“Sharknado”, lo siento, tenía que verla

sharknado review

Sabía que me enfrentaba a una película que podía o sorprenderme para bien o decepcionarme, lo sabía. A pesar de todo, tal era la espectación que se había formado alrededor de esta película que tenía que verla, es más, tenía unas ganas impresionantes de que llegase su estreno en España y hasta me preparé una bolsa de patatas para pasar un rato de esa hora y media entretenido.

El resultado no se hizo esperar, con una primera escena de ataque dee tiburones que dejó claras las premisas de la película, hecha mal a posta en todos los sentidos, desde personajes previsibles y mundanos hasta ideas trilladas pasando por unos efectos especiales y unos fallos en los planos y la continuidad de primero de EGB (que en paz descanse).

Si quereis reiros un rato, a continuación os dejo mi review sobre la película para la web enepisodiosanteriores.com. Y recordad, si os aburris, mirad al cielo, quizá haya suerte y caiga un tiburón con la boca abierta. Si estáis armados con un buen palo, no hay nada que temer (las pinzas de la ropa no valen, las de plástico, las otras habría que testearlas).

Superman inmortal

Cuando un personaje supera ampliamente tus años de vida y, más aún, cuando su futuro inmediato deja claro que continuará viviendo en los comics, libros y pantallas durante siguientes generaciones, intentar hacerse con todo lo que le rodea es una tarea que se vuelve casi imposible.

Superman ha formado parte de las vidas de varias generaciones y lo seguirá haciendo. Desde el reciente final de Smallville, las películas y su música inconfundible y característica, numerosos comics en los que se entremezcla con otros superhéroes, Lois y Clark, las aventuras como el joven Superboy, las series animadas, tanto en solitario como acompañado en La Liga de la Justicia. Decenas de miles de páginas, miles de minutos televisados que parecen no tener fin a medida que uno se pone a indagar, intentando llegar al origen de todo.

Fue en junio de 1938 cuando Superman apareció por primera vez en nuestras vidas (en las de aquellos que lo vivieron). Fue en la revista Action Comics y lo hizo de la mano de Jerry Siegel y Joe Shuster, apareciendo por primera vez en su historia en la portada, en una ciudad sumida en el caos y levantando un coche para salvar la vida de un hombre, exhibiendo sus poderes desde bien pequeño ya en la primera página interior levantando con sus brazos un sofá.

Dónde residen las ganas de saber más y más de uno de los personajes que más ha marcado la infancia. El deseo por conocer el devenir de la historia, cómo se entrelazan los personajes y esas pinceladas que tan bien supo pintar Smallville, haciendo guiños contínuos a lo que ya sabríamos que sucedería en un futuro. Esas son las respuestas, la magia de la imaginación entendida como un mundo ficticio que cobra sentido y realidad.

Dónde me trasladan estas notas… a un mundo en el que los superhéroes se ocultan bajo unas gafas, a un mundo que vivirá siempre.

Tiburón y otras pelis de mi vídeo BETA

Cuando apenas contaba con 3 añitos, en casa ya se había convertido en toda una rutina alquilar una peli para verla en nuestro novedoso video Beta, cuando por aquel entonces la guerra entre Beta y VHS aún no estaba resuelta. Tiburón fue una de las películas de más éxito, junto con las dos partes de “Tú a Boston y yo a California” de esas inolvidables gemelas que decidieron hacer un intercambio de padres para después acabar felices como perdices. La emoción de no saber cuándo iba a atacar el escualo se convirtió en todo un clásico en un tiempo en el que sin mucha calidad salían Rambo I, II, III, IV, V, Tiburón 1, 2, 3, Robocop 1, 2, Batman que no paraba y múltiples partes de películas que en el cine habían recaudado lo impensable.

Ahora después de más de 20 años están de moda los remakes de series y películas, ideas recopiladas aplicando las nuevas tecnologías de personas que, como cualquiera de nosotros, echamos de menos aquellos momentos, como quizá dentro de dos décadas más alguien se dedique a hacernos un remake de Perdidos o Mujeres Desesperadas, nunca se sabe.

Con tres años es imposible darse cuenta de que cuando esa cinta se metía en el vídeo, la que iba a ver no era una película de estreno mundial, uno no es consciente de que algo es nuevo ni de fechas de salida con esa edad. Hoy es casi impensable y ocurre en contadas ocasiones que una película permanece en un videoclub tantos años. Lo normal es que se olvide y sea sustituída por otras novedades actuales. Nos hemos acostumbrado a que las cosas son efímeras, que o se atrapan en el momento o tienden a evaporarse con el paso del tiempo. Comida rápida. Hay tantas cosas por ver que de entre todas ellas sólo permanecen las que más nos han impregnado de una u otra forma.

