Relaxing cup of café con leche

relaxing-cup-of-cafe-con-leche

Desde el fin de semana de la candidatura olímpica de Madrid 2020, Plaza Mayor en la capital está llenita de gente buscando “fuuuuuuuuuuuuuunnnn”, sol y nothing like e relaxing cup of café con leche (gente que se ve hasta con sus termos sentada en cualquier sitio).

Me encanta este país, la gente que vota, un gobernante con la nariz muy larga y que le sigue creciendo cada vez que abre la boca, un yerno real con manos largas, un monarca que se va de caza de especies protegidas y cuyo nieto se pega un tiro con un rifle en el pie, así nunca nos aburrimos. Ahora añadimos al repertorio de la comedia a una nueva protagonista para la serie nacional, Anne Bottle, la que se quedó en inglés de primaria cuando le dijeron eso de “la A en inglés se pronuncia como una E”.

Cómo lo absurdo puede llegar a ser divertido es todo un misterio. Dónde está la línea que separa la indignación de la gracia. Pues debe ser muy fina porque se pasa de un lado a otro con una facilidad pasmosa. De la presentación de la candidatura no sabría si quedarme con el presidente prometoynometo, del compañerismo fingido del hijo del que fuera presidente del comité olímpico, con los dos compañeros a los que llamó al escenario para darles una palmadita en la espalda o con el saludo de una deportista paralímpica que, para saludar a los asistentes, no sé con qué intención, se salió de la mesa en la que estaba sentada para mostrar que estaba en silla de ruedas sin necesidad.

Lo que no pudo negar es que a pesar de la primera indignación, crucé la línea hacia el lado del sentido del humor viendo a esta tia haciendo el ridículo. Espero que el mundo no se haya dado cuenta (no mucho al menos) de los lamentables representantes, aunque parece que el jurado que votó tenían unas caras que parecían a punto de mandarnos bien lejos, encestando a cada uno de ellos por cada aro olímpico.

No teníamos canción del verano todavía. ¿Os apetece tomar un relaxing cup of café con leche mientras lo escuchamos? Y niños dee todo el mundo que veis este vídeo, tenéis una oportunidad excelente para desarrollar vuestro inglés básico, descubrir los errores y perfeccionarlos, venga, a estudiar.

Esta música ya me suena – Especial edición Eurovision 2013

Antes de la emisión de la gran final del Festival de Eurovisión, me encontraba redactando una entrada que quería poner antes del post resumen, ya que por casualidad me encontré con algo bastante curioso al buscar en un portal de música las canciones por separado de algunos de los artistas y canciones que más me gustaban. Lo que iba a ser una entrada de un curioso caso, pasa a convertirse en todo un surtido en el que elegir, así que este año no haré la green room (ni el tonto), pero sí os mostraré esos casos de supuestos plagios y compras de votos tan interesantes.

Hay canciones genuinas que a uno le dejan impresionado y son como un flechazo, pero otras muchas veces ya nos parece haberla escuchado antes, nos invade una especie de dejavú que a veces podemos identificar y muchas otras no. Pero en un caso como el de un festival de la canción que ven más de 200,000,000 de personas, es difícil que de entre todos no salga esa canción que “se parece a”. Antes de comenzar, me gustaría compartir  un artículo bastante interesante sobre los supuestos plagios, que es una palabra que enseguida nos viene a la cabeza cuando escuchamos algoq ue nos suena, cuando la verdad es que no se les puede acusar de tal cosa porque si no, en la literatura, cualquier historia de amor podría considerarse como tal (como ya ocurrió con Susanna Tamaro). Aquí lo tenéis.

Comenzaré por mi descubrimiento, claro que sí, que para eso me lo curré, los otros no han parado de salir hasta en los telediarios.Como en el portal de música que suelo escuchar, el disco de Eurovisión 2013 no viene con todas las canciones por eso de cuestiones absurdas de derechos (sí, en la música también existe el puto geobloqueo, en este mundo de internet que prometía ser tan libre y poco a poco nos van jodiendo), pues tuve que ir buscando algunas que no aparecían, de hecho la mayoría en mi lista de favoritas (me pensaré hacer un post especial con todas ellas).

Lo bueno de buscarlos de esta manera es que así ya de paso ves si han sacado disco, ya que muchos de ellos aprovechan la repercusión del festival para promocionarse, total la canción con que sea de octubre en adelante del año anterior es suficiente y la pueden poner y publicitar como quieran.

Al hacer esta búsqueda pude ver las portadas de sus discos o singles que lanzaron en su país de orígen y me llevé una sorpresa al comprobar estas dos portadas. Por un lado Ryan Dolan y su disco “Frequency” en el que está incluída la canción Only Love Survives y Roberto Bellarosa con su album “Ma Voie” que también incluye su tema eurovisivo Love Kills.

ryan y robertoFijaos en las R de ambos discos. Curioso el grafismo al estirarlas. Será que está de moda

La prensa lituana no tardó en sacar a la luz un controvertido tema que no es la primera vez que se produce ni es la primera vez que se hace contra un mismo país. El diario 15min.lt acusa a Azerbaijan de compra de votos en la que estarían implicadas varias personas cuya misión era regalar a jóvenes universitarios tarjetas SIM cargadas con saldo y ofreciéndoles 20 euros a cambio de que con esos móviles llamasen para votar por el representante de Azerbaijan.

Fueron los propios jóvenes los que denunciaron este hecho, con lo que enseguida dos periodistas se pusieron en contacto con los dos hombres de habla rusa que aparecen en el vídeo de prueba y con cámara oculta grabaron la conversa conversación como si de un diario de… se tratase.

No entiendo ni papa del idioma, así que habrá que creérselo. Esto me recuerda tanto a los pueblos que ponían el teléfono del ayuntamiento a disposición de la gente para llamar y votar por su concursante preferido en las primeras ediciones de Gran Hermano. Fran lo puso de moda, habrá que llevarse a juicio entonces.

Los periodistas le preguntaron a los rusos (parece esto una clase de historia) que cuánto les había costado ganar el concurso en 2011, fecha en la que ya se denunció este tipo de actividades, a lo que respondieron que “muchos millones”. Pues nada hijos, que este año habéis perdido “muchos millones” porque al final no ganó. Esta actividad también se hace en otros países pequeños que participan en el festival. Yo de hecho para Eurovisión 2014 le voy a decir a mis familiares que les doy 1 euro si votan por mi favorito. A lo mejor así, entre los millones de personas que votan, si al final gana quien quiero diré que fui yo el que le hizo ganar. En fin, ¿qué sentido tiene esto si el gobierno de ese país no está detrás? Porque que alguien me explique qué beneficio sacan estos rusos.

Es más, todo se desmonta por completo si pensamos en qué necesidad tienen estos dos rusos en ir repartiendo tarjetas para que la gente llame, si ellos ya poseen esas tarjetas y pueden llamar sin necesidad de buscar a nadie que vote por tí, ya que la llamada o el mensaje no identifica la voz del votante. Eso no hubiera entonces modificado el intento de voto. Así que un buuu para este diario que sólo intenta dejar mal la imagen de un país.

El tema espinoso de cada año, en el que de entre esos 200 millones de espectadores algunos tienen un hobby bastante divertido, que a mí me encanta, el de buscarle parecido a las canciones y después hacerse notar poniéndolo en todas las redes sociales e iniciando la mecha hasta que estalle la bomba (que las redes sociales tienen tanto poder como para echar a una concursante de la casa de GH oye). La verdad es que esto empaña un poco el voto, pero más lo empaña el que alguien diga en directo sin miramientos que los 12 puntos se los da a su país vecino, ahí, con dos pares.

Es algo que pasa todos los años y este la verdad es que han afinado muchísimo con la búsqueda. Por supuesto todas las miradas se centran en la canción ganadora, este año Dinamarca con Emmelie de Forest y su “Only Teardrops”. Escuchémosta, mis supertacañones…

Emmelie de Forest “Only Teardrops”

Pues la canción esa a alguien le sonó a esta otra, “I Surrender” del desaparecido grupo holandés K-Otic. Una cadena holandesa decidió ponerse en contacto con uno de sus cantantes, Bart Voncken. Según sus palabras, al escucharla por primera vez no le vio ningún parecido, fue en la segunda escucha cuando encontró muchas similitudes, pero aún así no ve motivo para acusarla de plagio, no considera que su parecido sea suficiente. Si lo dice él que es suya… quiénes somos nosotros para decir lo contrario, por favor.

K-Otic “I Surrender”

Los fans españoles también tenemos tiempo para buscar los parecidos razonables, así que a la exitosa canción de El Sueño de Morfeo (o deberíamos llamarlos por como ellos mismos se han dado a conocer en Europa, “I ES DI EM” fonéticamente ESDM en inglés, que ya hay que tenerlos cuadraos para hacer semejante tontería), esa canción que según un colaborador del post programa del Festival de Eurovisión dijo que había estado a punto de ganar (sí, a puntito, ya me iba a ir yo a las oposiciones descalzo y vestido de amarillo con la suerte que trae), “Contigo hasta el final”, escuchémosla… otra vez, sí, otra vez. (Y eso que os pongo el vídeo oficial que ahí suena bonito, más que na pa no tener que ver el desastre otra vez)

El Sueño de Morfeo “Contigo hasta el final”

Se parece a esta otra de la mismísima Kelly Clarkson (anda que se han ido a buscar poca cosa), su canción “The Sun Will Rise”. Mirad, mirad, la verdad es que en ciertas partes se parece bastante, sobre todo en el principio y en su primer cambio de ritmo.

Kelly Clarkson “The sun will rise”

Erres que se alargan y se copian de disco a disco y canciones que se parecen tanto que las tachan de plagio. ¿No será más bien que lo de hacer letras chulas y alargadas les gusta a muchos dibujantes y que incluso lo hacemos en nuestras propias firmas? ¿No será que entre tantos miles de millones de canciones al final algo de lo que hagamos termine pareciéndose o que de tanto escuchar música termine influyéndonos en nuestras propias composiciones?

Moraleja: Kelly Clarkson, abandona tu sueño de presentarte a Eurovisión.

Todo sobre la injusta expulsión de Argi de la casa de Gran Hermano catorce

susargistas

Todos sabemos ya, los que somos seguidores desde el principio de los tiempos de Gra Hermano, cómo funciona esto. Ya pueden pasar años y décadas, que Íñigo seguirá siendo el chaval pesado del polo verde (a pesar de molestarse con Mercedes Milá porque se le recordase por esto tal y como pudimos ver hace poco), Bea “la Legionaria” y la que no para de tirarse un pedo donde le dé la gana, Pepe Herrero “el estratega” del nominator, Niki el de los papeles de la paella… y así podríamos seguir con cada uno de los cientos de concursantes que han pasado por la casa. A cada uno se le recuerda por algún momento concreto de su estancia, sea o no agradable y a Argi le ha tocado la peor de las etiquetas posibles, una etiqueta que está manchada con las huellas de todos y cada uno que desde el pasado martes por la noche no ha dejado de dar bombo a una broma (sí, broma, yo no la pongo entre comillas como hacen otros medios que no conocen ni la mitad de este reality y lo que significa estar allí encerrado) de mal gusto, hasta el punto de elevarla a otra categoría.

