Goodbye LOST (IV)

Supongo que como muchos otros, desde el primer episodio, siempre creí que el rescate sería ese final de lujo argumental que pondría fin a la serie, al fin y al cabo, la esperanza por abandonar la isla nunca había desaparecido de la mente de la mayoría de sus protagonistas, iniciándose ese proceso de ilusión frustrada con la barca de Los Otros llevándose a Walt. No dejaba de impactarme el hecho de que ese momento como tal no existiese. De repente habíamos pasado de ver a los personajes en la isla a verlos tras el rescate. ¿Qué diablos iban a contar entonces si ya sabíamos que habían sido rescatados? Los guionistas comenzaban a enseñar a los espectadores que PERDIDOS, aparte de su embaucadora mitología endiabladamente perfecta, era principalmente la historia de unos personajes con un recorrido completo en sus vidas, con un principio, un desarrollo apasionante y un final y que todos esos misterios que les rodean no son sino una aguja conduciendo los hilos del argumento para tejer esa historia.

Tras varios días de desconcierto después de visionar el final de la tercera temporada y a poco que se hablase con otros seguidores y se echase un vistazo por internet, esos Jack y Kate a los que por un momento crucifiqué por sentirme engañado durante todo este tiempo, volvieron a conservar de nuevo toda su personalidad, aunque será una sensación que no podré olvidar y permanecerá siempre ahí. Habían nacido los Flashforward, o dicho de otra forma, todo lo contrario a un Flashback, en lugar de ver lo que sucedió hasta la llegada a la isla, podíamos ver lo que ocurría tras salir de la isla.

Durante la tercera temporada, mis hábitos para ver la serie cambiaron. Fue tal el retraso de la emisión por parte de las cadenas, que por primera vez en la historia de las “series de nueva generación”, los DVD salieron a la venta antes de estar finalizada en televisión. Así, durante la temporada y debido al horario de trabajo, me terminé despreocupando de grabar los episodios que ya no podía ver en directo y cambié su día de emisión a mi gusto a los sábados por la tarde, cuando podía verla tranquilamente en mi nueva televisión de 42 pulgadas y sin cortes. Recuerdo la sensación de introducir el DVD cada semana en el reproductor, no dejaba de resultarme extraño estar viendo algo antes en formato físico que en su emisión original y el hecho de no ver ese logotipo de FOX arriba a la derecha.

Habíamos sobrepasado ya el ecuador de la serie sin ser conscientes, poco se conocía entonces sobre un posible final que llegaría en poco más de 3 años y medio. El enorme éxito de The Lost Experience provocó que los guionistas nos preparasen otra delicatessen entre temporada y temporada ya no sólo para aliviar la espera, sino para ofrecernos una historia que encajaría posteriormente a la perfección con el guión principal de la serie, Find 815.

Find 815 nacía un 31 de diciembre de 2007, día de nochevieja, sólo 3 días después de anunciarse la vuelta de las aerolineas Oceanic Airlines, para ser un pasatiempo por capítulos, exactamente 5, que transcurrirían en otras 5 semanas, antes y durante la emisión de la cuarta temporada, que llegaba más tarde que nunca. De hecho ya nunca más veríamos esas largas temporadas de más de la veintena de episodios y todas empezarían a principios de años venideros. Find 815 es una apasionante historia que refleja el contraste entre el espíritu luchador de una apasionante búsqueda y la más absoluta pérdida de esa ilusión cuando el objetivo ya es alcanzado. Sam es su protagonista, un trabajador de Oceanic Airlines que perdió a su novia Sonia en el accidente del vuelo 815 de Oceanic. Su historia da comienzo cuando en los informativos se anuncia el regreso operativo de Oceanic en sus aerolíneas. Entonces comienza su particular odisea, se niega a que la compañía de repente cierre el caso de la búsqueda de los supervivientes pasando página como si nada hubiera sucedido y se lanza en una búsqueda imposible.

El recorrido de la aventura, a pesar de durar tan sólo 5 semanas, fue tremendamente enriquecedor. No sólo poder reencontrarnos con Sonia, la azafata del vuelo y conocer todos los detalles de su historia, sino además creer estar en el camino de descubrir las coordenadas de la isla en el mapa por fin. Recuerdo con especial interés y emoción la última semana de la experiencia, cuando Sam se acercaba a las coordenadas y con nuestras propias manos manejábamos esa pequeña cámara submarina esperando llegar a la costa de la isla y que todo se fundiese de repente con uno de los capítulos del inicio de esa nueva temporada, pero una vez más los guionistas supieron desconcertarnos y lo que pudimos ver nos dejó sobrecogidos, el vuelo 815 de Oceanic se encontraba sumergido. Desde este momento cobraron especial sentido las palabras de Naomi “están todos muertos” y las teorías que apuntaban a la muerte de los protagonistas. Nada más lejos de la realidad, ya que poco tiempo después comprenderíamos que hacía aquel avión sumergido, una réplica exacta surgida de la maquiavélica mente del señor Widmore.

¿Esperábamos otro ojo que despertase? ¿Otra mano que cogiese un disco y lo pusiera mientras hacía sus labores cotidianas? No. Los guionistas dieron un giro a sus comienzos y se basaron en la intriga de la secuencia que tanta expectación logró levantar en los momentos finales de la tercera temporada. Una pila de papayas descansa al sol en una tarde apacible y tranquila cuando un coche la atraviesa seguido de la policía, dando caza tras la persecución a un conductor cuya identidad era desvelada muy poco a poco, inquietando al espectador, una situación que se repetiría constantemente a lo largo de los episodios y con la que los guionistas jugarían, culminando esta serie de “sustos emocionales” con la identidad del personaje que se encontraba en ese ataud que Jack visitaba al final de la temporada 3. Se nombraba por primera vez a Los 6 de Oceanic, algo que aunque aún desconocíamos hacía suponer que sólo 6 habían sobrevivido al rescate.

Una imagen que refleja la ilusión que sentí cuando supe que por fin iban a ser rescatados. Aunque muchos mostraron su felicidad, fue Hurley quien la exteriorizó más que ningun otro. No obstante todo parecía demasiado bonito para ser verdad, teníamos el precedente del barco de Los Otros con nuestras esperanzas frustradas, pero a la vez en el otro lado sabíamos que en un futuro estaban a salvo, por lo tantos los sentimientos estaban contrariados. La escotilla, la liberación de energía electromagnética, la llave de Desmond, sus visiones en las que Claire abandonaba la isla en un helicóptero, el pulso que por un momento dejó la isla al descubierto de los radares, la llegada del barco, todo hacía presumir que el rescate era inminente, aunque por otra parte sabíamos que ese barco no era el de Penny. ¿Eran de fiar sus tripulantes? De nuevo la lucha por descubrir la verdad, por conseguir entrar en la mente de Naomi, creerla o no era cuestión de fe.

Comenzaba la aventura de esta nueva forma de contar la historia, en esta ocasión con Hugo. Se intuía por tanto que podríamos disfrutar de los flashback de los personajes con lo que ocurrió al dejar la isla, de la misma forma que sus historias fueron contadas en pasado anteriormente. El futuro de Hugo Reyes no era más esperanzador que su pasado, encerrado de nuevo en una clínica, las visiones no dejaban de acecharlo, como tampoco las visitas de esos que ya estaban muertos y otros que estaban bastante vivos, como el intrigante señor Abaddon que parecía querer investigar la historia de los famosos supervivientes desde un punto de vista demasiado cercano.

La imagen de Jack y Kate mirando al interior de la cabina del avión, donde experimentaron su primer viaje en la isla en busca del intercomunicador, representa uno de esos momentos de remanso y paz muy contados a lo largo de la serie, donde se deja un espacio de tranquilidad para pensar en la inmensidad y grandeza de todos los acontecimientos sucedidos. Una de esas pequeñas miradas al pasado que invitan a reflexionar y que provocan una sugerente sonrisa fruto de una historia recordada con añoranza.

Se había estado forjando desde el principio, la rivalidad entre Jack y Locke era una confrontación inevitable y, recordando hoy esta imagen, quizá nos vengan a la memoria grandes momentos de reencuentro entre estos dos personajes, momentos en los que la tensión se palpa en el ambiente y no hacen falta palabras. Creer o no creer, esa era la cuestión. ¿Eran dignas de confianza las personas que habían llegado para rescatarles o debían huir de ellos? Era el momento de decidir, ya nadie podía quedarse al margen de esa lucha que acababa de comenzar.

