De la semilla a la flor

Los que habeis seguido el blog, sabeis que desde hace unos meses estuve cultivando un brote del alba, vamos, unas petunias. En mi casa parece haber una terrible maldición que acaba con toda forma de vida que no sea animal o persona, más que nada porque la mayor parte del día da el sol de lleno y, el tiempo de primavera ha sido tan corto, que apenas sí le dio a la planta para completar su ciclo.

Desde el pasado domingo y durante siete días, decidí crear en yokoyyo.com una semana temática para mostrar definitivamente el proceso de crecimiento de la petunia, desde los preparativos hasta la flor. Entre bambalinas detrás de la cámara era un placer fotografiar con todo detalle el inicio de una nueva forma de vida, desde la tierra inerte y las semillas, el tierno brote tan indefenso, los tallos blanquecinos que empezaban a abrirse camino.

Durante unos días temí por la planta, sus tallos se volvieron rojos y los capullos en flor que estaban a punto de abrirse de repente se tornaron mustios. Justo aquella noche en que parecía no haber solución, hice un último intento dándole un empuje y regándola de noche. Fue un placer levantarse por la mañana y descubrir que la flor se había abierto por fin, de un color entre azulado y morado muy intenso, con pequeñas motitas brillantes.

semana tematica1 flor

Por desgracia este sueño duró apenas unas horas. Con la caída de la noche, la flor se cerró y nunca más volvería a abrirse, a pesar de los intentos por recuperarla. Durante varios días estuve como un médico intentando reanimar a un paciente que parece perdido y finalmente no sobrevivió. Los tallos se volvieron de color oscuro y la flor cerrada se secó por completo. Una pequeña momia, un ser inerte que permanecía de pie, apoyado en la tierra en la que creció.

A través de las siguientes fotografías dejo el legado de su existencia, breve pero intensa. Porque hay pequeños detalles en la vida que no deben dejarse pasar desapercibidos.

Pulsando sobre cada una de ellas podréis ir a la entrada completa de cada etapa del proceso de crecimiento con más fotografías. Y ya aprovecho para convocaros a la siguiente semana temática, esta vez centrada en la diversión, que comienza ya mismo.

brote del alba 4 brote del alba 5 brote del alba 8brote del alba 11 brote del alba 14 brote del alba 15 brote del alba 19 brote del alba 20

Semilla

brote del alba 8

Por mucho que algunos se empeñen en intentar taparla, la vida, las plantas se abren paso por cualquier rendija. La tierra que yace bajo nuestros pies, bajo el manto del cemento que puebla las ciudades, el viento que esconde las semillas, el agua de lluvia que las alimenta. Nada puede frenarlo.

Hace unas semanas que abrí ya la lata que contenían brotes del alba y planté sus frutos. Así se abría paso la vida frente a mis ojos.

brote del alba 4 brote del alba 9 brote del alba 3 brote del alba 6 brote del alba 5 brote del alba 7 brote del alba 8

Brote del alba

brote del alba 2

Siempre he tenido especial admiración por ver cómo la vida se abre paso. Una simple semilla que guarda en su interior un pequeño big bang al que solo hay que poner bajo unas condiciones para que toda la información que lleva dentro comience a darle forma.

Dentro de esta lata hay semillas de brote del alba. He pasado muchos días riéndome un poco con mi sobrino, haciéndole creer que están dentro de la lata porque son plantas carnívoras y en realidad se lo ha creído.

Por muchos años que pasen, esa admiración no desaparece. Llegó el momento de plantar las semillas.

brote del alba 1

Un paseo por el zoo (V): Osos y felinos

felinos 1

El paseo por el zoo está casi tocando a su fin, aunque aún queda una cariñosa parada final en compañía de los más pequeños, que se sorprenden al contacto con los animalillos y cuya reacción nos encanta, porque está llena de ternura y espontaneidad.

La penúltima parada, mientras tanto, está dedicada a unos fieros animales que no se prestan fácilmente a ser tocados, los osos y los felinos.

felinos 2 felinos felinos 4 felinos 3

Las fotografías de todo el recorrido están hechas con una cámara instantánea, así que poco más se puede pedir que un poco de juego con lo que estos animales representan, la velocidad y el peligro contrastando con una tranquilidad perturbadora.

oso 2 oso 1

Un paseo por el zoo (IV): Peces

escualos 2

En algún momento de la vida, una especie que vivía en los océanos se adentró hacia la tierra descubriendo un nuevo hábitat y dando lugar a nuevas especies, cuya sustancia vital era el agua de la que provenía. El organismo se adaptó para respirar el aire exterior, volviéndose tan torpe que ya le fue imposible surcar las profundidades por sí solo.

escualos 3 escualos 4

Ahora miramos, admiramos de tú a tú a las criaturas que dejamos atrás hace millones de años, sin comunicación posible, sin contacto físico, como quien contempla un fósil perdido en algún lugar remoto y se pregunta qué ocurrió sin obtener una respuesta.

escualos 1

Un paseo por el zoo (III): Focas

focas 2

El espectáculo del agua continúa (y no acaba, que aún quedan escualos por descubrir bajo la superficie). Las focas, junto a los delfines, gracias a su inteligencia animal, se prestan también a numerosos juegos y bailes. En ocasiones hasta parecen comportarse como los canes aunque no tengan nada que ver más allá de que los dos son de la especie animal.

focas 1 focas 3 focas 5 focas 4

Parece mentira que unos seres tan pesados y de este tamaño puedan ser tan gráciles y cuidadosos con sus movimientos. Me estoy acordando ahora de los dibujos animados de Seabert, ¿los recordáis?

