De la semilla a la flor

Los que habeis seguido el blog, sabeis que desde hace unos meses estuve cultivando un brote del alba, vamos, unas petunias. En mi casa parece haber una terrible maldición que acaba con toda forma de vida que no sea animal o persona, más que nada porque la mayor parte del día da el sol de lleno y, el tiempo de primavera ha sido tan corto, que apenas sí le dio a la planta para completar su ciclo.

Desde el pasado domingo y durante siete días, decidí crear en yokoyyo.com una semana temática para mostrar definitivamente el proceso de crecimiento de la petunia, desde los preparativos hasta la flor. Entre bambalinas detrás de la cámara era un placer fotografiar con todo detalle el inicio de una nueva forma de vida, desde la tierra inerte y las semillas, el tierno brote tan indefenso, los tallos blanquecinos que empezaban a abrirse camino.

Durante unos días temí por la planta, sus tallos se volvieron rojos y los capullos en flor que estaban a punto de abrirse de repente se tornaron mustios. Justo aquella noche en que parecía no haber solución, hice un último intento dándole un empuje y regándola de noche. Fue un placer levantarse por la mañana y descubrir que la flor se había abierto por fin, de un color entre azulado y morado muy intenso, con pequeñas motitas brillantes.

semana tematica1 flor

Por desgracia este sueño duró apenas unas horas. Con la caída de la noche, la flor se cerró y nunca más volvería a abrirse, a pesar de los intentos por recuperarla. Durante varios días estuve como un médico intentando reanimar a un paciente que parece perdido y finalmente no sobrevivió. Los tallos se volvieron de color oscuro y la flor cerrada se secó por completo. Una pequeña momia, un ser inerte que permanecía de pie, apoyado en la tierra en la que creció.

A través de las siguientes fotografías dejo el legado de su existencia, breve pero intensa. Porque hay pequeños detalles en la vida que no deben dejarse pasar desapercibidos.

Pulsando sobre cada una de ellas podréis ir a la entrada completa de cada etapa del proceso de crecimiento con más fotografías. Y ya aprovecho para convocaros a la siguiente semana temática, esta vez centrada en la diversión, que comienza ya mismo.

brote del alba 4 brote del alba 5 brote del alba 8brote del alba 11 brote del alba 14 brote del alba 15 brote del alba 19 brote del alba 20

Semilla

brote del alba 8

Por mucho que algunos se empeñen en intentar taparla, la vida, las plantas se abren paso por cualquier rendija. La tierra que yace bajo nuestros pies, bajo el manto del cemento que puebla las ciudades, el viento que esconde las semillas, el agua de lluvia que las alimenta. Nada puede frenarlo.

Hace unas semanas que abrí ya la lata que contenían brotes del alba y planté sus frutos. Así se abría paso la vida frente a mis ojos.

brote del alba 4 brote del alba 9 brote del alba 3 brote del alba 6 brote del alba 5 brote del alba 7 brote del alba 8

Brote del alba

brote del alba 2

Siempre he tenido especial admiración por ver cómo la vida se abre paso. Una simple semilla que guarda en su interior un pequeño big bang al que solo hay que poner bajo unas condiciones para que toda la información que lleva dentro comience a darle forma.

Dentro de esta lata hay semillas de brote del alba. He pasado muchos días riéndome un poco con mi sobrino, haciéndole creer que están dentro de la lata porque son plantas carnívoras y en realidad se lo ha creído.

Por muchos años que pasen, esa admiración no desaparece. Llegó el momento de plantar las semillas.

brote del alba 1

Un paseo por el zoo (V): Osos y felinos

felinos 1

El paseo por el zoo está casi tocando a su fin, aunque aún queda una cariñosa parada final en compañía de los más pequeños, que se sorprenden al contacto con los animalillos y cuya reacción nos encanta, porque está llena de ternura y espontaneidad.

La penúltima parada, mientras tanto, está dedicada a unos fieros animales que no se prestan fácilmente a ser tocados, los osos y los felinos.

felinos 2 felinos felinos 4 felinos 3

Las fotografías de todo el recorrido están hechas con una cámara instantánea, así que poco más se puede pedir que un poco de juego con lo que estos animales representan, la velocidad y el peligro contrastando con una tranquilidad perturbadora.

oso 2 oso 1

Un paseo por el zoo (IV): Peces

escualos 2

En algún momento de la vida, una especie que vivía en los océanos se adentró hacia la tierra descubriendo un nuevo hábitat y dando lugar a nuevas especies, cuya sustancia vital era el agua de la que provenía. El organismo se adaptó para respirar el aire exterior, volviéndose tan torpe que ya le fue imposible surcar las profundidades por sí solo.

escualos 3 escualos 4

Ahora miramos, admiramos de tú a tú a las criaturas que dejamos atrás hace millones de años, sin comunicación posible, sin contacto físico, como quien contempla un fósil perdido en algún lugar remoto y se pregunta qué ocurrió sin obtener una respuesta.

escualos 1

Un paseo por el zoo (III): Focas

focas 2

El espectáculo del agua continúa (y no acaba, que aún quedan escualos por descubrir bajo la superficie). Las focas, junto a los delfines, gracias a su inteligencia animal, se prestan también a numerosos juegos y bailes. En ocasiones hasta parecen comportarse como los canes aunque no tengan nada que ver más allá de que los dos son de la especie animal.

focas 1 focas 3 focas 5 focas 4

Parece mentira que unos seres tan pesados y de este tamaño puedan ser tan gráciles y cuidadosos con sus movimientos. Me estoy acordando ahora de los dibujos animados de Seabert, ¿los recordáis?

Un paseo por el zoo (II): Rinocerontes, avestruces y jirafas

jirafa

En vistas de las ampollas que levanta un baño de naturaleza, lo cambio por un paseo por el zoo, aunque la moraleja es la misma, por mucho que digamos que animales y humanos hemos nacido para ser libres, en realidad hemos creado una sociedad donde la libertad es fingida y la podemos poner entre comillas, ya que somos esclavos de más cosas de las que podemos imaginar.

avestruz

Sí, los animales han nacido para sr libres como nosotros, pero en el zoo están muy bien cuidados (en los buenos zoológicos) y si nos ponemos un poco filosóficos, no dejamos de estar encerrados dentro de un planeta que es como nuestra piscina de la que no podemos salir, por muy libres que seamos y por muy grande que sea el universo.

rinoceronte rinoceronte2 rinoceronte3