En Gran Hermano todo está grabado. Sabemos cómo funciona el mecanismo del 24 horas, si algo importante sucede dentro de la casa, nada mejor que enfocar al ojo o al jacuzzi o donde no haya nada para después emitirlo en las galas o resúmenes. Ya es que ni nos molesta, lo hemos dejado por imposible. Pero lo que no pueden es evitar cosas como la que sucedió en directo, además mientras se hacía emisión por el nuevo canal 9, y que me pilló cenando por suerte. Los concursantes se encontraban preparando la cartelería para hacer una manifestación dentro de la casa y reivindicar las cosas que necesitaban dentro de la casa, algo como un minimundo aparte manifestándose contra el gobierno (aquí el súper). Obviamente el tema de conversación giró en torno a las manifestaciones y Argi, que como ella misma se describe es una bocazas, volvió a meter la pata y en broma dijo que ella la única manifestación a la que había ido era para que volviese “la ETA”.

Sus compañeros de alrededor se rieron como nos podemos reir cada uno de nosotros al escuchar estas bromas de humor negro y macabro. Sale por instinto, auqnue inmediatamente reaccionamos, como lo hicieron sus compañeros y ella misma, reconociendo que había sido de muy mal gusto.

Este pequeñísimo momento que duró un suspiro, si bien después Argi, sabiendo que estaba en la tele, estaba preocupada por si se emitía fuera, en otra época sin redes sociales de por medio, se hubiera quedado como lo que es, una simple broma de las tantas que se han hecho en nuestro país sobre bandas terroristas, asesinatos y muertes entre amigos. Pero no, las redes sociales tienen ese poder a veces maravilloso, a veces terriblemente cruel. Durante más de una hora me quedé observando las reacciones bajo la pantalla, por la que iban desfilando esa suerte de mensajes sms que toman el pulso a las opiniones que se van formando entre la gente. Y mientras los seguidores de Argi la defendían diciendo que era una broma sin importancia aunque de mal gusto, los detractores de la concursante, que también hay muchos, se dedicaron a elevar esta broma a otro grado diferente, haciéndose notar igualmente en todas las redes sociales.

susargistas 2

Lo de las redes sociales como digo, es a veces terriblemente cruel, ver cómo una serie de personas que no se conocen de nada, de repente se unen con una facilidad pasmosa para crear un hashtag y hacerlo trending topic, cómo una persona con un poder de convicción elevado, puede destrozar en segundos la vida de otra persona sin que nadie pueda remediarlo.

Una información que hace unos años hubiera quedado en la nada, se difundió como la pólvora por los medios (a los que ya no les hace falta casi ir a la puerta de la casa de nadie, con seguir su twitter les sobra y les basta para contrastar información) y obviamente con la Asociación de Víctimas contra el Terrorismo hemos topado, que al leer las informaciones trastocadas, porque twitter no deja de ser un teléfono escacharrado como al que jugábamos de pequeños, no tardaron tanto como asociación como su presidenta, en pedir al programa la expulsión inmediata de la concursante y tomar medidas en el asunto. Y digo información trastocada y además no contrastada, porque en su twitter piden esta expulsión porque la concursante, según ellos “pidió la vuelta de ETA”, lo cual es mentira.

El jueves la bola siguió creciendo más y más sin límites, tanto que Argi y los hashtags de apoyo a la concursante se convirtieron en trending topic nacionales. Lo más curiosos es que, mientras los impresentables que habían sembrado la semilla desaparecían sin dejar rastro, el papel de los defensores de que aquello no era para tanto, se tornaba harto complicado ante un fuego que una vez creado ya no podían apagar de ninguna forma. Ni siquiera la invitación de la productora de Gran Hermano a Argi en el confesionario para retractarse de sus palabras y pedir perdón por el desafortunado comentario eran ya suficientes (ver el vídeo en este enlace), ni sus lágrimas, ni los nervios que tantos vimos reflejados en ella al sentir que era ya consciente de que la había liado sin querer. (Dónde estaría su cabeza en esos momentos sabiendo la repercusión de una frase desacertada, los que seguimos el concurso lo sabemos).

Ya lo dije hace un tiempo, cuando el caso La Noria, cuando los anunciantes hicieron boicot a un programa por no estar de acuerdo con una situación puntual. Lo dije. Dije que si conseguían salirse con la suya y acabar con el programa, en aquel momento estaríamos en un punto de inflexión en que la televisión dejaría de ser como la conocemos, dejaría de ser ese medio con libertad de expresión, con programas variados y libertad para crear.

A Argi ayer no la expulsó Gran Hermano ni la productora que está detrás (ya tuvieron la oportunidad de dejarlo claro), una productora que en todo momento ha tratado este tema como se merece, como un comentario desafortunado sin más, como tantos otros se han hecho en la casa sin consecuencias (véase a los gemelos diciendo que “estás más perdida que Marta del Castillo” o “antes prefiero estar muerto que ser gay”), dando libertad de expresión y dejando en manos de la audiencia decidir lo que considera ético o no, que para eso somos personas con la capacidad de decidir lo correcto o lo que no lo es. Dentro de esa casa, donde algunas veces llegas a olvidarte de las cámaras, se llegan a producir situaciones tan reales como en la vida misma. Como tantas veces dice Mercedes Milá, si a cada uno de nosotros nos pusieran una cámara al hombro las 24 horas del día, no podríamos aguantar después ver todo lo que hemos dicho y hecho si se emitiese públicamente.

La AVT no jugó limpiamente, enfrentándose a una persona que no se podía defender y dar explicaciones normalmente porque estaba encerrada dentro de una casa (y ellos son los primeros que deberían haber pensado en ello y haberse enterado de las cosas antes de escribir impulsivamente en una red social).

A Argi no la expulsó Mediaset, aunque así se lo dijeran porque tenían que hacerlo de esa manera, para desvincular de esa responsabilidad a la productora del programa.

A Argi la expulsaron esos anunciantes que se cargaron La Noria y a los que un día se les dio un poder que no les correspondía. Ahora saben cómo meter presión, ahora se creen jueces, ahora se creen dioses capaces de decidir lo que debe o no debe ser. Un camino que, como dije en su momento, es muy pero que muy peligroso y que cada vez se hace notar más. Ayer la víctima fue Argi, pero mañana puede ser otro cualquiera. No piensan en las consecuencias ni en nadie, ni siquiera en sus potenciales compradores, aunque ellos los hagan con la intención de desvincularse de ciertas opiniones socialmente mal vistas.

Va a resultar ahora que los que pisen cierto centro comercial o cierta clínica dental son santitos todos, que sólo ven documentales de La2 o Saber y Ganar como quieren hacer crees sus anunciantes. Pues no, esas mismas personas que pisan esos comercios, son gente normal, con sus defectos, con opiniones variadas, no son perfectos. Defienden a un tipo de audiencia que no existe, porque es una audiencia imaginada, perfecta, blanca, inmaculada.

Durante estos días he seguido muy de cerca este asunto y he escrito vehementemente las palabras según las sentía en los diferentes medios habituales que tengo para escribir. El poder que un día se dió a los anunciantes va a tener sus repercusiones y sólo espero que de tanto usarlo al final la tortilla se dé la vuelta y la sociedad sepa reaccionar para hacer ese boicot que tanto estilan últimamente a quien lo merece, porque ayer me dolía ver el hashtag BoicotGH cuando debería haber sido BoicotAnunciantesInquisidores, porque eso es lo que son, inquisidores en una sociedad que cada día pretende ser más libre. Ayer Argi no fue libre, fue una de esas tantas “brujas” cazadas y quemadas en la hoguera para disfrute de sus ejecutores que necesitaban saciar su sed y dar ejemplo, un ejemplo que no existe.

La presión hizo que a Mediaset no le quedase otro remedio que expulsar a la concursante, a pesar de que si por ellos fuera no lo hubieran hecho, ya que como demuestran las imágenes, las disculpas son más que aceptables. Pero como todo grupo empresarial en este sector, están cogidos por los mismísimos huevos, o eso o vivir un caso La Noria. Un chantaje digno de llevar ante los tribunales.

Si bien este asunto me exaspera, hay otro que no quiero dejar pasar por alto. Ayer la Asociación de Víctimas contra el Terrorismo me dejó francamente desilusionado, por su actitud, de escribir  sin pensar, sin contrastar antes la información, difundiendo con un comentario algo tan grave, acusando a una persona de hacer apología contra el terrorismo. Como digo, los principales culpables de toda esta situación son los que con sus dedos intentaron tecla a tecla poner una etiqueta a una persona (cuánto nos gusta esto eh) sabiendo que estaban actuando mal, pero creo que tenemos el deber, que tienen el deber, los que saben que tienen más fuerza social, el de hacer el caso que se merece a las redes sociales. Las redes sociales no deben elegir por nosotros, no deberían llevarnos a un estado de euforia, no deberíamos creer todo lo que en ellas se dice, son un teléfono escacharrado lleno de medias verdades o verdades a medias y hay que ponerlas en su lugar antes de que se les dé también un poder que no deberían tener.

Tras la expulsión, mientras se emitía José Mota, leí que en 13tv estaban debatiendo sobre Gran Hermano. Ya que estaba siguiendo todas las reacciones, por qué no ver algunas más. Lo que escuché me dejó boquiabierto y con ganas de ir al servicio a potar. Una mesa de debate en la que poco menos que ponían a Argi como una terrorista infiltrada, colaboradores que hablaban sin saber, acusándola de hacer apología contra el terrorismo. Uno de los momentos más indignantes fue la intervención telefónica de la presidenta de la AVT, que tuvo los santos cojones de decir que ella nunca había pedido la expulsión de la concursante. Por suerte para esta señora, tenemos una cosa que se llama captura de pantalla, que la disfrute tanto como ha disfrutado del poder que ayer le concedieron, ese poder que cuando uno lo tiene entre las manos o le quema y lo suelta o le hace más cruel de por vida.

avt

Gran Hermano lleva con nosotros 13 años, se dice pronto. Juntos nos hemos enfrentado a esa primera vez en que socialmente una puta (por qué no, vamos a llamarlo con todas sus letras) dice que es puta y a las reacciones de la gente, a esa primera vez en que una persona transexual, un gay o una lesbiana confiesan su condición y a ver ls reacciones de la gente, juntos hemos asistido al escarnio público al que fue sometido Carlos “el yoyas” por un jugueteo con su novia que de haber sido hoy lo hubiéramos tomado como algo muy normal, juntos hemos vivido lo que supone el chantaje emocional y el machismo más exagerado (y que sin embargo es tan común) de la mano de nuestra Sindi. Cuando parecía que todo eso ya se estaba empezando a ver en la sociedad con normalidad y que estábamos aprendiendo a discernir entre lo que es grave o lo que no lo es, llega un tema que ha sumergido a un gran número de personas en un debate sin precedentes.

Yo sólo pido desde aquí, aunque sé que será imposible por la larga historia que llevamos a nuestras espaldas, que en la medida de lo posible seamos conscientes de lo que ha sucedido y de quienes son los culpables de que hoy una persona lleve una etiqueta ante la cual ha de ser muy estable emocionalmente para poder sobrellevar y superar. Algunos deberán mirarse a ellos mismos y otros tendrán que decidir si el poder que se les ha otorgado les está haciendo cambiar algo abanderando algo que no existe, la perfección.

Argi para mí no era ni mucho menos la ganadora de esta edición, aunque su evolución en el concurso, de parecerme un simple mueble pasó a mostrar sus sentimientos y ser imprescindible, llegó a conquistarme algunas semanas. Pero no deseo que lleve la etiqueta de “expulsada por la broma sobre el terrorismo”, deseo que lleve la etiqueta de “ganadora moral de Gran Hermano”. Vaya esto por sus seguidores, porque el apoyo durante estos dos días a la concursante y persona ha sido brutal y porque ya es hora de que la sociedad ponga a cada cual en su sitio, el que merece.