Un paseo por el zoo (II): Rinocerontes, avestruces y jirafas

jirafa

En vistas de las ampollas que levanta un baño de naturaleza, lo cambio por un paseo por el zoo, aunque la moraleja es la misma, por mucho que digamos que animales y humanos hemos nacido para ser libres, en realidad hemos creado una sociedad donde la libertad es fingida y la podemos poner entre comillas, ya que somos esclavos de más cosas de las que podemos imaginar.

avestruz

Sí, los animales han nacido para sr libres como nosotros, pero en el zoo están muy bien cuidados (en los buenos zoológicos) y si nos ponemos un poco filosóficos, no dejamos de estar encerrados dentro de un planeta que es como nuestra piscina de la que no podemos salir, por muy libres que seamos y por muy grande que sea el universo.

rinoceronte rinoceronte2 rinoceronte3

Un baño de naturaleza (I): Delfines

delfines 1

Todos nos sentimos identificados con algún animal en concreto y en mi caso siento especial debilidad tanto por los perros como por los delfines. Por suerte con los canes la cosa es más fácil y se puede ver a uno o varios cada día paseando por la calle, pero con los delfines es otra historia, a no ser que vivas en las islas o la costa. No es mi caso, aquí en el centro de la península.

Podría haber llamado a esta serie de entradas como “un paseo por el zoo”, porque al fin y al cabo es lo que es, pero como uno no siempre tiene la posibilidad de darse un paseo por la naturaleza admirando a tantas especies de animales a la vez, prefiero llamarlo un baño de naturaleza, que a todos nos hace falta de vez en cuando para escapar de la rutina de la ciudad, aunque no esté muy de acuerdo con que permanezcan en cautividad.

delfines 4 delfines 2 delfines 3

Delfines. Es su movimiento armónico y lleno de belleza incomparable, su capacidad para transmitir un sentimiento de paz y confianza con solo mirarles, son como personas pero con otra forma, no pueden hablar pero comunican, creando un enlace, un vínculo persona-animal de mamífero a mamífero que sobrepasa la barrera de lo natural.

delfines 5

Los confines de la ciudad antigua

tajo 1

Cada vez que miro al río Tajo no puedo evitar sentir un cierto aire de nostalgia, de las viejas historias que me contó mi padre, de cuando el río se convertía en playa improvisada de verano y de los días calurosos. Ya me lo imagino en bañador lanzándose de cabeza desde la orilla y recorriendo de orilla a orilla su cauce.

También escuchaba con atención las historias y peligros de sus profundidades, que hicieron, entre otras cosas, que se impidiese el baño hace ya algunas décadas.

El río se sitúa allá en los confines de la ciudad antigua, la ciudad de pocas murallas y los puentes de piedra y de hierro, porque siempre ha sido una ciudad abierta, que algún día crecerá hacia la otra orilla.

tajo 2

Hoy me he quedado mirando a los coches pasar de un extremo a otro y he caído en la cuenta de que jamás he cruzado hacia el otro lado, ese otro lado que es como un pequeño misterio, para mí tan aficionado a las series, algo así como lo que hay al otro lado de la escotilla por ejemplo.

Tengo que cruzar y averiguar lo que se esconde en ese lugar que siempre he imaginado.

Lugar de descanso

parque

Salir en mitad de la jornada para tomar un descanso y tener la enorme suerte de, en unos cuantos pasos, colocarse en el parque admirando el río Tajo. No puede haber una forma mejor de desconectar de todo para coger energías y empezar de nuevo.

En apenas unas semanas este parque ya se ha convertido en un lugar mágico e imprevisible. El abuelito que va y viene y entre paseo y paseo se para a hablar contigo, el de los perros que se acercan para jugar (y siempre hay alguno), el único lugar de la ciudad donde por sorpresa puede aparecer un caballo cuando menos lo esperas si miras detrás de ti.

parque 1

parque 2

Es lugar de deporte y paseo donde ver pasar a gente en bicicleta o corriendo, donde la gente desaparece detrás de los pinos (esto es una coña que sólo una persona entenderá) y al estar a un cruce de carretera de la Universidad, siempre hay alguien tomándose un relax entre clase y clase, con personas muy interesantes dignas de estudio.

parque 3

Hasta septiembre este lugar no volverá a ser el que era. Es ahora un parque vacío que se puede aprovechar para escuchar música o evadirse, pero privado de la magia que lo sustenta. Ya llegará el tiempo de darle vida de nuevo.

fotografías por cedequack

Evolución

evolucion

Dos horas al día andando y aún así quedan energías para un último esfuerzo al llegar del trabajo. Con el calor pegando fuerte a más de cuarenta grados, el sudor en la frente comienza a resbalar y ni las cejas pueden ya contener el goteo incesante, llegando hasta los ojos y lo que escuece cuando esto pasa.

