De dónde vienen esos vientos de música

Sólo los que me conocen muy muy bien pueden entender que esta canción en su propia voz después de tanto tiempo suponga un momento muy especial. Cuando todo terminó temí no volver a escuchar la magia, pero afortunadamente el Universo infinito con cada uno de sus hilos volvió a moverse a favor del viento trayendo de nuevo la melodía.

El reloj de mi ordenador marca el año 2014… parece que haya pasado apenas un ratito cuando, jugando de pequeño, soñaba con el año 92 y las olimpiadas que parecía no llegar nunca. Ahora el tiempo pasa tan rápidamente que no me doy ni cuenta, con metas definidas pero inciertas. A veces creo saber de dónde vienen esos vientos de música, pero es todo una ilusión. Esos vientos vienen de alguna parte, van a ningún lugar y entre medias se pierden en el vacío. Esos vientos son una chispa de magia que de repente se encienden en mi cabeza.

Marilia, Marilyn y Superman

marilyn superman 2

Septiembre. “Trae el casete de Ella Baila Sola, por favor”- le dije.

Mi padre aparecía por la puerta de casa una tarde de septiembre de hace diecisiete años tras llegar del trabajo. Salí corriendo a ver si lo traía. Sí, allí estaba el casete, con aquellas dos chicas en portada sentadas cómodamente sobre un sofá, que apenas me había dado tiempo a descubrir esas semanas a través de una simple canción, sin internet entonces. Ahora sabía que se llamaban Marta y Marilia, aunque al principio las llamaba “lo echamos a suertes”.

Cogí el “loro” de la habitación y lo arrimé al enchufe de la cocina mientras mi madre terminaba de cocinar. Metí el casete y, sin darme cuenta en ese momento, comencé a descubrir realmente la música.

Una voz sonaba en el salón, mi madre diciendo que fuese a cenar. Todos estaban allí, pero yo seguía embelesado frente a los altavoces, con los codos apoyados sobre la encimera y pensativo, divagando sobre cada nota, cada palabra, cara ritmo. Aquellas canciones me hacían sentir algo diferente dentro de mí. Era un conjunto perfecto, lleno de armonía que entraba por mis oídos y ya jamás podría escapar.

Ante la insistencia, apagué la música. Ante la insistencia y porque sabía que aún quedaban muchas canciones por disfrutar. Siempre me ha gustado reservar para más tarde y disfrutar poco a poco de lo que me hace sentir bien.

subir montaña

Han pasado diecisiete años desde aquel mágico momento y de los muchos más que llegaron desde ese día. La emoción de poder disfrutar del enorme éxito, de descubrir a los demás sus canciones como si fuesen propias, la de compartir con otros fans conciertos, vídeos, fotos y recuerdos, el segundo disco, el tercero que intenté que me vendiesen dos días antes y que tuve en mis manos el fin de semana previo a su salida en una calle de Cuenca. La dolorosa ruptura “infinita”, los trabajos en solitario o acompañando a otros artistas. El tremendo vacío que intenté llenar con otras voces y dúos y el feliz regreso a medias hasta su nueva ruptura. Toda una vida junto a Marta y Marilia.

Escuchar de nuevo su voz, tras una década de silencio, fue como dar marcha atrás al reloj o como si una mano invisible hubiera dado al pause de mi radiocasete y de nuevo hubiera pulsado el play a placer. Cuando parecía que todo estaba perdido y que nunca volveríamos a escucharla, Marilia aparecía de repente para unir a otros que, como yo, conservábamos el bonito recuerdo de nuestra banda preferida.

El primer disco, el segundo, el tercero, el recopilatorio, el de Marta Botía, el de EBS… muy pronto tendrán a su lado un compañero de viaje infatigable con nueve nuevas canciones que comienzan por “Marilyn y Superman”.

marilyn superman

La primera vez que lo escuché no pude evitar sorprenderme. Acostumbrado a una Marilia acompañada con coros y cuyas letras eras muy metafóricas, a las que había que encontrar un sentido e invitaban a reflexionar, ahora me encontraba ante algo distinto y que desencajó mis ideas. Ese “algo” nuevo ya no está construído de frases metafóricas, sino de frases sencillas y directas que incluso puede que a alguno le suenen infantiles, adolescentes  incluso graciosas. Las notas encorsetadas han dejado paso a un estilo más abierto para dar rienda suelta a una voz que ya no tiene coros, que suena limpia y perfecta, con las pequeñas imperfecciones perfectas de esos pequeños desafines que me encantan y que le hacen única.