¿Quién estaba en lo correcto? ¿Jack y sus ansias por abandonar la isla le habían hecho confiar demasiado rápido? ¿O Locke quizá se estaba precipitando al desconfiar de los rescatadores? La duda traspasó la pantalla en esta secuencia en la que había que posicionarse. En mi caso la balanza se decantó por Jack, ya que su actitud siempre había sido más semejante a la mía, al que había visto tomar decisiones que yo hubiese tomado. Sin embargo la postura de Locke no desmerecía en absoluto, siempre lo había visto como un personaje envuelto en el misticismo, obsesionado por creer que la isla tenía algo reservado para él, su destino, pero convincente.

Resulta curioso comprobar hoy cómo aquella decisión afectó al rumbo de los acontecimientos y el giro que junto a nuestros sentimientos sufrió ese personaje con el que decidimos quedarnos, como si realmente aquella decisión nos hubiese conectado de alguna manera con el que elegimos. En relativamente poco tiempo la serie tomaría un rumbo que volvería los destinos del revés, el que quería salir de la isla querría quedarse y viceversa, hombre ciencia por hombre de fe.

Nos habíamos percatado de su presencia en algún momento, intuíamos cómo se movían, sabíamos que formaban parte de la isla. Durante cada temporada nuevos personajes iban apareciendo, enriqueciendo la historia, pero todos estos personajes de alguna forma ya estaban en el lugar de los hechos. Con Naomi se inició la entrada de nuevos personajes aparentemente ajenos a la isla. Emocionante fue la llegada de Daniel Faraday. El rescate ya había comenzado, sin embargo en mitad de la tormentosa noche tan sólo una persona se lanzaba desde el helicóptero para organizarlo todo, ¿cómo era posible? Los guionistas volvieron a jugar con nuestros sentimientos. Recuerdo que mientras descubría su rostro, esperaba impaciente ver a un ser conocido, sin embargo no fue su cara la que logró sorprenderme, sino sus palabras: “¿tú eres Jack?”. Había comenzado el principio del fin.

Los nuevos personajes enseguida calaron hondo mientras algo quedaba cada vez más claro, no estaban allí para rescatar a nadie, sino para llevar a cabo una serie de experimentos, y algo más. Si pensábamos que estaban totalmente desvinculados, lo que estaba por llegar nos haría ver que los lazos de esta tierra les unían en algún punto de su existencia que no alcanzaban a recordar.

Es fascinante el hecho de que no recordemos nada de nuestra etapa de niñez más temprana. Yo mismo me veo en fotos a los 2 ó 3 años con mi padre agarrado de la mano, en lugares que no recuerdo ahora, con ropa que no recuerdo haberme puesto nunca. Sólo a partir de los 4 más seguramente 5 años, conservo ciertos recuerdos perdidos, como instantáneas en fotografía. Las vidas de Charlotte y Miles vienen ligadas a la isla de esta forma, por etapas de su vida en las que los recuerdos se desvanecen con la edad adulta, pero eso aún estaba por venir.

La muerte confirmada. Mientras en la isla luchaban por ser rescatados, en el mundo “real” la muerte de los supervivientes del vuelo 815 de Oceanic era un hecho. El juego Find 815 terminaba y se fundía de forma magistral con este episodio en el que las imágenes captadas por el barco en el que zarpó Sam aparecen en la televisión. El avión yace en las profundidades.

¿En qué se habían convertido los supervivientes tras el rescate? Esta escena de apertura del episodio dedicado a Sayid consiguió despertar mi interés por este personaje al que nunca he tenido el más mínimo aprecio. Siempre quise que los guionistas acabasen con él, pero en momentos puntuales llegó a ser interesante.

Llegaba uno de los capítulos más interesantes con uno de los finales más emotivos y sorprendentes de esta temporada. Kate, huída de la justicia, a pesar de ser una de las supervivientes, tendría que hacer frente a ella. Es quizá en estas escenas donde Kate alcanza su madurez como personaje, donde se enfrenta a todo lo que dejó atrás y a los motivos por los que arriesgó su vida y su libertad y donde se refuerza y se debilita a partes iguales su relación con Jack.

Imagen mítica donde las haya, ver a Claire, Kate y Aaron nos hace recordar muchos momentos. Juntas han vivido ese nacimiento, en una escena que regresaría para ser recordada y juntas han sufrido el revés del destino, reencontrándose en unas circustancias adversas en las que sus vidas por separado han  sido influenciadas por la inquietud y la desesperanza. Debería pasar mucho tiempo para comprobar que el tiempo había forjado algo totalmente distinto a lo que vivieron en Los Barracones. Otra magistral muestra de la representación de la maldad y la bondad viajando de lado a lado en los seres humanos.

Estába esperando escucharlo de su boca. LOST nos había enseñado ya tantos secretos que estábamos aprendiendo a discernirlos antes de que llegasen. Uno de los finales más sorprendentes cuando Kate pronuncia el nombre de Aaron, otro de esos momentos donde me levanté del sillón y mi mente comenzaba a pensar vertiginosamente recopilando datos pasados, intentando discernis qué se me había escapado desde que la visión de Desmond predijo que Claire sería rescatada.

La Constante, un trepidante episodio donde las escenas se sucedían vertiginosamente, tanto como la mente de Faraday permitía, sin dejar tiempo apenas para pensar en lo que estaba sucediendo, pero dejando tras de sí un mar de dudas sin respuesta que me harían pensar bastante tiempo. Un segundo intento de los viajes en el tiempo que vendría a abrir el camino a la arriesgada quinta temporada.

Tras la trepidante acción, llegó un poco de calma y de nuevo volvían a sorprendernos retornando a los flashback en la isla, retomando la importancia de Juliet en la historia así como los sentimientos despertados e intentando jugar con nuestra inteligencia intentando discernir en qué periodo de la trama nos encontrábamos, ¿pasado o futuro? Y eso que aún no habíamos conocido otra de las formas de contar la serie.

Siempre que comenzaba una nueva parte de la historia de Jin y Sun, me acomodaba para vivirla de forma intensa. Quizá para muchos sean una parte más sin mucha importancia como para mí lo era Sayid, pero su simple presencia me hacía sentir la necesidad de seguirla atentamente, aún hoy me es difícil explicar el por qué. Es curioso que el azar dos años después terminase juntando en el mismo destino a los tres personajes, queridos y odiado.

Esta escena en la que parece que Jin va a cierto lugar fue realmente inesperada, un camino cruzado entre el pasado y el futuro, el flashback y el flashforward con el que los guionistas una vez más nos dejaron con la boca abierta. Simplemente maravilloso.

La reaparición de Michael fue otro de los grandes momentos. Le vimos abandonar la isla junto a Walt tras cometer aquel atroz acto en el búnker. Hasta ese momento nunca supimos si las coordenadas que Los Otros le indicaron les habían guiado a la salvación o a un destino incierto.

Los niños no han tenido un lugar muy especial en LOST, sólo Walt destacó hasta que fue raptado, en pequeños momentos después tanto de forma real tras su huída, en su etapa más adulta y como parte de esos seres atrapados en la isla y otros han sido meros extras, aunque he de mencionar esa escena en detalle de unos pies cruzando la selva mientras con las manos uno de Los Otros niños arrastraba a un oso de peluche desgastado por el paso de los días, sugerente en su tiempo y una lástima que no se les concediese una parte especial.

Una de las escenas que me produjo la mayor sensación de desasosiego desde el comienzo de la serie. De repente en unos segundos la historia de la mujer francesa, su señal que llevaba recorriendo el espacio de la isla 16 años, tras el reencuentro con su hija perdida, acaba de forma repentina con una sencillez pasmosa. Rousseau siempre fue uno de esos personajes de los que temí que perdiese la vida, la consideraba un pilar fundamental. Aunque estaba deseando conocer más detalles sobre ella, prefería incluso que no apareciese para evitar tener que presenciar su muerte y, en un momento, tal y como ocurre en el fiel reflejo de la vida real, se había ido para siempre. Por fortuna ese “para siempre” fue un hasta luego que llegaría en forma de reencuentro sorprendente e inesperado. Pero una vez más había que esperar para que todo encajara en el puzle.

Impactante la frialdad de Keamy, sin ningún tipo de sentimientos acaba con otro de los personajes ante la aparente  serenidad de su padre. Pero debajo de esa serenidad se gestaba el odio y el sentimiento de culpabilidad quer jamás desaparecería y que sería una constante en su vida. Por suerte para él, llegaría el tiempo de la redención.