Las cejas que protegen del sudor para que esto no ocurra, las pestañas que protegen a los ojos, actuando como una pequeña tela de araña que detecta posibles objetos extraños obligando al párpado a cerrarse, el pelo que trata de proteger del frío…

Me pregunto si en algún momento el ser humano se ha dado cuenta de su evolución a lo largo de los siglos, si fueron conscientes de que les estaban saliendo cejas, de que sus manos se hacían retráctiles para atrapar objetos y manejar herramientas más complejas, de que su cuerpo se despejaba de pelo a medida que utilizaban ropajes para cubrirse.

Cada cambio en el ser humano en su evolución es tan pequeño y tan lento que, al producirse durante centenares de generaciones, cuando al final alcanza su volución máxima termina siendo algo natural. Me pregunto si con el uso de pantallas táctiles, de ordenadores y con el mundo rodando a un ritmo tan endiabladamente rápido, no se sté produciendo en cada uno de nosotros un cambio sin que lo estemos notando, hasta que dentro de unos cuantos siglos llegue alguien que se pregunte si fuimos conscientes, tal y como yo estoy haciendo en este momento.

Sentir mariposas

mariposas

Sentir mariposas en el estómago, estar enamorado, enamorado pero ¿de qué?

De un flechazo, al cruzar una esquina y ver a una persona que te atrae físicamente, fijarte en sus ojos, en su pelo, tantos deseos juntos que terminas por sentir ese cosquilleo de ilusión en el estómago, como si pequeñas mariposas revoloteasen ahí dentro.

De un amigo, de tus amigos, de los que disfrutas su compañía y sabes que cosas grandes van a suceder. Su sola presencia significa lo que tú deseas, fiesta, diversión, un buen rato de risas olvidando todo lo demás. Su sola presencia consigue despertar a las pequeñas mariposas que encierra tu interior.

De una canción. De esa melodía, ese pequeño trozo en que el ritmo cambia, esa frase y esa voz que tanto te gustan. De repente es como si viajases en una montaña rusa de emociones y sentimientos, como si te inyectasen adrenalina por las venas, te apetece respirar hondo y comerte el mundo, las mariposas estallando de alegría inmensa.

Sentir mariposas en el estómago, estar enamorado, enamorado pero ¿de qué?

we are capable

creacion 1

Hemos nacido para aprender, para dejarnos ilusionar, para ver y querer, para una vez aprendido, intentar llegar más allá, aun sabiendo que estaremos dedicando toda una vida entera a una pequeña e insignificante parte de toda la existencia. Un intento que nace de una obsesión, de la necesidad o de la más pura casualidad inevitable.

Sólo alcanzado el grado de perfección extrema en nuestro empeño, nuestro cuerpo descansa en una paz imposible de describir, lo más cerca que el ser humano puede mirar a los ojos de la naturaleza en igualdad y decirle “estoy aquí”.

creacion 2

Cuerdas contra el cielo

puente 14

Hacía un día perfecto para tomar esas fotografías. Una mitad de la ciudad se sumergía en la más completa oscuridad de las nubes que cruzaban el cielo, mientras que la otra parte quedaba completamente despejada y con un azul intenso.

Es por eso que acercarse al Puente de Castilla La Mancha sobre le río Tajo, aparte de parecer un titán inalcanzable por el largo camino que supone llegar hasta él, es dejarse impresionar por sus cuerdas, ver cada una de ellas, de color rojo, como guitarras de acordes tensados. Rojo contra azul.

puente 17

puente 20

puente 22

Cualquiera de las vistas, cualquier composición o mezcla desde cualquier enfoque daba como resultado este espectáculo de geometría natural.

fotografías de José Francisco Cedenilla

puente 21

puente 47

GALERIA DE IMAGENES: CUERDAS CONTRA EL CIELO

Dorado

foto lluvia sol 1

Ayer era tarde de primavera, de gente por las calles con manga corta, en chándal, paseando a las mascotas mientras se da un paseo, mientras recorren los escaparates que ya enseñan la moda de verano, de bañadores y pantalón corto. Despejado, con nubes blancas y esponjosas que salpicaban el cielo azul.

De repente, sin saber por dónde vino, un manto gris lo cubrió todo y durante casi una hora lo cubrió todo de agua, un tiempo en el que no había gente en chándal de paseo y donde las mangas cortas se cambiaban por chaquetas. Tormenta de verano en primavera.