Estas casi dos décadas me han enseñado a disfrutar de las idas y venidas, de lo que fue, de lo que es, de lo que se marcha y de lo que regresa. Ya no soy el niño que apoyaba los codos sobre la mesa escuchando embelesado, pero cada vez que oigo sus voces de nuevo, me doy cuenta de que sigue ahí, encerrado en algún lugar de mi cabeza, esperando con ilusión volver a pegar el oído en el altavoz mientras alguien me insiste que vaya a probar la cena.

Ella Baila Sola se disuelve por segunda vez

ebs

Aunque aún hay un pequeño resquicio, aunque aún estoy que no me lo creo por lo visto y leído, todo parece indicar, si nadie lo remedia antes, que durante esta tarde hemos presenciado el final definitivo de Ella Baila Sola, en este caso de su segundo regreso bajo el nombre de EBS.

Soy seguidor del grupo desde aquel sábado de 1996 en que en Los 40 sonó por primera vez “Lo echamos a suertes”, cuando enseguida me lancé al grabador, metí una cinta en la minicadena y lo grabé para que mi hermana lo escuchase después porque no estaba y porque por primera vez en mi vida su música removía dentro de mí algo diferente que necesitaba compartir de forma imperiosa.

Mucho se rumoreó con la llegada del tercer trabajo en el año 2000 sobre sus discusiones y diferencias que hicieron que se disolviese el grupo mediante un comunicado. Algo más de una década en que tras el trabajo en solitario de Marta Botía, tuvimos un silencio eterno, un tiempo en que jamás dejaron de sonar y formar parte de mi día a día sus canciones. Entonces por sorpresa leyendo en internet en mi página habitual de televisión, alguien comentó su regreso. No lo creí hasta que lo tuve delante y ese gusano en la tripa volvió a bailar.

Ya no estaba Marilia, pero estaba una nueva componente, Rocío Pavón, con una tesitura muy distinta, más grave, pero que encajaba también, no tan perfectamente pero suficiente como para continuar con el espíritu del grupo. Nos presentaban a Rocío una y otra vez como la gran fan del grupo que de repente fue llamada por Marta y su manager para proponerla, después de escuchar sus preciosas maquetas, unirse al regreso de Ella Baila Sola.

EBS despertó de nuevo con un precioso disco que llegaría apenas un par de meses después del anuncio de su regreso y todo hacía preveer que las veríamos durante mucho mucho tiempo juntas. Rocío era todo agradecimiento hacia esa oportunidad por todo lo que significaba, por el pasado y por su futuro. Marta, ya madre, regresaba con unas letras más profundas pero sin perder lo que tanto le caracteriza, una tremenda imaginación para componer y para conseguir despertarnos algo dentro con esos ritmos tan variados y que tanto exploran en nuestros sentimientos.

Hoy es un día triste porque lo que he visto no me ha gustado, primero la noticia de que el grupo se disolvía y horas después al llegar de nuevo a casa, comprobar la “discusión” en directo de Marta y Rocío a través de las redes sociales, eso que tristemente tanto sucede cuando no se tiene alguien cara a cara.

ebs fin 3 ebs fin 4 ebs fin 5 ebs fin 6 ebs fin 7

Os quiero anunciar que por obra y arte de ROCIO PAVON y nuestro manager GONZALO BENAVIDES esta mañana ROCIO ha decidido acabar con nuestro grupo EBS. Por una serie de “el dijo,ella dijo” por rencores, por alguna estupida factura o por bocas grandes y lenguas bífidas, como dice la cancion “esto se acabó”. Ella en ningun momento ha hablado conmigo, me ha pedido ayuda o consejo o buscar alguna solución juntas, solo ha dicho lo siento marta pero yo no sigo. Obviamente ni le importa ni le llena ni le es suficiente vuestra acojida, cariño y respeto ni los míos, que es lo único que le hemos brindado desde el minuto en que retomamos el grupo. Desde ya quiero decir que no voy a entrar en ninguna batalla dialectica con ellos, ni responder ni una palabra a lo que tengan que decir, ya tuvieron tiempo de hacer eso, solo me quiero disculpar en su nombre porque se q a ellos ni se les va a ocurrir.
Estoy de luto, pero esto no es el final, voy a buscar la ventana q me han abierto al cerrar esta puerta. Os quiero,gracias por vuestro amor.
Marta

 

