Sabor a chocolate

Si hay un alimento insultantemente delicioso, tiene un nombre, chocholate. Desde hace bastante tiempo no es algo que sea parte de mi día a día, apenas alguna onza muy de vez en cuando o en la recubierta de los helados en el verano, la sensación de masticarlo y después convertirlo en chocolate espeso saboreando hasta enloquecer, no me extraña que después digan que es el sustituto del sexo, aunque se pueden tener ambas cosas.

Recuerdo aquellos bocadillos “de una sola tapa” untados con nocilla, eso que ahora se llama nutella. También los bocadillos bien hechos con dos tapas y una tableta de chocolate entre medias, donde la tableta terminaba en la mano, la parte de abajo del bocadillo desperdiciada y entre mordisco y mordisco de la tableta, pedazo de pan de la parte de arriba con corteza crujiente. Mmmmm, recordar trae sabor a chocolate.

2 comentarios en “Sabor a chocolate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s