En mi estantería ya hay ‘Una vacante imprevista’

una vacante imprevista 5

Mientras paseaba en la noche por las calles más antiguas de la ciudad camino de mi destino, no dejaba de pensar cómo fue aquella primera vez. La primera vez no se me ocurrió otra cosa que, sin saberlo, entrar en una librería religiosa para pedir un libro que había enamorado ya a más de 13 millones de lectores en todo el mundo. De los dos o tres dependientes que me atendieron, tras preguntarse entre ellos y entrar un par de veces al almacén, ni lo conocían ni lo tenían. A la segunda librería hubo más suerte y el dependiente que me atendió, aunque no sabía exactamente sobre ese libro que le pedía, apareció bajo las escaleras enseñándome las dos portadas de los dos libros que habían salido hasta el momento. Fui uno de los primeros, antes de que se generase un fenómeno, antes de las películas. Aquel dependiente seguramente nunca se acordará de mí, pero yo sí, aunque por sus manos habrán pasados centenares, miles de libros ya vendidos de Harry Potter.

una vacante imprevista 2

una vacante imprevista 3

una vacante imprevista 4

La historia se vuelve a repetir, debe ser cosa del destino, o más bien como yo digo, de lo inevitable. Una dependienta de la sección de libros de una conocida cadena de hipermercados, me hace repetir el nombre del libro y la autora, algo que me sorprende, porque la pequeña diferencia esta vez es que la autora ya es conocida. No me queda otro remedio que hacer algo que quería evitar a toda costa, “la autora de Harry Potter”, pero tengo que hacerlo y me sonrío a mí mismo. Lo encuentra, pero cae en algo que sabía que caería, la fecha de puesta a la venta. Tras preguntar a su compañero y este a su supervisor (otra vez tres dependientes divagando), no me lo pueden vender hasta mañana, aunque me confiesan que ya lo tienen abajo en el almacén. Por un breve espacio de tiempo querían bajar a por él, pero no lo hacen.

A la segunda hay más suerte, entro en la librería que me consiguió la saga entera de La Torre Oscura y mientras llego al mostrador ya veo el libro de contorno amarillo y fondo rojo y se me hace la boca agua, ya está más cerca de mis manos para devorarlo. Sin andarse con tantos remilgos, la chica que me atiende le pregunta a otra si ya se puede vender y entre risas y muy simpática dice “véndeselo, a quién se lo va a contar a estas horas”. Mientras me lo cobra, me dice que se lo va a leer porque le gustó mucho Harry Potter, aunque no tenga nada que ver. Ya con mi libro en las manos debatimos los cinco, ellas dos y una pareja que allí había, y que descubren gracias a mí que J.K. Rowling ha sacado un nuevo libro (al final terminarán comprándoselo), brevemente sobre la tontería de respetar la venta de un libro un determinado día, de los tiempos de Harry Potter y cuando fijaban incluso una hora a pesar de tener los libros muertos de risa durante quince días en el almacén.

una vacante imprevista

Desde aquí dejo bien claro que respeto que ciertos productos tengan una fecha de salida, pero no lo comparto. Me encanta que se creen mini presentaciones para ponerlo a la venta, fiestas, y que el día de salida sea como una celebración especial, pero deberían también respetar a los que disfrutamos de la lectura sin necesidad de tanta pomposidad, porque no nos hace falta que nos metan un libro por los ojos, porque no formamos parte de esos compradores a los que cazar, porque queremos ese libro en cuanto el librero lo tiene en las manos, porque en mi estantería y en mi cabeza hay ‘Una vacante imprevista’ que rellenar.

Para los más fans, os daréis cuenta que el libro está dedicado para Neil, su pareja, a quien ya dedicase de forma compartida Harry Potter y el Misterio del Príncipe.

Un premio que sabe a triunfo. El papá de Super Mario, Shigeru Miyamoto, premio Príncipe de Asturias

Faltan apenas poco más 48 horas (bueno, para mí menos de 24) del lanzamiento de la nueva WiiU, la primera consola de Nintendo en alta definición. Atrás quedan aquellos días, cuando era pequeño, en que me acercaba, aún con los ojos muertos de sueño de los nervios de la noche anterior, a la tienda a por mi primera consola, la GameBoy.

Durante esos primeros años en que SEGA y Nintendo libraban su particular batalla, e incluso con la llegada de la desafortunada Dreamcast y el formato del CD en PlayStation, los juegos a vista de los demás no dejaban de ser un mero entretenimiento temporal, pasatiempo de niños, o como los llamaban algunos, las maquinitas. “Niño, deja de jugar a la maquinita y ven a comer ya que se enfría la sopa”. Cuántas veces me ha dicho eso mi madre.

De Nintendo…

Pos suerte desde hace una década, la llegada de las nuevas generaciones de consolas y las nuevas tecnologías que han permitido hacer de los videojuegos toda una experiencia sensitiva y emocional, han colocado a la industria en el puesto que se merece desde hace tanto tiempo y el primer premio fuera del mundillo que se concede a nivel internacional además viene de España, todo un Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades para el creador de ese famoso personaje que en pocas horas podremos disfrutar por primera vez en consola en todo su esplendor en HD, Shigeru Miyamoto.

a WiiU

Antes de tener una consola propia, una noche de nochevieja la pasamos en la casa de mis tios. Después de cenar y comernos las uvas, mi prima me enseñó una consola de color grisáceo que tenía en su habitación, debajo del televisor, se llamaba Nintendo y era toda una sensación. Nos tiramos hasta las cinco de la madrugada sin parar, riéndonos con esos tontos Lemmings y sus complicados niveles. Pero mucho antes de eso, había un pequeño fontanero pixelado con el que no parábamos de saltar sobre los enemigos, recoger setas que nos daban media vida, que bajaba por las tuberías, que se hacía invencible durante un ratito y que recogía monedas. Así me encontré con el hijo de Shigeru Miyamoto por primera vez en mi vida, Super Mario.

National Geographic España, 25 años de magazine

Hace ya 25 años que National Geographic en Español forma parte de mi vida. No hay rincón de la casa que no esté teñido por ese característico color amarillo del marco de su portada. Llevo un retraso de varios años en la lectura, cierto es, pero todos los números están ahí, desde el primero en octubre de 1997, algunos antiguos que tengo sin leer pueblan las estanterías más cercanas a mi cama, otros ya leídos están en sus encuadernaciones de piel, mientras que los más modernos se apilan sobre las estanterías del salón junto a las decenas de mapas, esperando sus tapas como los demás.

Recuerdo que lo compré una tarde con mucha ilusión, me acerqué a la papelería que acababa de abrir en el barrio y allí conocí a la dependienta, que me dio la revista y me invitó a ir allí cada mes, que ella me la guardaría, y así ha sido durante casi 300 meses cruzando sus puertas, como esta misma mañana para comprar el último número.Y ha sido hoy cuando casualmente he caído en la cuenta de que había pasado tantísimo tiempo, mientras leía por encima las páginas del número especial sobre el Universo, al pensar cuán pequeño era nuestro planeta, como un grano de arena en una inmensidad gigante, extensa y profunda.

Esa primera tarde, después de tanto tiempo deseándolo, sabiendo que era una de las revistas más prestigiosas en EEUU y que ahora estaba en mis manos traducida, me sentí especial, como con un tesoro entre las manos. Difícil olvidar la primera portada de los niños indígenas tocando los tambores, abrí sus páginas y comencé a leer, una lectura que comenzó aquel día, que trataba sobre la historia, sobre la ciencia, sobre la fé y los conocimientos y sobre la aventura del ser humano dentro y fuera de su espacio, una lectura que comenzó entonces y que aún no ha acabado.

La Cúpula de Stephen King

Hace ya muchos años que leí algún libro de Stephen King, después de ver esa película de la habitación de los objetos de deseo de sus habitantes. Los mundos que recrea el autor siempre están rodeados de un halo de misterio, podría ser cualquier pueblo perdido en la inmensidad de las montañas donde sucediesen todas las historias que cuenta (o casi todas), pero cada uno parece distinto, con habitantes que parecen cobrar una vida más allá del libro.

La Cúpula, tal y como él mismo deja constancia en las últimas páginas, ha sido uno de sus mayores retos, con una idea que permaneció dormida durante una década y que de nuevo ha rescatado, una historia muy complicada ya no sólo para el autor, sino para los lectores. Me faltan dedos de las manos y los pies para recordar la cantidad de veces que me he perdido con tantos personajes, al final por circunstancias se repiten los mismos nombres y terminas viendo la luz, que cuesta lo suyo, ni siquiera tirando de la pequeña guía que se nos proporciona antes de empezar a leer es suficiente para recordarles a todos. Es una de esas novelas en las que, sin querer, el que lo lea se sentirá más o menos identificado con algunas actitudes de unos y de otros y se situará en un bando concreto e incluso tendrá ese personaje preferido por el que sienta especial afinidad y saque alguna que otra sonrisa al ver que aparece de nuevo. Pero lo que no se olvida es su historia.

Stephen King bien podría convertirse en guionista de cualquier inicio de episodio de Fringe, en el que cada semana consiguen sorprendernos con algo nuevo. El autor ha elegido para la ocasión un hecho insólito. Imagina que de repente llevas tu vida diaria normal, que todo un pueblo se dispone a seguir su rutina, cuando de repente de la nada cae a cuchillo un cristal en varios kilómetros a la redonda formando una cúpula. El caos está asegurado, aunque es sólo el principio. Puedes tener la mala suerte de que el cristal se cruce en tu camino o ir en coche y estamparte contra él porque es invisible (al principio, cristal nítido), por ejemplo. Y efectivamente, es sólo el principio.

No sólo cuenta el hecho de los sucesos al caer una cúpula, sino de lo que comienza a ocurrir dentro de ella con el paso de los días, dentro de ella y fuera, donde los afortunados deben limitarse a contemplar aquella burbuja como si de un hormiguero se tratara. Las hormigas, uno de los insectos a los que el autor recurre de forma insistente para explicar la similitud con el suceso final que no desvelaré. Como en todo lugar cerrado y sin posibilidad de huir y con muchos tipos de gente, esa burbuja de cristal no deja de convertirse en un experimento sociológico, con aquellos que quieren escapar a toda costa, con otros que afrontan la desdicha y esperan pacientes, otros que poco a poco van buscando la forma de salir de su encierro y esos otros locos que ven en el claustro una posibilidad de provocar el mal e imponer sus ideas. Esta es la base sobre la que se asienta el delgado cristal unida a un componente fantástico que esta vez Stephen King ha sabido posponer hasta cierto punto, dejando al lector que asimile la idea e imagine distintas posibilidades.

Muchos compararán el final de La Cúpula con el de nuestra queridísima serie de Perdidos y es que ambas guardan cierta similitud (por ejemplo ya no sólo la mención a una inexistente secuela de la serie que los personajes ven, sino a cierto perro estilo Vincent), incluso uno de los guionistas de nuestra serie preferida será el encargado de sacar adelante el proyecto sobre la serie que muy pronto si todo va bien comenzará a grabarse. Los que esperen tener todas las respuestas por escrito vivirán una apasionante aventura pero se desilusionarán con su final. Sin embargo, aquellos que logren profundizar y pensar sobre los últimos episodios se darán cuenta de que todas las respuestas se encuentran allí mismo y de que no existe la necesidad de que nadie las escriba, se trata de ser “hombre de fe”. La historia no quedará bordada sobre el papel, pero si logras entender la idea, o incluso si no es la idea exacta, una idea que tú imagines, entonces todo quedará grabado a fuego en otro lugar más interesante.

Whitney, I love you!

La muerte sorprende en cualquier momento y en cualquier lugar, simplemente llega y para el mundo de aquellos que se unían con lazos especiales, provocando un mar de recuerdos que se suceden rápidamente, un flashback en el tiempo que sólo puede terminar de una manera. Con las palabras “Whitney I love you!” la ex pareja de la cantante irrumpía en lágrimas sobre el escenario donde la noticia del fallecimiento le sorprendió.