La venganza de Ben nos llevaría a otro de los grandes momentos. Nos hizo imaginar que había otra forma de salir de aquella isla apareciendo en un desierto. La aparición de Ben en la noche en la habitación de Widmore para amenazarle no llegaba a convencer del todo. ¿Realmente Ben era tan malo como intentaba aparentar? El ídolo que se había ganado su título por méritos propios, comenzaba a destapar sus verderos puntos débiles.

Ahora esta imagen me dice muchas cosas, pero entonces me desorientó por completo. El humo negro comenzaba a reclutar a su ejército, utilizando los sentimientos para colarse por esas pequeñas rendijas por la que introducir su veneno.

El padre de Jack vuelve a aparecerse ante su hijo, ya lo hizo en la isla como la única forma de guiarle hasta el lugar donde encontrar agua potable y hasta su ataud vacío y ahora lo hacía de nuevo en el futuro. Nuevas preguntas surgen ahora incluso vistos nuevos episodios. Quizá una vez finalizado todo sea capaz de comprender el por qué a todas ellas poco a poco.

Otra maravilla de episodio estaba al caer, un flasback inolvidable que transcurriría en la niñez y adolescencia de Locke desde antes de su nacimiento. El momento en que Richard hace aparición en la vida de Locke es magistral así como la determinación de Locke de escoger el cuchillo. Tras su visión una idea me quedó clara, el destino de los supervivientes estaba marcado por su pasado y la influencia de otras personas, aunque aún no era consciente de en qué medida. ¿Fueron los supervivientes dueños de sus propios destinos en todo momento o fueron guiados hacia él sin oportunidad de forjarlo? Richard consiguió captar mi atención de nuevo, su inmortalidad era una incógnita.

A modo de anécdota, esta imagen de Horace ahora cobra más sentido que nunca, ya no sólo por lo que estaba por llegar en la siguiente temporada donde sería uno de los protagonistas, sino por formar parte de esos seres que no pudieron seguir adelante.

El encuentro entre Locke y Christian, aunque sorprendente, seguramente nos pasó desapercibido en un primer momento. Hoy lo vemos con otros ojos, donde uno veía respeto, el otro buscaba esa rendija por la que colarse.

Los 6 de Oceanic. Por primera vez una season finale de tres partes intensas. Ya había vivido sus futuros por separado, afrontando las consecuencias, llegaba el momento de ver el rescate, ese que había imaginado como final de lujo para la serie, se convertía en un merecido final de temporada que aún nos regalaría momentos inolvidables en sus últimos y trepidantes minutos: el grito desgarrador y desesperado de Sun al que me uní, tras la explosión del barco con Jin en su superficie, lo que nos quedaba por pasar echando ahora la vista atrás, Ben moviendo la isla a través de un mecanismo que me dejó petrificado por su extrema sencillez y que siempre imaginé como algo más sofisticado (una vez más lograban sorprenderme como en el caso de la escotilla), el rescate en el barco de Desmond y Penny y los primeros encuentros surgidos de la desesperación por las personas que dejaron atrás y de las que prometieron guardar secreto para proteger la isla, imágenes que hablan por sí solas.

En un magistral movimiento, aquel final de la tercera temporada que nos mostró los primeros compases del futuro, enlazaba a la perfección con el final de la cuarta temporada para dar sentido a la historia completa tras el rescate. Pero aún quedaba por zanjar esa secuencia que nos había inducido a pensar entonces que Jack visitaba el ataud de su padre en un flashback. Aquel cuerpo inerte se desvelaba en los últimos segundos previos al final dejándome de nuevo con la cara desencajada y una expresión de admiración.

Todo estaba preparado para poner rumbo de nuevo al lugar del que no debieron huir jamás. Siguiente parada: Dharmaville.

Goodbye LOST (parte II)

Si algo importante me ha enseñado PERDIDOS es sentarme a ver una serie y esperar que todo pueda suceder, dejar abiertos los sentidos y dejarme impresionar con la historia, sin esperar nada a cambio, sin pretender que ocurra lo que quiero o lo que creo.

Era principios de septiembre de 2005 cuando la primera temporada finalizaba en FOX y habían transcurrido ya 7 meses desde que dejase a Jack y Locke mirando a través de la escotilla y en mi cabeza cobraba cada vez más fuerza la hipótesis de pasadizos subterráneos que conducían a otra isla en la que había más gente, el paso del tiempo la reforzó aún mucho más, añadiendo el hecho de que no podía hablar con nadie de ella, porque apenas era conocida. Cuando encontré  a la única persona para hablar ya era demasiado tarde. Eran los primeros días de marzo de 2006, los últimos días de un curso de páginas web que ocuparon mi tiempo durante esa temporada, cuando uno de mis compañeros habló de LOST y del humo negro. Apenas pudimos comentar todo lo sucedido y la serie ya comenzaba a hacerse notar por la red, donde la gente comenzaba a aficionarse a las descargas de la versión subtitulada. Ese mismo mes comenzaba en FOX la Temporada 2. La experiencia de poder hablar con otras personas de cada capítulo hizo que buscase una alternativa. Si nadie a mi alrededor veía la serie, yo iría en busca de esa gente. Dicho y hecho me registré en una web de televisión y justo al conectarme estaba un forero hablando de PERDIDOS, sobre la serie fue mi primer comentario de los muchos que vendrían posteriormente, además de colaboraciones ese mismo verano de lo que estaba por llegar.

El paso de los meses había reconvertido el salón de mi casa, la tecnología del sonido envolvente integrado en los televisores estaba más a mano para los bolsillos y un 32 pulgadas JVC ocupó el centro neurálgico del ocio en la habitación, pasando del antiguo televisor y de la experiencia inolvidable de las 14 pulgadas donde me recluía a ver la serie. Aprendí a encontrar el momento preciso para ver mi serie preferida a lo grande, como se merecía.

La noche en que todo volvió a comenzar, una vez más los guionistas pudieron conmigo. Era la primera vez que me enfrentaba a una segunda temporada de una serie de “nueva generación” y los precedentes de series de mi infancia me hacían presumir lo que podría encontrarme, estaba acostumbrado a imaginar lo que sucedería y encontrarme algo parecido, pero no, PERDIDOS era diferente, de repente comenzaba el episodio con una persona a la que no veíamos el rostro, realizando tareas comunes mientras la voz de Mamma Cash Elliot entonaba “Make your own kind of music”. Mi desconcierto me hizo quedarme boquiabierto una vez más frente al televisor, nada tenía sentido, absolutamente nada, hasta que un sonido repentino lo cambió todo, Mamma Cash Elliot dejó de cantar y un espejo se convirtió en el testigo que encajaría de una forma magistral, como nunca antes había visto, el final de la primera temporada con el comienzo de la segunda, una escena inolvidable que permanecerá en mi retina para siempre.

Mientras transcurría el episodio y dejaba impresionar aún más mis sentidos, no podía evitar sentir nerviosismo, 7 meses esperando saber qué diablos había dentro de la escotilla, pero tendría que esperar hasta casi el final del primer episodio para descubrirlo y toda una temporada entera para que ese lugar desvelase todos sus secretos, al menos los de entonces.

Uno de los detalles de la primera secuencia de apertura de esta nueva temporada, el que se ha erigido como uno de los iconos de la serie. No puede haber ningún fan que se precie que no pueda completar la secuencia que sigue a estos símbolos. Un endiablado mecanismo ideado por las maquiavélicas y brillantes mentes de los guionistas, que lograron traspasar la barrera de lo emocional llegando hasta el punto álgido de la paciencia del espectador, poniendo a prueba su curiosidad y la de los personajes en una sincronía perfecta.

El ser humano basa su comportamiento en experiencias pasadas y en el aprendizaje continuo. Si una vez has puesto la mano en agua hirviendo, no volverás a hacerlo de nuevo porque sabes que quema, nuestra propia forma de andar se rectifica con el paso del tiempo según nos sea más cómodo, quizá en nuestros primeros pasos nos rocemos la aprte interior de las piernas al andar, pero la rectificaremos para evitar esos roces dolorosos.

Hasta aquí experiencias normales, naturales, pero vayamos un paso más allá en este aprendizaje. A todos en alguna ocasión nos han prohibido algo a lo largo de nuestra vida. Imaginemos que alguien nos impidiese abrir la puerta del desván, pero que nos dejase las llaves al alcance para abrirlo cuando queramos. Aquí es donde comienza nuestra lucha interna entre lo que debemos y lo que queremos hacer. Llevemos esto incluso un paso más lejos, imaginemos que no tenemos otra distracción en el mundo, sólo la de esa puerta y lo que hay detrás de ella. Pasaríamos por delante cientos de veces al día sabiendo que nuestro deber es no entrar, pero imaginando qué sucedería si la abriésemos, se convertiría en una obsesión que terminaría llevándonos por el camino de nuestra curiosidad saciada.