Mi vídeo BETA hoy permanece enterrado en algún rincón de la casa, ese que tantas jornadas de cine nos ha dado. Tiburón como cinta se perdió físicamente en el tiempo, en aquel videoclub efímero en el que en sus días de mayor apogeo veíamos cómo VHS le comía todo el terreno a nuestro formato por el que habíamos apostado casi sin saber nada. Ahora la película andará remasterizándose para alcanzar los reproductores de Blu ray con una calidad que hace dos décadas nos hubiera dejado con la boca abierta durante semanas.

Lo que nunca se perderá, sino que se acrecentará con el paso de los días, será el recuerdo de las sensaciones en el sofá mirando la pantalla y compartiendo emociones. Una sensación sin igual que nunca pasará de moda, para que generación tras generación alguien lo recuerde y saque una sonrisa de esas que tú conoces tan bien.

Super 8, esa nueva pieza de J. J. Abrams

Estoy seguro de no ser el único que cuando escucha el nombre de J. J. Abrams le recorre por el cuerpo una especie de sentimiento de ilusión. Este genio del mundo moderno es como mi alter ego en el mundo de la televisión, porque consigue plasmar en todo lo que toca calidad, misterio y sorpresa como nunca antes nadie ha conseguido.

Mi primera toma de contacto con su obra no empezó muy bien, digamos que el encuentro casual con Alias no llegó en el momento oportuno, aunque ahora es una de esas series pendientes para ver en profundidad como se merece. Sería años después, con el inicio de las series de nueva generación, que llegó con Perdidos y le dio un vuelco a la forma de entender el género, unido después al intenso y admirable trabajo de los guionistas y directores que la serie ha visto pasar por sus capítulos. Memorable Fringe que no puede pasar desapercibida y que da otro giro nuevo a las series.

Aunque muchos son muy críticos con sus obras, películas tan diferentes como Monstruoso, un nombre horriblemente traducido en España que pudo haberse quedado en su título original sin problemas, fueron para mí memorables, esa mezcla de misterio unida a tintes de antiguas obras del cine oriental que llenaban nuestras noches con seres gigantescos como King Kong o Godzilla y cámara en mano cual Proyecto de la Bruja de Blair, acrecentando la sensación de agobio, eran perfectas.

Intentar recopilar elementos que unen series y películas es una tarea muy complicada y que seguramente queden ahí sin más, pero saber que existe una relación entre Monstruoso y Lost de cierta forma, es algo maravilloso. Y es esto lo que J. J. sabe hacer a la perfección, recrear un mundo paralelo que tiene una historia y un trasfondo que se queda más allá de lo que vemos y que invita a seguir imaginando, lo que le otorga a cada obra el don de la inmortalidad.

Tráiler en castellano

Con varios proyectos en mano y cerrando la trilogía de lo nuevo de Star Trek en el cine, otra obra a tener en cuenta, ahora nos sumerge en un nuevo capítulo, el de Super 8, a la que ha dedicado las palabras de “es graciosa, tierna y terrorífica”. Esta cinta pretende convertirse en un homenaje al cine de los 70 y a la ciencia ficción en especial de Steven Spielberg, ese gran director que nos toca el alma con E.T. por muchos años que sigan pasando y que además se convierte en productor, una mezcla explosiva que esperemos no sea la última colaboración.

De nuevo cámara en mano, nos situa en 1979, en Ohio, donde un grupo de niños graba un espectacular accidente de tren, un tren del que escapa algo y tras cuyo accidente se suceden desapariciones misteriosas.

Las Aventuras de Tintín, un recuerdo muy especial

Artículo escrito para FormulaTV (máa fotografías en el artículo)

Primero fue esto y después el cofre de la edición centenario, ahora ya está todo completo y es una lástima saber que no habrá más de la mano de su creador original.

Desde pequeño siempre he tenido especial predilección por Tintín, quizá por el alma aventurera que Hergé le otorgó y que lo convertía en un personaje especial como pocos, amable con moderación, deductivo como los mejores detectives de la literatura, emprendedor como buen reportero, recorriendo cada lugar del planeta (y tambien fuera de él) y su particular manera de enfadarse, un aspecto que en los dibujos animados apenas era tenido en cuenta a la hora de reflejar el carácter de un personaje.