Sólo cuando llegan estos momentos, aunque más tarde se nos vuelva a olvidar, tomamos conciencia de que, aunque lo tengamos todo, en realidad cuando nos vamos, lo hacemos sin nada, porque allá sea donde vayamos no tendrá ningún sentido. Las luces se apagan de nuevo en el escenario.

La iniciativa para el libro de Gran Hermano de Gilda Santana

Propuesto y hecho. Después de que no pudiera pegar ojo desde la noche de mi cumpleaños en que Mercedes Milá me felicitó antes de finalizar el programa, ya tenía claro a qué iba a ir destinada una parte del dinero de mi aniversario, al libro de “Diez años en Gran Hermano. Diario de una guionista” que cuando termine de leer desmenuzaré en elogios aquí mismo, por lo que estoy leyendo hasta el momento.

El libro nos transporta a ese side-flashforward (a ver, palabra de la cultura LOST, el que no lo entienda que no lea xD), ese lado opuesto, los acontecimientos que mientras nosotros vivíamos frente al televisor, incluso tiempo antes de que pudiésemos disfrutarlos, ya eran un mecanismo puesto en marcha sin remedio hacia el éxito, aunque entonces nadie lo sabía y confiaron ciegamente. Sólo por eso ya lo vale todo, porque no puedo imaginar mejor recuerdo que aquel día de la primera expulsión, en que decenas de compañeros nos juntamos por primera vez a ver la tele en el mismo lugar, incluso con apuestas en la mano, ni la noche que siguió con risas e imitaciones y un día que amaneció con un país convulsionado por un programa de televisión que cambiaría nuestras vidas.

Por eso, por ese prólogo de Mercedes Milá que vale oro y porque estoy en deuda con tantas horas de emociones, de ilusiones y de sueño que gracias a profesionales como Gilda hemos podido disfrutar, no podía dejar de hacerme la foto con el libro, una iniciativa de una lectora que la editorial ha tenido en cuenta y que se utilizarán para proyectar en las futuras presentaciones del libro que comienzan este viernes en la FNAC de Callao.

352 páginas que significan 10 años de historia, de quién me pone la pierna encima, de no lloréis que me voy a casar con ella, de nomino a la familia monster entera, de pa chulo chulo mi pirulo, de pipos de sandía y miguitas de pan, de la casa de Gran Hermano no nos moverán….

La revista Super Pop muere en papel

Quién no ha odiado alguna vez a una de esas chicas que se tumbaba en la playa o en el cesped de la piscina mientras tenía entre sus manos la revista de la Super Pop y entre sus páginas pasaban impresas las letras de los resúmenes de las últimas telenovelas, las fotos de loc chicos Super Pop o esos cuestionarios que les decían si eran apasionadas o frías en el amor.

La revista de adolescentes (mayoría chicas que chicos, que también los hay), muere de forma definitiva con su último número del mes de mayo, para pasar a centrarse en su formato digital de forma gratuíta a través de internet. Esto es lo que alegan sus directivos aunque la razón no viene a ser otra que la que ya hemos vivido con revistas como TeleIndiscreta, la crisis que todo se lo lleva. Lo peor es que la revista en su portada al menos no quiere despedirse, algo que sin duda sus fans echarán de menos, o su parte romántica y sensible, algo incomprensible aunque continúen su camino de otra forma.

Mira algunas portadas antiguas de la Super Pop en este enlace

Cuando la Super Pop se pagaba con pesetillas

Debajo de ese odio a esas pijitas del “mola”, “mazo”, “guay”, “chachi”, a esa revista, no deja de haber un buen corazón que no se alegra de esta despedida. De pequeño veía cómo era una de las revistas preferidas de mis hermanas, la compraban todas las semanas aunque no a rachas regulares, para ver al protagonista de su serie preferida, para saber experiencias y cosas de chicas, las compartían con mis primas y entre amigas se hacían unas a otras las famosas encuestas, de las que más tarde me aproveché para “engañarlas” un poco inventando las mías propias (he de decir que se tragaron todo y creyeron que eran encuestas de revistas, por aquella época ya tenía el don de la escritura xD).

Los posters interiores decoraron sus carpetas (ay madre cuántas carpeteras había entonces, qué buenas eran y qué malas son las de ahora), los interiores de los armarios y también los exteriores y las paredes. Alguno de estos poster junto con sus hojas aún con el celo o la marca de las chinchetas descansan todavía en alguna que otra carpeta perdida por la casa.

Cuando dentro de unos años esas carpetas se desempolven para hacer limpieza y aparezca ese logotipo que nos dice Super Pop, vendrán a nuestra mente recuerdos de nuestra adolescencia, de nuestra infancia, de niñas pijas y de niños malotes, de todo un mundo literario que lo que quiso fue entretener contando noticias irrelevantes, inventando ilusiones para despertar más tarde un pequeño sentido del ridículo, pero necesario, de la etapa adulta.

Llevar pantalones vaqueros no mata

Ayer llegaba tranquilamente a casa y me sueltan tal cual: “Está muriendo gente por llevar pantalones vaqueros. Ya los están retirando de El Corte Inglés y todo”.

Pero eso es una catástrofe a nivel mundial, qué me dices, pienso. Soy consciente de que llevo vaqueros, de que todos los días llevo vaqueros. ¿Cuánto me quedará de vida? ¿Lo suficiente como para buscar en internet el tiempo que me queda? Mientras enciendo el ordenador, que ahora le ha dado por decirme que la pila está baja de batería y le meto la fecha a mano para que arranque (en cuanto pueda este sí que va a mejor vida), me cuentan más información: “dicen que llevar vaqueros produce enfermedades respiratorias, así que ve buscando los que tienes de esos lavados a la piedra que están como rotos y los tiras”.

Ahhh, vamos avanzando, ahora ya no son todos los vaqueros los que matan. Con rapidez, mientras este ordenador asqueroso termina de encenderse y cargar lo que Dios quiera que sea, busco todos mis pantalones y le enseño uno a uno a mi hermana, que me confirma para mi alivio profundo que ninguno de esos es de los lavados a piedra, pero… me queda uno por enseñarle con los nervios y miro su cara al verlo… mmm… se lo piensa y no sabe si este es de esos y me dice que lo mire en internet.

Mi vida está en juego, tantos años con vaqueros, me han ido matando poco a poco, qué va a ser de mí, por eso me asfixio de vez en cuando (¿o era la alergia?).

Por fin doy con la polémica y leo detenidamente toda la información… y me cabreo… me cabreo mucho. Me cabrea que algunos medios sensacionalistas de la televisión que se dan en llamar Telediarios o Informativos, que no saben buscar la audiencia de otra forma, hayan dado a entender que llevar vaqueros mata, que incluso algunos artículos que pululan por internet lo afirmen como algo real, me indigna.

La realidad es otra bien diferente, lleva años ahí y es ahora cuando la dan a conocer, como ovejitas, periódico tras periódico, como lo hacen cuando un perro muerde a una persona, qué pasa, ¿que ya no hay perros que muerdan? Qué casualidad, como si lo de que los perros muerdan fuera una viraje que les da a los animales cuando los telediarios quieren, como lo hacen cuando hay maltratos, que desgraciadamente siguen sucediéndose, pero cuando sacan uno y tiene audiencia no paran de sacarlos una y otra vez en televisión y en las páginas como si los maltratadores actuasen en determinadas épocas del año cuando la realidad es que existen maltratos todos los días.

Pero hay que rellenar páginas y horas de televisión y estas cosas son recurrentes cuanda el espacio está vacío, como una especie de salvavidas que lo visten después de obra social y de alarma social, cuando les interesa.

Pues la realidad de los pantalones vaqueros viene de lejos. En determinados países donde se fabrican los pantalones vaqueros a la piedra, aplican un chorro de arena, de sílice, que está perjudicando a la salud de los trabajadores de esas cadenas de producción produciendo silicosis como en los mineros, lo que afecta a sus vías respiratorias. Llevan tiempo recogiendo firmas y poniendo denuncias mostrando casos reales de esta enfermedad que a veces se produce en breve tiempo y otras se detecta pasados varios años en el paciente.

Es por ello que ahora que son conscientes del problema, muchas cadenas de tiendas están retirando de su stock estos productos para que esos fabricantes no ganen más dinero y evitar así que sigan en marcha las cadenas de producción.

Así que no, llevar pantalones vaqueros no mata. Adquirir pantalones vaqueros a la piedra sí mata, de forma indirecta ayudando a que quien los fabrica siga ganando dinero y siga contratando a gente para realizar un trabajo que le llevará a la enfernedad segura.

El cofre Edición Centenario de Las Aventuras de Tintín, reyes 2011

Los reyes han llegado este año con un regalo muy emotivo, un sueño que se ha tardado en cumplir alrededor de 20 años. El exterior de la caja ya traía la pista definitiva como se puede ver. Sobre las 4 de la madrugada cogí unas tijeras y comencé a abrirla. En su interior había otra caja blanca en cuyo interior se escondía la magia de otros tiempos.

El cofre azul forrado en símil de terciopelo con las esquinas ribeteadas de plata y agarres y apertura de cuero ya desvelaba el secreto en su parte superior, una de las imágenes de El Loto Azul. Abrirlo y dejar al descubierto los 24 tomos de Las Aventuras de Tintín es una sensación única.

Todos aquellos comics que jamás pude reunir estaban allí contenidos, todas sus aventuras, las que nunca terminé de leer, y dos regalos muy especiales, el recopilatorio de Tintín en el País de los Soviets con todas las viñetas recopiladas aparecidas por primera vez hace más de 80 años en el diario suplemento infantil y juvenil Le Petit Vingtième y el tomo inacabado por Hergé, que dejó en bocetos antes de su muerte, Tintín y el Arte Alfa, el cual abrí con especial respeto y admiración antes de irme a dormir, con la sensación de tener entre las manos un tesoro póstumo.

El Pulpo Paul ha muerto

Si hace un tiempo nos llegan a decir que medio mundo sentiríamos la muerte de un pulpo, no lo hubiésemos creído. Así es, ese animal del que estuvimos pendientes tantas jornadas, que consiguió convertirse en el centro de atención más que la propia mascota oficial del mundial y que hizo pleno esta vez con el 100% de aciertos, siendo la chirla de España la última que se comería ante las cámaras de televisión, ha fallecido a los 2 años de edad.

En la leyenda ya quedará para siempre su historia, nacido en 2008 en el zoo Sea Life Centre de Weymouth, en el sur de Inglaterra, posteriormente fue trasladado al Sea Life Centre de Oberhausen donde comenzó sus prediciones para la Eurocopa 2008. Hasta su nombre tiene un por qué. Escogieron Paul por el cuento infantil llamado “Der Tintenfisch Paul Oktopus” escrito por Boy Lornsen. Tras el mundial de Sudáfrica 2010, sus cuidadores decidieron que descansase en paz sus últimos días de vida.

En nuestro recuerdo queda la espectación de sus elecciones y la enorme cantidad de parodias que se han sucedido por todas las cadenas de televisión y en todos los corrillos de amigos.

Te echaremos de menos, Paul.

Lena Meyer Landrut, ganadora del Festival de Eurovision 2010 intentará repetir la hazaña en 2011

Pocas son las victorias que pueden contar los cuatro grandes, los Big Four, en el Festival de Eurovision desde hace años ya. Quizá por eso y aprovechando el filón, la cadena pública alemana ARD ha confirmado que Lena Meyer, ganadora de la última edición en 2010, volverá a intentar repetir el éxito el próximo 14 de mayo en el Esprit Arena en Düsseldorf 2011, algo que, sin bien no es la primera vez que ocurre, sí ha sucedido en muy contadas ocasiones.

