Perdón por pasar por aquí

pasaba por aqui

Es una de las situaciones más… no sé cómo definirla correctamente, ¿disparatada? ¿absurda? ¿sin sentido? Una mezcla de todo ello. De repente vas andando por la calle, tuerces una esquina y te encuentras de golpe con una pareja discutiendo a grito pelado y haciendo aspavientos con las manos, ahí en medio de la calle.

Ya no es sólo temer por tu propia integridad, que al encontrártelos de sopetón en uno de esos aspavientos tu cabeza sale volando, ni lo que se están diciendo, sino que encima se te quedan mirando como diciendo “y tú qué coño haces ahí”.

La situación llega al punto de que incluso te hacen sentir mal, aunque la culpa la tengan ellos. Perdona, pero yo sólo pasaba por aquí como todos los días.

La empresaria que piensa que la crisis nos ha venido de maravilla

Es sorprendente que a estas alturas de la vida siga existiendo gente como la que pudimos ver en el programa “Los ojos de Belén”. Cristina de Andrés, empresaria en Vigo y experta en protocolo suelta estas lindezas por la boca que os transcribo aquí.

Podeis ver mi artículo de opinión y crítica al respecto en la nueva web de IDEOFLEXIA, mientras tanto aquí os dejo con las perlitas.

ojos-belen

Lo que opina sobre la crisis en España:

“La gente me pregunta, Cristina, qué te parece lo que ha pasado en España y lo que está pasando con la crisis. Y ¿sabes qué digo Belén? Ha venido de maravilla. Y ha venido bien porque yo en mi casa me enseñaron mis padres a mis tres hermanas y a mi un lema “nunca calces el número que no te corresponde”. Si calzas un número pequeño te aprieta y si calzas uno grande te caen los zapatos”.

Lo que opina de las mariscadoras:

Belén: “He estado con las mariscadoras y tenían unas manos… tenían callos…”

Cristina: “Y ahora me estás diciendo eso porque comparas las mías con las de ellas. Y yo ahora te digo, eso es parte de la imágen que debemos valorar cuando estamos en una mesa por ejemplo tomando almejas. Todo es acorde según el trabajo de cada uno. Yo aquí por ejemplo en este despacho y en mi negocio, ¿a que no me pegarían las manos de las mariscadoras? Tú te has quedado con la imagen de que qué manos tenían las mariscadoras. Y yo no me permitiría a nadie tener las manos de las mariscadoras aquí”.

Belén: “Pues a mí no me importaría tener esas manos que tienen, sabiendo lo que saben esas mujeres”

Cristina: “Pero tampoco te corresponde Belén. Las mariscadoras tienen un mundo, tú tienes uno y yo tengo otro”

Ladrones del tiempo

ladrones del tiempo

La cantidad de tiempo que perdemos llamando la atención de aquellos que no nos hacen ni caso. Sucumbimos a sus encantos, les encumbramos como a Dioses, soñamos con que nos dirijan una palabra, un gesto, una mirada. Cuando eso sucede, entramos en un estado de euforia del que nadie puede sacarnos.

Al final terminamos dándonos cuenta de que el tiempo que malgastamos intentando conseguir algo de una persona para la que no significamos nada, se lo acabamos robando a los que tenemos cerca y lo necesitan.

Cruce de caminos

cruce de caminos

Todos los días hago frente a un cruce de caminos, un juego peligroso en cierto sentido, pero necesario para llegar al destino, un pequeño puzle diario en el que las piezas que juegan son peatones y coches y cuya dificultad se acrecenta en las mañanas en hora punta cuando los niños van al colegio.

Peatones que cruzan desde ambas aceras, coches que van de frente en uno y otro sentido, cuatro giros posibles. En definitiva, un puzle como esos en los que una pieza está atrapada y hay que conseguir sacarla hacia un lado moviendo todas las demás, solo que aquí todas, excepto la pieza que debe salir, están en constante movimiento.

Hace poco vi un documental en National Geographic en que se explicaba que nuestra vista posee un pequeño rango en grados en que podemos ver de forma nítida. Nos perdemos más del 90% de las cosas que suceden a nuestro alrededor. Así es, la mayor parte de lo que vemos es mediante visión periférica y la mayoría de veces nuestras acciones están basadas en lo que apreciamos mediante formas y en experiencias anteriores. Si una figura a la que no enfocamos con la vista se está moviendo en un sentido, nuestro cerebro determina la dirección en la que irá. Pequeños detalles como un intermitente en un coche nos hacen determinar que se producirá la acción que debe suceder a continuación, en este caso que gire hacia ese sentido.

Cuando uno se coloca en un cruce para intentar pasar, se pone en marcha un maravilloso entramado de mecanismos en el que la atención a las señales y nuestra visión periférica no pueden fallar y que está basado en el comportamiento que esperamos de un objeto inanimado que nos es familiar porque estamos acostumbrados a él desde que somos pequeños.

La próxima vez que te situes frente a un cruce, piensa en la cantidad de elementos que el cerebro tiene en cuenta antes de pasar. Luces intermitentes, los gestos de los conductores, la velocidad a la que va cada coche… y lo mejor es que siempre, absolutamente siempre hay un lado por el que cruzar de forma más segura que por el resto, siempre a la derecha, por si quieres ponrte las cosas más fáciles.

Pipas

La ignorancia. Conocer sobre las cosas que nos rodean es siempre estar un paso por delante. No conocerlas lo suficiente, puede ser la causa de todos nuestros problemas. La cantidad de errores que habremos cometido por ignorancia y que habrán cambiado nuestra vida hacia uno u otro rumbo.

… y todo recto hasta el amanecer

todo recto hasta el amanecer

Siempre se empieza de la misma forma y siempre que se puede se acaba de la misma forma. Se pone el sol, la ducha te espera, un rato de relax, el único estímulo relajante de lo que te queda de noche. Crema hidratante y desodorante. Hora de ponerse guapo.

Sin pretenderlo sacas hasta tres o cuatro pantalones y camisetas. ¿Camiseta ajustadita? ¿De cuello de pico?¿Camisa? Cuesta decidirse. ¿Por qué cuesta tanto decidirse? Porque quieres estar guapo y nunca se sabe si esa noche podrás encontrar algo especial, y estar arreglado y sentirte bien ayuda mucho.

Cuando encuentras y le das el visto bueno al espejo, le guiñas un ojo y terminas lo que empezaste. Gomina y perfume. Mientras esos nervios indescriptibles van por dentro, los nervios de las ganas por comenzar ya. Dicen que la oscuridad y la noche encierran misterios. Es cierto, misterios y aventuras emocionantes.

La noche y su oscuridad encierran caminos, risas, gritos, música, besos, sexo, sonrisas. Y al final acaba todo de la misma forma, de la mejor forma. Puede que al lado de una persona que acabas de conocer o puede que con tus amigos, mientras desnudo en la cama echas un vistazo y miras a la ventana y te preguntas cómo pasó pero lo jodidamente maravilloso que fue todo o quizá por una calle dando gritos, recordando todo lo que dio de sí la fiesta junto a unos amigos que no paran de gritar y saltar mientras te diriges a la cama, todo recto, hasta el amanecer.

fotografía de cedequack (la sombra de Peter Pan)

A tale of two cities

oblivion tale of two cities

Hace un par de semanas me puse a ver Oblivion, la última película intepretada por Tom Cruise. Durante los primeros minutos se produjo uno de esas joyas que yo ya llamo “momento LOST”, que también podría describir como “una pequeña nota de color, misterio, recuerdo, sensación o sobresalto que de repente inunda la calma y te hace entrar en un momento de exaltación y euforia”. Por eso lo llamo más corto “momento LOST”, ya que fue esta serie la que me hizo sentir por primera vez esa sensación maravillosa de locura transitoria frente a un televisor.

Jack, otra maravillosa coincidencia lo del nombre, Jack Harper en este caso, entra en su cabaña, en un lugar que aún permanece inalterado ante la invasión alienígena. Un lugar muy parecido a los barracones de Perdidos, otra semejanza más, ambos lugares reducto que parecen anacrónicos y desentonan en el conjunto de la historia y el paisaje global.

Jack pone su mono encima de la nevera y suelta un libro sobre la mesa, encima de otro. En ese momento paro la imagen y, después de tantas coincidencias, surge ese “momento LOST”, cuando me fijo en el título del libro que hay debajo, “A tale of two cities”, historia de dos ciudades, la novela que Charles Dickens publicó en 1859 y que de alguna manera viene a contar la historia de dos sociedades, de dos formas de pensamiento que crecieron apartadas y siguieron sus caminos hasta que el destino las confronta.

oblivion cabaña oblivion mono peluche

Una idea que muchos cineastas y guionistas han tomado ya como universal y que en algunas obras es una auténtica delicia. Mientras que en Oblivion supone la confrontación de dos razas que crecieron en mundos diferentes, su sentido en “Perdidos”, título que además se le dio al primer episodio de la tercera temporada, fue otra confrontación, la de los supervivientes del Oceanic 815 y los Otros, dos vidas que crecieron por caminos separados y que el destino termina uniendo para dar comienzo a una batalla, a una lucha por otro tipo de supervivencia.

Nuestra vida no deja de ser esa novela. Andamos, vamos y venimos, crecemos dando molde a unas ideas, a un espacio. Muchas veces no somos conscientes de que otras vidas crecen, andan, van y vienen y crean sus propios pensamientos y su propio espacio. Entonces un buen día chocas, y de ese choque nacen amores, batallas, se entremezclan las ideas y los espacios y se forma algo nuevo que andará, irá y vendrá y volverá a chocar de nuevo.

Derrotado

beto-malfacini-borelli

Surge una mezcla indisoluble a medias entre el cansancio y la rabia, la sensación de que no se puede recuperar ni echar el tiempo atrás para arreglar los errores cometidos o para dar más de lo que se dio.