El manto gris dio paso al color dorado que iluminaba como un foco a las protagonistas, las gotas de lluvia que se posaban por cualquier lugar. Un escenario, cuanto menos, evocador.

La Hora del Planeta

Hora del planeta

Hace algo más de una semana que la cisterna de casa estaba rota. Ya no sólo no se podía gastar la mitad de agua cada vez que se vaciaba, porque no dejaba hacerlo, sino que además constantemente goteaba durante todo el día, perdiendo más agua si cabe. Ahora ya está arreglada y, a escondidas, tengo que pulsar a la mitad la cisterna para gastar 5 litros en lugar de 10.

Me gusta ahorrar energía y agua porque pienso en los que vendrán después (ya no sólo en el dineral que cuestan la electricidad y el agua), porque quiero que este planeta se conserve durante el mayor tiempo posible, porque soy consciente de que esto al fin y al cabo es una bola de tierra gigante con unos recursos limitados que, desgraciadamente, no podremos reabastecer hasta que salgamos a otros mundos en busca de ellos. Y ese tiempo no está cerca.

Por este motivo esta semana me cabreaba y tenía que ser ecológico a escondidas, porque ni en mi propia casa soy capaz de hacer entender lo importante de no gastar más de lo necesario, acusándome de haber roto esa cisterna por hacer eso precisamente. Pero lo seguiré haciendo una y mil veces, porque prefiero que haya que arreglarla cada dos años a malgastar. No he conseguido mi objetivo con esto, pero en el resto de cosas parece que todos hacemos lo posible. Ya no hay bañera desde hace muchos años, sino plato de ducha, separamos los materiales para después desecharlos en sus respectivos contenedores, e intentamos no generar más basura de la necesaria por cabeza.

No comulgo con el cambio de hora que se hace dos veces por año. Quizá el cambio de la primavera, ese último fin de semana de marzo, tenga un cierto sentido, pero el que se realiza en otoño no llega a convencerme. Sólo sé que al hacer el cambio dicen que se ahorra mucha energía, pero con lo único que me encuentro es que antes del mismo al levantarse no había que encender las luces y después sí, así que sigo sin entender dónde está el ahorro, ¿en las empresas? Y de qué sirve si después en millones de hogares se enciende una luz que no debería.

Aún así esta noche es la hora del planeta. Una hora de 20:30 a 21:30 en que cada ciudadano puede decidir si continuar con su vida o pararla por un momento. Me gusta que no vendan esta hora como venden el cambio de hora que vendrá la semana que viene. En esta hora no se salvará al planeta, apenas se ahorrará energía, esa es la verdad, pero aquel que quiera unirse tendrá el privilegio de reflexionar, que no es poco.

Leer algunas páginas de un libro con la poca luz natural que reste del día, pasar un rato en casa o salir, sin televisión, sin rutinas, haciendo algo diferente o aprovechar para hacer algunas fotografías. Desconozco lo que haré durante esa hora, aunque una de las ideas va ganando fuerza.

Un meteorito cae en la región de Cheliábinsk en Rusia y todo sobre el asteroide 2012 DA14

meteroito cheliabinsk

Somos el blanco perfecto en su viaje de ida sin retorno y La Luna es testigo de ello. Diariamente La Tierra es bombardeada por decenas de meteoritos, pero a su contacto con la atmósfera la mayoría de ellos o bien caen en zonas despobladas o directamente se desintegran sin llegar a impactar.

Esta mañana la región de Cheliábinsk en Rusia veía perturbado su desayuno cuando un meteorito, del tamaño de una lavadora, cruzaba el cielo dejando una estela al contacto con la atmósfera. Su tamaño hizo que no se desintegrase totalmente, sino que como tantas veces hemos visto en los documentales, se dividiese en varias partes, haciéndose más peligroso si cabe, e impactando varios trozos en el suelo con un estruendo ensordecedor dejando una onda expansiva con reèrcusiones similares a las de un terremoto.

Roturas de cristales y otros accidentes derivados del impacto han dejado un balance de más de 700 heridos, algo que, si bien puede parecer una cifra enorme para un meteorito tan pequeño, podría haber acabado con consecuencias desastrosas para la humanidad si llega a impactar contra la planta nuclear cercana en la región, aunque finalmente lo hizo a 80 km de distancia en el lago Chebarkul.

Este meteorito no viene solo, ya que esta misma noche nos enfrentamos a otro peligro aún mayor. Si el pequeño alienígena apenas pesaba 1 Kg, según los estudios realizados por la fuerza del impacto y con el tamaño de una lavadora, esta noche pasará a unos 27,000 km de la Tierra el asteroide denominado ‘2012 DA14’, con un tamaño similar al de un estadio y con un peso ligeramente superior, nada menos que 130,000 toneladas.

Según los científicos, estamos fuera de peligro y el impacto del meteorito no tiene nada que ver con el paso del asteroide, aunque algunos expertos no lo descartan, pero me parecen muchas casualidades juntas cuando esto no pasa desde el año 1908, momento en que no había apenas imágenes registradas del acontecimiento, en que un asteroide que era de menor tamaño, arrasó más de 1200 km cuadrados de bosque.