Lys Assia, ganadora del primer Festival de Eurovision en 1956, repitió en 1957. Lo mismo ocurrió en 1957 y 1958 con Corry Brokken, que también estuvo en dos certámenes en años consecutivos con el tema “Net als toen”, canción que se llevó la victoria y “Heel de Wereld” en 1958. Ya sin contar los años consecutivos, otros artistas regresaron varios años después para intentar repetir la fórmula del éxito.

¿Conseguirá Lena Meyer hacer historia y ganar dos años seguidos el Festival de Eurovision? Sin duda nos esperan muchas emociones y sorpresas por llegar en la próxima primavera.

Trilogía THE CENTURY – La Caída de los Gigantes, lo nuevo de Ken Follett – Edición Círculo de Lectores

El mismo día que Jorge V fue coronado rey en la abadía de Westminster, en Londres, Billy Williams bajó por primera vez a la mina en Aberowen, Gales del Sur.

El 22 de junio de 1911, Billy cumplía trece años. Su padre empleó su técnica habitual para despertarlo, un método que se caracterizaba por ser mucho más expeditivo y eficaz que cariñoso, y que consistía en darle palmaditas en las mejillas a un ritmo regular, con firmeza e insistencia, una y otra vez. El muchacho dormía profundamente y, por un momento, trató de hacer caso omiso a aquellos cachetes, pero los golpes se sucedían incesantes. Experimentó una brusca y fugaz sensación de enfado, pero entonces se acordó de que tenía que levantarse, de que hasta tenía ganas de hacerlo, de modo que abrió los ojos y se incorporó de golpe en la cama.

Así, como una nueva aventura que comienza cada día, despertamos a la nueva obra de Ken Follett. Aún perduran en la memoria aquellos Pilares de la Tierra que tan buenas ventas y críticas cosecharon y siguen cosechando con la aclamada serie para televisión en 8 episodios, pero que sobre todo perdura gracias a una obra de dimensiones épicas que conformaron para el lector toda una amalgama de buenos momentos, el placer de la lectura en sí mismo.

Con La Caída de los Gigantes, se inicia una trilogía llamada THE CENTURY y que una vez más nos sumerge en lo épico y lo dramático del ser humano. Esta primera obra nos llevará a descubrir a los personajes y su entorno dentro de la I Guerra Mundial y la Revolución Rusa, mientras que la segunda y tercera obras que están por llegar basarán el entorno del argumento en la II Guerra Mundial y La Guerra Fría.

Muchos recordamos con cariño el comienzo de Los Pilares de la Tierra, tan sólo el principio de una odisea estremecedora que hace que cada personaje se convierta en un ser de carne y hueso en nuestra imaginación, con una historia que pasa por las páginas como si de tiempo se tratase, vivimos su nacimiento, su vida, su muerte, trascendemos a varias generaciones… Billy despierta esa mañana, sin saber que su vida, sufrimiento y alegrías van a ser nuestro placer durante los siguientes años. Cuando todo acabe, ¿recordaremos a Billy? ¿En qué lo habrá convertido nuestra mente?

El día en que me reencontré con El Libro Gordo de Petete

11 a.m. siempre el número 11 cruzándose en mi vida, aquí, allí, en todas partes, desde los 11 años me persigue donde quiera que voy desde aquel día… (eso es otra historia memorable que ya contaré). El Libro Gordo de Petete fue una pequeña obsesión para mí en mi infancia. Lo conocí por primera vez en la casa de mi prima Emi, ella tenía aquel enorme libro y algunos muñecos de Petete y siempre que iba, le pedía que me lo dejase y me pasaba bastante tiempo viendo sus dibujos y explorándolo y ya de paso leyendo algunas palabras, aunque no entendía casi nada, apenas contaba con edad suficiente como para leer algunas sílabas.

La verdad es que la casa de mi prima Emi fue para mí de pequeño como un santuario de diversión y conocimientos, tenía juegos montables, mi primo tenía aquel coche teledirigido que tanto me gustaba y que yo mismo me cargué un buen día… aquella casa siempre fue especial. Aunque el tiempo ha ido pasando, todas esas cosas que viví en la infancia han quedado como pequeños tesoros perennes imposibles de borrar de la mente, tanto es así que hace aproximadamente un año decidí crear un blog con el nombre de El Libro de Petete, dirigido al público infantil y que por falta de tiempo actualizo muy de tarde en tarde, pero sigue teniendo a su público infantil y juvenil enganchado, lo que más agrdecen es la información que les ayuda a hacer trabajos de clase.

De pequeño siempre he sentido atracción por las enciclopedias, por aprender, por leer, algo que no he heredado de nadie, nadie de mi entorno ha influído en ello, yo mismo poco a poco me he ido interesando en ello. El Libro de Petete era para mí como el summum del conocimiento, el agujero negro donde todo estaba contenido, inacabable, interminable.

Hoy, a las 11 a.m. pude haber dado la vuelta al edificio, pero decidí ir por el camino más largo y fijarme en el escaparate de una librería, un escaparate que no suelo mirar muy a menudo, pero hoy todo estaba predestinado. He pasado rápidamente y he echado una rápida ojeada a los libros en él mostrados reparando en los mini libros de Harry Potter y sus reimpresiones: Quidditch a través de los tiempos y Animales fantásticos y dónde encontrarlos, esta vez con tapa flexible. Estos al final han caído para mi compi, le harán ilusión, fan de Harry como yo desde hace años. Pero a su lado había algo más, un libro grande y azul con un grabado en dorado… El Libro Gordo de Petete.

Sin pensarlo dos veces he entrado y la chica me ha dirigido a la planta baja, a la que jamás había descendido en tantos años que llevaba entrando allí. La planta baja era como estar en el cielo de los libros, estaban por todas partes, en las mesas apilados, en estanterías, ocupando cada rincón. Mientras esperaba a que me atendiesen, he podido reparar en libros de los que desconocía su existencia. Cualquier amante de la lectura estaría encantado de pasar unas vacaciones en aquel lugar de ensueño. Finalmente con ayuda de la dependienta localicé El Libro Gordo y le eché un vistazo… era una reliquia exacta, una edición actual del 2009 que conservaba todos los artículos tal cual se editaron en su día, con su portada de tapa dura azul, sus prólogos y presentaciones… todo intacto. Para qué negarlo, la ilusión se ha apoderado de mí hoy con esta joya.

Quizá próximamente me compre uno para mí, pero al tenerlo en las manos he pensado en mis sobrinos, en la ilusión que podría hacerles el tener un libro así con el que su madre, su tía y yo aprendimos tantas cosas. A mí me hubiera gustado tener ese libro cuando era pequeño y no pude, a pesar de que era casi mío ya que lo cogía de la casa de mi prima cuando quería, por lo que he decidido regalarlo a los dos sobrinos más mayores, la pequeña tendrá que esperar a otras cosas cuando crezca. No sé si les hará la misma ilusión que me ha hecho a mí reencontrarme con él, pero con que les guste es suficiente y estaré contento.

Campamento para niños con diabetes en el Castillo de San Servando en Toledo, XX Colonia

La colonia XX formada por 70 niños y niñas diabéticos, entre los que se encontraba mi sobrino Rubén (el que está más a la derecha en la foto junto a tres de los responsables), se asentó el pasado 19 de julio durante una semana en el Castillo de San Servando en Toledo, que sirvió como escenario para la acampada tradicional que se viene realizando desde hace dos décadas.

-> Vídeo de la noticia

Hasta la fecha ya son más de 1,200 niños los que han disfrutado de esta experiencia cuyo valor principal reside en dos funciones primordiales, enseñar a los niños a llevar una vida cotidiana implementando sus pruebas diarias y vigilando su alimentación y lo más importante, hacerles ver que no son los únicos niños que deben hacer frente a esta enfermedad.

Entre los directores de este campamento, además de algunos cargos en cuestiones de Familia y Juventud, fue importantísima la presencia del ahora endocrinólogo José López, ya que él mismo de pequeño estuvo en la primera promoción de esta iniciativa y eso le llevó a ejercer de lo que hoy es, médico. Nadie mejor que él para aconsejar y saber lo que se siente en esta colonia.

Mi sobrino aún no entiende que el lugar al que ha ido es bastante especial y espero que algún día sepa valorarlo, aunque para él, que era la primera vez que salía fuera de casa solo tanto tiempo, ha sido una pequeña aventurilla sin más consecuencias, echando de menos en todo momento a su madre.

Todos los niños tuvieron que hacer frente a un examen final para valorar los conocimientos adquiridos y Rubén fue valorado como uno de los mejores, su conocimiento de la enfermedad, de las pruebas a seguir, la dosis de insulina a inyectar, la nutrición, ha sido muy bien inculcado por mi hermana, que en todo momento supo coger al toro por los cuernos y llevar adelante a dos niños aleccionándoles sobre lo que tenían frente a sí de una forma tan natural que aquellos primeros días en que todos estábamos bastante tristes, han pasado a un segundo o tercer plano, tras comprobar que la vida que llevan  sigue igual y no ha cambiado en nada.

España campeona del Mundial De Fútbol

Esta mañana España amanecía con algunos rezagados aún que regresaban a casa tras la celebración de ayer. Todo parecía como un sueño, las banderas seguían colocadas por cada calle en cada balcón, las camisetas rojas seguían su rumbo ciñiéndose a cuerpos llenos de ilusión, las aceras inundadas de rastros de una celebración y sonrisas, muchas sonrisas.

Preferí tomar el pulso antes de comenzar el partido y a eso de las 20:10 aproveché para sacar a Noddy a pasear, casi como si pronosticase que tendríamos por delante una larga noche de tensión. Las familias salían al completo ataviadas con camisetas, bufandas y otros símbolos, camino del coche para disfrutar en algún lugar, las terrazas de los bares estaban inundadas entonando ya los cánticos y las pantallas preparadas para ofrecer el espectáculo, los coches pitaban desenfrenadamente…

… un partido que empezó bien pero que iba tomando un cariz distinto a medida que pasaba el tiempo debido al juego agresivo del rival (con el que no he hecho pocas bromas hoy teniendo yo descendencia holandesa). Si me hubieran grabado, mi cara hubiera sido el fiel reflejo de la desesperanza, no tenía ninguna, ni la más mínima, pero creía que habría justicia en algún momento, casi me estaba preparando para los penalties, ese sufrido golpe de suerte o mala suerte, cuando el sueño se levantó de repente. Un gol inesperado en un momento inesperado que me hizo saltar del sofá en el que me había acomodado sin esperar nada, la calle retumbó, España entera se convulsionó. Unos minutos de descuento desesperantes que parecían no tener fin, con balones de un lado al otro del campo, pero finalmente llegó aquello que siempre quisimos y por lo que luchamos, unos ne el campo y otros fuera de él.

Y cuando todo acabó, mientras Iker levantaba esa copa del mundo con esa camiseta que ya luce su primera estrella, la gente se echó de nuevo a la calle para vivir el sueño, banderas, camisetas, baños en las fuentes, gritos, era como estar en una de esas ciudades del cuento de Pinocho, donde los niños son libres de comer dulces cuando quieran, de tener todo aquello que más desean, por unas horas nos sentimos un poco más libres, sin normas, sólo con la ilusión por delante, disfrutando de eso que alguna vez contaremos a otros que nunca lo hayan vivido, aunque haya otros momentos parecidos, este siempre será el primero.

Este final nos dejó otro de los grandes momentos que viene a reflejar que la compostura y el saber estar se pierden cuando la ilusión, la alegría y sensación de que nada importa ya cuando todo está conseguido, se alzan con el control.