La sensación de una derrota sólo se experimenta y sale a la luz en su verdadera esencia cuando lo hemos dado todo, cuando hemos puesto lo mejor en el empeño por conseguir una meta que creemos inalcanzable, cuando se da un baño con el tiempo y el esfuerzo y se mezcla con las ilusiones.

El libro secreto de J.K. Rowling, ‘The Cuckoo’s Calling’

cuckoos calling 2

Robert GalbraithHa vuelto a hacerlo. La primera vez fue casi una necesidad. Ocultó su nombre, Joanna Kathleen bajo las iniciales J.K., ya que hace algunos años se pensaba que nadie compraría en el Reino Unido un libro inicialmente enfocado al público infantil (mira que me reviente esto ya, pero así se hizo entonces) escrito por una mujer. Sólo cuando el libro tuvo un éxito sin precedentes, se desveló el oculto secreto y muchos tuvieron que comerse sus ideales con patatas.

Hace unos meses, concretamente a finales de abril, aparecía en Amazon en exclusiva un libro a la venta, un libro de terror y misterio, escrito por un nuevo autor, Robert Galbraith, de la editorial Mullholland Books. En pocas horas se convirtió en el libro más vendido de las listas de ventas de la web y no solo eso, sino que las opiniones de los lectores en los sucesivos días no dejaban de alabar y otorgar sus cinco estrellas a una historia a la que calificaban de terrorífica, un debut excelente de su autor en el terreno de los crímenes y la investigación, un libro de misterio muy bien escrito y con un final grandioso y sorprendente, en el que poder sentir el ambiente, la atmósfera, la tensión y el dolor.

cuckoos calling

Hasta uno de los lectores, curiosamente, se acercaba a la realidad, diciendo en su comentario que era un libro tan bien escrito que no le extrañaría nada que unos años más tarde termine saliendo a la luz el nombre verdadero del autor que se oculta bajo este seudónimo

comment cuckoos calling

No hubo que esperar tanto tiempo. La propia escritora confesó haber escrito el libro bajo un seudónimo, Robert Galbraith resultó ser J.K. Rowling.

¿Y por qué este movimiento para la publicación de un libro, que por cierto tiene parte de sus beneficios destinados a labores sociales?

No es la primera vez que J.K. Rowling lo hace, ya trabajó con seudónimos con los libros adicionales del mundo de Harry Potter, también benéficos para Comic Relief, de ‘Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos’, ‘Quidditch a través de los tiempos’ y ‘Los Cuentos de Beedle el Bardo’, más que un seudónimo, escritos bajo nombres de los personajes que ella misma inventó para sus novelas.

Aparte del motivo benéfico, y de que ella misma afirma que fue divertido huir a bombo y platillo de las estrategias comerciales y publicitarias cuando publicas un nuevo libro (recordemos que es poco dada y le gustan más bien poco las entrevistas) y que quería ver los comentarios de la gente pensando que era otra persona, quizá este movimiento tenga también algo que ver con las críticas recibidas por su último libro, ‘Una vacante imprevista’, que no salió muy bien parado en opiniones. ¿Qué hubieran opinado esos mismos críticos y muchos de los lectores si ese mismo libro hubiera aparecido bajo otro nombre? ¿Qué hubiera pasado si ‘The Cuckoo’s Calling’ hubiera llevado el nombre de J.K. Rowling en su portada?

JK Rowling's Crime Novel Cuckoo's Calling Is Reprinted After Overnight Success

Tendemos a opinar y juzgar antes de tiempo, va en nuestra naturaleza. Si un autor nos gusta, compramos su siguiente libro con los ojos cerrados. Muchos críticos y lectores opinan sin saber, sin haber leído las obras, son los que más daño hacen, porque son capaces de orientar al público sobre lo que es bueno o malo, cuando en realidad no tienen ni idea de lo que están vendiendo a la sociedad, solo por el hecho de que un autor les ha parecido prepotente o no soportan que sea un best-seller.

Esta jugada magistral de J.K. Rowling demuestra una vez más que muchos de los que opinan deberían meterse de una vez por todas la lengua en el culo y callar para siempre. ¿A alguien le suena eso de “no juzgues a un libro por su portada”? Aquí tiene más sentido que nunca y siempre es bueno que alguien nos dé un buen baño de humildad.

Backstreet Boys back, en un mundo como este

backstreet boys in a worls like this

Ahora se ve muy poco, aunque todavía existe. En la época de los Backstreet Boys, las Spice Girls, bandas que salían hasta dee debajo de las piedras aprovechando el tirón de los grupos y bandas musicales de pop rock. No era una moda, porque el fenómeno fan de chicas gritando en los conciertos y desmelenándose (en alguna ocasión he visto quitarse sujetadores y bragas para lanzarlas al escenario), ya estaba antes ahí.

Hoy esas chicas que se derretían viendo a los Hombres G, a las bandas del otro lado del Atlántico y del Reino Unido, han crecido, e incluso algunas son madres.

Quizá por ese desmedido fenómeno fan, me acerqué muy furtivamente a las canciones de estos grupos. Solía escucharlas sólo cuando mis hermanas las ponían en el loro y cuando no estaban, cogía las cintas para darles una vuelta. Aquella música me gustaba, pero sabía que no estaba bien visto que un chico le gustasen determinados grupos. Si se te ocurría decir que te molaban los Backstreet Boys, enseguida se levantaba el dedo acusador de un camorrista de patio de colegio para llamarte “nenaza”.

Por suerte en pocos años, en un mundo como este, la situación ha cambiado, la mentalidad es otra y uno puede decir lo que le gusta sin importar nada más.

Los Backstreet Boys vuelven una vez más. Han crecido, como las fans, como los fans. Están casados algunos, emparejados otros, o solos, con sus vidas, y con un sueño que se resiste a morir, el de la música. Hace unos días que escuché embelesado, delante de los altavoces, este primer single. Siempre que regresan lo hacen por todo lo alto, dando lo mejor para que no nos sepa a poco, y lo consiguen.

Consiguen que en un mundo como este, aún queden resquicios del presente por los que colarse en el pasado, y revivir con otras condiciones.

Todos los ramos de flores tienen una bonita o triste historia

ramo de flores

Desde hace ya varios meses, un ramo de flores sale al paso en el camino por el que voy. Allí está, impertérrito, viendo pasar a la gente, aguantando el calor y bajo la lluvia. Cuando sus flores se ponen mustias, al día siguiente vuelve a aparecer uno nuevo en su lugar, siempre con sus colores rosa, azul y blanco.

La primera vez que lo vi imaginé su propia historia, quizá el homenaje a alguien que sufrió un accidente, como cuando uno encuentra un ramo en un semáforo. Pero la memoria de este persiste y es incansable. Hace un par de días descubrí quién se encargaba de sustituirlo, un hombre robusto, pasando la cuarentena, quizá padre, quizá tenga que ver con el accidente entre una moto y una niña pequeña a pocos metros de allí que se produjo casi al mismo tiempo que aquel ramo hizo acto de presencia.

Detrás de cada ramo siempre hay una historia, a veces bonita y con final feliz, de amor, de sorpresa y besos, de una nariz que huele los pétalos y una cara que dibuja una sonrisa. Otras veces su motivo es distinto y el ramo de flores viene a ser la propia sonrisa de alguien en la tierra que regala un beso eterno al cielo.

Radiografía de algunos de los chicos y chicas de Gandía Shore

gandia shore esteban

Si yo mismo hubiera simplemente imaginado o se me hubiera pasado por la cabeza que algún día escribiría sobre ‘Gandía Shore’, me hubiera autoinmolado. Pero esto era cuando apenas había visto un pequeño adelanto y decidí que no iba a ver este programa, no por otra razón sino por la falta de tiempo, ya que al contrario que otra gente que enseguida llama basura a cualquier cosa que no le gusta, yo lo hubiera visto de buen grado. Me gusta empezar las cosas desde el principio y como no iba a tener la oportunidad de hacerlo, desistí.

Ayer me tragué, incluso con ganas, el primero de los episodios gracias a que lo están reponiendo en el videoclub de mi televisión por cable y nada más ver a Labrador, sentí la necesidad imperiosa de escribir, así que aquí estoy.Espero que los mega fans entiendan que no he visto todo al completo e incluso los personajes de los que hablo que puedan leer esto, no se sientan ofendidos. Es mi punto de vista y al fin y al cabo es la imagen que ellos han querido dar al mundo, yo no tengo la culpa de tanto chulo y tanto zorrón como quieren pretender.

Lo que me impulsa a escribir principalmente es Labrador, José Labrador. Hay una cosa que no se puede hacer con la audiencia, y es engañarla, porque se puede pagar caro. Quizá ahora el chico ande de bolo en bolo y su vida sea lo que él cree una maravilla, pero el personaje que se ha creado es repugnante y eso tarde o temprano saldrá de alguna forma. ¿Y por qué me permito hablar de Labrador? Porque me de la gana y porque como fiel seguidor de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ desde que comenzó el programa, pude asistir a su magnífico paso por el programa en su conquista. Estando como pretendiente me parecía un tio ejemplar, con caracter, educado, respetando su turno, conquistando, sin duda uno de mis favoritos y al que le hubiera dado un trono seguro.

gandia shore labrador

Y de repente ayer desde el primer segundo me encuentro a un tio que cambia radicalmente y repugnante, que me hizo pensar si el verdadero Labrador es el que sale ahí, el que salió entonces o ninguno de los dos y este chaval no tiene personalidad ninguna. Para ‘Gandía Shore’ no es sino una copia mala de Rafa Mora, con el que sin duda habrá pasado mucho tiempo o se ha visto muchos vídeos para intentar llegar a ser como él y hacerse un hueco en la tv y muchos bolos (que seguramente esa es su pretensión final). De repente el chico educado y que parece tener corazoncito se convierte en el “tete, teta”, no hace otra cosa que hablar y soltar burradas por la boca, mirarse a los espejos como Rafa Mora diciendo lo bueno que está y hablando todo el rato de follar y de su rabo. Un papelón en toda regla que a veces no puede mantener, afortunadamente, siendo visible apenas unos segundos el que parece ser el chaval amable que hay dentro. Pero los bolos son los bolos, una pena.

