El sonido de una guitarra

Ayer llegaba exhausto del trabajo, casi 9 horas intensas con un calor asfixiante en la calle. Abrí la puerta de casa y todo el cansancio se esfumó, unas notas de guitarra comenzaron a sonar lenta, pausadamente. Con una sonrisa, mientras me venían a la cabeza los recuerdos de mi hermana sentada y tocando el laúd recibiéndome a la vuelta del colegio, entré al salón para descubrir al artista.

Sentado en el sofá, la persiana bajada casi en penumbra, un pie apoyado sosteniendo la guitarra y una partitura en pie sobre la mesa, allí estaba mi sobrino Rubén, regalándome aquel recibimiento.

Preferí posponer la hora de la comida un poco más para disfrutar de ese momento. Mientras lo miraba, todo concentrado en los acordes que ahora está practicando con un profesor, volví a pensar en la cantidad de horas que nosotros tres de pequeños pasamos haciendo lo mismo, cantando y tocando algunos instrumentos. Después vino una de esas conversaciones que no dejan de parecerme extrañas. Que llegue el momento en que de repente un día tengas una conversación más adulta con él, es desconcertante, porque mientras lo estás haciendo te preguntas en qué momento empezó a crecer. Le hablé de mi afición a la música desde que era pequeño y lo mismo sobre su madre y su tía y cómo de pequeños hacíamos exactamente lo mismo que él, asistir a clases para seguir aprendiendo lo que nos gustaba.

Enredadera

Cada rama en un extremo se dispone a crecer, a viajar, a sacrificar un camino por otro, a ramificarse para que su vida persista más allá de donde el destino pretende llevarla.

Las ramas, las vidas, se van cruzando de forma totalmente caótica y desordenada, dando lugar a un caos tan maravilloso que alguien ajeno que todo lo viese desde un punto de vista distante, podría llamarlo casualidad.

Tom Dice, una guitarra y un pasado

La cálida voz de Tom Dice nos conquistó a todos en el pasado Festival de Eurovisión 2010 con una canción dedicada a la relación entre un artista y su guitarra, una similitud entre una persona y aquello a lo que se aferra con garras, los sueños que tememos perder para siempre…

Viajemos un año atrás, donde su segunda posición dos años antes en el programa Factor X le dieron una oportunidad para demostrar su talento a todo el mundo versionando canciones tan speciales como “Bleeding Love” de Leona Lewis, una iniciativa que curiosamente él mismo tomaría para promocionar “Me and My Guitar” en el festival europeo.

Trasladémonos dos años atrás en el tiempo (es maravilloso recorrer las vidas en flashback y ver en qué se han convertido), donde Tom versionaba sus primeras canciones ante las cámaras de televisión, enfrentándose a todos los estilos musicales, pero con una especial sintonía con el sonido de la guitarra, algo que siempre le ha caracterizado a lo largo del tiempo, perenne como una capacidad innata.

Casting Tom Dice para Factor X Bélgica

Actuaciones en Factor X

Vértigo

La respiración y los latidos se aceleran según me voy acercando, sólo de pensarlo es suficiente. Segundos antes de poner el primer pie en ese abismo la respiración se entrecorta, mis piernas se quedan sin fuerzas para seguir adelante y mi cuerpo se paraliza por completo porque sé que seré incapaz de seguir adelante ni de volver atrás, estoy en una espiral de la que no puedo salir.

Vero protagoniza la caída más absurda de Mujeres y Hombres y Viceversa

Durante muchos años, en los típicos programas de televisión de vídeos, he visto cientos de  ellos en los que ocurrían las caídas más tontas, esas que te producen una risa inmediata a la vez que una expresión de dolor empatizando con la persona que la sufrió.

Link al vídeo oficial

Hace unos meses, cuando Jenny se dirigía a dar una carta rota a Luismi en Mujeres y Hombres y Viceversa para echarle del programa, la tronista tropezó con la pequeña elevación que separa el plató con la zona de pretendientes, consiguiendo que su torpeza corriese de boca en boca y de portal en portal con una velocidad pasmosa y ocasionando las risas de todos los que en ese momento y después, veíamos una y otra vez repetida (yo he de reconocer que la vi como 10 veces en unos minutos ese mismo día y me divertí de lo lindo). Un vídeo que ha sido parodiado, y parodiado entre algunos seguidores.

La verdad es que cuando la caída la protagoniza una persona fuerte o deportista no causa tanta gracia, pero el ver a gente más indefensa, empaquetadas en vestidos de color, muy bien pintadas y arregladas, el impacto es mucho mayor, debido a que no te esperas que tanta compostura se pueda descomponer por arte de magia en un segundo.

Pues a pesar de haber visto cientos de caídas, Vero protagonizó la que considero la más absurda de todas la que he visto jamás. Tras recibir la negativa de su tronista, se levantó de su silla y en un extraño movimiento se dio la vuelta y se cayó justo en el mismo lugar donde meses atrás tropezara Jenny. Lo que parecía una caída normal se convirtió en absurdo porque cuando todos fueron a rescatarla ella no quería ninguna ayuda y aclaró que el pie se le había dormido!! Y allí se quedó unos minutos sentada la mar de a gusto y hablando con el tronista que le había eliminado 😛

La cuchara doblada

Cada semana el mago del Un, Dos, Tres hacía acto de presencia en el plató. Su llegada siempre me incomodaba, por una parte estaba la irresistible necesidad de ver qué tenía preparado esta vez, pero por otra deseaba que acabase su número, sentía como si su poder pudiera propagarse más allá de la pantalla de la televisión y llegar hasta a mí de alguna forma y afectarme.

Números en que se quedaba sin pulso, desapariciones de objetos… hasta que un día por primera vez acudí al número de la cuchara doblada. Pedía a los espectadores del público y a los que estábamos en casa, que no dejásemos de mirar atentamente la cuchara, porque nuestro poder en la mirada haría que esta se doblase. Pocos segundos después la cuchara se doblaba por completo y la ingenuidad nos hacía pensar que realmente habíamos tenido que ver algo en ese proceso.

Decenas de veces se repetiría la actuación entre el programa y galas especiales, era el truco de magia más IN del momento y nunca dejaba de sorprender. Sólo el paso del tiempo hizo que esa ingenuidad se convirtiese en razonamiento. Y no sé hasta qué punto es bueno razonar todas las cosas, cuando creer en un poco de magia es bastante saludable.