2010 FIFA World Cup South Africa – Los 32 poster de los equipos del Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010

Fernando Torres interpretando “La Furia Roja” intenta torear al resto de equipos identificados como toros.

La cadena de televisión ESPN junto con la agencia de publicidad neoyorquina Wieden + Kennedy han elaborado 32 carteles de cada una de las selecciones de futbol que participarán en el Mundial de Fútbol 2010, reflejando en ellos algunas de las tradiciones de cada país.

EEUU. Una embarcación con una inscripción latina. La competitividad.

SUIZA. Una navaja multiusos donde los jugadores sirven para todo, ¿servirán para ganar también?

SUDÁFRICA. Los anfitriones. Tienen a sus espaldas un palmarés impresionante y un país volcado completamente hacia el deporte rey.

ESLOVENIA. El poder de los guerreros del frío. La fuerza y la protección para vencer a sus rivales por fuertes que sean.

NIGERIA. Vuelan con el balón en los pies. Eficaces en atrapar el balón, tanto como un águila con su presa.

COREA DEL SUR. Tienen la fuerza suficiente como para salir de las situaciones más complicadas.

URUGUAY. En el sol encuentran a su mejor aliado. La copa del mundo brillará en sus manos.

PARAGUAY. Los laureles de la victoria.

NUEVA ZELANDA. El espíritu de la competición acompaña a este equipo.

ESLOVAQUIA. Victoriosos hasta en las peores condiciones. Lucha hasta el final.

ARGENTINA. Avalada en su historia, todo lo que tocan lo convierten en oro.

GRECIA. Embarcados en una odisea para ganar.

MEXICO. ¡Viva el Tri!

PORTUGAL. Rapidez y ligereza son su base para conseguir vencer a sus rivales.

BRASIL. Una afición que les seguirá hasta las estrellas.

ITALIA. El equipo se viste de gladiador para domar las fieras a su paso.

ALEMANIA. Todo un arsenal. Artillería pesada para vencer.

FRANCIA. Todos para uno y todos contra todos.

REINO UNIDO. El poder de los ancestros está con ellos.

PAISES BAJOS. Héroes de color naranja.

DINAMARCA. Los 11 iniciales de Olsen.

CAMERÚN. La fuerza más salvaje.

GHANA. La sencillez de un equipo que lucha por una ilusión.

JAPÓN. La fuerza y la determinación samurai serán invencibles.

HONDURAS. El orgullo de un país.

SERBIA. Un remanso de paz en el campo de batalla.

CHILE. Por la razón o la fuerza.

AUSTRALIA. El ring en estado salvaje y puro.

COSTA DE MARFIL. La fuerza bruta del conjunto.

ALGERIA. El triunfo es alegría común.

COREA DEL NORTE. Espíritu de hierro.

Vincent & Jack, el recuerdo de Perdidos

Todavía hoy sigo con esa especie de nostalgia tras seis largos años y con un nudo en la garganta y los ojos inundados cada vez que recuerdo la escena final.

Durante todo este tiempo, aunque se me pasó por la cabeza en muchas ocasiones, nunca llegué a culminar la apertura de un blog dedicado a la serie que más me ha impactado en mi vida en todos los aspectos, a pesar de pasarme un par de veranos día a día sacando tiempo imposible para escribir esas entradas sobre The Lost Experience, Find 815 y el epílogo que aún sigo preparando, nunca encontraba el momento.

Pero al final llegó, una cuestión del destino o no, aquella escena final me trajo recuerdos de la serie y de mi propia vida, de los juegos con Yoko, de todo lo que pasamos juntos para al final acompañarlo y no dejarle solo en sus últimos minutos.

Enlace a Vincent & Jack

De este recuerdo final nace la idea que enseguida me vino a la cabeza, Vincent & Jack, un lugar que será un homenaje a la serie y todo lo que la rodea, con lo que ya hice, lo que ya hay y lo que haré, empleando aquellos iconos que en su día me llamaron tanto la atencion, como Retrievers Of Truth, el lugar donde se decía de los perros labradores:

Amigo. Compañero. Alma gemela. El perro labrador puede leer tu mente. Escuchar lo que piensas. Sentir tu dolor. Pueden comunicarse sin emitir un solo sonido. ¿Estás receptivo?

So it begins

Presentación del escenario en el Telenor Arena para el Festival de Eurovision 2010 en Oslo

En apenas 10 días, los primeros participantes del Festival de Eurovision 2010 que se celebrará en Oslo, estarán pisando el espectacular escenario montado en el Telenor Arena. Un círculo de 18 metros de diámetro rodeado por varias capas de luz y materiales que, aunque ahora se encuentra sólo en el centro de la inmensidad, muy pronto formará parte del clamor del público proveniente de todos los países participantes.

El suelo del escenario está construído por varias capas de cristal y espejos cuya combinación dará lugar a efectos luminosos impresionantes, una técnica que debemos agradecer a Al Gurdon. En las cercanías del escenario habrá enormes haces de luz que impresionarán a los más de 16,000 espectadores que caben en la arena y que formarán parte íntegra del espectáculo.

Ha llegado tu hora…

Con este título se iniciaba hace algunas semanas el concurso de relatos breves de Círculo de Lectores de temática de suspense y terror, cuyos 3 mejores relatos se llevarán a casa la película “Déjame entrar”, galardonada en  Sitges con el Meliés de Oro. El próximo 8 de marzo se conocerá a los ganadores.

De momento todos los relatos se pueden leer en ESTE ENLACE. No puedo reproducir aquí el contenido del mismo por las propias normas del concurso, pero está bajo el nombre de José Francisco. Escribirlo no fue sencillo, tan sólo se contaba con 500 caracteres sin contar espacios para escribir una historia redonda y que además tuviese misterio.

Nada más ver el concurso me vino a la cabeza un relato breve que escribí hace algunos años titulado “El hombre del siglo”, que espero algún día forme parte de uno de los capítulos del libro que llevo ideando desde hace ya 7 años y del que aún tengo sólo este episodio y montones de hojas con ideas y relaciones entre los personajes y los que les sucedió y les sucederá, vamos, esbozos. Me gustó tanto la idea, que me basé en uno de los momentos clave del capítulo, el cual tuve que repasar hasta 15 veces para restar caracteres sin que la historia perdiese el sentido y la forma y a la vez encajase en las bases del concurso. Al final tras mucho esfuerzo lo conseguí y el resultado quedó como esperaba, sin perder un ápice de lo que pretendía contar.

Entrevista a Carlton Cuse y Damon Lindelof previa a la sexta temporada de Perdidos

Preparados para regresar a la isla por última vez. La temporada final de ‘Perdidos’ será un intenso viaje emocional que nos hará recordar los primeros compases de la serie, con la batalla ideológica entre Jack Shephard y John Locke como columna vertebral de la misma.

Una vez conseguido el objetivo de los productores para que la cadena ABC pusiese fin a la serie este mismo año, el drama alcanzará su punto final con una legión de fans nunca antes vista en una serie de televisión.

Los productores ejecutivos Carlton Cuse y Damon Lindelof, dieron a la revista electrónica The Hollywood Reporter (THF) su primera gran entrevista de cara a la sexta temporada y que ha sido traducida completamente por mí, ignorando si hay otras traducciones por la red (disfrutadla). ¿Qué secretos revelarán? ¿Cómo reaccionaremos los fans ante el final? ¿Y cuáles son los planes de Lindelof y Cuse cuando todo esto acabe? Parafraseando la famosa frase de Gran Hermano, muy pronto tendremos que acostumbrarnos a nuestra vida sin LOST.

Cuse y Lindelof aseguran que han planeado un final bastante satisfactorio. Incluso una vez acabada la serie, están seguros de que otros continuarán su camino.

THR: Obviamente no podeis hablar sobre el contenido del final, pero, ¿cómo creéis que reaccionarán los fans?

Lindelof: Eso es difícil de pronosticar. De una cosa estamos seguros y es que muy pocos reaccionarán negativamente debido al gran trabajo, al empeño, un año intenso de rodaje y viendo la serie como un todo completo. Carlton y yo tratábamos de recordar ayer el final de la serie “Los Soprano”y no pudimos rememorar grandes cosas, apenas detalles (se han omitido por respeto a sus seguidores o quien aún no haya visto la serie). Pero recordamos cada imagen de la cena. Lo que la gente va a considerar “final”, es prácticamente el contenido de esas dos últimas horas de la serie, pero tenemos esperanzas de que nuestro final sea recordado de tal forma que el espectador pueda enlazar todo el conjunto de esta y de las cinco temporadas anteriores.

THR: ¿Cómo describiríais esta temporada comparada con las anteriores?

Cuse: Sentimos que es más fiel a la primera temporada. Estamos empleando un método diferente para narrar la historia, tratando de crear emoción en las historias, y queremos que los espectadores tengan la oportunidad de recordar absolutamente todo el conjunto cuando vean el final. Es por ello que tendremos de nuevo a actores como Dominic Monaghan e Ian Sommerhalder. Esperamos crear algo redondo para que el final sea una reminiscencia del principio.

THR: ¿Hay alguna historia en particular de alguno de los personajes que tenga más peso en esta temporada?

Cuse: Jack y Locke han sido siempre el centro de atención de la serie, el eterno dilema entre la fe y la razón, el conflicto entre estos dos personajes ha estado ahí desde el principio. Será excitante ver cómo concluye esta batalla emocional.

THR: Ya hemos visto los finales de series como “Sopranos,” “The Shield,” “The Wire” y “Battlestar Galactica”. ¿Pensáis que alguno de ellos ha tenido un final como merecía?

Cuse: Creo que estas series han tenido los finales apropiados para cada una. Shawn Ryan hizo un buen trabajo con el final de “The Shield.”

Lindelof: Creo que lo que importa aquí es si el final ha sido o no satisfactorio. ¿Le has dado a los espectadores algo que les haga sentir que han disfrutado plenamente de la serie y de su final? Cada una de estas series sigue diferentes criterios. (Lindelof habla sobre los finales de alñgunas de las series que omitimos aquí). Respecto al final de ‘Perdidos’ tendremos un debate final. ¿Nos gustó? ¿Lo amé?

THR: ¿Habéis construído la serie de ‘Perdidos’ en base a algún argumento central que ese final debe resolver?

Lindelof: La única cuestión que siempre nos ha importado es qué va a pasarle a esa gente que está en la isla. ¿Cuál es el destino de esas personas? Queremos que el espectador sienta a cada personaje como un todo completo, con un principio, un desarrollo y un final. Estoy satisfecho con esto. Toda la endiablada mitología que rodea la serie es estupenda, la amamos, pero es como cuando los terroristas persiguen a Jack Bauer, es algo necesario que tienes que contar para contar la historia de cada personaje.

THR: Habéis mencionado una nueva forma de narrar la historia, ¿no veremos entonces más flashback o flashforward?

Cuse: Números musicales. Si amas las películas de Bollywood, te rendirás a esta temporada.

Lindelof: La serie nunca se duerme en los laureles. No porque la tratemos casi como una obra de arte, sino porque ella misma demanda cada vez cosas mejores para ser contada. Tenemos claro desde hace un par de años hacia dónde queremos llegar, y hemos tenido una tremenda cantidad de trabajo de por medio para cerciorarnos de que va a funcionar. Aún así, desconocemos lo que pasará. ¿Funcionará? ¿Lo entenderá la audiencia? ¿Cómo será su reacción?

THR: No habéis revelado absolutamente nada de cara a la premiere del 2 de febrero, ¿qué tratáis de reflejar con esto?

