Virutas heladas de chocolate

chocolate

Soy un verdadero fan del chocolate, desde el que se toma en invierno en un tazón caliente en noche de domingo con churros hasta las bolas de helado en cucurucho de helados italianos en verano, desde el que va en crema rellenando bizcochos, pepitos o magdalenas, hasta el que sirve de maquillaje para una buena tarta de cumpleaños.

Se me dan bien los postres, muy bien, para qué negarlo, me dejan esa libertad en la cocina que otros platos no ofrecen, la libertad para inventar cosas nuevas. Y recientemente he aprendido a hacer mis propias virutas heladas de chocolate, algo tan sencillo como agarrar una onza de tableta (de chocolate, cuidado con no cortarse la otra), un cuchillo muy afilado e ir cortando como si se tratase de un ajo.

Después de esto, directas al congelador y a disfrutar de unas deliciosas virutas heladas de chocolate, ideales para la papilla de frutas de verano que ya os enseñé a hacer. Se me hace la boca agua.

Papilla de frutas (receta pre veraniega)

papilla de frutas

Sé cocinar lo justo y necesario como para no morir de hambre, pero si hay algo que se me da muy bien, que me invita a innovar y a probar cosas nuevas, esos son los postres. No sólo me gusta comerlos, sino que disfruto haciéndolos. Por cierto, es la primera vez que introduzco cocina en el blog después de estos casi 7 años, mmm, no se me había ocurrido hacerlo antes.

Una de mis recetas favoritas es la tarta de galletas con chocolate y crema, pero dado que es casi veranito, qué mejor que compartir una receta ya no solo veraniega, sino que vale para cualquier temporada. Lo mejor es que fresquita está más rica y además vale para todas las edades.

papilla de frutas 4

papilla de frutas 5

La papilla de frutas es muy beneficiosa y es aconsejable comerla recién hecha para que la fruta y sus vitaminas no pierdan sus propiedades. Sirve como digestivo, te aporta vitaminas y te deja como nuevo.

Ingredientes (para 2 personas o 1 si comes mucho, yo reconozco que esto me lo comí solo):

– Leche (cantidad en función de gustos, se explica en la elaboración)

– Galletas (x5)

– Manzana (1, se puede sustituir por una pera u otra pieza de fruta)

– Melocotón (1, se puede sustituir por otra pieza de fruta)

– Plátano (1)

– Yogur (a elegir sabor, natural, con trozos de fruta o con trozos de chocolate)

– Virutas de chocolate (de pastelería)

papilla de frutas 8

Elaboración:

Troceamos la manzana, el melocotón y el plátano en pequeños trozos. Cogemos una jarra de medida o similar y vertemos leche hasta llenar sólo el culo de la jarra. Esto se hace para que cuando echemos los trozos de fruta dentro, que es lo siguiente que debemos hacer, no se queden pegados en el fondo al batir.

Troceamos, sin llegar a desmenuzar, las galletas y las echamos dentro junto con la fruta. Abrimos el yogur y lo echamos dentro cubriendo la capa de galletas para que al batir no salgan las migas hacia arriba.

El hecho de utilizar el plátano y las galletas tiene su sentido. Ambos van a actuar de tal forma que le van a dar consistencia a la papilla, sin que quede muy caldosa. Si por el contrario deseas que quede caldosa, es aconsejable utilizar otra pieza de fruta más acuosa que un platano y no echar galletas.

papilla de frutas 10

El siguiente paso es también muy importante, ya que es el que va a decidir si la papilla queda espesa o no. Para tomarle la medida a este punto importante hay un truco. Agarra la batidora y empuja desde arriba hacia abajo aplastando las frutas y galletas dentro de la jarra hasta que se asienten, todo esto sin batir aún. Una vez hayas hecho esto, si quieres que quede muy espesa, vierte leche de nuevo a la mezcla poco a poco y sólo hasta que veas que empieza a rebosar por encima de la mezcla. Si por el contrario la deseas muy cladosa, echa leche a tu gusto o ve agregando mientras bates.

Ya sólo queda batir, aconsejable a media-alta velocidad y durante unos 4-5 minutos para que no queden tropezones. Una vez la mezcla quede homogénea, vierte la papilla en un plato hondo y listo para servir.

En estas imágenes no tenía, pero puedes hacerte con una bolsita de virutas de chocolate de pastelería que venden en supermercados y pastelerías o incluso rallar una tableta de chocolate con rallador si lo quieres hacer de forma casera. Después sólo esparce las virutas sobre la papilla ya servida. Esto la hará aún más irresistible.

¡Y a disfrutar!

GALERÍA: PAPILLA DE FRUTAS

Sabor a chocolate

Si hay un alimento insultantemente delicioso, tiene un nombre, chocholate. Desde hace bastante tiempo no es algo que sea parte de mi día a día, apenas alguna onza muy de vez en cuando o en la recubierta de los helados en el verano, la sensación de masticarlo y después convertirlo en chocolate espeso saboreando hasta enloquecer, no me extraña que después digan que es el sustituto del sexo, aunque se pueden tener ambas cosas.

Recuerdo aquellos bocadillos “de una sola tapa” untados con nocilla, eso que ahora se llama nutella. También los bocadillos bien hechos con dos tapas y una tableta de chocolate entre medias, donde la tableta terminaba en la mano, la parte de abajo del bocadillo desperdiciada y entre mordisco y mordisco de la tableta, pedazo de pan de la parte de arriba con corteza crujiente. Mmmmm, recordar trae sabor a chocolate.