A los que sólo hayan conocido a Labrador en ‘Gandía Shore’ no tendrán otra versión de él, así que no podrán entender mi indignación.

Arantxa fue otra de las que pasó por ‘MYHYV’. Sus padres deben estar bien contentos de la hija que han criado. Su idea de pasar unas vacaciones consisten en emborracharse sin control cada vez que tiene una botella cerca y lo peor es que no sabe parar. ¿Es lo normal llegar a una casa en la que no conoces a nadie y emborracharte de primeras y rozarte con todo bicho viviente? Creo que Gran Hermano nos ha enseñado que no, y han pasado muchos concursantes viviendo experiencias similares que han tenido al menos una pizca de dignidad y auto control. Pero no todo es malo en ella, me encanta cómo vive el momento, cómo dice lo que piensa siempre y su naturalidad, aunque a veces sea un poco inaguantable.

Lo de entrar con novio a zorrear dentro de un reality ya nos lo sabemos y Arantxa fue muy firme en esto avisando a las cámaras en su rato de entrevista que las tías estas que entran con novio ya saben cómo van a acabar, sin él. Más razón que un santo (palabra que no sé si debería tener cabida en este zorreo de entrada). Es hasta gracioso cómo Core se pone en contacto con su novio a las pocas horas y percibe en él un tono distante. ¿Qué va a decir el chaval si no te está viendo y lo más seguro es que discutiéseis o ni siquiera esteis juntos y todo sea una pantomima? Que ya nos sabemos todas.

gandia shore arantxa

Desde luego no se puede negar que el casting de ‘Gandía Shore’ es magnífico. No por su capacidad como sicólogos para encontrar a gente realmente con un caracter capaz de traspasar la pantalla con su realidad, sino por su capacidad para encontrar a gente que sabe hacerse un personaje televisivo a medida (o es así o directamente son tontos, que no lo creo). El caso es dar juego a un programa a costa de personajillos, que eso de buscar a gente interesante es muy complicado y se piere mucho tiempo, ¿verdad? Quizá los más “reales” son los que pasan (de momento) más desapercibidos y ocupan menos minutos porque no interesa la realidad, Clavelito (del que lo único que se sabe es que entre las piernas gasta un buen tamaño por lo que se puede percibir en su despierte matutino bajo el bañador) y Gata, otra que hace miau y tiene novio, aunque las gatas sean otras.

Ylenia es como una Chari de Gran Hermano elevada a la enésima potencia. Soez, choni, agresiva verbalmente. Quizá en la visión de los programas que me quedan pueda reirme con ella en lugar de cogerle asco. Pero… cómo decirlo… como que no ha habido ese feeling que sin embargo sí tuve con mi querida Lara Hardcore de las Joyas de la Corona y el Reencuentro.

A Esteban lo voy a dejar ahí aparcado. Muy pronto, en unos días, comenzará su segundo reality en Telecinco y creo que lo merece. A pesar de ser más guapo que los otros chicos y tener mejor cuerpo, no va alardeando de ello, sabe comportarse, su lenguaje es respetuoso y aporta una sensación de tranquilidad y alegría que lo hacen diferente, el ejemplo de cómo ser uno mismo (aunque teniendo una cámara delante es casi imposible no pretender querer ser algo más) y además tener tirón.

¿Cuál es el personaje que me resulta más patético? El chavalito llamado Abraham. Su persona es una sarta de incoherencias insoportable. Le gusta el lujo, cuidarse mucho, ponerse sus cremas y es muy vergonzoso. Entra en la casa y efectivamente esa es la sensación que da. Dice que le cuesta muchísimo entrar a una chica y que él no es de esos como Labrador (como su personaje vamos). Sin embargo de repente lo vemos en el casting perdiendo la vergüenza, haciendo delante de ellos un baile sensual en el que enseña el culo. Después en la casa se queda en pelotas, enseña a las chicas su culo y lo que asoma entre medias poniéndose un delantal para hacer la gracia y para dormir le da igual todo y se acuesta totalmente desnudo, paseándose en calzoncillos por toda la casa al levantarse. Perdona… ¿qué vergüenza decías que tenías?

No sé si es esto más indignante (a lo mejor era la bebida) o el hecho de que parece que hace cosas que después critica a las espaldas intentado dejar mal a los demás. Si una chica te está dando besos en la cara y tocándotela porque tú lo has propiciado, sacando siempre comentarios fuera de lugar para llevarlos al terreno del sexo y ponerlas cachondas perdidas, ¿qué haces después tras las cámaras diciendo que no soportas que te toquen la cara? Haberlo dicho en su momento machote, o ¿es que tienes miedo de quedar como una nenaza delante de los otros por no dejar que te acaricie una chica? Si total, si alguien te considerase gay a lo mejor hasta ahí dentro tendrías algún pretendiente, porque tanto mirarse y mirar a otros tios los abdominales, no es muy normal.

gandia shore abraham

La sensación que me deja ‘Gandía Shore’ es de asco. Pensar que unos chavales ven un retiro de vacaciones como una oportunidad para beber y follar todo el tiempo, como si hubieran estado encerrados y enclaustrados todo el tiempo hasta ahora, me da pena y vergüenza ajena. El sexo es importante, las relaciones son importantes, en todos los realities han surgido, pero no de esta forma tan salvaje. Estos chavales van a por bolos, han tomado la parte que han querido de los realities que han visto de pequeños y han visto que siendo mal hablado, que creándose un personaje repugnante, que haciendo que la audiencia te odie, tienes más oportunidades para tener un trabajo en el que no se exija mucho esfuerzo y vaguear durante unos cuantos años.

No, no voy a dejar de ver el programa por mucho asco que me dé, no soy de esos que apartan la vista y dan de lado a un programa así, porque si así fuese, ‘MYHYV’ hubiera estado desintonizado de mi vida hace varios años ya. El programa es divertido y quiero sacar ese tanto por ciento pequreño de realidad que hay en cada personaje, aunque me cabreen algunos por pretender ser quienes no son por unas monedas. De todas formas, que nadie se lleve las manos a la cabeza, es la sociedad que tenemos y que se ha creado con esta puta crisis, por mucho que algunos detractores se empeñen en acusar al reality padre de todos los realities de todos los males de esta sociedad.

Evolución

evolucion

Dos horas al día andando y aún así quedan energías para un último esfuerzo al llegar del trabajo. Con el calor pegando fuerte a más de cuarenta grados, el sudor en la frente comienza a resbalar y ni las cejas pueden ya contener el goteo incesante, llegando hasta los ojos y lo que escuece cuando esto pasa.

Las cejas que protegen del sudor para que esto no ocurra, las pestañas que protegen a los ojos, actuando como una pequeña tela de araña que detecta posibles objetos extraños obligando al párpado a cerrarse, el pelo que trata de proteger del frío…

Me pregunto si en algún momento el ser humano se ha dado cuenta de su evolución a lo largo de los siglos, si fueron conscientes de que les estaban saliendo cejas, de que sus manos se hacían retráctiles para atrapar objetos y manejar herramientas más complejas, de que su cuerpo se despejaba de pelo a medida que utilizaban ropajes para cubrirse.

Cada cambio en el ser humano en su evolución es tan pequeño y tan lento que, al producirse durante centenares de generaciones, cuando al final alcanza su volución máxima termina siendo algo natural. Me pregunto si con el uso de pantallas táctiles, de ordenadores y con el mundo rodando a un ritmo tan endiabladamente rápido, no se sté produciendo en cada uno de nosotros un cambio sin que lo estemos notando, hasta que dentro de unos cuantos siglos llegue alguien que se pregunte si fuimos conscientes, tal y como yo estoy haciendo en este momento.

Calles desiertas bajo el sol del verano

verano calles desiertas

La ciudad desierta, con sus calles vacías, el asfalto suplicante y una sombra acuciada por el tiempo. Y desde la sombra se escucha el sonido de algún motor, de las ruedas castigando la superficie, el sonido de una voz que sale de alguna terraza regañando a un niño que llora, risas en la otra calle y pisadas de chanclas sobre el suelo.

De vez en cuando una brisa se digna a darme un poco de aire, mientras un coche pasa por delante con las ventanas abiertas, risas y voces que intentan entonar la canción que llevan puesta a todo trapo.

verano calles desiertas 2

Ruido de llaves abriendo una puerta, alguien que está fregando los platos de después de la comida y su tintineo al soltarlos llega hasta mis lejanos oídos. Mis ojos empiezan a cerrarse con esta armonía de sonidos, dibujándome una sonrisa mientras los párpados pesan como piedras y en un leve intento por mantenerlos abiertos, el cansancio puede más. Me sumerjo en uno de los mayores placeres de la vida.

Mi primer billete nuevo de 5 euros

5 euros cara a

Tenía muchas ganas de que llegase el euro, el hecho de manejar una nueva moneda no es algo que ocurra a menudo a no ser que viajes de un país a otro. Fui uno de los que se fue al banco el primer día que salió la moneda, para recoger esa famosa bolsita de euros donde venían todas las monedas actuales. Durante bastante tiempo estuve pensando, supongo que como el resto de españoles y gente de Europa, y comparando con la moneda antigua, en nuestro caso la peseta. Si iba a comprar una barra de pan, cuando me cobraban, inmediatamente mi mente lo convertía a pesetas.

Afortunadamente con el tiempo dejé de pensar en las pesetas aunque de vez en cuando, sobre todo para comparar cómo nos la metieron doblada, hago cuentas y me pregunto cómo es posible que antes se llenase un carro de la compra con 5,000 pesetas y ahora con 30€ no compras ni dos chuminadas, o comprar un libro por un precio que ahora nos parece medio normal por 25€ y que te dé por pensar que se corresponde con casi 4,000 de las antiguas pesetas, una burrada.