Cuse: Acabamos la pasada temporada […] (omitimos el final por si alguien no lo ha visto). Jack cree que esto provocará que el accidente nunca hubiese ocurrido. Hay otra posibilidad de que no ocurra. Hemos querido que los espectadores ponderen las consecuencias de lo que hizo Juliet. Nuestros guiones están diseñados para que se centren en aquella cuestión en la que queremos que los espectadores se centren.

THR: Ahora que hemos llegado al final, ¿tenéis alguna temporada favorita?

Lindelof: La primera temporada es probablemente mi preferida.

Cuse: Yo diría que la temporada 5. Hicimos algo radical (introduciendo los viajes en el tiempo) e introduciendo a la serie en las raíces de la ciencia ficción. Éramos conscientes del peligro de hacer esto, pero fue agradable comprobar que a los espectadores les encantó.

THR: ¿Tenéis planes para otra nueva serie dentro de la ABC o en otra cadena para la próxima temporada?

Lindelof: No. Nunca se sabe, pero hemos dedicado entre 70 y 80 horas semanales durante los últimos seis años a ‘Perdidos’. La idea de volver a hacer esto de momento no está presente. Cuando acabe ‘Perdidos’ desapareceremos y nos iremos a algún lugar donde nadie nos pueda encontrar, para recapacitar y pensar en nuevas ideas.

Cuse: Lo único cierto es que a ninguno de los dos nos urge de momento hacer algo tan denso como esta serie.

Lindelof: Tengo la esperanza de que en el futuro pueda producir otras series de tanto éxito.

THR: ¿De qué tipo?

Lindelof: Quizá algo sobre vampiros en una agencia de publicidad o sobre un asesino en serie.

THR: ¿Creéis que alguien hoy día podría hacer un piloto como el de ‘Perdidos?

Lindelof: Cuando miras el desarrollo de la pasada temporada y series como ‘FlashForward’ y ‘V’ te dices, “Estas series con carísimas para producir con el elenco de personajes y la envergadura de su historia”. Pero lo extraño es que se va más dinero en los efectos especiales. A excepción de algunos sonidos en la jungla y algunos osos polares, no había apenas elementos que requiriesen efectos especiales en el piloto de la serie. En ‘Tiburón’ no ves al tiburón casi hasta que ha transcurrido una hora o hora y media de película. Cabe pensar que muchos dirían que hoy día se podría hacer un mejor piloto de ‘Perdidos’ porque la gente piensa que se podrían meter mejores efectos especiales.

THR: ¿Cuáles son vuestros planes para ver el final de ‘Perdidos’?

Cuse: Vamos a ver el episodio final de la serie aquí en Los Angeles. Tradicionalmente tenemos una cita para ver la serie muy en la intimidad, con pocas personas.

THR: ¿Quién escribirá y dirigirá la última hora de la serie?

Cuse: Damon y yo la escribiremos, Jack Bender será el director.

THR: ¿Veremos a J.J. Abrams involucrado?

Lindelof: Vamos a invitarle. Su contribución será exactamente la misma que la de los cinco años anteriores, como un fan incondicional, lo que nos enorgullece y en el que encontramos apoyo.

THR: Echando la vista atrás, ¿hay algo de lo que os arrepintáis y hayáis querido hacerlo de forma diferente?

Cuse: El camino debe permanecer tal y como está. Ninguno de los dos sentimos remordimientos. Sólo se consigue la claridad mirando hacia adentro, y puesto que el camino aún no ha acabado, no podemos arrepentirnos de algo en cuyo interior no podemos mirar aún.

Lindelof: Mira, sería bonito mirar atrás y decir, “Nos encanta cada episodio de ‘Perdidos’, y cada uno de ellos nos ha salido como queríamos.” Hay episodios de la serie que querríamos no haber escrito nunca. Pero no haberlos escrito, no nos dejaría en una situación diferente a la que estamos ahora, porque estamos ya faltos de ideas, las hemos dado todas, la serie necesitaba ya su final. Y aquí estamos seis años después, aunque sin los índices de audiencia que nos acompañaron en un principio, pero con una serie que hemos decidido acabar por petición propia para no engordarla con episodios sin sentido.

THR: ¿Podríais asegurar definitivamente que tras este episodio final, jamás habrá una película basada en ‘Perdidos’ o en televisión o en la web o en ningún otro medio de comunicación?

Cuse: Walt Disney Co. es el poseedor de ‘Lost’. Es una franquicia que mueve billones de dólares. Es difícil imaginar que el nombre de ‘Lost’ se vaya a quedar cogiendo polvo en las estanterías y que no se vaya a hacer nada relacionado con ella. Es previsible que en algún momento alguien haga algo bajo el nombre de ‘Lost’ queramos o no. Nosotros simplemente hemos tratado de reflejar las historias de estos personajes que concluirán definitivamente en el mes de mayo.

Lindelof: Ya se hizo una secuela de ‘Lo que el viento se llevó’. Algunas veces las franquicias trascienden más allá de la historia que se quiso contar. La historia definitiva de ‘Perdidos’ acaba con su episodio final, y esa es la historia que vamos a contar. Tiene un principio, tiene un desarrolló y tendrá un final. Ese final no tendrá vuelta de hoja y será definitivamente concluyente. El final será tan claro como que nadie podrá aventurar que posteriormente se hará algo más con la historia que estamos contando. No tenemos ningún tipo de conexión con ninguna película o serie de TV que se vaya a hacer, pero hay una película de “El equipo A” en camino e incluso “Tron” se ha rescatado 20 años después de la original. Es un negocio este que cae normalmente en la comodidad o en productos que fueron éxito. No puedo imaginar que en un futuro no haya algo que se base en elementos de la serie como el humo negro, los osos polares o los viajes en el tiempo.

THR: Empecé la entrevista preguntándoos cómo creíais que se sentirían los fans con el final de la serie pero, ¿cómo os vais a sentir vosotros?

Cuse: Como en la Navidad. Es como tener un gran regalo que compramos hace tiempo, y estamos deseando regalarlo -en este caso a los fans- y que lo abran ya. Lógicamente nos dará algo de tristeza y nostalgia, como cuando miras los recuerdos de un viaje que hiciste en las vacaciones.

Lindelof: No habrá Navidad de nuevo. Es imposible contar cómo nos sentiremos el día después del final. Como cuando acabas tus estudios y se te presenta un futiro desconocido. Al final caes en la cuenta de que has hecho grandes amistades, pero vas a abandonar todo lo que conocías y una nueva fase de tu vida está a punto de comenzar.

Blas Cantó se presenta a Eurovisión 2010 con “Hoy quisiera”, entrevista y letra de la canción

Muchos apenas le reconoceréis, han pasado ya 6 años de aquello y ha crecido, y tanto. Ahora ya es todo un hombre, pero viene a regalarnos su voz como ya lo hizo en 2004 en la preselección de Eurojunior. Sí, ese chico de voz dulce que ponía los pelos de punta.

No es el primero de los chicos de Eurojunior que intenta hacerse un hueco en el Festival de Eurovisión “senior”, ya lo intentaron otros antes. Blas, murciano de 18 años, se presenta con una balada natural y directa de Roel García (otro que tampoco es nuevo en esto del Festival).

Volver a reencontrarse con estos que fueron pequeños grandes artistas es como cruzarse con un conocido de hace tiempo que te lo hizo pasar bien, por la calle, te embarga una sensación de felicidad. Volver a escuchar esa voz dentro de una balada es una sensación irrepetible e inolvidable, se mire por donde se mire.

A continuación una entrevista a Blas Cantó realizada por Juan Porcel en su blog Evasión! en FormulaTV. Para votar por su candidatura puedes hacerlo AQUI.

Letra de la canción “Hoy quisiera”

Sigo aqui, junto a ti, y tú no estás ¿por qué?
En este adiós aún queda amor, aún quedan tantas horas.
Es tan fácil querer, cuando despiertas si no hay razón,
tú y yo sin avisar perdimos, perdimos el latido.

Hoy quisiera regresar a ti, para intentar de nuevo,
romper este silencio, que no me deja libre el corazón,
hoy quisiera encontrar en ti, aquella melodía,
que siempre fue tan mía, tan dulce tú.

Y cruzaré hoy por ti, ee camino herido,
para llenar de intención, tantas noches frías,
es tan frágil querer, que sólo quiero volver a ti,
tú y yo sin avisar perdimos, perdimos el latido.

Hoy quisiera regresar a ti, para intentar de nuevo,
romper este silencio, que no me deja libre el corazón,
hoy quisiera encontrar en ti, aquella melodía,
que siempre fue tan mía, tan dulce tú.

Intenta regresar conmigo a todo lo vivido.
Lo siento y sé que puede ser…

Hoy quisiera regresar a ti, para intentar de nuevo,
romper este silencio, que no me deja libre el corazón,
hoy quisiera encontrar en ti, aquella melodía,
que siempre fue tan mía, tan dulce tú.

¿Qué te hizo dar el paso de embarcarte en esta aventura eurovisiva?
Me pilló por sorpresa cuando Roel García, el compositor, me dijo que me había escrito una canción para la preselección de Eurovisión.

¿Cuáles crees que son las armas de ‘Hoy quisiera’ para triunfar en el festival europeo?
La sencillez y la elegancia. Una balada que en directo aportaría mucha emoción al público europeo.

España no está siendo precisamente el país predilecto en Eurovisión en estos últimos años. ¿A qué achacarías tú los tropiezos de nuestro país? ¿Piensas que la situación es salvable a corto plazo?
Posiblemente las canciones o la puesta en escena. Quizá no hemos logrado emocionar a Europa.

¿Qué te parecen candidaturas como las de la descalificada Popstar Queen o El pezón rojo? ¿Crees que es justo que haya personas que se tomen Eurovisión como una simple broma?
La música se ha degradado en los últimos años. Yo apuesto por la música de verdad, no me todo Eurovisión como un show de variedades.

Un factor importante en Eurovisión es, sin lugar a dudas, la escenografía. Imagínate que resultas elegido, ¿tienes ya alguna ligera idea sobre vestuario, puesta en escena y demás?

Hemos pensado en muy poca luz y un piano… También alguna que otra sorpresa. ¿El vestuario? Sencillo pero elegante, acorde con la canción.

¿Hemos escuchado ya la versión definitiva de ‘Hoy quisiera’ o todavía queda por pulir algún aspecto de la canción?
Aún queda mucho trabajo por delante, en unos días tendremos la nueva versión. Puedo adelantaros que será un poco diferente.

¿Con cuál de las propuestas de tus contrincantes te quedarías a día de hoy?
Definitivamente con Coral.

Muchos te conocimos hace ya siete años en ‘Eurojunior’. ¿Cómo recuerdas aquella experiencia? ¿Mantienes contacto con alguno de tus compañeros?
Fue algo muy bonito, aprendí muchísimo; crecí como persona y como artista. Por supuesto que mantendo contacto con mis compañeros, los que hoy en día puedo llamar amigos.

¿Cuáles son tus próximos proyectos de cara a este nuevo año? ¿Está entre tus planes lanzarte al mercado discográfico a lo largo de 2010?
No creo que sea el momento de comenzar una carrera en solitario, pero tenemos algún bonito proyecto muy cerca… Tiempo al tiempo.

Para terminar, aprovecha este espacio para venderte un poco. ¿Qué dirías a la gente que está votando en la preselección de Internet para que se decante por tu tema?
Eso de venderme… la música no se vende, se transmite. Sólo quiero dar las gracias ante todo por esta entrevista, actualmente la música y los cantantes tenemos poquitos sitios donde colarnos en los medios… Sólo quiero que se escuche mi propuesta, una balada elegante y con mensaje, y si les gusta tienen todas las cuentas de correo del mundo para votarme. El sistema que tenemos es así… Gracias, y sólo dejadme tres minutos en vuestros oídos.

