, porque no hay derecho a que nadie adquiera algo con intenciones tan deshonestas.

we are capable

creacion 1

Hemos nacido para aprender, para dejarnos ilusionar, para ver y querer, para una vez aprendido, intentar llegar más allá, aun sabiendo que estaremos dedicando toda una vida entera a una pequeña e insignificante parte de toda la existencia. Un intento que nace de una obsesión, de la necesidad o de la más pura casualidad inevitable.

Sólo alcanzado el grado de perfección extrema en nuestro empeño, nuestro cuerpo descansa en una paz imposible de describir, lo más cerca que el ser humano puede mirar a los ojos de la naturaleza en igualdad y decirle “estoy aquí”.

creacion 2

Paperman

PAPERMAN

Soy de la generación que disfrutó y que tiene un gran aprecio por Los Pitufos, por Seabert, por El Maravilloso Mundo de los Gnomos, por los Snorkles, Ferdy y que gracias a mis hermanas conocí la existencia de Tao Tao, Candy Candy y muchos otros dibujos animados. También amante de las series infantiles como Los Aurones, Barrio Sésamo y Los Mundos de Yupi que buenas meriendas me hicieron pasar.

Me pilló mi edad infantil a medias en la generación en que llegó D’Ocon con sus Fruittis (Gazpacho, Mochilo, Pincho y compañía) que tanto nos hicieron cantar. Estaban llegando los dibujos animados por ordenador, que poco a poco dejaban de lado las antiguas técnicas del dibujo a mano.

Cuando uno es pequeño no se para mucho a mirar ciertos detalles, pero poco a poco fui sintiendo que aquellos dibujos carecían de algo. Comencé a darme cuenta de que ciertas escenas se repetían, de que los personajes carecían de la expresión facial necesaria para saber si transmitían felicidad o tristeza y de que todo era demasiado perfecto y nítido. Y justo en ese momento comencé a odiar a D’Ocon y su factoría de series (que fueron unas cuantas), todas iguales, carentes de sentido y con una historia tan simple que se convertían en una pérdida de tiempo.

En aquella época decidí volver con Disney, disfruté de algunas veladas con Mickey, Donald, Goofie, Daisy, Minnie, Tío Gilito y sus tres sobrinos. Regresé al dibujo animado de toda la vida, ese que tenía un trasfondo, una historia con moraleja o hecha para echarse unas risas tontas con las tonterías que nos hacen reir siempre, donde las expresiones de aquellos dibujos conseguían traspasar la pantalla hasta llegar a mí.

Las técnicas de animación han evolucionado mucho desde aquellos seres inexpresivos y, aunque aún quedan rescoldos derivados de malos presupuestos, esas nuevas técnicas informáticas y el antiguo y eficiente lápiz han conseguido un punto común de encuentro para convivir.

Aquí está la historia de Paperman, una de esas joyas minimalistas en blanco y negro que auna el pasado, el presente y el futuro de los dibujos animados.

Paperman (de John Kahrs)

(Nominado mejor cortometraje a los Oscar)

Mars One, la futura colonización del planeta rojo en 2023

mars one

Dentro de un mes se cumplirán 34 años desde que el hombre pisó por vez primera otra tierra desconocida fuera de nuestro planeta, sucedió en nuestro satélite, la Luna. Muchas veces me he preguntado por qué no hemos vuelto allí arriba, aunque quizá se deba a que lo que de allí se puede extraer no tiene el suficiente valor científico como para malgastar dinero en un trozo de roca inerte.

La Tierra está expuesta en cualquier momento a ser el objetivo de un meteorito y, en un futuro muy lejano, si sobrevive, a ser engullida por el tiempo, por el astro que ahora nos mantiene con vida, el Sol, pues no es otro que su destino el crecer y hacerse más pequeño cíclicamente durante cientos de millones de años hasta quedar convertido en un agujero negro. Ese momento no lo conoceremos, pero pensando en las generaciones futuras, hay que centrarse en ganar tiempo ante cualquier eventualidad que pueda sacudir el planeta.

mars one logo

Tomando como idea las aportaciones anónimas a través de internet y gracias a las cuales numerosos estudios de desarrollo, por ejemplo de videojuegos, pueden sacar adelante un trabajo de otra manera imposible de llevar a cabo, así surge Mars One, que planea llevar humanos a Marte en el año 2023 fundando las bases de la primera colonia en el planeta rojo. El proyecto, que cuenta ya con integrantes de varios campos, embajadores en diferentes países del mundo y marcas patrocinadoras de compañías aeroespaciales, de momento es sólo una idea basada en la tecnología actual, que esperan hacer realidad dentro de una década.

Eso sí, el billete de ida y vuelta aquí de momento no existe, es un viaje de no retorno, desde el viaje que duraría entre siete y ocho meses en una nave tripulada, pasando por el aterrizaje y terminando con el asentamiento y la supervivencia. Ojala dentro de 10 años podamos ver cómo se convierte en realidad este gran sueño.