5 euros cara b

Los billets de 5€ hace poco tiempo que cambiaron, los había visto en imágenes pero en el intercambio de moneda no había caído aún ninguno en mis manos. Este, el primero, llegaba de forma curiosa por una confusión de Círculo de Lectores por la que me llegaban dos libros repetidos, uno gratis y el otro cobrándomelo. Al darme cuenta, el hijo del agente volvió a llevarse el libro y devolverme el dinero. Y fue en ese intercambio cuando me quedé extrañado al darme los 5€ pero enseguida caí en la cuenta de que este billete ya era distinto.

Cada moneda y cada billete tiene su pequeña historia, algunas son bastante interesantes. Por ejemplo, ¿qué probabilidades hay de viajar a otro país europeo, dar un billete en el que has escrito algo y que algún día ese billete vuelva a caer en tus manos? El destino sería poco 😛

Mala praxis

mala praxis 2

Según reza la enciclopedia del presente y del futuro, la mala praxis es el término que se utiliza para referirse a la responsabilidad profesional por los actos realizados con negligencia. Aunque suele utilizarse más concretamente para referirse a negligencias médicas, lo que ayer me ocurrió no me hizo pensar sino en estas dos palabras y ahora me pregunto si a los comerciales también se les puede aplicar la mala praxis.

El último comercial que entró en casa, porque no volverá otro a pisar por aquí, o eso espero, actuó como se esperaba de él, sobre todo para los que le dan esas pautas de malnacidos. Llegó en un tono amable (aunque por suerte en mi familia tenemos un radar que nos advierte de que alguna gente guarda algo sucio bajo la manga) y llegó a perder los modales cuando no quisimos el producto, gritó, intentó dividir la opinión de mis padres para ponerles en un aprieto. Una persona a la que apenas conoces, la metes en tu casa y en una hora te está gritando porque no le quieres comprar nada. ¿Pero esto qué es?

Estuve a punto de darle un buen par de hostias y llamar a la policía porque esto no se puede tolerar. El sistema de ventas comerciales de hoy es agresivo y lo único que consigue es engañar a la gente con poca personalidad y que se valora poco. ¿No sería más fácil aplicar unas formas más suaves y basadas en la fuerza del producto que vendes más que en la moral del cliente final?

Ayer llegué a casa después del trabajo y mi madre me avisó que habían llamado de nuestra compañía ISP (proveedor de servicios de internet) para ofrecernos una oferta móvil. A su vez me informó de que el comercial le había dicho que ya me había llamado a mí y que yo estaba interesado. Mi madre se dio cuenta de que mi móvil estaba en casa, no me lo había llevado al trabajo, así que se lo dijo al comercial, que eso era imposible porque mi móvil estaba encima de la mesa. Primer engaño y último.

mala praxis 3

El comercial iba a llamar en unos minutos. ¿Es ya posible escuchar agradablemente una oferta cuando sabes que han intentado timar a tu madre? La respuesta es NO. Aún así tenía ganas a esa llamada. La oferta móvil no me interesaba en absoluto, pero quería saber hasta dónde podía llegar para conseguir un descuento en la factura total.

Todo transcurrió con normalidad, lo típico, no te dejan apenas hablar, te lo cuentan todo de retahila según lo tienen escrito (por suerte o desgracia ya me sé todos los trucos de una compañía así) y después empieza ese juego de preguntas y respuestas tan interesante.

No acepté la oferta, mi intención era conseguir una rebaja en la factura. Me ofreció lo que yo ya sabía por adelantado, 10€ de descuento, pero le rebatí diciendo que no podía aceptar eso porque lo que me quitaba por una parte me lo ponía por la otra después de un año. “¿Pero es gratis don José, no quiere algo gratis?”, insistía en el año gratis, él tenía que vender, yo tenía que conseguir mi rebaja del 50% y tampoco iba a parar y uno de los dos iba a perder los nervios, sólo adelantaré que no sería yo.

Si hasta un hipnotista profesional hace unos años no podía entender mi mente y su funcionamiento y se extrañó (mira, una buena historia que contar), iba a poder manipularme este. Si de algo puedo sentirme orgulloso de mi carácter es de mi personalidad y de mi postura ante las injusticias y la defensa de mis ideas. Y no se me caen los anillos si he de alabar las cualidades y la forma de pensar de otra persona, de hecho lo hago a menudo y aprendo.

Llevé las riendas de la llamada a posta  intenté sacarle la oferta que le ofrecieron a una compañera, una oferta real, del 50% de rebaja en factura y un servicio adicional gratis durante 1 año. Él insistía en que trabajaba allí y que no había otra oferta y que nadie iba a hacerme una oferta como yo le decía, mientra que yo le insistía en que estaba seguro de que si colgaba ahora la llamada y llamaba al servicio atención al cliente tendrían una oferta mejor para mí.

Así estuvimos entre careo y careo con la misma serenata y entonces llegó ese magnífico momento en que sacó su carta de la manga, esa carta de la mala praxis permitida a un comercial, denunciable para mí, en que abandonó su profesionalidad y gastó el último cartucho intentando insultarme sin llegar a hacerlo, muy sibilinamente, poniendo a mi madre en contra de mí. Le seguí insistiendo en mi oferta, en la única que podía interesarme. Sabía que no me la iba a ofrecer, pero él también supo, ante mi postura con su pérdida de profesinalidad, que tenía ya la batalla perdida.

Perdió las formas y, después de estar durante toda la llamada dirigiéndose a mí por mi nombre terminó diciendo en un tono ridículo “de acuerdo entonces don Rodolfo”. ¿Perdonaaa? Me entró la risa, porque mira que hay comerciales de todo tipo, algunos muy amables y que no llegan a dañar a nadie porque tienen escrúpulos al menos, pero este ya había traspasado la línea entre una relación comercial y una llamada amenazante y denunciable a todas luces. Mi respuesta fue clara y concisa “pudes llamarme como quieras si te apetece, pero hasta aquí hemos llegado, buenas noches”.

mala praxis 1

Acto seguido llamé a atención al cliente y les obligué a ponerle una reclamación, por intento de engaño y por traspasar los límites de una relación comercial-cliente perdiendo las formas al final de la llamada. Trabajando donde trabajo, sé que no va a llegar a ninguna parte, ya me las sé todas, pero lo consideré oportuno porque era lo que merecía.

Quiero que este artículo sirva a aquellos que son comerciales, les animo a no seguir esas estúpidas reglas preconcebidas del comercial agresivo, que vende un producto a costa de la intimidación y el engaño, dejando a vndedor y comprador con la extraña sensación de haber perdido un poco de humanidad cada vez, que aprendan a ser más humanos, que vendan con convicción pero que escuchen las necesidades de su cliente, que empaticen con él en lugar de utilizar su entorno, que no jueguen con los sentimientos de la gente, que no se metan en sus vidas, ni con lo que gastan, ni con lo que tienen y menos conla gente que les rodea, siendo capaces de dejar un aire de putrefacción y mierda a su paso.

Quiero que este artículo les sirva a muchos para abrir los ojos de una vez, para hacerles comprender que como consumidores tenemos el poder en nuestra mano, que hay que sentirse a gusto con lo que compras y comprarlo porque te apetece. Que aprendan a no dejarse utilizar ni intimidar, que aprendan a decir NO cuando se traspasan los límites de la cordialidad.

Por qué no ha funcionado Gran Hermano catorce como se esperaba

gh catorce final 1

Ayer los votantes (que ni siquiera la audiencia) de Gran Hermano catorce alzaban a Susana como ganadora de esta edición. Una edición que desde ya, y a falta de un debate, se ha convertido en la menos vista de la historia del reality. Tuve claro quién iba a ganar, aunque siempre queda el gusanillo ese de si es verdad lo que piensas, cuando Desi quedó relegada a la tercera posición, una Desi que probablemente tenga mucho más futuro que todos los concursantes juntos y que merecía el premio, por haber sacado del encasillamiento a una edición anodina.

Cuando tenía claro que ganaba Susana pensé que no estaba ni tan mal, pues el programa este año tenía la ganadora que merecía, un MUEBLE. Una chica que ha hecho esfuerzos hasta para enamorarse sin sentir nada, que no ha tenido relevancia, que incluso ha pasado desapercibida muchas semanas. Y yo me quejaba de la ganadora de GH 2, Sabrina. Esa por lo menos se enamoró de verdad, lloró detrás de un sofá y salvó a una gallina haciéndole el boca a boca (la trilogía que le hizo ganar, que ya es para morirse).

Comenzaré diciendo cómo me he sentido como espectador, como el que no se ha perdido ni una sola gala de las cientos y cientos desde que todo comenzó en abril del 2000, seguidor de las ediciones especiales, reencuentros, revueltas y VIP’s. Y esto me cuesta mucho decirlo, pero pienso que hay que hacer un balance y decir la verdad, porque este concurso está hecho para divertirse, no para aburrirse y soportarlo sea cual sea el precio. Excepto en las galas de la expulsión de Miriam y de Juan Carlos, apenas ha habido una en la que no me durmiese durante las entrevistas y he tenido esa fastidiosa sensación de mirar el reloj, ver que eran las 23:00 de la noche, que apenas había pasado una hora y que no pasaba nada interesante, que ya sabía quién se iba a ir y que me quedaban casi tres horas aburridas para irme a dormir. Y de ese tiempo tan sólo una vez me quedé a ver la casa en directo.

