Olvidados en algún lugar

Están en los lugares menos transitados, a menudo salpicando el paisaje con su misterio y forman parte de nuestra vida diaria sin que nos preguntemos cómo o cuándo llegaron allí. Si tuviera que recordar uno de ellos, el primero que me viene a la memoria es un tractor descolorido que había en una pequeña planicie de tierra, debajo de una señal de publicidad y que ocupaba casi cada día el camino de bajada desde la Universidad hacia el centro de la ciudad de Cuenca y que se podía apreciar especialmente tomando el sendero de arena que baja hacia el parque fluvial.

Un tractor o una bicicleta oxidados por el paso del tiempo, una señal de tráfico torcida y clavada en un suelo que no le corresponde, un ramo de flores marchito cubriendo la arena, un televisor antiguo semienterrado… objetos que conservan recuerdos de aquellos que les dejaron abandonados a su suerte, objetos olvidados en algún lugar.

fotografía de Fabien Jacquot

El cometa Lulin en la madrugada del 24 de febrero

El cometa C/2007 N3 descubierto en 2007 por unos astrónomos chinos, más conocido como cometa Lulin, alcanza en la madrugada del 24 de febrero de 2009 su máxima intensidad acercándose a 61 millones de kilómetros de nuestro planeta, lo que permite que sea visto con unos simples telescopios o a simple vista en zonas rurales con poca iluminación.

fotografía tomada el 19 enero

Time Lapse 3 segundos

Los que lo observen podrán ver una mancha verdosa en el cielo con una estela del mismo color. La macha de color verde es la atmósfera iluminada por el sol que generan los gases venenosos del interior del núcleo, con un tamaño como el de Júpiter.

Con posterioridad al 24 de febrero y de forma gradual, el cometa continuará su órbita parabólica y desaparecerá para siempre del Sistema Solar, lo que lo convierte en un acontecimiento único.

En el siguiente enlace podreis ver la evolución del cometa desde su descubrimiento hasta su llegada visible a La Tierra: aerith.net

Vista desde Arizona el 22 de febrero

Se vende todo

Khaled Kashkari refleja en esta fotografía un mundo en el que todo está en venta, sentimientos, personas, lugares idílicos y perdidos, con tal de obtener algo a cambio. Compañías en las que sólo hay una mentalidad de conseguir más y más beneficios sin pensar en las consecuencias. Lugares que ven cómo su antigua belleza y soledad son ahora grandes centros urbanos en los que la calma no tiene lugar.

Lazos casuales de la necesidad

Una situación casual en un día caluroso. Una niña sedienda estaba buscando agua y durante mucho tiempo no pudo encontrar nada. Se sentía muy débil pero con fuerzas aún para seguir buscando, hasta que descubrió en la calle una bomba de agua.

Obviamente, no podía activar el mecanimo y recoger el agua al mismo tiempo, así que pidió ayuda a otra niña que jugaba por los alrededores y, de esta forma, se ayudaron la una a la otra para beber agua. Desde entonces son inseparables amigas.

fotografía de Virgoshee Gouda