El asteroide 2012 DA14 pasará exactamente a una distancia de 27,700 km de nuestro planeta a una velocidad de 28,100 km/hora, una distancia inferior a la de nuestros satélites meteorológicos, que están a 35,800 km y cuya velocidad hará que su avistamiento sea casi imperceptible. El máximo acercamiento se producirá a las 19:23 hora peninsular, sobre Sumatra. Será precisamente a esa hora a la que se haga historia, puesto que se tratará del mayor acercamiento predicho en la historia, del que tengamos conocimiento desde que se puede medir, eso sí.

El asteroide fue descubierto por el astrónomo Jorge Nomen en la noche del 22 de febrero de 2012 y su órbita fue definida con exactitud sin entrañar ningún peligro para La Tierra. Esta órbita es muy similar a la de nuestro planeta alrededor del sol y el siguiente encuentro lo tendremos el 15 de febrero del año 2046, aunque para entonces y desde hoy habrá que recalcular esta órbita debido a que su acercamiento con la Tierra la modificará debido a la gravedad. Las probabilidades dicen que no es el momento, pero en Siberia tampoco contaban con ello en 1908.

El viejo silo

el viejo silo

Tenía ya ganas de comenzar esta aventura fotográfica, han sido muchos meses de estos de ideas en la cabeza que dan vueltas y vueltas y con las que uno no queda conforme en última instancia, porque al final siempre surge otra nueva idea mejor que la anterior, así una y otra vez, sin fin.

Lo mejor de la fotografía es que al final, por muchas ideas y preparaciones que se hagan, siempre surge algo que rompe los esquemas. Incluso a veces, como por arte de magia, la mejor fotografía, la que derrite el objetivo, no resulta de aquello que tenías en mente, sino de ese algo inesperado que se te pone enfrente en el momento oportuno. Y aún cuando pienso en el marco de mi fotografía, no vale para nada, porque sé lo que quiero, pero no sé cómo lo quiero hasta que lo tengo delante.

Mi primer objetivo, mi primer proyecto a lo grande, el Puente de Castilla La Mancha, una obra titánica de la que he sido testigo en su levantamiento desde la primera piedra, un puente que he contemplado desde numerosas vistas durante varios meses, intentando decidir el momento, el tiempo, el lugar para inmortalizarlo.

Cuando parecía tenerlo todo claro y cómo lo quería, durante el camino me cambiaron los esquemas y me interné por un sendero que jamás había cruzado, digamos que en lugar de bordear por lo seguro, atravesé la ciudad en línea recta para llegar. No sabía por dónde me estaba metiendo, ni siquiera si era terreno privado. Árboles y trigales salían a mi encuentro hasta que de repente salí a una esplanada de cesped verde y charcos y de fondo el puente.

Mi objetivo estaba allí delante de mis ojos enorme y espléndido, dispuesto a ser fotografiado en una panorámica inédita, pero al mirar hacia atrás me encontré con ese poquito de magia.

Entrecerré los ojos y me llevé una mano de visera a la cara hasta que mis ojos se acostumbraron. Allí se alzaba majestuoso, entre los trigales, el viejo silo. El sol, semi escondido entre las nubes que se estaban acercando a la ciudad, le daba un brillo dorado al escenario, confiriendo al viejo silo una silueta oscura dibujada contra el cielo.

Es esta una de las imágenes más bonitas de esta aventura y quiero que también sea la primera, porque significa todo lo que la fotografía es y todo lo que aporta, porque es historia, porque es aventura, porque es magia, porque no deja de ser como esa serie de pequeñas cosas inevitables que suceden cada día, que ordenamos en nuestra mente como en un álbum de fotos y a la que llamamos vida.

fotografía (ver en alta resolución) @ José Francisco Cedenilla

vota por la fotografía aquí en National Geographic para que aparezca en la revista internacional

No quiero parques

IMG_20130102_074556

Detrás de mi casa, detrás de la fábrica de helados, había dos grandes terrenos en los que nos pasábamos las tardes jugando, con sus montañas de arena por las que Yoko subía y bajaba, las plantas que por más que quemaban volvían a salir cada año, un terreno en el que alguna que otra vez me dejé la piel, casi siempre de la rodilla.

Ahora esos terrenos ya no existen, siguen ahí, pero de otra forma, uno se ha convertido en un edificio y el otro permanece vallado con bloques de hormigón por esa estúpida norma que no sé quién ha inventado, todo para proteger a la gente de posibles caídas.

IMG_20130102_074613

Y yo me pregunto qué fue entonces de nosotros, cuando no había vallas, cuando salíamos libremente a jugar sin que una persona mayor nos estuviera vigilando todo el tiempo, correteando por ese terreno ahora vedado que supuestamente es ahora tan peligroso. ¿Acaso las caídas, la ropa rasgada, las manchas, no forman parte de un niño? Pero nadie pone una valla entre las aceras y las carreteras, que por supuesto son muy seguras.