Así fue el ingenioso mecanismo de los números que ocupó la columna vertebral de esta temporada. Una tecla que hay que pulsar cada 108 minutos para que no se libere algo que no sabemos qué es, ese es nuestro deber y tradición, aunque nuestra obsesión será todo lo contrario, imaginar qué sucedería si se dejara de pulsar esa maldita tecla. En el preciso momento en que Locke pulsó esa tecla por primera vez. comenzó la obsesión. Y una vez saciada la curiosidad, llega el momento de sentirse liberados o de arrepentirse de lo que ya no se puede arreglar.

Los flashback que en la primera temporada nos describían las vidas de los protagonistas antes del suceso, ahora se convertían en cuentacuentos de esas pequeñas maravillas llamadas coincidencias del universo. El encuentro entre Jack y Desmond. No sería la última vez que veríamos un encuentro en las gradas de ese mismo estadio, pero para eso habría que dejar pasar el tiempo una vez más.

La larga espera había llegado a su fin. Es aquí donde comprendí lo que decía al inicio de esta segunda parte, por mucho que hubiera podido imaginar, jamás en la vida, nunca, hubiera supuesto que dentro de la escotilla habría una serie de salas y un ordenador central y mucho menos el “ingenioso mecanismo” que me  haría sentir la sensación de curiosidad hasta límites insospechados. Ni pasadizos, ni dinosaurios, ni otra isla paralela, tan solo un jodido espacio reducido donde un tipo se tiraba todo el tiempo pulsando una maldita tecla. “¿Quién iba a imaginar que dentro de la escotilla había un tío pulsando una tecla para proteger el mundo?”, cuántas veces repetí esta frase porque no cabía en mi cabeza.

Otro de esos iconos que pasarán a la historia y cuyos seguidores nos sentimos totalmente identificados, el símbolo de la Iniciativa Dharma que descubrimos en la estación del Cisne, desconociendo que había muchos otros desperdigados por la isla en aquel momento. Qué poco podíamos imaginar por aquel entonces que varios años después todos sus secretos serían desvelados, incluída la figura del hombre que nos daba instrucciones desde los años 70. La visión de aquel primer vídeo de orientación me fascinó de una manera inimaginable, me recuerdo rebobinando varias veces en aquel episodio, intentando averiguar y enlazar cada detalle sin éxito. A ver, entonces no sabía que la paciencia iba a ser la mejor de mis aliadas.

“Los números son chungos”. Una de las frases de Hugo. La relación entre los números de lotería, la mala suerte, la coincidencia de que dichos números estén grabados en la escotilla. Los números que nos volvieron locos durante mucho tiempo y que hoy son también un símbolo, una leyenda de PERDIDOS, tenían varios significados, uno de ellos sería desvelado ese mismo verano en el primer ARG y el segundo significado vendría varios años más tarde. Uno de los últimos episodios de LOST se titula curiosamente “Everybody loves Hugo” en contraposición a este, “Everybody hates Hugo”, una muestra más de la dualidad, del bien y el mal, del equilibrio en el universo donde ambas partes coinciden, una de las esencias que la serie siempre ha querido mostrar, nadie es bueno, nadie es malo, todos tienen un equilibrio.

Los otros 48 días, uno de esos episodios inolvidables que dan un giro a la serie. Si no nos bastaba con misterios e incógnitas, de repente surgen los pasajeros de la cola del avión, en los cuales jamás había pensado, directamente ni me los planteé, les daba por muertos. Su historia contada hasta el momento, con experiencias totalmente distintas a las de los pasajeros de la cabecera pero con un destino común, una “colisión” que culmina con la segunda muerte de un personaje protagonista (que me hizo sentir bastante mal, como si algo se hubiese perdido en mi interior, nunca mejor dicho) y el magistral momento del fortuíto reencuentro entre Jack y Ana Lucía (la vaca burra como la llamé mucho tiempo), aquellos pasajeros que un día iban a cambiarse el billete de avión momentos antes de despegar. Al acabar aquel episodio no dejé de repetirme a mí mismo la palabra “maravilloso”.

Esta escena me puso los pelos de punta, Michael frente al ordenador, en el que sólo se podían introducir datos y de repente comenzaron a aparecer preguntas de una persona desconocida. Estaba aterrado prácticamente, ¿quién estaba intentando contactar? ¿Cuánta gente había en la isla? Sólo una vez terminado el capítulo caí en la cuenta de que podría ser Walt.

Con Eko revivimos en tercera persona lo que en su día no pudimos apreciar con Locke en primera persona, entonces me dí cuenta de que lo que Locke había visto era el humo negro. Aún hoy sus chasquidos surgiendo de entre la maleza de la selva me producen temor, su sonido me hace encogerme de miedo, como sólo los cuentos de fantasmas que me contaban de pequeño conseguían hacer. Por aquel entonces pensé que el humo negro era una especie de justicia que castigaba a los malos y salvaba a los buenos. Qué ingenuidad por mi parte.

Los Otros, otro de esos símbolos imperecederos que cuando nombremos en nuestro lenguaje habitual, nos recordarán la serie de inmediato. “Otros, otros” gritaba Jin. Pensaban que estaban solos en una isla desierta, pero se dieron cuenta de que había alguien más, ellos y Los Otros. ¿Eran los malos? Apenas un grano de arena en la inmesidad de la obra.

Uno de los momentos que viví con mayor pasión e intranquilidad fue el rapto de Claire por Los Otros. Sin duda Claire siempre ha sido un personaje experto en desaparecer, como vería más adelante, llevándose consigo mis intrigas pero devolviéndome la ilusión cuando regresaba. Por primera vez se abandonaban los flashbacks del pasado para acudir a otro tipo de flashbacks de los hechos ocurridos con uno de los personajes que llevaba con nosotros desde el principio. Recuerdo este episodio como uno de los más intensos y emocionantes. El personaje de Claire siempre me ha causado una gran fascinación y, entre tantos misterios, el hecho de poder ver resuelto alguno de ellos en ese viaje a la estación médica, era ya todo un placer para los sentidos.

Danielle Rousseau, la mujer francesa de la señal de los 16 años. Poco a poco ella misma iba desvelando sus propios secretos. Otro de esos misterios fascinantes por resolver. Nos hablaba de una hija, de que todos los que estaban con ella murieron, de cómo llegó a la isla. Aún sucediendo lo que sucedió posteriormente, me quedaban tantas cosas por ver.

Henry Gale, así se presentaba él. Había llegado en globo según su historia y recuerdo con una sensación de incertidumbre el momento en que algunos se lanzan a la búsqueda del globo en la zona indicada para comprobar la veracidad. “Henry Gale” inició un juego nuevo en la isla, el de discernir entre la mentira y la verdad, ¿es todo el mundo quien dice ser? Cuando echo la vista atrás lo que recuerdo de él es que su personaje me hizo sentir exactamente como a los protagonistas de la serie, totalmente desconcertados. Su historia era creíble, si ellos habían llegado en avión y otra gente en el pasado llegó en barco, ¿por qué no creer que un globo había sucumbido al poder de la isla? El interrogatorio de malas formas que aguantó frente a Sayid casi me hizo decantarme y creer en su historia. Consiguió labrarse en muchos de los espectadores un lugar muy importante como personaje principal por su carisma y por el halo de misterio que lo rodeaba, por su capacidad de convencimiento en esos “duelos” Locke vs Ben.

Otro momento desconcertante de la temporada, el mapa en el muro de la escotilla, descubriendo ese todo más amplio del que desconocíamos su existencia. Sus secretos se revelarían más tarde, pero como siempre habría que esperar al momento apropiado, en el que también conoceríamos a su autor y la historia de la escotilla.

Libby, un personaje que tendría mucho que decir y que ha permanecido en mi mente siempre, un personaje imborrable a pesar de su cortísima presencia en la isla en esta historia al igual que Ana Lucía. Sé que era sencilla, pero algo me hacía sentir que necesitaba saber su historia, conocerla más a fondo, tenía un aura especial. Directamente nunca supimos de dónde venía ni hacia dónde iba, simplemente se presentó en breves retazos cruzándose en el destino de Desmond y poniendo nombre a su barco (uno de los grandes momentos de satisfación en la serie que logró emocionarme) y en el de Hurley, con el que siempre estuvo más cerca de lo que él creía. La escena del beso, ahora cobra un sentido más amplio.