Os comunico que dejo el grupo por la falta de transparencia y respeto, por el tener que estar debiendo eternamente el favor de pertenecer a Ella Baila Sola, cuando fueron MARTA BOTÍA y GONZALO BENAVIDES los que me propusieron EBS. Comencé con mucha ilusión desde el principio, pero dadas las circunstancias, ésta es mi decisión. Ya que me nombra en su discurso, diré que no sólo le dije “lo siento Marta pero yo no sigo”, si no que le expliqué mis motivos, para mí suficientes, para dejar el grupo. Está todo en mi correo. Pone en duda mi cariño hacia vosotros, cuando creo que no sabe, que en mi Facebook de Rocío Pavón, el contacto con los fans y el cariño que demuestro y recibo, es tremendo. No me estoy inventando nada, podéis pasaron por él cuando queráis. Al menos esperaba una respuesta al email que le mandé hace tres días y para mi sorpresa, me encuentro la contestación publicamente en Facebook. Yo tampoco voy a entrar en ninguna batalla. He cerrado una puerta, pero también se me abre una ventana. Gracias por el cariño que me habéis demostrado todos.
Un abrazo.
Rocío

 

Rocio, solo decirte que yo también te aprecio, te admiro y lo sabes, la falta de respeto y de transparencia NO han sido de mí, sino de nuestro manager, y te agradecería que no hagas pensar a la gente que yo te he faltado al respeto o hecho nada para que dejes nuestro grupo. Tu eres la que llevas sin responder mis mensajes tres semanas y es a ti a quien no le compensa seguir. Este mundo es muy duro, te pones al servicio del publico y te desnudas con cada cancion, lo que recibes no es siempre amor admiracion o aplausos, se sufre mucho, y tu simplemente no estas preparada. Te deseo lo mejor

 

Os queremos pedir disculpas por esta frivolidad, haber utilizado así nuestra página y vuestra atención. Ha sido un error por la pena y la rabia del momento y no os mereceis este tipo de escena. Las dos somos perfectamente capaces de hablar y hallar una solucion, nunca pasó nada entre nosotras! Ya veremos cuál es la decisión adecuada, pero en la intimidad y la calma. Mil perdones, con vuestro permiso borraremos los comentarios que publicamos que no hacen sino manchar una página llena de maravillosos momentos. Gracias a todos

 

Yo, Rocío, os digo que tampoco se ha hablado conmigo para pedir perdón en mi nombre ni para borrar los comentarios. Yo no he hecho otra cosa que dar mi versión, ya que Marta ha dado su versión primero sin hablar antes conmigo. No tengo nada más que decir, ni voy a seguir con esto. Tampoco voy a hablar en nombre de nadie ni voy a borrar nada. Si se borran los comentarios, ya sabéis que no he sido yo.
Un abrazo a todos y mil gracias por el apoyo y el cariño.
Si queréis seguir en contacto conmigo, lo podéis hacer a través de mi Facebook de Rocío Pavón. No voy a volver a escribir nada aquí.
Gracias!
Rocío

Ahora que estábamos a punto de tener por un lado el nuevo disco de EBS y por otro el primero de Marilia en solitario, parece que la felicidad nunca es completa.

Mientras espero que todo esto sea una triste pesadilla e incluso deseando que sea obra de un hacker y en cualquier momento alguien diga que esto no es verdad, no puedo hacer otra cosa que sentir la tristeza que sentí 13 años atrás, el sueño duró bien poco y apenas nos dejó 12 nuevas canciones para añadir a un repertorio que espero no sea el definitivo. Pero como dice Marta (si es que nadie nos despierta de la pesadilla), esto se acabó.

Ella Baila Sola (rarezas) “So long!”

No sería un auténtico fan de mi grupo musical favorito si no tuviera recopildos ya no sólo cada uno de los álbumes que han ido saliendo al mercado, incluyendo recopilatorios y videos, sino también cada una de las canciones en las que han colaborado, en otros discos y con otros atistas.

Hace algunos años, una amiga, Ana, de Medina del Campo, me envió por correo postal una cinta de casete con un concierto de Ella Baila Sola. Aún recuerdo aquella tarde en que me saqué el sobre a la terraza al sol en verano, lo abrí, cogí el reproductor y los cascos y me quedé una hora tarareando esas canciones conocidas, hasta que llegó una grata sorpresa, una canción inedita que Marta y Marilia cantaban cuando aún no había nacido Ella Baila Sola y el grupo llevaba por nombre “The Just”.

Entonces, como ahora, una melodía nueva de EBS provoca en mí un estado extraño, como si el resto del mundo se parase durante unos minutos, mis oídos se deleitan con las melodías, casi sin hacer caso al principio a la letra hasta que no la escucho varias veces. Sé que cada nueva canción es algo especial, porque sé que la cantaré cientos de veces y que me acompañará en muchos viajes y momentos y así la trato, como lo más especial dedicando toda la atención sin darme apenas cuenta.