Ayer muy temprano pasé por uno de los únicos lugares en los que aún uno puede jugar como antaño, uno de los barrios míticos en la ciudad, cerca de la fábrica algodonera, pero no por mucho tiempo, hasta que recauden lo suficiente para convertirlo en otro de esos parques infantiles sin tierra en los que una caída supone rebotar entre algodones. La magia que desprendía en la niebla está fuera de toda duda.

La antigua y la nueva Talavera de la Reina

puente 1

Tenía una clara misión, después de meses dándole vueltas, después de interminables paseos hasta allí, entre la niebla, en la noche, con lluvia, con sol, a lo lejos se dibujaba el nuevo puente de cuerdas de mi ciudad, pero no sabía cómo abarcar la temible tarea de fotografiar a un titán de acero. Algo tan grande requería tiempo.

Fue un viernes por la tarde, cuando el cielo de la ciudad se partió en dos, nubes grises a un lado anunciando tormenta y un pequeño velo por el otro que cubría levemente los rayos del sol de la tarde, dejando una iluminación casi perfecta.

Durante los siguientes días compartiré estas fotografías que, como todas, tienen su pequeña aventura. Después de tantos años crucé por caminos que nunca había pisado antes, descubrí la magia de aquella Talavera de la Reina más natural, antigua, agreste, la de los campos cultivados y aves comiéndose el sembrado, la de caminos de tierra a los que aún no ha llegado el asfalto. Queda poco de ella, pero ahí está y fue un placer pasar un rato  con ella las horas hasta la caída del sol.

Y además del puente queda tanta ciudad por recorrer…

@fotografía de José Francisco Cedenilla (Puente de Castilla La Mancha)

Olas en la noche

olas de mar

Me encanta el mar, mi sueño principal se reduce a contemplarlo, a vivir cerca de él, a poder pasear con los pies descalzos por la arena, cuando amanece, cuando cae el sol, con la compañía de mi otra mitad que se fue. Espero algún día poder unir esa mitad y mi sueño, porque parece que cuando uno llega lo otro se va.

El sonido de las olas del mar son mi terapia, esa que consigue calmarme, por eso hoy no regalo ni pasteles ni serpentinas, ni deseos de paz, ni la blanca nieve. Regalo el sonido que me calma, regalo olas de mar.

Especial EL FIN DEL MUNDO, 21 de diciembre de 2012: El insólito alineamiento galáctico

alineamiento galactico

2012pok-ta-pok, así se llamaba el famoso juego de pelota con más de tres mil años de tradición, un juego ritual precolombino que consistía en introducir la pelota por un aro situado a gran altura dentro de un campo de juego, y además había que hacerlo sin la ayuda de los brazos. Un juego ritual que resultaba mortal, ya que si uno de los dos equipos no conseguía introducir la pelota, su líder era brutalmente decapitado.

Pero el pok-ta-pok no era simplemente un juego, era una fiel representación de lo que ocurrirá este viernes 21 de diciembre de 2012 y los mayas la tenían bien presente cada uno de los días de sus vidas. Es una extraña sensación la que provoca el saber que aquellos que convirtieron este día tan cercano en una fecha tan importante y alrededor de la cual giraba parte de su vida, ahora no estén para verlo y ya sea inminente y seamos nosotros los que estemos ante el pok-ta-pok hecho realidad, ese que todos temían hace cientos de años.

pok ta pok

En el pok-ta-pok, la pelota representaba a nuestro astro, el Sol del solsticio de diciembre. El aro de meta no era sino el centro de nuestra galaxia y la cancha de juego La Vía Láctea. Este 21 de diciembre de 2012 ocurrirá un insólito alineamiento galáctico que sólo se produce una vez cada 26,000 años, por lo que será la primera vez que la humanidad pueda presenciarlo sin saber las consecuencias. Por primera vez La Tierra se alineará exactamente con el Sol y el centro de la Vía Láctea.

Para los mayas este acontecimiento era tan importante que lo marcaron como el final del ciclo del calendario de La Cuenta Larga, además de representarlo a través del juego de pok-ta-pok. Muchas han sido las hipótesis que se han barajado erróneamente sobre el fatídico día, sobre cómo podrían acabar nuestros días en el planeta, pero ninguna tan acertada o posible como la de las repercusiones que este alineamiento podría tener sobre nosotros.