Bueno, qué decir de este momento. Si hubiera que hacer un ranking de escenas que nos desencajaron completamente, esta sería una de las primeras en él. Recuerdo que estaba en el sofá tranquilamente mirando a la pantalla cuando irrumpió Michael en la escotilla. Fue todo demasiado rápido, dos pérdidas en un instante que aún no he podido perdonarle, sentí una mezcla de sorpresa terrible y odio. Una demostración de que cualquier cosa en la isla podría suceder, una vez más se afianzaban las enseñanzas de las que hablaba al principio. Cuando acabó el episodio esa sensación permaeció durante mucho, mucho tiempo. ¿Qué había sido de esa persona llamada Michael? ¿Por qué lo hizo? No tardaríamos en saberlo. Muchas preguntas y una clara idea, “todos somos capaces de hacer el bien y el mal en partes iguales”.

Una vez más daba comienzo el vertiginoso final en el que nuestra curiosidad alimentada durante medio año iba a ser saciada.

Mientras unos secretos eran desvelados, otros comenzaban a surgir. Maravillosa esta imagen de Jin, Sun y Sayid observando desde el barco el pie de la estatua. Recuedo que mucho se especuló sobre ella, sobre su origen, sobre quién la había construído, sobre qué hacía allí, sobre sus 4 dedos. Lo impresionante es saber a día de hoy que, aquella imagen fugaz, iba a ser uno de los escenarios más importantes para lo que estaba por venir.

La impaciencia por ver lo que podría ocurrir si se dejaba de pulsar la tecla, terminó. Una vez más era cuestión de fe del espectador ceer que podría suceder algo o que todo era una simple cuestión de confianza. ¿Se trataba la tecla de un experimento humano para evaluar su constancia o todo lo que decían que podría suceder era real? A pesar de dar bandazos a lo largo de la temporada, terminé creyendo más en la parte de experimento humano, pero mi cara se quedó como la de Locke al observar que la amenaza de la liberación de energía electromagnética era real. Recuerdo mis ojos abiertos como platos en la sucesión ininterrumpida de escenas finales, mientras todos los objetos metálicos comenzaban a estrujarse y concentrarse en la escotilla con la incertidumbre de no saber qué ocurriría, la sensación que me causó saber que ese mismo suceso era el que produjo el accidente de avión, la liberación de Michael y Walt que por fin ponían rumbo a casa llevándose consigo nuestro odio, la mano de Desmond introduciendo la llave, los flashes luminosos.

“¿Qué había dentro de la escotilla?”, me preguntaba hacía un año ya. Mi curiosidad había sido saciada, pero nuevos misterios habían sido puestos en escena y esta vez no era uno solo. Y la escotilla aún tenía muchos secretos por revelar. Ese verano de 2006, mientras la serie se emitía en España y en USA ya había terminado la temporada, comenzaba uno de los primeros ARG, The Lost Experience. Lo descubrí por casualidad, y desde el primer momento me di cuenta de que esa experiencia iba a ser algo grande. No estaba desencaminado, de otra forma no se podría entender que cuando en la última temporada se nombró a Magnus Hanso, me entrase una felicidad tremenda. Un nombre sin embargo que pasó desapercibido para quien no la vivió.

“Seaweed Dreams” de A. J. Tarpent o Christina Houen, un libro perdido en la playa de LOST: Via Domus

lost barracones

Esta tarde he estado jugando al segundo capítulo de PERDIDOS: El Videojuego, llamado en otros lugares del mundo como LOST: Via Domus. Paseando por la playa asediada por los restos del vuelo 815, aparte de un comic en castellano diferente al que Walt lee en la serie, me he encontrado con la portada de un libro en la arena llamado “Seaweed Dreams” (Sueños de algas). He tenido que poner la vista en primera persona y enfocar bien hacia los pies de mi personaje para poder leer el título y lo he apuntado para no perderlo, porque si algo me han enseñado los creadores de PERDIDOS, es que nada en la serie está ahí por casualidad.

He buscado información sobre este libro del que tan solo hay retazos y nada claros, ni siquiera se menciona a su autor/a, simplemente se dice de él que es un libro de ficción. Pero nada más leer el resumen del libro, han venido a mi mente muchas imágenes de la serie.

Me abro paso entre el agua espesa, como si alguien hubiese puesto bastante gelatina. Se balancea y crece sobre la arena blanca. El agua palidece a un ligero color verde, luego se oscurece. Doy una vuelta antes de ponerme en la parte más oscura por miedo a los tiburones. Si uno viene, ¿lo veré a tiempo? ¿Volveré? ¿Lo verá él o se enterará a tiempo de ayudarme si me ataca?

Estoy harto de las agua seguras, bajas, pero tengo miedo de las profundidades.

Él se lanza hacia atrás cerca de la orilla, dejando el regazo de agua sobre sus brazos y piernas. Su casa es el agua más que la mía. Pero ya cuida de no salir demasiado lejos, porque sus piernas están cansadas y son débiles.

Ellos están bastante lejos como para ofenderse. El grupo de adultos, niños y perros se esparce lejos a lo largo de la curva larga y fina de arena blanca. Si pudieran ver su propia desnudez, se verían como un anciano excéntrico que toma un tratamiento natural de salud. Si esto fuera la playa de Perth, él no se marcharía con eso. Hemos venido aquí buscando la libertad de hacer lo que queramos. Los suburbios descansan bajo calles ordenadas de la ciudad; donde una vez había chozas y casitas simples de campo, donde ahora hay casas esparcidas, residencias sólidas de ladrillo y alguna que otra mansión. Pero aquí, sobre la playa más allá de los límites de ciudad, somos almas libres escapando de…

En el significado de los sueños, las algas representan los descubrimientos, ideas o conceptos que se forman en el subconsciente y que de repente vienen a la mente. Son la respuesta intuitiva a un problema. Soñar con algas sugiere que la persona debe confiar en sus intuiciones y creer en sus instintos. Este libro no estaba colocado en la playa porque sí…
lost playa

FIND 815 – Capitulo 5 (parte IV) EL FINAL

find 815

31 de Enero (URL www.find815.com)

1. ROV

2. Find Black Rock

3. The Maxwell Group

4. Anuncio de Oceanic

1. ROV

Ockham introduce en el océano el Vehículo de Operación Remota ROV y lo sumerge a una profundidad de 500 metros mientras Sam lleva los controles.

Traducción:

450, 460, 470, 480, 490, 500 metros. Aguantadlo ahí. Vale, cambia al ROV.

Proceded.

Desenganchad el ROV. Enciende las luces. Recuerda, las baterías sólo durarán 30 minutos, así que nada de viajes turísticos.

Entendido.

Veamos si tu buena suerte te ayuda a encontrar la roca negra.

2. Find Black Rock

find 815

Ahora estamos a los mandos del ROV y estamos frente a una pantalla desde la que podemos ver el fondo del océano. Debemos aplicar la lógica para conseguir llegar a los 10 puntos que se muestran en el radar antes de que la batería del ROV se agote en aproximadamente 3 minutos. La mejor ruta es la mostrada aquí abajo.

find 815

SI LA BATERÍA SE ACABA ANTES DE COMPLETAR EL RECORRIDO

Sam es incapaz de encontrar el Black Rock y Ockham decide que su suerte se ha acabado y da por finalizada su aventura.

Traducción:

– Parece que tu suerte se acabó. Preparaos para recuperarlo.

SI COMPLETAMOS EL RECORRIDO DENTRO DEL TIEMPO

El final de FIND 815

Ockham parece impaciente porque no encuentran nada, pero Sam insiste. Talbot está de parte de Sam en esta ocasión. Cuando los ánimos de Ockham se calientan, de pronto en la pantalla aparece algo. Sam descubre muy pronto de lo que se trata, no es ningún barco, es la sección de cola del vuelo 815. Mientras la cara de Ockham refleja sorpresa y la de Talbot satisfacción, Sam comienza a llorar imaginando el triste final de Sonya.

find 815

A continuación volvemos a la casa de Sam donde está escuchando atentamente las noticias. La periodista anuncia que se ha encontrado el vuelo 815 de Oceanic. Mientras, Sam se acerca al mapa que tiene en el salón, a la fotografía de Sonya que le llegó en el mensaje anónimo, la pone en la mesilla y sobre el papel pone la alianza de compromiso, frente al retrato que desde el fatídico día le ha acompañado. En el noticiario sacan imágenes de Talbot entrevistado hablando sobre Sam y el por qué cree que se unió a la expedición. Parece claro que estos hechos se producen inmediatamente antes que, lo que quiera que sea la expedión de salvamento donde iba Naomi en la serie, sucediesen.

find 815

find 815

Traducción:

Ockham: Por el amor de Dios, Vamos!! Es un gasto de tiempo y dinero.

