Tiburón y otras pelis de mi vídeo BETA

Cuando apenas contaba con 3 añitos, en casa ya se había convertido en toda una rutina alquilar una peli para verla en nuestro novedoso video Beta, cuando por aquel entonces la guerra entre Beta y VHS aún no estaba resuelta. Tiburón fue una de las películas de más éxito, junto con las dos partes de “Tú a Boston y yo a California” de esas inolvidables gemelas que decidieron hacer un intercambio de padres para después acabar felices como perdices. La emoción de no saber cuándo iba a atacar el escualo se convirtió en todo un clásico en un tiempo en el que sin mucha calidad salían Rambo I, II, III, IV, V, Tiburón 1, 2, 3, Robocop 1, 2, Batman que no paraba y múltiples partes de películas que en el cine habían recaudado lo impensable.

Ahora después de más de 20 años están de moda los remakes de series y películas, ideas recopiladas aplicando las nuevas tecnologías de personas que, como cualquiera de nosotros, echamos de menos aquellos momentos, como quizá dentro de dos décadas más alguien se dedique a hacernos un remake de Perdidos o Mujeres Desesperadas, nunca se sabe.

Con tres años es imposible darse cuenta de que cuando esa cinta se metía en el vídeo, la que iba a ver no era una película de estreno mundial, uno no es consciente de que algo es nuevo ni de fechas de salida con esa edad. Hoy es casi impensable y ocurre en contadas ocasiones que una película permanece en un videoclub tantos años. Lo normal es que se olvide y sea sustituída por otras novedades actuales. Nos hemos acostumbrado a que las cosas son efímeras, que o se atrapan en el momento o tienden a evaporarse con el paso del tiempo. Comida rápida. Hay tantas cosas por ver que de entre todas ellas sólo permanecen las que más nos han impregnado de una u otra forma.

Mi vídeo BETA hoy permanece enterrado en algún rincón de la casa, ese que tantas jornadas de cine nos ha dado. Tiburón como cinta se perdió físicamente en el tiempo, en aquel videoclub efímero en el que en sus días de mayor apogeo veíamos cómo VHS le comía todo el terreno a nuestro formato por el que habíamos apostado casi sin saber nada. Ahora la película andará remasterizándose para alcanzar los reproductores de Blu ray con una calidad que hace dos décadas nos hubiera dejado con la boca abierta durante semanas.

Lo que nunca se perderá, sino que se acrecentará con el paso de los días, será el recuerdo de las sensaciones en el sofá mirando la pantalla y compartiendo emociones. Una sensación sin igual que nunca pasará de moda, para que generación tras generación alguien lo recuerde y saque una sonrisa de esas que tú conoces tan bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s