Dentro de este entramado de hilos que conforman la existencia y que parecen inconexos, hay uno que de repente ha encontrado su sentido y su meta una vez más. Tras varios años carteándonos, por fin conocí a la chica con la que compartía gustos musicales. Nos pasamos toda una noche viendo fotos y vídeos de Ella Baila Sola en aquella visita a Medina del Campo que hice en una escapada de Cuenca un fin de semana. Antes de despedirnos me regaló algo muy especial, un CD con todas las colaboraciones del grupo y con el concierto de 1998 de cadena Dial que dieron en Valencia.

La magia de internet no conoce límites. Parece que han quedado atrás esos momentos en que enseñabas en una foto de papel a tus conocidos el autógrafo de tu artista preferido, ahora podemos hablar con ellos a través de twitter o facebook de tú a tú, como si fuesen de la familia, más cercanos que nunca. He tenido el placer de hablar con quien más ilusión me hacía, por una parte con Marilia que en breve sacar su primer disco en solitario y por otra con Marta Botía.

Se me ocurrió hacer referencia en su facebook al nombre del grupo y sus orígenes, algo que originó una entrada en que daban los detalles y donde decidí echar un vistazo más atrás en el tiempo del grupo y mencionar una canción de la que en aquel momento no recordaba el título. Entre todo conseguimos saber de cuál se trataba y Marta quedó sorprendida de que nos acordásemos después de tanto tiempo, así que pidió que si alguien la tenía que se la pasase o subiese de alguna forma ya que deseaba tenerla.

La cinta no la encontré, pero recordé el CD que me regaló mi amiga y allí estaba el corte, la canción en inglés que es toda una rareza y pieza de coleccionista, tarareable, sencilla, con ritmo, con sonido Ella Baila Sola cien por cien, allí estaba “So long!”. Se la envié a través de mensaje privado y en cuanto lo vio me contestó.

Aquí va como regalo para Marta, que hoy es su cumpleaños y para todos los fans, los que lo somos desde el principio y los que llegan, porque EBS sigue adelante, parece un sueño después de todo lo que hemos pasado, pero es real y es bonito.

So long!

Marilia Andrés Casares comienza la grabación de su primer disco en solitario

¿Cómo aguanta uno la separación de su grupo de música favorito? ¿Cómo sobrevivir “musicalmente” a diez años de ausencia de aquella voz que tanto te transmitía?

Hace ya más de una década que Ella Baila Sola dejó de existir como el dúo formado por Marta y Marilia. Durante todos estos años sus canciones no han dejado de sonar, en mi ordenador, en la cadena de música, en mi iPod, en mi móvil, allá donde he ido, siempre me han acompañado, como siempre, músicas imperecederas, audiciones infintas, de estas que de tanto escuchar, cuando uno ve una imitación en un programa a lo “lluvia de estrellas”, es capaz de detectar hasta la mínima variación de notas, nada escapa a un verdadero fan.

Marta Botía, tan sólo poco más de un año tras esta separación traumática, lanzó su primer álbum en solitario “Cumplir lo prometido”, que aunque no salió muy bien parado en ventas, fue un respiro, un soplo de aire fresco y más del espíritu de Ella Baila Sola para sobrellevar la noticia. Marilia también tenía entre sus planes el lanzamiento de un disco que sin embargo no llegaría nunca.Hubo que esperar hasta hace casi ya tres años para que el dúo EBS regresase, bajo sus siglas y con una nueva voz, según explicó Marta Botía, porque Marilia no quería regresar al mundo de la música.

Desconozco (y en cierta manera me gustaría saber la otra versión) si es que Marilia se lo ha pensado mejor y sus ideas han cambiado porque le haya visitado la inspiración o s realmente no deseaba regresar como dúo, sea lo que fuere, hoy Marilia Andrés Casares, después de tantos años, por fin nos desvela que se encuentra grabando, con mucha ilusión y nervios, desde esta semana en los estudios de Londres el que será su primer trabajo discográfico en solitario, del que todavía se desconoce el nombre ni estilos musicales.

Sólo tenemos una fotografía de ese estudio, con micros y una guitarra, pero ya es suficiente, y si lo unimos a que EBS continúa con su segundo álbum, las separaciones de los grupos musicales no son ni tan malas, mirándolo dsde el lado positivo.