Sabemos que nuestro satélite, la Luna, ejerce una fuerza importante sobre nuestro planeta, con la Luna llena suben las mareas y hay un mayor porcentaje de nacimientos, ¿por qué esta alineación no podría tener consecuencias? Lo único que se sabe es que la última vez que se produjo esta alineación galáctica coincidió con la desaparición del hombre de Neanderthal, que se produjeron cientos de desapariciones de especies sobre el planeta.

pok ta pok 2

Una de las teorías más barajadas es la del cambio de las corrientes magnéticas de la Tierra. El alineamiento supondría algo así como cruzar el ecuador de la galaxia, esas corrientes magnéticas cambiarían de sentido y desplazarían la corteza terrestre, lo que los científicos llaman “reversión de los polos magnéticos”. Esto tendría como consecuencia un drástico cambio que comenzaría el 21 de diciembre de 2012, que no supondría un final para la humanidad, pero sí el inicio de un nuevo ciclo en que se sucederían terremotos y catástrofes naturales como consecuencia de la reversión, cambiando por completo la faz del planeta para siempre. Otra de las teorías auguran tormentas solares con el alineamiento, que nos dejarían incomunicados además de un cambio en la polaridad magnética de la Tierra con las mismas consecuencias.

Quedan tan solo unas horas para saber qué hay de cierto en todo esto, para salir de dudas y para enfrentarnos a lo desconocido. Quizá no ocurra nada o quizá ese día se desvelen muchos de los misterios a los que intentábamos dar respuesta en la evolución de la humanidad. Este viernes 21 de diciembre de 2012, algún niño en algún lugar del mundo llevará un balón en sus pies intentando encajar la pelota en la portería, jugando a las reminiscencias del juego primigenio, y no sabrá que ese deporte al que juega estará teniendo su propia representación sobre su cabeza, desde la tierra que pisa hasta millones de años luz adentrándose en el Universo.

No me quieras tanto, que de tanto amor muero

camino natural toledo

Déjalo en las ramas, es demasiado pequeño aún, se habrá caído del nido.

Ella se resistía a abandonarlo a su suerte, tan pequeño e indefenso. Y si lo dejaba allí y se caía y se hacía daño.

Déjalo entre las ramas, entre las hojas, así aprenderá a volar“. Y tras decir esto se dio la vuelta.

Ella no pensaba dejarlo allí, aún conservaba en su bolsillo el alpiste para las gallinas que se había traído de casa antes de salir hacia la ciudad y en un rápido pero cuidadoso movimiento, metió al pequeño pajarillo en su bolsillo, donde  tendría abundante cantidad de comida, donde estaría a salvo de caídas, de la lluvia y de pisadas de extraños, allí estaría confortable y calentito, al abrigo y sin faltarle de nada.

Mientras continuaba su día con normalidad, pensó en llegar a casa, dejar libre a ese pequeño amigo recién conocido y tenerlo para siempre. Su mente no estaba en los libros ni atenta a las palabras de la profesora, sino en un mundo imaginario muy lejos de allí. Su pequeño amigo, sería su pequeño amigo para siempre.

Pasaron las horas del mundo en las nubes y al salir metió la mano en el bolsillo para sacarlo y ver cómo estaba. Un ligero tinte impregnó su mano. Aquella persona que le había dicho que lo dejase entre las ramas se acercó.

¿Qué tienes en la mano?

Sangre, tengo sangre“. Algo denotaba en su tono de voz que no quería terminar de reconocer la realidad, que no estaba preparada.

Déjame que mire“. Introdujo la mano en el bolsillo y sacó alpiste tintado de rojo. Debía ser comida pasada que con el calor se había quedado así.

Volvió a introducir la mano y esta vez tocó algo más. Poco a poco, el cuerpo inerte de su pequeño amigo fue saliendo del bolsillo. De repente desaparecieron los sueños, la tarde que se antojaba soleada se tiñó de niebla igual que sus pequeños ojos. ¿Cuánto había durado aquella amistad? Si apenas fueron unos segundos, pensó.

a la memoria de Yoko, al que me unió una amistad de 13 años y que ahora perdura para siempre, siempre en los bolsillos te llevo

Relato : José Francisco Cedenilla

fotografía: Camino Natural del Tajo (Toledo), por José Francisco Cedenilla

música: Joshua Pearson “Where the Heart Begins”

Los árboles más grandes del mundo

ng dic 2012 2

National Geographic nos trae en este mes de diciembre de 2012 un reportaje sobre los árboles más grandes del mundo, que no es el primero, las secuoyas gigantes. Un equipo encabezado por el prestigioso fotógrafo de la revista, Michael Nichols, recorre y se sube a una de estas secuoyas gigantes de 75 metros y más de 3,200 años de antigüedad para fotografiar el árbol desde la base hasta la copa y regalárnosla en un precioso póster de cuatro láminas en cuyo reverso podemos descubrir la cantidad de vida que puede llegar a alojar este monstruo de la naturaleza.

ng dic 2012 3

ng dic 2012 1

Además junto a la revista, que además cumple ya 125 años en 2013, podemos encontrar una edición con la ya tradicional agenda, que este año conmemora ese importante aniversario, descubriendo en cada vuelta de hoja un interesante dato de la sociedad fundada en 1888.

ng dic 2012 4

Para el que esté interesado, hace poco National Geographic emitió en televisión precisamente el documental sobre la complicación de fotografiar una secuoya gigante, la situación de las cámaras, intentar inventar un sistema de control remoto que además no se moviese mientras se tomaban las capturas para después unirlas y por supuesto, el espacio y las inclemencias del tiempo y la luz necesaria para llevar a cabo una de las fotografías más impactantes que cae este mes en nuestras manos.