Sam: Solo dejame recalibrarlo y barreré el área de nuevo.

Talbot: Buena idea.

Ockham: Estás persiguiendo fantasmas. No hay nada allí.

Sam: ¡Lo encontraremos!

Ockham: Mira, he tenido mucha paciencia contigo. Estás a 200 millas de tierra y a tres segundos de convertirte en comida para peces. Preparaos para recuperarlo.

Sam: ¡Allí!! Allí…

Ockham: Eso no es un barco..

Sam: Es el vuelo 815 de Oceanic.

– El vuelo desaparecido 815 de Oceanic fue localizado hoy en lo que parece ser un descubrimiento casual por parte de una embarcación de salvamento, el Christiane I, que se encontraba trabajando en el Océano Índico. La expedición estaba buscando los restos de un antiguo naufragio que se había reportado que se hallaba frente a las costas de Indonesia. En vez de eso, encontraron el vuelo 815. La Comisión Nacional de Transportes ha dispuesto una línea telefónica para los familiares de las víctimas. En una triste coincidencia, se nos informa que Sam Thomas, un antiguo empleado de Oceanic, cuya pareja estaba a bordo del vuelo 815, estaba trabajando en el Christiana I cuando se hizo el descubrimiento. El apoyo al Sr Thomas ha sido masivo, pero no ha estado disponible para hacer declaraciones. El portavoz de la expedición, Oscar Talbot ha expresado estar en un profundo shock por el rumbo que tomaron los eventos, pero espera que el descubrimiento traiga algo de alivio a las familias de las víctimas.

– Sam se unió a la expedición porque quería alejarse de todo por un tiempo, o al menos eso me dijo, ahora, mirando atrás, tengo claro que estaba atormentado. Había estudiado cada aspecto del avión con la esperanza de poder descubrir que fue lo que pasó, y en un extraordinario giro del destino, obtuvo su respuesta.

Pues sí, Sam tuvo su respuesta… y ya podemos decir que forma parte de la historia de la serie y su gran mundo, puesto que gracias a él se descubre el Vuelo 815 de Oceanic y las consecuencias que esto conlleva para la 4ª temporada.

3. The Maxwell Group

find 815

Tras la emisión del primer episodio de LOST 4ª temporada, la web de Maxwell Group: www.the-maxwell-group.com se actualiza con un nuevo logotipo y muestra información acerca del descubrimiento del vuelo 815 en el Sunda Trench.

El usuario y password aún son un misterio.

Aparte, Oscar Talbot da una entrevista sobre el descubrimiento del vuelo 815 de Oceanic, se trata de la entrevista completa de la que podemos ver tan solo un extracto durante el noticiario del último video:

PERIODISTA: Oscar Talbot, gracias por estar hoy con nosotros. Estoy seguro que sabes que mucha gente está ansiosa por saber cómo llegásteis a este extraordinario descubrimiento.

TALBOT: Por supuesto.

PERIODISTA: ¿Puedes hablarnos acerca de la expedición que hacíais en Sunda Trench?

TALBOT: Empezaré expresando mis condolencias por parte de The Maxwell Group a todos los familiares de las víctimas. La tripulación del Christiane I y yo estamos en estado de shock tras la noticia. Estamos haciendo todo lo posible para ayudar en el proceso de investigación. Y respondiendo a tu pregunta, el Christiane I llevaba a cabo una expedición arqueológica cuyo objetivo era encontrar el barco Nlack Rock que supuestamente se hundió en 1881 en el Sunda Trench.

PERIODISTA: ¿Y usted era el supervisor de esa expedición?

TALBOT: Correcto. Trabajo para el sindicato The Maxwell Group; nos ocupamos de preservar los patrimonios marinos.

PERIODISTA: Y en el transcurso de la expedición, ¿el sónar detectó algo en el suelo del océano?

TALBOT: Sí, así es. Era una señal muy fuerte que sugería un objeto enorme. Naturalmente nos pusimos muy nerviosos porque por un momento pensamos que habíamos encontrado el Black Rock. Desafortunadamente tuvimos que posponer la búsqueda debido a las provisiones de fuel del barco y al mal tiempo.

PERIODISTA: ¿Puede contarnos más sobre esto?

TALBOT: Al principio fue rutinario, sumergimos dos ROV para investigar la señal. Es común hacer esto en aguas como las de Sunda Trench. El ROV está diseñado para soportar condiciones extremas, total oscuridad, frío extremo… Escaneamos la señal para ver de dónde procedía pero como no estaba del todo claro, cualquiera podría ser la dirección. Tras media hora de espera uno de los ROV localizó una cresta de señal y allí lo vimos, un avión, parcialmente dañado, pero aparentemente intacto.

PERIODISTA: ¿Y cómo supieron que se trataba del Vuelo 815?

TALBOT: Bueno, este es uno de los aspectos más interesantes del descubrimiento. Quien manejaba los controles del ROV era un hombre joven llamado Sam Thomas. Fue empleado de Oceanic Airlines. Su novia Sonya estaba a bordo del 815 cuando se estrelló.

PERIODISTA: Oh no.

TALBOT: Sam se unió a la expedición porque quería evadirse de todo por unos días, aun asi no conocemos toda su historia completa.

PERIODISTA: ¿Y este hombre estaba a los mandos del ROV cuando se hizo el descubrimiento?

TALBOT: Sí, triste pero cierto. Cuando Sam lo encontró sabía perfectamente que se trataba del vuelo 815. Había estudiado cada aspecto del aeroplano con la esperanza de encontrar respuestas a lo que había sucedido y, en un extraordinario giro del destino, obtuvo su respuesta.

PERIODISTA: ¿Se ha examinado más detalladamente el aeroplano para determinar las causas del accidente?

TALBOT: Bueno, eso no tenemos que determinarlo nosotros. Creo que lo principal ahora sería devolver los cuerpos de las victimas a sus familiares, pero la profundidad de los restos lo hacen casi imposible.

PERIODISTA: ¿Así que los restos se dejarán allí?

TALBOT: Sí, imagino que sí.

PERIODISTA: En relación a esto, ¿qué cree que sucederá tras el descubrimiento?

TALBOT: Paz. Espero que las familias de las víctimas encuentren paz. Vi la reacción de Sam Thomas tras el descubrimiento; fue muy doloroso. Pero más tarde… no sé, parecía estar en paz, conociendo el lugar exacto donde estaba su pareja. Espero que otros encuentren la paz como él.

PERIODISTA: Oscar Talbot, gracias por tu tiempo.

TALBOT: Gracias a ti.

 

4. Anuncio de Oceanic

Durante un anuncio comercial tras el primer episodio de la 4ª temporada de LOST “El principio del fin” emitido durante la premier de la serie Eli Stone, se emite un anuncio de Oceanic Airlines donde dan a conocer el pase “Golden” que permitirá a su poseedor viajar dónde y cuando quiera. Así mismo se remite a la web de Flyoceanicair.com. Durante el anuncio, en tres ocasiones salen frases de Sam en las que dice: “no podemos confiar en ellos”, “vuelo 815 de Oceanic” y “Lo encontramos”. También aparecen imágenes tomadas por el vehículo ROV motorizado donde se muestra la sección de cola del vuelo 815.