Es difícil definirlo por tanto, aunque hay una lógica aplastante y es que, aunque sus detractores tuvo y tendrá, Tintín es un personaje entrañable y carismático que ha conseguido permanecer vivo en la memoria durante más de 80 años, desde sus primeras tiras de papel de periódico ejerciendo de reportero, hasta la próxima película con protagonistas de carne y hueso (no es esta sin embargo la primera). Otros inimitables personajes como El Profesor Tornasol, El Capitán Haddock, el querido perro Milú inseparable compañero del protagonista, han hecho acto de aparición en la serie y sus largometrajes, pudiendo rivalizar hoy día con el mismísimo Cocoliso, Popeye, Olivia y cualquiera de los dibujos Disney o surgidos de la prolífica factoría Hanna-Barbera. El patrón protagonista-mascota, se ha ido repitiendo durante décadas y aún hoy lo sigue haciendo con diferentes connotaciones, en numerosas películas y series (recordemos el emotivo final de ‘Perdidos’), sin duda basándose en alguna otra obra anterior, pero cobrando mayor fuerza debido a su repercusión.

Muy probablemente al igual que yo, a principios de los años 90, otros niños disfrutarían por primera vez de la serie animada más actual mientras tomaban la merienda, recopilando en fotogramas todo lo que hace unas décadas se ilustraba en cada uno de los célebres tomos de sus aventuras. Conservo en la memoria escenas de capítulos sueltos, el primero de ellos “El Cangrejo de las Pinzas de Oro” dividido en varias partes por la cadena que entonces los emitía por primera vez en España.

Sucesivamente otras cadenas de televisión han ido emitiendo sus episodios, si bien nunca conseguí hacerme con todos ellos. Ya ni siquiera conservo aquellas cintas de VHS donde intentaba recopilarlos en vano, pues el no disponer del tiempo y los recursos necesarios para conseguirlo, unido al poco esfuerzo que ponían las emisoras por emitirla de forma completa, hiceron de la situación un reto imposible de superar.

Mi suerte ha cambiado en este aspecto. Después de dos décadas, el pasado 24 de noviembre se ponían a la venta todas las aventuras recopiladas gracias a Selecta Visión (distribuidora gracias a la cual muchas series animadas llegan hasta nosotros, ahora incluso en formato Blu Ray), por separado y una edición muy especial, esta que os presento ahora que está en mis manos, la Edición Coleccionista Limitada y numerada en estuche metálico con todos los episodios de la serie y los largometrajes.

El estuche metálico, que recuerda a las antiguas latas de galletas, tiene un bonito acabado en mate de color naranja con dibujos impresos de Tintín y Milú en cada una de sus caras dando forma a una pequeña viñeta de aventuras y con las letras de la edición en relieve.

Una vez abierta la lata, deja paso al contenido, resguardado por una funda protectora de plástico en los bordes y acabada con símil de terciopelo. Dentro podemos encontrar un set de 9 postales originales con dibujos basados en los comics y la serie animada y firmados, al igual que la caja metálica, bajo el sello de Hergé/Moulinsart.

Las 21 aventuras de Tintín están compiladas en 5 DVD’s, dentro de 3 estuches slim que a su vez están recogidos en un nuevo pack de cartón. Una edición integral en la que encontraremos estos volúmenes animados:

VOLUMEN 1

– Tintín en América

– Los Cigarros del Faraón

– El loto Azul

– La Oreja Rota

– La Isla Negra

– El Cetro de Ottokar

– El Cangrejo de las Pinzas de Oro

– La Estrella Misteriosa

VOLUMEN 2

– El Secreto del Unicornio

– El Tesoro de Rackam el Rojo

– Las 7 Bolas de Cristal

– El Templo del Sol

– Tintín en el País del Oro Negro

– Objetivo la Luna

– Aterrizaje en la Luna

– El Asunto Tornasol

VOLUMEN 3

– Stock de Coque

– Tintín en el Tibet

– Las Joyas de la Castafiore

– Vuelo 714 para Sidney

– Tintín y los Pícaros

Los tres largometrajes se presentan bajo el mismo formato, en 3DVD’s contenidos cada uno en su propio estuche slim y recopilados en una funda de cartón mate con relieve de dibujos en brillo, cada largometraje con contenidos especiales haciendo referencia a los personajes, las notas de producción y sobre cómo fueron restauradas las obras.

– Tintín y el Asunto Tornasol, la Película

– Tintín y El Templo del Sol, la Película

– Tintín y el Lago de los Tiburones

Se trata esta, pues, de una edición de lujo a un precio muy económico, para aquellos que nunca tuvieron la oportunidad de ver y tener todos los episodios o para aquellos que, ún recordándolos, deseen volver a disfrutarlos y a la vez conservarlos para futuras generaciones que vuelvan a coger su merienda y se sienten a disfrutar una vez más, como si el tiempo no hubiera dado tregua, con este reportero tan entrañable, su adorable compañero de viaje y muchos misterios por delante.

Crítica: ¿Por qué la Warner no subtitula los audiocomentarios y ya ni siquiera pone menús a los DVD y Blu Ray?