Yo, fiel seguidor desde el principio, que adoro a Mercedes Milá, me he sentido mal sintiendo esto, ver cómo de repente mi programa favorito de la televisión me estaba comenzando a aburrir soberanamente. Y he tenido tiempo para pensar en lo que a mí personalmente, y estoy seguro de que a muchos también coincidirán, esta edición me ha fallado. He dejado de sentir ese cosquilleo al escuchar la sintonía.

gh catorce final 4

Para comprender por qué me ha ido decepcionando poco a poco hay que empezar por el principio. Uno tiende a auto engañarse, sobre todo cuando es fiel seguidor de un programa. Le pasa una, le pasa dos, le pasa diez, pero llega un momento en que por mucho que te quieras engañar, sabes que algo pasa. Se tiraron semanas y más semanas diciendo “asómate y siente el vértigo”, “asómate y siente el vértigo”. Puse las espectativas muy altas, que si una casa de dos pisos, que si iban a vivir por encima del suelo… ideas que, aunque no hubieran sido reales, sí podrían haberse implantado mejor, al menos de una forma tan divertida como el pasado año con esa habitación inclinada.

Todo para nada, para ver a dos personas tirarse desde una altura considerable, a los que ni siquiera vimos la cara ni nos los presentaron desde ahí arriba para sentir un poco el vértigo, ya bastante los conocimos mientras caían en dos segundos sin  la menor ilusión. Otros que entraban en una bola gigante de plástico (ohh qué vértigo) y otros que, para repetir jugada del año anterior, metían en una habitación sobre el suelo que de repente se abría. Todo esto repetido una y otra vez sin pizca de gracia.

Reconozco que al principio los concursantes me interesaron mucho y llegué a pensar que era el mejor casting hecho jamás. No podía estar más equivocado.

Muchos dicen que hicieron mal en estrenarlo contra Tu Cara me Suena y posteriormente contra algo nuevo en televisión como Splash!, ya que era directamente suicidar al programa. No voy a negar que hacer este movimiento supuso que muchos no se enganchasen desde el principio y decidiesen no ver esta nueva edición, pero creedme que esto a un seguidor fiel de GH no le ocurre. Y no voy a ponerme a decir esa gilipollez de que no voy a verlo más. No, lo voy a ver hasta el día del juicio porque sé que pueden hacerlo mejor y lo van a hacer.

Como siempre ha dicho Mercedes Milá, Gran Hermano es grande y si sus concursantes son grandes y hay grandes historias, GH ganará al fútbol, a Cuéntame y a lo que le echen encima. Pero este año ni había grandes historias ni grandes concursantes (algunos sí pero llegaron tarde).

Un arranque un poco flojo y unas siguientes galas penosas hicieron replantearse el concurso. Con concursantes que no tenían nada que aportar, no había vídeos interesantes y las galas ya se centraban en el plató, en el directo y alguna nueva forma de nominar o alguna ocurrencia y poco más.

En mi más sincera opinión, a muchos les sorprendrá, que el principal fallo de esta edición y por lo que creo que ha sido la menos vista, ha sido el no emitir tantos vídeos como otras veces. Los vídeos son vida para el espectador. Gracias a ellos conocemos a los concursantes. ¿Por qué muestras un minuto de los vídeos de la prueba semanal y encima a la vuelta de publicidad cuando casi nadie lo ve, cuando ha habido pruebas divertidísimas? ¿Por qué después pones el mismo vídeo una y otra vez durante media hora dando a conocer el inicio de una historia de amor que realmente interesa poco?

Anoche con la final me reafirmé en esto cuando ví el vídeo de RAKY a su paso por la casa. Mientras lo veía no paraba de mirar a mi madre y preguntarme: “¿qué están haciendo? ¿por qué muchas de esas cosas graciosas de Raky no las he visto nunca en las galas? ¿qué edición he estado viendo que no reconozco a la Raky que me están mostrando ahora?”. Miraba a la vez la cara de Raky y lo sentía por ella, porque quizá esa de los vídeos era ella realmente, la que era un poco “machorra y malhablada”, o quizá era la otra chica con carácter de los directos. Y sentí pena, sentí pena porque con ese vídeo me daba cuenta de que no nos habían mostrado lo suficiente, de que muchas situaciones graciosas las intercambiaron por momentos de amor en los que aprovechaba para ir a hacer pis. Sentí pena porque esta edición basada en jueguecitos, entradas y salidas y mentiras y exceso de información del exterior por subir un poco de audiencia se había ido a la mierda. Y por el camino me había perdido lo mejor de los concursantes, porque apenas había visto nada de ellos.

gh catorce final 3

Disfrazado de un “lo hacemos proque nos da la gana”, la información del exterior, esa regla inamovible de no trasladarla a los que están en la casa para preservar su “virginidad”, quedaba rota. Bien saben en Gran Hermano y los que lo seguimos, el dolor que ha provocado y puede provocar que se cuele información de fuera. Una casa en la que están encerrados las 24 horas y en la que todo se convierte en una comidilla gigantesca, donde una sola palabra de despedida podía truncarte tu experiencia allí dentro (¿verdad Carola?). Este año sólo ha faltado meter internet allí dentro. Ex novias, repescas que filtraban todo tipo de información de fuera, llamadas telefónicas de familiares aconsejándoles qué hacer, profesoras de Zumba… y tampoco hacían lo suficiente para dejar que la gente de fuera filtrase información a través de los megáfonos, interesaba también esto.

Con lo que molaba la entrevista a un invitado, saber que llegaba intacto al plató, que tú sabías lo que iba a ver pero él no. Esa era la fortaleza de las entrevistas. Si ya no existía ese efecto de “concursante virgen”, ¿qué sentido tenía la entrevista? Por no hablar de concursantes que cuando entraban por la puerta del GH se te pasaba por la mente decir “bueno, ya ha llegado al plató, se puede ir a su casa”, porque algunos se pasaron su estancia en la casa como si fuese cualquier cosa, sin disfrutarla, jugando al billar o durmiendo. Para eso, quédense en su casa.

Y después de ese “lo hacemos porque nos da la gana”, llegó la aplicación famosa donde el público decidía. ¿Entonces en qué quedábamos? ¿Hacemos lo que nos da la gana o dejamos que hagan lo que les dé la gana? Tan incoherente como poner un lema a una edición y olvidarse de seguir una línea con ese lema: “siente el vértigo”, un vértigo que no existió y del que nadie se acordaba hasta la final. Una final que no pudo ser más extraña, con figuras del arte y letras y sustituyendo al fuego y la magia por la infografía y la edición digital, para mi gusto, la peor final de todas. Con lo sencilla y emocionante que fue la final de GH VIP 2 cuando Ivonne salió de su cuarto, se encontró sola en la casa y Jesús Vázquez le preguntó si sabía lo que eso significaba, coste cero y emoción infinita.

Este año se han tratado de encauzar y meter con calzador muchas situaciones, cuando la principal cualidad de todos los GH ha sido dejar que todo surja sin miedo. Esta vez se ha notado y mucho, que no todo fluía de forma natural, que estaba forzado por el miedo a que no surgiesen situaciones interesantes dentro de la casa. ¿Cómo van a surgir si no muestras imágenes de cosas sencillas como una conversación y recortas el tiempo de los vídeos para meter las trrilladas historias de amor de siempre?

Excepto la interesante historia de Dany y Susana y la pareja de él, la mejor entrevista de la historia, la de Juan Carlos en su primera expulsión de la casa, Miriam, Igor y sus respectivos y la alegría y el color que ha aportado Desi a esta edición que sin ella no hubiera sido la misma, no me llevo casi nada más en la maleta de los recuerdos.

gh catorce final 2

No voy a entrar en expulsiones disciplinarias ni otras decisiones, los duelos finales fueron maravillosos y épicos y este Gran Hermano ha tenido cosas muy buenas. Nunca podrá agradecerse lo suficiente la idea de la prueba de los modelos “posé” con los japoneses y en directo, con esas nominaciones que recordaré toda la vida, nominacines donde cada plano era una obra de arte, nominaciones sangrientas.

Daba la sensación de ir rehaciéndose semana a semana, lo cual siendo el programa que es, donde cualquier cosa puede suceder, no es tan malo, pero sí se ha echado en falta una línea que seguir, la seguridad de que las cosas no se hacen porque sí, que ya estaba planeado, eso que gusta de las grandes series (un saludo a los seguidores de Perdidos). Como si las cosas se hiciesen para perseguir la audiencia y crear conflictos que no existían para frenar la caída, creando una atmósfera irreal, no dejando que surgiese todo con naturalidad.

Excesivas conexiones en directo y pocos vídeos mostrando las vidas de los que jugaban y a los que queríamos conocer. No podría entender a Sindi si no la hubiera escuchado tanto tiempo hablar con Pepe o Marta. Me hubiera encantado tener más tiempo para escuchar a Desi hablar sobre su vida, eso de lo que Mercedes hablaba pero que yo nunca vi en una sola gala. ¿Cómo voy a querer ver a alguien si no me dejas conocerlo?

Anoche, cuando se apagaban las luces de la casa y Mercedes susurraba unas palabras preciosas, volví a sentir la grandeza y volví a llorar, recordando que dentro de esas paredes habían pasado tantas cosas, pero anoche fue diferente, porque además de eso lloraba porque deseaba sentir más de lo que lo hacía.

Pothound

pothound-hunde-und-rechtschaffenheit

Un día cualquiera, se pasea por las calles de su tierra, sorteando peligros, entre risas y gritos, de aquellos con los que se cruza. Una vida a la deriva, que va y viene y se dedica a sentir el momento presente, sin el pasado que queda atrás, sin el futuro que lo llevará a cualquier parte, otro día cualquiera.

we are capable

creacion 1

Hemos nacido para aprender, para dejarnos ilusionar, para ver y querer, para una vez aprendido, intentar llegar más allá, aun sabiendo que estaremos dedicando toda una vida entera a una pequeña e insignificante parte de toda la existencia. Un intento que nace de una obsesión, de la necesidad o de la más pura casualidad inevitable.

Sólo alcanzado el grado de perfección extrema en nuestro empeño, nuestro cuerpo descansa en una paz imposible de describir, lo más cerca que el ser humano puede mirar a los ojos de la naturaleza en igualdad y decirle “estoy aquí”.

creacion 2

Los 80

cumpleaños

La maravillosa etapa de los años que cambiaron por completo nuestras vidas me pilló cuando apenas podía mantenerme en pie. Es por eso que la recuerdo como si de un álbum de fotografías se tratase. En mi cabeza se agolpan olores, sabores, sentimientos, todos viajando por el tiempo, momentos intensos que nunca jamás podré olvidar.