Traducción:

Azafata 1: La aventura de tu vida te espera. Oceanic Airlines te llevara a lugares…

Azafata 2: … que sólo imaginaste en tus sueños más salvajes.
Azafata 3: Ahora Oceanic Airlines se enorgullece en presentarles el Golden pass. Te permitirá viajar a cualquier lugar del mundo cuantas veces quieras y cuando quieras. Para saber cómo conseguirlo …
SAM THOMAS: No podemos confiar en ellos.
Azafata 3: …asi que asegurate de entrar.
SAM THOMAS: Vuelo 815 de Oceanic.
Azafata 3: Es muy sencillo, las reglas son simples.
SAM THOMAS: Lo encontramos.
Azafata 3: Oceanic Airlines Golden Pass. Tu último pasaporte más allá del paraíso.

find 815

REVIVE LA AVENTURA DESDE EL PRINCIPIO: índice FIND 815

FIND 815 – Capitulo 5 (parte III)

find 815

30 de Enero (URL www.find815.com)

1. La furgoneta de Oceanic

2. Nota de prensa de Oceanic

3. Susurros

4. Búsqueda de pistas

5. La tormenta

6. Videodiario (V)

1. La furgoneta de Oceanic

En la página de la ABC, en el blog de Speaker, se publican imágenes de una furgoneta anunciando las líneas aéreas Oceanic y flyoceanicair.com.

find 815

find 815

find 815

2. Nota de prensa de Oceanic

Una nota de prensa de la compañía Oceanic Airlines anuncia la novedad del pase de oro (golden pass) que permitirá a su poseedo tomar los vuelos cuando y donde quiera libremente. Todos los detalles se harán públicos durante la emisión de Eli Stone el 31 de Enero. Georgia Cavanagh dispone de un nuevo mensaje telefónico en el número (818) 460-5520 donde confirma lo comunicado en la nota de prensa.

find 815

Nota de prensa anunciada en ABC

Traducción:

OCEANIC AIRLINES ANUNCIA CÓMO OBTENER UN PASE DE ORO DURANTE LA PREMIERE DE “ELI STONE” EN ABC TELEVISION
 
Oceanic Airlines se enorgullece de anunciar la posibilidad de obtener un pase de oro. El Golden Pass es una aventura para toda la vida, permitiéndole viajar a cualquier parte del mundo, cuando quiera y cuantas veces quiera.Para más información acerca de cómo conseguir el Golden Pass, sintonice la premiere de “Eli Stone” en ABC Television el Jueves, 31 de Enero (10:02-11:00 p.m., ET)

Sobre Oceanic Airlines – Llevándote a lugares que jamás habías imaginado Oceanic Airlines es una linea aérea que ofrece la más alta calidad de servicio para vuelos internacionales o domésticos. Sus destinos incluyen Los Angeles, Londres, Sydney y Korea del Sur.

Si revisamos la copia en formato .pdf podemos observar que el documento fue creado por “Kelly” el 29 de Diciembre de 2007 a la 1:10:29 de la madrugada y que de nombre original le habían puesto “Oceanic Outdoors” si pinchamos sobre las propiedades deldocumento. Esto quiere decir que este juego ya se venía desarrollando desde hacía unos meses mientras se planeaba el final de la serie en el que al propio Jack también le dan un pase de Oro.

3. Susurros

Mientras Sam mira al océano, empieza a escuchar unos susurros.

Nota: el video se para en el segundo 2, haz click en un punto de la barra del video más adelantado para continuar.

Al escucharlos, instintivamente llama a Sonya y de pronto obtiene respuesta donde la voz de Sonya le dice “Sam–love you madly”. Entonces por su espalda aparece Ockham diciéndole que es el viento, que no deje que le afecte puesto que en este lugar juega malas pasadas. No obstante sobre el océano aparece la imagen de Sonya en un fotograma.

find 815

4. Búsqueda de pistas

El ámbito de búsqueda de pistas en esta ocasión es una habitación. Una vez más debemos encontrar 3 pistas y una cuarta que nos conducirá a un nuevo juego.

Pista de la Temporada 1

find 815

La primera pista es el juego de Backgammon al que jugaban Locke y Walter en la primera temporada, en la segunda parte del episodio piloto de la serie. Fijaos en lo curioso de la frase con la que Locke explica las reglas a Walt y miradlo con perspectiva después de haber visto las 3 primeras temporadas: “Hay dos jugadores, uno del lado claro y otro del lado oscuro”, esa frase encierra el futuro entre Jack y Locke en la isla.

Pista de la Temporada 2

find 815

La segunda pista se encuentra tras los cables amarillos, y se trata de una pierna en escultura. En la segunda temporada, en el episodio “Vivir juntos, morir solos”, los supervivientes a bordo del barco Elizabeth ven a través de los prismáticos una estatua destrozada de la que tan solo queda la pierna. El pie tiene 4 dedos.

Pista de la Temporada 3

find 815

Esta pista es una lámpara de aceite. En el episodio de “El hombre tras la cortina”, Locke y Ben se aproximan al lugar donde vive Jacob. Ben decide llevar este tipo de artilugio en vez de una linterna, ya que dice que a Jacob no le gusta la tecnología.

Pista de la Temporada 4

Tras encontrar las tres pistas anteriores, se activa el cuarto objeto. Se trata de un maletín metálico situado a la derecha del todo. Esto nos conducirá a un nuevo juego de la página de la ABC para poder obtener la clave número 4.

5. La tormenta

find 815

find 815

Esta vez se trata de un puzzle donde el jugador debe conducir el barco evitando las tormentas a su paso así como las grandes olas y sólo podemos chocar contra ellas en 4 ocasiones. Si lo conseguimos obtendremos la cuarta pista: “Southfields” si jugamos en la página de ABC y “Red sox” si lo hacemos en Yahoo7.

Una vez conseguida la clave, nos vamos a la página de find815 e introducimos la clave tras pulsar sobre el maletín.

Se nos desvela una inscripción sobre el maletín que dice: “Property of Queen’s College, Department of Physics” (Propiedad del Queen’s College, Departamento de Física).

find 815

Nota: Posiblemente el link al cuarto juego no funcione correctamente. Para llegar a él, podemos jugar a cualquiera de los juegos anteriores y buscar el juego desde allí.

6. Videodiario (V)

Sam graba un nuevo videodiario. En él queda reflejado que han encontrado el Black Rock, pero que debido al temporal, de momento es peligroso explorarlo, pero que en cuanto el tiempo sea apropiado bajarán del barco para hacerlo. Parece haber una extraña conexión entre el momento en que Charlie desconecta el bloqueo de señal y cuando todo el mundo es capaz de visualizar lo que hay dentro de la isla.

Videodiario V 

Traducción:

Lo encontramos. Encontramos la roca negra.

Al principio, cuando llegamos a esta posición, parecía que no había nada. Talbot dijo que estas coordenadas eran insignificantes. Solo una entre un ciento de entradas en el diario de la Roca Negra. Quiero decir, creí que Ockham iba a tirarme por la borda. Traté de explicarme pero me miraban como si estuviese loco. No les culpo, mails codificados, mensajes ocultos… Incluso yo estaba dudando. Así que Talbot ordena dar la vuelta al barco. Yo estaba acojonado. Pero entonces, afuera, en el mar, el sonar encontró algo. Creí que Ockham iba a besarme.

Así que le convencí para que me dejase manejar uno de los ROV’s (robots submarinos) para echar un vistazo. Si la Roca Negra tiene respuestas, quiero ser el primero en verla. Pero ahora mismo el tiempo es muy peligroso para bajar, así que tenemos que esperar a que se aclare.

Mañana hace ocho años que Sonya y yo nos conocimos. Nos conocimos en esa pequeña isla llamada Tanna, en el pacífico. La única salida y entrada era esa Cessna tan pobremente mantenida. Yo salia de la isla, y ella llegaba. El tiempo empeoró, así que me quedé. Después de eso, nunca me volvió a importar que lloviese. Ahora mismo solo quiero que pare. Quiero que se acabe.

El videodiario también contiene frames como los anteriores. Esta vez contiene pedazos de imagen que una vez recompuestos como en un puzzle dan lugar a una imagen de Talbot.

find 815

… no te pierdas el sorprendente final en la próxima jornada, el final de FIND 815… 

 

DESCUBRE TODAS LAS PISTAS Y SECRETOS: índice FIND 815

 

FIND 815 – Capitulo 5 (parte II)

find 815

25 de Enero (URL www.find815.com)

1. Anuncio de Oceanic

2. Tracey al teléfono

3. Más e-mails

4. La web

1. Anuncio de Oceanic

find 815

Aparece un nuevo anuncio de Oceanic Airlines tanto en la página oficial de la ABC como en numerosos sitios de fans de Lost, advirtiendo de que el día 31 de Enero durante el estreno de la nueva serie Eli Stone que se emite después de Lost, harán un comunicado importante.

2. Tracey al teléfono

find 815

En el escritorio se encuentra el teléfono de Sam que contiene un nuevo mensaje de voz, esta vez es de Tracey R.

Hola, soy Tracey. No se si vas a llegar a escuchar este mensaje, pero quería comprobar que estuvieras bien. No sonabas muy bien últimamente. Quiero decir, estás en mitad de ninguna parte, solo, y tu aniversario se acerca y… sólo quería que supieses que estoy aquí para lo que sea. Aquí hay gente que se preocupa por tí. No hace falta que devuelvas la llamada. Solo quería que supieses que no estás solo. De acuerdo, adiós.