Es una pregunta que aún me sigo haciendo desde hace ya tiempo. Que una de tus series preferidas de la que deseas tener los discos originales sin recurrir a otros métodos, caiga en manos de la distribuidora Warner, es lo peor que te puede pasar.

Excepto algún caso muy aislado, la política de esta compañía es abaratar costes eliminando cosas que ellos creen innecesarias, en este caso los subtítulos para los audiocomentarios. Pero están bastante equivocados, ya que uno de los alicientes por los que muchos compramos los discos es precisamente por el contenido adicional que nos pueden ofrecer, para así complementar la experiencia vivida con las series o películas en su momento. Desgraciadamente no todo el mundo tiene un nivel fluído hablado de inglés, con lo que ese extra, deja de tener el peso que podría tener, es decir, revisar de nuevo el capítulo descubriendo los secretos de la mano de sus creadores, algo que multiplica por 2 la experiencia y alarga la vida del producto en el que has invertido tu dinero, producto que además cuesta lo mismo que los distribuídos por otras compañías que sí hacen el esfuerzo de traducirlo al castellano.

Tener las maravillosas series de la HBO y comprobar que donde podrías disfrutar de los entresijos del episodio te encuentras un audio que no entiendes, es bastante frustrante.

No contentos con eliminarnos los subtítulos de los contenidos extra, ahora otra política comienza a implantarse y esta ya es peligrosa, más que nada por la dificultad que presenta para cualquier consumidor. Mi primera experiencia ocurrió con la temporada 8 de Smallville en Blu Ray. Tras introducir el disco directamente apareció el primer episodio, sin pasar previamente por el menú. Pensé que podía ser la configuración de la consola, con lo cual lo metí en el reproductor de Blu Ray con los mismos resultados, NO HAY MENÚ.

¿Qué supone esto? Que cada vez que se introduce el disco, se reproduce desde el primer episodio y no hay forma humana de seleccionar el episodio que quieres ver. La única solución consiste en ir pasando capítulos mientras te quedas pensando si ese lo has visto ya o no. Como si alguien se acordase de en qué número de capítulo lo dejó antes de retomar la serie (cuidado, hablo de capítulos, dentro de cada título hay varios capítulos, si una serie tiene 20 episodios, dentro de cada episodio hay varios capítulos, de ahí la dificultad de buscar dónde se dejó). Ni siquiera se han molestado en poner el Season Play que retoma el disco desde la última reproducción.

Lo mismo está pasando con productos de reciente lanzamiento como la serie “Fringe” en Blu Ray.

Así nos encontramos frente a este panorama desolador dejado por la Warner, donde a veces uno se piensa bastante si invertir el dinero para unos discos con los que va a sufrir pulsándole al botón para buscar su episodio intentando recordar qué fue lo último que vio, para tener sólo la serie sin poder disfrutar de los contenidos extra porque no están traducidos. ¿Qué será lo siguiente que invente esta distribuidora para disuadirnos de la compra de DVD y Blu Ray originales? ¿Eliminar el audio en castellano?

La cosa no termina aquí, ya que muy a pesar de los amantes de las series, otras compañías están abaratando costes de la misma forma, incluso eliminando los subtítulos de los episodios, tal es el caso de FOX.

Si así quieren acabar con la piratería, lo que consiguen es el efecto contrario. Tenéis los comentarios abiertos para comentar vuestras impresiones sobre esta práctica de mutilación a las series que lejos de frenar la crisis de las distribuidoras por la piratería y demás, lo que hace es acrecentarla, ya que sin estos contenidos la gente no compra y el problema se hace mayor.

Desde aquí mi punto negativo a WARNER por quitar los menús y los subtítulos de extras audiocomentarios en series y películas y a FOX por quitar los subtítulos de sus series.

El tiempo pasará, lo nuestro no morirá

Coger viejas cajas llenas de polvo o sepultadas entre otras, cajas que llevan años sin ser abiertas como recuerdos que están apartados y aunque ocupan un espacio, sólo salen a flote cuando se da la ocasión. Abrir la tapa y encontrarse con esos viejos amigos que formaron parte de las tardes después de merendar, de los ratos de aburrimiento, de las mañanas de fin de semana sin cole.

Fueron nuestros juguetes, a los que dábamos vida y los que ahora en cierta forma al tocar y volver a recordar, son ellos los que nos dan la vida. La recompensa por conservar su esencia en un lugar de la casa, por apartado que sea, ese rincón al que siempre podremos regresar para ser niños de nuevo.

Sólo espero que el niño dentro de mí nunca muera y que cuando escuche esta canción siempre recuerde lo que fui y lo que me hizo ser lo que ahora soy, mientras un nudo en la garganta acompaña ese sentimiento de felicidad pasada.