Mientras el mundo adulto se rehacía y de la necesidad surgieron nuevas ideas que nos cambiarían para siempre y que aún hoy persisten y se mejoran, yo me limitaba a vivir, ajeno a todo, pero dentro de ese mundo en constante movimiento. Crecí con las canicas y las chapas y un pedazo de tierra para jugar, con el Cola Cao en polvo, las galletas Tosta Rica, Mecano, las canciones del verano, el cubo de Rubik, los juegos de dados y aventuras desmontables, los juegos de MB, el boom de las maquinitas de game watch y sus imitaciones, el tetris, la game boy, mi primer PC MSX y el de mi prima, un Spectrum, el come cocos, los marcianitos, el walkman, el loro que te llevabas a todas parte y ponías a todo volúmen para que los demás escuchasen la música que te gustaba y fardar, los Pitufos, Ferdy, los Fraggle, Barrio Sésamo, Los Aurones y el simpático poti poti, Falcon Crest y la Ángela Chaning, las telenovelas, Candy Candy y la llegada de los animes con las televisiones privadas, Los Mundos de Yupi, Cajón Desastre, La Rosa Amarilla y esas mañanas de sábado madrugando mientras los demás dormían… y tantas y tantas cosas nuevas. Los bicivoladores, los Goonies, Roger Rabbit, las pelis de cine de sábado tarde donde podías llevarte tus chuches, esas que comprabas en la tienda de al lado. E.T. y lo que todavía hoy me hace sentir porque su mensaje es inmortal.

Mis primeros cumpleaños y lo que deseaba que llegasen acompañados con gusanitos que mi madre compraba. Me cogía la bolsa y no paraba de comerlos, y si eso de vez en cuando le daba uno a alguno de los invitados a la fiesta. El resto de cumpleaños rodeado de primos y amigos. El día que el 23-F me pilló en la calle jugando con mi camión, la caída del muro de Berlín que era tan comentado en la escuela al día siguiente como lo fue en los 00’s la expulsión de Maria José Galera.

Mis primeras vacaciones en la playa, nuestros fines de semana en un lugar al que ya no sabría ni cómo llegar, entre juncos, una auténtica aventura cada sábado, decorando una casa derruída con pegatinas de la Teleindiscreta y dándole algo de aire tecnológico gracias a los experimentos que hacíamos en la escuela. La primera vez que pisé el Club Social Los Alcores aquel mágico viernes a pocos días de acabar las clases y todo lo que viviría allí dentro, la primera vez que me enamoré.

Los 80 fueron una época maravillosa, increíble, indescriptible, inabarcable. Todo lo que sucedió entre sus barreras temporales es lo que hoy soy. Cada recuerdo, cada fotografía, no hacen sino sacarme una sonrisa y una ilusión, porque detrás de cada una se esconde un momento irrepetible.

Esta música ya me suena – Especial edición Eurovision 2013

Antes de la emisión de la gran final del Festival de Eurovisión, me encontraba redactando una entrada que quería poner antes del post resumen, ya que por casualidad me encontré con algo bastante curioso al buscar en un portal de música las canciones por separado de algunos de los artistas y canciones que más me gustaban. Lo que iba a ser una entrada de un curioso caso, pasa a convertirse en todo un surtido en el que elegir, así que este año no haré la green room (ni el tonto), pero sí os mostraré esos casos de supuestos plagios y compras de votos tan interesantes.

Hay canciones genuinas que a uno le dejan impresionado y son como un flechazo, pero otras muchas veces ya nos parece haberla escuchado antes, nos invade una especie de dejavú que a veces podemos identificar y muchas otras no. Pero en un caso como el de un festival de la canción que ven más de 200,000,000 de personas, es difícil que de entre todos no salga esa canción que “se parece a”. Antes de comenzar, me gustaría compartir  un artículo bastante interesante sobre los supuestos plagios, que es una palabra que enseguida nos viene a la cabeza cuando escuchamos algoq ue nos suena, cuando la verdad es que no se les puede acusar de tal cosa porque si no, en la literatura, cualquier historia de amor podría considerarse como tal (como ya ocurrió con Susanna Tamaro). Aquí lo tenéis.

Comenzaré por mi descubrimiento, claro que sí, que para eso me lo curré, los otros no han parado de salir hasta en los telediarios.Como en el portal de música que suelo escuchar, el disco de Eurovisión 2013 no viene con todas las canciones por eso de cuestiones absurdas de derechos (sí, en la música también existe el puto geobloqueo, en este mundo de internet que prometía ser tan libre y poco a poco nos van jodiendo), pues tuve que ir buscando algunas que no aparecían, de hecho la mayoría en mi lista de favoritas (me pensaré hacer un post especial con todas ellas).

Lo bueno de buscarlos de esta manera es que así ya de paso ves si han sacado disco, ya que muchos de ellos aprovechan la repercusión del festival para promocionarse, total la canción con que sea de octubre en adelante del año anterior es suficiente y la pueden poner y publicitar como quieran.

Al hacer esta búsqueda pude ver las portadas de sus discos o singles que lanzaron en su país de orígen y me llevé una sorpresa al comprobar estas dos portadas. Por un lado Ryan Dolan y su disco “Frequency” en el que está incluída la canción Only Love Survives y Roberto Bellarosa con su album “Ma Voie” que también incluye su tema eurovisivo Love Kills.

ryan y robertoFijaos en las R de ambos discos. Curioso el grafismo al estirarlas. Será que está de moda

La prensa lituana no tardó en sacar a la luz un controvertido tema que no es la primera vez que se produce ni es la primera vez que se hace contra un mismo país. El diario 15min.lt acusa a Azerbaijan de compra de votos en la que estarían implicadas varias personas cuya misión era regalar a jóvenes universitarios tarjetas SIM cargadas con saldo y ofreciéndoles 20 euros a cambio de que con esos móviles llamasen para votar por el representante de Azerbaijan.

Fueron los propios jóvenes los que denunciaron este hecho, con lo que enseguida dos periodistas se pusieron en contacto con los dos hombres de habla rusa que aparecen en el vídeo de prueba y con cámara oculta grabaron la conversa conversación como si de un diario de… se tratase.

No entiendo ni papa del idioma, así que habrá que creérselo. Esto me recuerda tanto a los pueblos que ponían el teléfono del ayuntamiento a disposición de la gente para llamar y votar por su concursante preferido en las primeras ediciones de Gran Hermano. Fran lo puso de moda, habrá que llevarse a juicio entonces.

Los periodistas le preguntaron a los rusos (parece esto una clase de historia) que cuánto les había costado ganar el concurso en 2011, fecha en la que ya se denunció este tipo de actividades, a lo que respondieron que “muchos millones”. Pues nada hijos, que este año habéis perdido “muchos millones” porque al final no ganó. Esta actividad también se hace en otros países pequeños que participan en el festival. Yo de hecho para Eurovisión 2014 le voy a decir a mis familiares que les doy 1 euro si votan por mi favorito. A lo mejor así, entre los millones de personas que votan, si al final gana quien quiero diré que fui yo el que le hizo ganar. En fin, ¿qué sentido tiene esto si el gobierno de ese país no está detrás? Porque que alguien me explique qué beneficio sacan estos rusos.

Es más, todo se desmonta por completo si pensamos en qué necesidad tienen estos dos rusos en ir repartiendo tarjetas para que la gente llame, si ellos ya poseen esas tarjetas y pueden llamar sin necesidad de buscar a nadie que vote por tí, ya que la llamada o el mensaje no identifica la voz del votante. Eso no hubiera entonces modificado el intento de voto. Así que un buuu para este diario que sólo intenta dejar mal la imagen de un país.

El tema espinoso de cada año, en el que de entre esos 200 millones de espectadores algunos tienen un hobby bastante divertido, que a mí me encanta, el de buscarle parecido a las canciones y después hacerse notar poniéndolo en todas las redes sociales e iniciando la mecha hasta que estalle la bomba (que las redes sociales tienen tanto poder como para echar a una concursante de la casa de GH oye). La verdad es que esto empaña un poco el voto, pero más lo empaña el que alguien diga en directo sin miramientos que los 12 puntos se los da a su país vecino, ahí, con dos pares.

Es algo que pasa todos los años y este la verdad es que han afinado muchísimo con la búsqueda. Por supuesto todas las miradas se centran en la canción ganadora, este año Dinamarca con Emmelie de Forest y su “Only Teardrops”. Escuchémosta, mis supertacañones…

Emmelie de Forest “Only Teardrops”

Pues la canción esa a alguien le sonó a esta otra, “I Surrender” del desaparecido grupo holandés K-Otic. Una cadena holandesa decidió ponerse en contacto con uno de sus cantantes, Bart Voncken. Según sus palabras, al escucharla por primera vez no le vio ningún parecido, fue en la segunda escucha cuando encontró muchas similitudes, pero aún así no ve motivo para acusarla de plagio, no considera que su parecido sea suficiente. Si lo dice él que es suya… quiénes somos nosotros para decir lo contrario, por favor.

K-Otic “I Surrender”

Los fans españoles también tenemos tiempo para buscar los parecidos razonables, así que a la exitosa canción de El Sueño de Morfeo (o deberíamos llamarlos por como ellos mismos se han dado a conocer en Europa, “I ES DI EM” fonéticamente ESDM en inglés, que ya hay que tenerlos cuadraos para hacer semejante tontería), esa canción que según un colaborador del post programa del Festival de Eurovisión dijo que había estado a punto de ganar (sí, a puntito, ya me iba a ir yo a las oposiciones descalzo y vestido de amarillo con la suerte que trae), “Contigo hasta el final”, escuchémosla… otra vez, sí, otra vez. (Y eso que os pongo el vídeo oficial que ahí suena bonito, más que na pa no tener que ver el desastre otra vez)

El Sueño de Morfeo “Contigo hasta el final”

Se parece a esta otra de la mismísima Kelly Clarkson (anda que se han ido a buscar poca cosa), su canción “The Sun Will Rise”. Mirad, mirad, la verdad es que en ciertas partes se parece bastante, sobre todo en el principio y en su primer cambio de ritmo.