Yo era un torpe musical

Cuando mi padre llegaba a casa con algo nuevo, era una jornada especial, como si los reyes magos hubieran llegado por adelantado, todos nos reuníamos alrededor para dar el recibimiento a esa extraña cosa recién llegada, algo parecido a como hacen los perros olisqueando la bolsa de comida que acabamos de comprar, impacientes por descubrir.

Un día llegó de las ferias con un radiocasete stereo de doble pletina, lo que entonces se llamaba un “loro” y ahí comenzó nuestra afición por grabar música y hacer programas de radio. Poco tiempo después, viendo que nuestra pasión por la música aumentaba, el salón se vistió de gala y llegó la cadena de música que aún hoy ocupa un lugar en un rincón.

Ellas eran las dueñas, en pleno boom de la música italiana con Eros Ramazzotti o Glenn Medeiros y poco más tarde con Laura Pausini y su “Marco se fue”, no lograba entender esos gustos musicales, si bien a base de repetirlas, terminaba aprendiéndome las letras como si fuesen la tabla de multiplicar. Seguí los pasos de mis hermanas y en el colegio, como clases extras, me apunté a música, para aprender a cantar, algo que me llevó sobre diversos escenarios, sobre todo en épocas estivales y navideñas, y elegí como instrumento la flauta, más que nada porque la guitarra me parecía demasiado difícil de aprender.

Pero para mí la música no dejaba de ser algo que estaba ahí pero que no terminaba de entender del todo, era un cantar por cantar, aprender por aprender, no terminaba de despertar aquello que me hiciese comprenderlo, al fin y al cabo yo era un torpe musical. No fue hasta la época del “Una rosa es una rosa” de Mecano que algo comenzó a despertarse, en especial con una canción que canté innumerables veces e intentaba entonar por primera vez sintiendo algo extraño, “Naturaleza Muerta”. Por primera vez una serie de canciones me llamaban la atención sobre las demás y esta vez ¡no las disfrutaba como consecuencia de que a mis hermanas les gustase! Siempre siguiendo la corriente musical y de pronto algo comenzaba a cambiar.

Todo cambió de forma definitiva  unos seis años después, cuando un sábado al mediodía puse a tope y por casualidad la cadena de música en los últimos minutos del programa de la lista de los 40 principales. Las presentaban como dos chicas que estudiaron juntas y cuyas voces empastaban a la perfección. Y empezó a sonar esto…

En poco más de tres minutos mis sentidos se abrieron y todo lo que había estado aprendiendo años atrás, todo, absolutamente todo cobró sentido y lo comprendí, sentí esa palpitación que sólo te hace sentir la música. Ella Baila Sola y ahora EBS siguen ahí, en un lugar especial como las primeras, siempre serán las primeras. Llegaron después The Corrs, La Oreja de Van Gogh y muchos, muchos otros. Una vez abiertos los sentidos ya nada podía frenar la pasión musical. Ahora era capaz de saborear cada nota, de percibir cada giro y cada instrumento, la melodía y el mensaje. Ya no era ese torpe musical que se limitaba a automatizar lo aprendido, ahora corazón y música se movían al mismo ritmo.

Marilia Andrés Casares regresa a la música

Navegar por internet, tener gustos y aficiones compartidas con otras personas, de vez en cuando trae grandes noticias y a uno le alegran el día, la semana y más allá. Hace unos meses recordaba con pena las canciones del último disco de Ella Baila Sola y pensaba que ya jamás podría volver a escuchar a Marilia, esa otra mitad, más aún cuando en palabras de Marta, su antigua compañera de fatigas, renunció a formar parte del regreso del grupo musical que les dio el éxito en el mundo.

Así escribía esas palabras de melancolía. Hoy mismo como llovido del cielo, un bloguero llamado Javi me avisaba de que Marilia Andrés Casares había creado una página en Facebook donde ya hay unos cuantos fans y donde ella misma dice que todo está en construcción, sin más información de momento, pero esto significa al menos un paso adelante desde que hace ya casi dos años quedase en stand by y desaparecido ese disco que se iba a llamar “Esencias” pero que nunca se hizo realidad, al menos no que haya salido a la luz.

Qué más podemos pedir los seguidores de Marta y Marilia, mientras una nos da ración de EBS junto a otra nueva compañera, quizá muy pronto un día de repente y por casualidad estemos en cualquier sitio y escuchemos una voz conocida y nos dé un vuelco el corazón reconociendo la voz de Marilia y sus melodías nos empapen hasta dejarnos satisfechos por tanto tiempo de espera. Y sentir que por fin las dos están entre nosotros de nuevo para llenar con momentos de risas y penas nuestras vidas.