3. Más e-mails

Entre los mensajes de entrada, Sam recibe uno de contestación de Austral Air referente a la oportunidad de empleo que solicitó:

Sr Thomas

Respondo a su email previo preguntando sobre oportunidades de trabajo con nuestras aerolíneas.

Ha surgido un puesto en el que creemos que usted encajaría. ¿Estaría interesado en venir a nuestras oficinas en Sydney para una entrevista?

Esperamos su respuesta.

Sinceramente suyo,

Isaac Chapman
Recursos humanos
Austral Air

Y de nuevo también recibe un correo de sujeto desconocido con unos números impresos: 411151057.

Aquí entra en juego la perspicacia. Aun no tratándose de una prueba que sea realmente importante, es curioso revelar su significado. Hay un lenguaje escrito utilizando números llamado Leet. Podeis saber más de él y su conversión AQUI. Se trata de emplear los números con letras que se les asemejen, en este caso el 1 es la L o la I, el 7 la T o la L. Haciendo un intercambio razonable y tras varias pruebas:

411151057 –> ALLISLOST –> ALL IS LOST (todo está perdido)

Ya vemos lo curioso de la traducción. ¿Todo está perdido? ¿Todo ES Perdidos?

Si vamos a la bandeja de elementos enviados, podemos ver la carta de contestación de Sam a las aerolíneas:

Sr Chapman:

Gracias por su email.

Me siento honrado por haber sido considerado para el empleo con Austral Air, pero han surgido un par de cosas recientemente y no sé cunado estaré de vuelta en Sydney. Además, no estoy seguro de si seré capaz de trabajar de nuevo para unas aerolíneas en este momento.

Lo siento si esto le supone algún inconveniente, no era mi intención.

Le deseo a su compañía y a usted lo mejor.

Sinceramente suyo:

Sam Thomas

También encontramos su respuesta a Tracey por el mensaje dejado en el teléfono:

Hola Tracey

Recibí tu mensaje de voz. Siento que haya pasado tanto tiempo desde que contacté contigo. Algo está pasando aquí en este momento. No estoy seguro de lo que va a ocurrir, pero tengo un mal presentimiento. Ya veremos.

Gracias por llamar

Sam

4. La web

find 815

En el portátil de Sam, dentro del navegador web, se encuentra una nueva página llamada oceanforecasts.com en la que se cita lo siguiente:

PLACA DE SUNDA:

Las previsiones para este área en las próximas 24 horas.

Viento fuerte fuerza 6 a 8 dirección sur. Ocasionalmente vientos fuertes de fuerza 9 al principio, reduciéndose a 4 o 5 por un tiempo.

Fuerte o muy fuerte, ocasionalmente alto.

Lluvias o lloviznas, moderadas o buenas, ocasionalmente pobres.

Si de nuevo reducimos el contraste de la imagen utilizando el del monitos o cualquier programa de retoque fotográfico, descubrimos en la parte baja derecha de la página unas líneas que parecen ser ejes. Actualmente no tienen relevancia.

find 815

…continuará…

DESCUBRE TODAS LAS PISTAS Y SECRETOS: índice FIND 815

FIND 815 – Capitulo 5 (parte I)

find 815

28 de Enero (URL www.find815.com)

1. En capítulos anteriores…

2. Navegando por el arrecife

1. En capítulos anteriores…

Comienza el último capítulo de Find 815. De nuevo como ya ocurrió al comienzo de los anteruiores, Sam nos hace un resumen de la aventura vivida hasta el momento.

En capítulos anteriores…

2. Navegando por el arrecife

Peligro de arrecife

Sam decide contarle a Ockham el descubrimiento de las coordenadas y por qué Talbot quiere mantenerlas en secreto. También le cuenta toda la verdad acerca de su viaje a bordo del barco, quiere obtener respuestas. Tras una intensa conversación y subir la cuantía de dinero a pagar por la estancia, Ockham decide ayudarle a llegar a las coordenadas. Justo cuando están planeando dirigirse a ellas, Talbot irrumpe en la cabina, pero Ockham consigue detenerlo y ganar tiempo para que Sam se dirija hacia ellas. Lo que Sam no prevee es que hay peligro de arrecifes que debe sortear.

Traducción:

Sam: Hoy estamos dentro del alcance. Es la única oportunidad que tendremos en las próximas tres semanas.

Ockham: ¿De dónde sacaste esto?

Sam: De su camarote. La noche que nos separaste.

Ockham: Bien, si esto es la Roca Negra, ¿por qué no vamos directamente a ella?

Sam: Como ya te he dicho, no nos cuenta todo.

Ockham: ¿Se supone que eso es algo nuevo?

Sam: Vale, ¿qué tipo de trato tienes con él?

Ockham: Me paga por noventa días en el mar.

Sam: ¿Lo mismo aunque encuentres la Roca Negra el día 1 o el 90?

Ockham: Es el trato estándar si no me llevo una parte de lo que encuentre.

Sam: Entonces puedo triplicar tu dinero.

Ockham: ¿Y qué ganas tú?

Sam: Respuestas.

Ockham: Necesitaríamos cubrir nuestras huellas … No quiero saberlo … Vale, las coordenadas están programadas. Maneja el barco, yo te cubriré. Señor Talbot, ¿podemos hablar?

find 815

En el monitor hay peligro de arrecifes. Nuestro objetivo es navegar hacia el objetivo sin colisionar con los arrecifes. Nuestro barco, el Christiane I está en el centro del radar. Las áreas verdes representan los arrecifes y el punto pulsante es nuestra meta, las coordenadas. Ahora debemos tomar el mando del barco usando las flechas de dirección y la superior para ir más rápido y la inferior para ir más lento para llegar donde queremos teniendo cuidado también con las corrientes oceánicas y sus cambios.

Aquí un mapa para no perderse:

find 815

SI COLISIONAMOS CON UN ARRECIFE

Sobra decir que entonces seremos descubiertos y comenzarán a sonar alarmas en el ordenador de navegación.

Si chocamos

SI LOGRAMOS LLEGAR A LAS COORDENADAS

Es bastante emocionante llegar hasta las coordenadas, sabemos que en ellas se encuentra un gran secreto. Tras una discusión sobre las coordenadas donde Talbot le muestra a Sam decenas de posibles coordenadas que simplemente muestran la posible localización del Black Rock, Sam rebate sus argumentos e intenta convencer a Ockham de que esas coordenadas se las dió el Grupo Maxwell. Ockham no le cree hasta que de pronto un punto se acerca al barco.

Si llegamos a las coordenadas

Traducción:

Ockham: Hey, hey, ¿qué estás haciendo?

Sam: Sabe que hemos cambiado de ruta. Nunca debí haberte escuchado.

Talbot: Las coordenadas que encontraste en mi camarote son insignificantes, Sam. Cada día, Magnus Hanso, el capitán de la Roca Negra, registró su posición en un diario. Mis jefes tienen ese diario. Nuestro área de búsqueda se basa en ese diario. Docenas de registros de posiciones a lo largo de la placa de Sundra. ¿Qué te hace pensar que éste es más importante?

Sam: Esas coordenadas me fueron entregadas por el grupo Maxwell. Sus jefes.

Ockham: Creía que las encontraste en su camarote.

Talbot: No se de qué está hablando.

Sam: ¡Mientes! ¡Me dijeron que viniese!

Talbot: Sam, mis jefes nunca te han mencionado. ¿Cómo contactaron contigo?

Sam Por e-mail. E-mail codificado. Me enviaron una foto de mi esposa con un mensaje oculto, decía “Placa de Sunda”, “Roca Negra”. Me enviaron cadenas de números que tuve que descifrar para encontrar esas coordenadas.

Ockham: Pusiste mi negocio en peligro. Pusiste mi barco en peligro ¡sólo por eso!

Talbot: Señores, sugiero que volvamos al plan de búsqueda acordado. Estoy dispuesto a olvidar este incidente. Sam, ¿de acuerdo?

Sam: Ockam…

Talbot: Señor Ockam…

Sam: ¡¡No estoy mintiendo!!

Talbot: Dé la vuelta al barco…

Sam: ¡¡NO!!

Ockham: Señor Talbot, creo que hemos encontrado la Roca Negra.

Parece que una de esas tantas coordenadas contiene algo especial. ¿Será el Black Rock?

…continuará…

DESCUBRE TODAS LAS PISTAS Y SECRETOS: índice FIND 815