Kelly Clarkson “The sun will rise”

Erres que se alargan y se copian de disco a disco y canciones que se parecen tanto que las tachan de plagio. ¿No será más bien que lo de hacer letras chulas y alargadas les gusta a muchos dibujantes y que incluso lo hacemos en nuestras propias firmas? ¿No será que entre tantos miles de millones de canciones al final algo de lo que hagamos termine pareciéndose o que de tanto escuchar música termine influyéndonos en nuestras propias composiciones?

Moraleja: Kelly Clarkson, abandona tu sueño de presentarte a Eurovisión.

Todo sobre la injusta expulsión de Argi de la casa de Gran Hermano catorce

susargistas

Todos sabemos ya, los que somos seguidores desde el principio de los tiempos de Gra Hermano, cómo funciona esto. Ya pueden pasar años y décadas, que Íñigo seguirá siendo el chaval pesado del polo verde (a pesar de molestarse con Mercedes Milá porque se le recordase por esto tal y como pudimos ver hace poco), Bea “la Legionaria” y la que no para de tirarse un pedo donde le dé la gana, Pepe Herrero “el estratega” del nominator, Niki el de los papeles de la paella… y así podríamos seguir con cada uno de los cientos de concursantes que han pasado por la casa. A cada uno se le recuerda por algún momento concreto de su estancia, sea o no agradable y a Argi le ha tocado la peor de las etiquetas posibles, una etiqueta que está manchada con las huellas de todos y cada uno que desde el pasado martes por la noche no ha dejado de dar bombo a una broma (sí, broma, yo no la pongo entre comillas como hacen otros medios que no conocen ni la mitad de este reality y lo que significa estar allí encerrado) de mal gusto, hasta el punto de elevarla a otra categoría.

En Gran Hermano todo está grabado. Sabemos cómo funciona el mecanismo del 24 horas, si algo importante sucede dentro de la casa, nada mejor que enfocar al ojo o al jacuzzi o donde no haya nada para después emitirlo en las galas o resúmenes. Ya es que ni nos molesta, lo hemos dejado por imposible. Pero lo que no pueden es evitar cosas como la que sucedió en directo, además mientras se hacía emisión por el nuevo canal 9, y que me pilló cenando por suerte. Los concursantes se encontraban preparando la cartelería para hacer una manifestación dentro de la casa y reivindicar las cosas que necesitaban dentro de la casa, algo como un minimundo aparte manifestándose contra el gobierno (aquí el súper). Obviamente el tema de conversación giró en torno a las manifestaciones y Argi, que como ella misma se describe es una bocazas, volvió a meter la pata y en broma dijo que ella la única manifestación a la que había ido era para que volviese “la ETA”.

Sus compañeros de alrededor se rieron como nos podemos reir cada uno de nosotros al escuchar estas bromas de humor negro y macabro. Sale por instinto, auqnue inmediatamente reaccionamos, como lo hicieron sus compañeros y ella misma, reconociendo que había sido de muy mal gusto.

Este pequeñísimo momento que duró un suspiro, si bien después Argi, sabiendo que estaba en la tele, estaba preocupada por si se emitía fuera, en otra época sin redes sociales de por medio, se hubiera quedado como lo que es, una simple broma de las tantas que se han hecho en nuestro país sobre bandas terroristas, asesinatos y muertes entre amigos. Pero no, las redes sociales tienen ese poder a veces maravilloso, a veces terriblemente cruel. Durante más de una hora me quedé observando las reacciones bajo la pantalla, por la que iban desfilando esa suerte de mensajes sms que toman el pulso a las opiniones que se van formando entre la gente. Y mientras los seguidores de Argi la defendían diciendo que era una broma sin importancia aunque de mal gusto, los detractores de la concursante, que también hay muchos, se dedicaron a elevar esta broma a otro grado diferente, haciéndose notar igualmente en todas las redes sociales.

susargistas 2

Lo de las redes sociales como digo, es a veces terriblemente cruel, ver cómo una serie de personas que no se conocen de nada, de repente se unen con una facilidad pasmosa para crear un hashtag y hacerlo trending topic, cómo una persona con un poder de convicción elevado, puede destrozar en segundos la vida de otra persona sin que nadie pueda remediarlo.

Una información que hace unos años hubiera quedado en la nada, se difundió como la pólvora por los medios (a los que ya no les hace falta casi ir a la puerta de la casa de nadie, con seguir su twitter les sobra y les basta para contrastar información) y obviamente con la Asociación de Víctimas contra el Terrorismo hemos topado, que al leer las informaciones trastocadas, porque twitter no deja de ser un teléfono escacharrado como al que jugábamos de pequeños, no tardaron tanto como asociación como su presidenta, en pedir al programa la expulsión inmediata de la concursante y tomar medidas en el asunto. Y digo información trastocada y además no contrastada, porque en su twitter piden esta expulsión porque la concursante, según ellos “pidió la vuelta de ETA”, lo cual es mentira.

El jueves la bola siguió creciendo más y más sin límites, tanto que Argi y los hashtags de apoyo a la concursante se convirtieron en trending topic nacionales. Lo más curiosos es que, mientras los impresentables que habían sembrado la semilla desaparecían sin dejar rastro, el papel de los defensores de que aquello no era para tanto, se tornaba harto complicado ante un fuego que una vez creado ya no podían apagar de ninguna forma. Ni siquiera la invitación de la productora de Gran Hermano a Argi en el confesionario para retractarse de sus palabras y pedir perdón por el desafortunado comentario eran ya suficientes (ver el vídeo en este enlace), ni sus lágrimas, ni los nervios que tantos vimos reflejados en ella al sentir que era ya consciente de que la había liado sin querer. (Dónde estaría su cabeza en esos momentos sabiendo la repercusión de una frase desacertada, los que seguimos el concurso lo sabemos).

Ya lo dije hace un tiempo, cuando el caso La Noria, cuando los anunciantes hicieron boicot a un programa por no estar de acuerdo con una situación puntual. Lo dije. Dije que si conseguían salirse con la suya y acabar con el programa, en aquel momento estaríamos en un punto de inflexión en que la televisión dejaría de ser como la conocemos, dejaría de ser ese medio con libertad de expresión, con programas variados y libertad para crear.

A Argi ayer no la expulsó Gran Hermano ni la productora que está detrás (ya tuvieron la oportunidad de dejarlo claro), una productora que en todo momento ha tratado este tema como se merece, como un comentario desafortunado sin más, como tantos otros se han hecho en la casa sin consecuencias (véase a los gemelos diciendo que “estás más perdida que Marta del Castillo” o “antes prefiero estar muerto que ser gay”), dando libertad de expresión y dejando en manos de la audiencia decidir lo que considera ético o no, que para eso somos personas con la capacidad de decidir lo correcto o lo que no lo es. Dentro de esa casa, donde algunas veces llegas a olvidarte de las cámaras, se llegan a producir situaciones tan reales como en la vida misma. Como tantas veces dice Mercedes Milá, si a cada uno de nosotros nos pusieran una cámara al hombro las 24 horas del día, no podríamos aguantar después ver todo lo que hemos dicho y hecho si se emitiese públicamente.

La AVT no jugó limpiamente, enfrentándose a una persona que no se podía defender y dar explicaciones normalmente porque estaba encerrada dentro de una casa (y ellos son los primeros que deberían haber pensado en ello y haberse enterado de las cosas antes de escribir impulsivamente en una red social).

A Argi no la expulsó Mediaset, aunque así se lo dijeran porque tenían que hacerlo de esa manera, para desvincular de esa responsabilidad a la productora del programa.

A Argi la expulsaron esos anunciantes que se cargaron La Noria y a los que un día se les dio un poder que no les correspondía. Ahora saben cómo meter presión, ahora se creen jueces, ahora se creen dioses capaces de decidir lo que debe o no debe ser. Un camino que, como dije en su momento, es muy pero que muy peligroso y que cada vez se hace notar más. Ayer la víctima fue Argi, pero mañana puede ser otro cualquiera. No piensan en las consecuencias ni en nadie, ni siquiera en sus potenciales compradores, aunque ellos los hagan con la intención de desvincularse de ciertas opiniones socialmente mal vistas.

Va a resultar ahora que los que pisen cierto centro comercial o cierta clínica dental son santitos todos, que sólo ven documentales de La2 o Saber y Ganar como quieren hacer crees sus anunciantes. Pues no, esas mismas personas que pisan esos comercios, son gente normal, con sus defectos, con opiniones variadas, no son perfectos. Defienden a un tipo de audiencia que no existe, porque es una audiencia imaginada, perfecta, blanca, inmaculada.

Durante estos días he seguido muy de cerca este asunto y he escrito vehementemente las palabras según las sentía en los diferentes medios habituales que tengo para escribir. El poder que un día se dió a los anunciantes va a tener sus repercusiones y sólo espero que de tanto usarlo al final la tortilla se dé la vuelta y la sociedad sepa reaccionar para hacer ese boicot que tanto estilan últimamente a quien lo merece, porque ayer me dolía ver el hashtag BoicotGH cuando debería haber sido BoicotAnunciantesInquisidores, porque eso es lo que son, inquisidores en una sociedad que cada día pretende ser más libre. Ayer Argi no fue libre, fue una de esas tantas “brujas” cazadas y quemadas en la hoguera para disfrute de sus ejecutores que necesitaban saciar su sed y dar ejemplo, un ejemplo que no existe.