RÉPLICA DEL POSTER

snow-tree-645x1708

Cristalino

Por qué adoro los lugares remotos, inexplorados y que muy pocos hombres han pisado, las selvas amazónicas, las montañas rocosas, las playas paradisíacas, una casita de madera perdida en la nieve o cerca de un lago.

Adoro la inspiración que desprenden, en cada rama, en cada hoja, cada puesta de sol sobre un horizonte inalcanzable, infinito, cada gota de agua cristalina es una historia diferente, un poema que nace desde algún rincón olvidado.

El eclipse solar total del 13 de noviembre de 2012 será el más remoto del siglo

Mientras la Luna se pasea entre La Tierra y el Sol, arrastraá consigo una sombra de proporciones épicas sobre nuestro planeta, una sombra de más de 160 kilómetros de ancho que viajará por el océano Pacífico y la gran barrera de coral hasta llegar a Australia.

El eclipse total podrá ser visto en el norte de Australia, aunque sólo la ciudad de Cairns podrá disfrutar de apenas dos minutos mientras la Luna tapa casi por completo el astro. Por suerte y gracias a las tecnologías, podrá ser seguido online a través de internet.

Se trata por tanto del eclipse solar más remoto de este siglo, ya que el camino de su sombra apenas roza tierra firme. Eclipse de navegantes y, para algunos, el principio del fin.

Lo que Sandy se llevó

Tendemos a separar a los elementos de la naturaleza, la fuerza del viento, la volatilidad del fuego, el poder del agua. Todo parece en orden y en calma, como una persona cuerda y tranquila.

Y cuando a la naturaleza se le cruzan los cables, olvida cada elemento por separado y los une a todos para sembrar el caos sobre La Tierra. Un grito desesperado.

National Geographic España, 25 años de magazine

Hace ya 25 años que National Geographic en Español forma parte de mi vida. No hay rincón de la casa que no esté teñido por ese característico color amarillo del marco de su portada. Llevo un retraso de varios años en la lectura, cierto es, pero todos los números están ahí, desde el primero en octubre de 1997, algunos antiguos que tengo sin leer pueblan las estanterías más cercanas a mi cama, otros ya leídos están en sus encuadernaciones de piel, mientras que los más modernos se apilan sobre las estanterías del salón junto a las decenas de mapas, esperando sus tapas como los demás.

Recuerdo que lo compré una tarde con mucha ilusión, me acerqué a la papelería que acababa de abrir en el barrio y allí conocí a la dependienta, que me dio la revista y me invitó a ir allí cada mes, que ella me la guardaría, y así ha sido durante casi 300 meses cruzando sus puertas, como esta misma mañana para comprar el último número.Y ha sido hoy cuando casualmente he caído en la cuenta de que había pasado tantísimo tiempo, mientras leía por encima las páginas del número especial sobre el Universo, al pensar cuán pequeño era nuestro planeta, como un grano de arena en una inmensidad gigante, extensa y profunda.

Esa primera tarde, después de tanto tiempo deseándolo, sabiendo que era una de las revistas más prestigiosas en EEUU y que ahora estaba en mis manos traducida, me sentí especial, como con un tesoro entre las manos. Difícil olvidar la primera portada de los niños indígenas tocando los tambores, abrí sus páginas y comencé a leer, una lectura que comenzó aquel día, que trataba sobre la historia, sobre la ciencia, sobre la fé y los conocimientos y sobre la aventura del ser humano dentro y fuera de su espacio, una lectura que comenzó entonces y que aún no ha acabado.

Dicen y creen que el más fuerte

Y dicen que aquellos que son débiles no pueden vivir en un mundo de instinto y supervivencia, lleno de impedimentos, de pruebas por superar, de barreras, donde la fuerza física y mental es el caballo de batalla para ganar las guerras que se libran cada segundo.

Y creen que el más poderoso puede recorrer el mundo, arrasando con todo a su paso, dejando una huella indeleble y una marca de destrucción, signo inequívoco de su fortaleza.

Están todos equivocados.

Las aguas del Éxodo

He de reconocer que cuando era pequeño alguna vez me tragué las taitantas horas de esas películas que hablaban de las historias de los personajes bíblicos. Una de las que más me gustaba, aparte de la de Noé y su arca misteriosa llena de animales y cuya nave parece que se quedó suspendida en alguna montaña al bajar las aguas según dicen los expertos y las imágenes de satélite que parecían haber dado con algunos de los restos, era la de Moisés, quizá por el hecho de que era mucho más de ciencia ficción, por lo de las tablas con los mandamientos que salen de la nada y ese momentazo de la apertura de las aguas.

Esta imagen me ha traído ese recuerdo. Bien podría haber sido este lugar en el que Moisés alzase su bastón e implorase la apertura y el cierre de las aguas, que les darían paso cercando a sus perseguidores.