Encuentro con Paolo Giordano, el autor de ‘La soledad de los números primos’

Hace algunas semanas, Círculo de Lectores, el club del libro que un día se presentó en mi casa hace ya casi 20 años para alegría de mi hermana mediana y mía, ofreció a los lectores la oportunidad de charlar con uno de los autores noveles más importantes del momento, Paolo Giordano, autor de la novela que será llevada a la gran pantalla en breve, “La soledad de los números primos”.

14 fueron las preguntas seleccionadas (la mía curiosamente la nº 11, mi número de la suerte y la desgracia que siempre me persigue allá donde voy) y tuve la enorme suerte de poder intercambiar una de esas preguntas con el autor acerca de cómo ideaba la historia y su forma de escribir. Paolo también aprovechó para desvelar que está ideando una nueva novela de la que aún no ha empezado a escribir ni una sola línea y que no será una continuación de “La soledad de los números primos”, aunque deja caer que en sus sucesivos libros, muchos de los personajes contarán parte de las historias de los que ahora aparecen en su novela, una especie de cross over literario bastante sugerente.

Desde aquí quiero agradecer a Paolo Giordano su tiempo por contestar a nuestras preguntas y a Círculo de Lectores por ofrecernos esa oportunidad. Os dejo el enlace original de las preguntas.

1) ¿Qué se siente al saber qué su primera novela será adaptada a la gran pantalla?
Sandra Moya Montero, Barcelona
El proceso de adaptación a la gran pantalla ha sido divertido y sobre todo me ha hecho comprender más en profundidad algunos aspectos del libro. Estos días que estoy siguiendo el rodaje, consigo siempre encontrar la emoción original, la misma que experimentaba mientras escribía las escenas por primera vez. En resumen, esta vida posterior a la novela me está gustando mucho, sobre todo porque tengo confianza ciega en el director, Saverio Costanzo.

2) Buenos días. Ayer terminé de leer su libro y me parece muy interesante. La novela nos deja con muchos aspectos sin solucionar, o realmente están todos solucionados, ya que era lo que querían los protagonistas. Por eso mi pregunta es: ¿podemos esperar una segunda parte? Enhorabuena y un saludo afectuoso desde Málaga.
Francisco Javier Muñoz Gómez, Málaga
No, seguramente no. Pero creo que el futuro de Alice y Mattia, por lo menos una parte, se explicará a través de las historias de otros personajes.

3) Este verano devoré en un viaje de avion La soledad de los números primos, me pareció poesía pura. No creo que deba haber segunda parte. Perdería cualquier encanto. Mi pregunta es: para cuando la próxima novela.
YOLANDA ACOSTA, BARCELONA
Estoy a punto de empezar a escribir una nueva novela. Tengo una idea que se ha ido formando en mi cabeza los últimos años. Creo que necesitaré por lo menos dos años más para escribirla.

4) Buon Giorno, Prima di tutto, complimenti, e un bel libro, mi piace tantisimo quel mischio tra la natura dei esseri umani e i numeri. Grazie Ancora.
Jorge Londoño, Gijon
Gracias a ti. Me he quedado muy sorprendido, desde la publicación del libro, de toda la gente que me ha confesado su fascinación por las matemáticas. En el fondo, estas conexiones poéticas entre ciencia y naturaleza humana son las que normalmente mueven a los científicos a escoger su propio ámbito de interés.

5) Me ha encantado, enganchado hasta el final. Una historia tan bonita, que nos hace pensar. ¿Quién no se ha sentido solo en algún momento? Que suerte tener un amigo que todo lo entiende sin decir nada. ¿Acaba ahí o podemos esperar una segunda parte?
ANTONIO CANTON ORDOÑEZ, CIUDAD REAL
No habrá una segunda parte, lo siento… pero tal y como le he dicho a Francisco, la vida de Mattia y Alice continuará de alguna manera en las vidas de otros personajes.

6) Paolo, que historia tan grande. Me ha encantado, lo has contado de una forma tan sencilla, tan fácil, tan bonito. Enhorabuena y gracias por compartir con el mundo tu historia.
Noelia Pastor, Madrid
Muchas gracias, Noelia.

7) Hay autores que siguen a sus personajes y los van dejando tomar protagonismo en novelas sucesivas hasta completar un mural. ¿Piensa en eso? ¿Qué le parece la obra de los (las) novelistas más recientes de su país?
Fernando Muñoz, Madrid
Como ya he dicho antes a Francisco, la vida de un personaje puede continuar en otras novelas, a través de otros personajes. La unión se encuentra sobre todo en la vida del autor, que lentamente continua la búsqueda de respuestas a las mismas preguntas, afrontándolas desde diferentes perspectivas. Se puede escribir y reescribir sobre las mismas cosas toda la vida, cambiando los nombres y las historias que de hecho continúan siendo siempre las mismas cosas. Aunque no sé si para mí será así.

8 ) Hola Paolo. Tengo 33 años, soy español y filósofo. El caso es que vengo dándole vueltas a unas novelas hace algún tiempo. La verdad es que te envidio muchísimo, y querría que me dieras unos consejos. Apenas dispongo de tiempo, y creo que eso es esencial para escribir ¿verdad?, por otro lado, si algún día consigo terminar mis proyectos literarios, ¿qué consejo me das acerca de las editoriales?, ¿enviárselo sin más?, ¿cómo consigues un nombre en el competitivo y difícil mundo de la literatura?, ¿es imprescindible ser un genio?, en fin, me gustaría que me orientaras en este sentido. Por último darte las gracias de todo corazón y por supuesto la enhorabuena por tu excelente novela. Un abrazo.
Iván Heredero Ramírez, Madrid
Querido Iván, sobre todo no es necesario ser un genio. Pero necesitas tiempo, eso sí. ¡Y necesitas tanto! Yo he conseguido escribir mi primera novela en un momento en el que trabajaba todo el día en la universidad y para hacerlo he tenido que escribir siempre de noche y los fines de semana, renunciando a muchas cosas. Sólo ahora puedo entender la escritura como mi actividad principal, dándole preferencia sobre el resto de las cosas. Y por lo que se refiere a los consejos: primero de todo es necesario producir alguna cosa y trabajarla hasta estar completamente seguro que es lo máximo que puedes ofrecer en ese momento. Después, creo que conviene producir alguna cosa diferente y breve, como un cuento y utilizarlo como presentación. La mejor vía es buscar primero los contactos en los blogs o en las revistas literarias, inventarse un nombre que empiece a circular en el ambiente. Las editoriales serán el siguiente paso.

9) El principio de la novela me dejó acongojada, impresionada, aterrada, hacia tiempo que una novela no me llegaba tanto. Es muy fuerte y aconsejable al cien por cien. Enhorabuena Paolo.
Lola del valle, sevilla
Muchas gracias.

10) Hello, ¿en qué se ha inspirado para escribir este libro? Me podría decirme ¿qué es el número de Riemann? Es que me gustaria hacer un trabajo sobre el número.
Lidia Pujol, Barcelona
No me he inspirado en una sola cosa. La historia se ha formado como una colección de pequeños detalles e imágenes que podrían generar otras historias diferentes y que en cambio, he unido en una sola. Cada capítulo, más o menos, corresponde a una idea diferente. La “Zeta de Riemann” es una función que se define en el campo complejo, (si te interesas profundizar encontrarás la definición en Wikipedia). Sus ceros están ligados a la distribución de los números primos de una manera que aún no se ha explicado completamente.

11) Hola Paolo, desde pequeño siempre me ha gustado escribir relatos cortos que cuenten una historia sencilla y directa. Siempre he tenido admiración por aquellos que como tú escriben algo más grande. ¿Cómo hilas las historias de los personajes y en qué te basas y durante cuánto tiempo desarrollas una idea hasta que la escribes?
José Francisco Cedenilla Delgado, Toledo
Normalmente yo trabajo sobre la marcha, sin decidir toda la trama desde el inicio, porque construir una historia a priori lleva normalmente a hacer las elecciones más banales. En cierta manera, cada capítulo decide un poco el próximo, porque escribiendo he entendido alguna cosa sobre el carácter de los personajes, sobre su manera de pensar y actuar, y muy a menudo se han abierto también nuevas oportunidades para ellos.

Los episodios nacen siempre de ideas muy marginales, de detalles (una niña que levanta la mano en medio de una clase, una luz que dibuja algo en la pared, un trozo de diálogo, etc…)

El tiempo que dedico sobre la idea antes de ponerme a escribir es siempre el más cansado y largo. La duración depende de la idea. Llevo trabajando dos años en la nueva novela y aún no he escrito ni una sola línea…

12) ¿Puede Mattia ser Asperger? Me gustaría saberlo; con su forma de ser poco social, a veces poco consciente del dolor de los demás, o de su propio dolor o del daño causado…¿puede ser él asperger como ella anoréxica? Es actual, narrada con agilidad, certera; desasosiega, impide dejarla a medias, incita a terminarla de una vez, emociona. Es buena. Su final es tan real que duele. Belén.
belén rico prieto, asturias
Gracias Mattia no tiene exactamente la síndrome de Asperger o por lo menos no tiene una síndrome reconocida. Diría que es un personaje borderline, con algunas características muy cercanas al Asperger. También ella, respecto a la anorexia, está al límite.

13) Hola Paolo, primero en enhorabuena por tu obra aún no le leído, pero por el trocito que he leído me parece que es estupenda bueno mi pregunta ¿el título de la obra lo eliges antes o cuando terminas el libro? Es una curiosidad que tengo, gracias guapo, bye
Kelly Castro, Madrid
El título no lo encontré yo sinó mi editor italiano. Mi título original era “Dentro y fuera del agua” y lo encontré más o menos a mitad de la escritura de la novela. Pero mi título se refería a mi visión personal de la historia y que tenía un sentido que al terminar la novela se había perdido un poco. El editor ha sido capaz de condensar el sentido más profundo de la novela en pocas palabras.


14) Hola! Verás, acabo de terminarme el libro, y el final, la verdad, me ha dejado un poco… no sé, ¿por qué ese final tan… pesimista? ¿Realmente querias transmitir que todos somos unos cobardes? ¿Que aunque deseamos algo con todas nuestras fuerzas el miedo nos bloquea hasta tal punto que no arriesgamos, y al final simplemente perdemos, nos quedamos solos…? ¿O te pareció original el terminar así tu libro? Quitando esa parte (que no es que esté mal, sino que yo me esperaba algo más), la verdad es que la novela me ha encantado. ¡Gracias y ánimo! Al fin y al cabo, es la primera.

Marta Lozano Pleguezuelos, Santa Cruz de Tenerife
En realidad yo no lo considero un final demasiado pesimista. Los dos protagonistas encuentran una especie de liberación del propio dolor, sin conseguir encontrarla juntos. Para ellos se abren dos nuevos caminos.

Pero es interesante lo que me sugieres, que a veces nos quedamos bloqueados delante de nuestros deseos más grandes, por el miedo. Creo que es verdad, creo que es así para muchas personas. Yo lucho continuamente con esta sensación para conciliar mis deseos con el miedo y el sentimiento de culpa. Y puede ser que sea ésta la lucha que da más sentido a mi manera de ser.

Perdidos en la última cena

La mitología en la serie da lugar a que la imaginación de todos se dispare hasta límites insospechados. De reciente aparición en la revista TV Guide, qué mejor idea que frente a la última temporada, sentar a gran parte de los principales personajes a la mesa, con Locke como Jesús, en una composición inspirada en ‘La última cena’ de Leonardo Da Vinci.