La presión hizo que a Mediaset no le quedase otro remedio que expulsar a la concursante, a pesar de que si por ellos fuera no lo hubieran hecho, ya que como demuestran las imágenes, las disculpas son más que aceptables. Pero como todo grupo empresarial en este sector, están cogidos por los mismísimos huevos, o eso o vivir un caso La Noria. Un chantaje digno de llevar ante los tribunales.

Si bien este asunto me exaspera, hay otro que no quiero dejar pasar por alto. Ayer la Asociación de Víctimas contra el Terrorismo me dejó francamente desilusionado, por su actitud, de escribir  sin pensar, sin contrastar antes la información, difundiendo con un comentario algo tan grave, acusando a una persona de hacer apología contra el terrorismo. Como digo, los principales culpables de toda esta situación son los que con sus dedos intentaron tecla a tecla poner una etiqueta a una persona (cuánto nos gusta esto eh) sabiendo que estaban actuando mal, pero creo que tenemos el deber, que tienen el deber, los que saben que tienen más fuerza social, el de hacer el caso que se merece a las redes sociales. Las redes sociales no deben elegir por nosotros, no deberían llevarnos a un estado de euforia, no deberíamos creer todo lo que en ellas se dice, son un teléfono escacharrado lleno de medias verdades o verdades a medias y hay que ponerlas en su lugar antes de que se les dé también un poder que no deberían tener.

Tras la expulsión, mientras se emitía José Mota, leí que en 13tv estaban debatiendo sobre Gran Hermano. Ya que estaba siguiendo todas las reacciones, por qué no ver algunas más. Lo que escuché me dejó boquiabierto y con ganas de ir al servicio a potar. Una mesa de debate en la que poco menos que ponían a Argi como una terrorista infiltrada, colaboradores que hablaban sin saber, acusándola de hacer apología contra el terrorismo. Uno de los momentos más indignantes fue la intervención telefónica de la presidenta de la AVT, que tuvo los santos cojones de decir que ella nunca había pedido la expulsión de la concursante. Por suerte para esta señora, tenemos una cosa que se llama captura de pantalla, que la disfrute tanto como ha disfrutado del poder que ayer le concedieron, ese poder que cuando uno lo tiene entre las manos o le quema y lo suelta o le hace más cruel de por vida.

avt

Gran Hermano lleva con nosotros 13 años, se dice pronto. Juntos nos hemos enfrentado a esa primera vez en que socialmente una puta (por qué no, vamos a llamarlo con todas sus letras) dice que es puta y a las reacciones de la gente, a esa primera vez en que una persona transexual, un gay o una lesbiana confiesan su condición y a ver ls reacciones de la gente, juntos hemos asistido al escarnio público al que fue sometido Carlos “el yoyas” por un jugueteo con su novia que de haber sido hoy lo hubiéramos tomado como algo muy normal, juntos hemos vivido lo que supone el chantaje emocional y el machismo más exagerado (y que sin embargo es tan común) de la mano de nuestra Sindi. Cuando parecía que todo eso ya se estaba empezando a ver en la sociedad con normalidad y que estábamos aprendiendo a discernir entre lo que es grave o lo que no lo es, llega un tema que ha sumergido a un gran número de personas en un debate sin precedentes.

Yo sólo pido desde aquí, aunque sé que será imposible por la larga historia que llevamos a nuestras espaldas, que en la medida de lo posible seamos conscientes de lo que ha sucedido y de quienes son los culpables de que hoy una persona lleve una etiqueta ante la cual ha de ser muy estable emocionalmente para poder sobrellevar y superar. Algunos deberán mirarse a ellos mismos y otros tendrán que decidir si el poder que se les ha otorgado les está haciendo cambiar algo abanderando algo que no existe, la perfección.

Argi para mí no era ni mucho menos la ganadora de esta edición, aunque su evolución en el concurso, de parecerme un simple mueble pasó a mostrar sus sentimientos y ser imprescindible, llegó a conquistarme algunas semanas. Pero no deseo que lleve la etiqueta de “expulsada por la broma sobre el terrorismo”, deseo que lleve la etiqueta de “ganadora moral de Gran Hermano”. Vaya esto por sus seguidores, porque el apoyo durante estos dos días a la concursante y persona ha sido brutal y porque ya es hora de que la sociedad ponga a cada cual en su sitio, el que merece.

Explosiones en el maratón de Boston

explosiones boston

Aunque todavía algunos medios e incluso el propio presidente de Estados Unidos andan con prudencia a la hora de hablar de atentado terrorista, lo cierto es que las medidas e investigaciones que se han puesto en marcha son las propias de este tipo de actos.

He llegado a casa, he comido mis lentejas, incluso me ha dado tiempo a ver un rato de televisión, hasta que he encendido el ordenador y una amiga en el facebook ponía que a quién había que bombardear ahora por el atentado en Boston. Rápidamente he ido en busca de la noticia y lo primero que me ha llamado la atención y que me trae recuerdos poco agradables de los 11S y 11M, quizá ahora esto sea el principio del 16A, las imágenes en directo de la explosión mientras miles de participantes en la maratón más antigua de EEUU, entre ellos 91 españoles incluido el propio Alfonso de Borbón, eran desalojados de la carrera. Unas explosiones que han dejado hasta el momento una cifra de tres muertos, uno de ellos un niño pequeño de 8 años y más de 140 heridos.

Las explosiones se produjeron a las 20:50 hora española del día de ayer, ambas con tan solo 10 segundos de diferencia con una distancia de 150 metros entre cada una, sin duda un atentado perpetrado además para desorientar a la gente que ya no sabía hacia dónde correr a salvo en los metros finales de una carrera que llegaba a su término cuando miles de participantes se concentraban cerca de la meta. Las bombas hechas a mano, se encontraban dentro de cubos de basura.

Es indignante ya no sólo que el propio consulado español en Boston, con más de 3,800 españoles registrados en la ciudad, cerrase a su hora habitual copmo si nada hubiera sucedido y sin dar ningún número de teléfono a los afectados, pero más indignante todavía que cuando parecía que se había creado un mundo más seguro, cuando ya se podía respirar tranquilo, algunos nos recuerden que siguen ahí, con su mente enferma, acechando en los rincones de cualquier lugar, esperando un lugar y un momento imposibles de conocer y que puede cruzarse en tu camino.

Ahora falta conocer muchos detalles y, en caso de ser un atentado, si volveremos más de 10 años atrás en el tiempo y como dice mi amiga tengamos que preguntarnos a quién toca bombardear y cuántas vidas inocentes han de pagar por ello.

El tiempo que nunca existió

la-persistencia-de-la-memoria-dali2

De vez en cuando nos vemos condenados a repetir el pasado y otras nos lo arrebatan de las manos. No somos dueños del tiempo, ni siquiera podemos dominarlo, bestia salvaje e indomable jamás. Tan sólo podemos conformarnos con manejar sus manecillas, si con eso nos damos por satisfechos, más nada cambiará, ni nosotros ni lo que nos rodea.

Es esta la hora perdida de nuestras vidas, que descansará por siempre entre los engranajes de un inmenso reloj.

La Hora del Planeta

Hora del planeta

Hace algo más de una semana que la cisterna de casa estaba rota. Ya no sólo no se podía gastar la mitad de agua cada vez que se vaciaba, porque no dejaba hacerlo, sino que además constantemente goteaba durante todo el día, perdiendo más agua si cabe. Ahora ya está arreglada y, a escondidas, tengo que pulsar a la mitad la cisterna para gastar 5 litros en lugar de 10.

Me gusta ahorrar energía y agua porque pienso en los que vendrán después (ya no sólo en el dineral que cuestan la electricidad y el agua), porque quiero que este planeta se conserve durante el mayor tiempo posible, porque soy consciente de que esto al fin y al cabo es una bola de tierra gigante con unos recursos limitados que, desgraciadamente, no podremos reabastecer hasta que salgamos a otros mundos en busca de ellos. Y ese tiempo no está cerca.

Por este motivo esta semana me cabreaba y tenía que ser ecológico a escondidas, porque ni en mi propia casa soy capaz de hacer entender lo importante de no gastar más de lo necesario, acusándome de haber roto esa cisterna por hacer eso precisamente. Pero lo seguiré haciendo una y mil veces, porque prefiero que haya que arreglarla cada dos años a malgastar. No he conseguido mi objetivo con esto, pero en el resto de cosas parece que todos hacemos lo posible. Ya no hay bañera desde hace muchos años, sino plato de ducha, separamos los materiales para después desecharlos en sus respectivos contenedores, e intentamos no generar más basura de la necesaria por cabeza.

No comulgo con el cambio de hora que se hace dos veces por año. Quizá el cambio de la primavera, ese último fin de semana de marzo, tenga un cierto sentido, pero el que se realiza en otoño no llega a convencerme. Sólo sé que al hacer el cambio dicen que se ahorra mucha energía, pero con lo único que me encuentro es que antes del mismo al levantarse no había que encender las luces y después sí, así que sigo sin entender dónde está el ahorro, ¿en las empresas? Y de qué sirve si después en millones de hogares se enciende una luz que no debería.

Aún así esta noche es la hora del planeta. Una hora de 20:30 a 21:30 en que cada ciudadano puede decidir si continuar con su vida o pararla por un momento. Me gusta que no vendan esta hora como venden el cambio de hora que vendrá la semana que viene. En esta hora no se salvará al planeta, apenas se ahorrará energía, esa es la verdad, pero aquel que quiera unirse tendrá el privilegio de reflexionar, que no es poco.

Leer algunas páginas de un libro con la poca luz natural que reste del día, pasar un rato en casa o salir, sin televisión, sin rutinas, haciendo algo diferente o aprovechar para hacer algunas fotografías. Desconozco lo que haré durante esa hora, aunque una de las ideas va ganando fuerza.

vendelo.ya abre sus puertas

vendelo ya 8

Todavía recuerdo cuando íbamos en coche yo y mi cuñado y me dijo que estaba preparando un nuevo negocio, pero que aún no se lo podía decir a nadie. Era como un pequeño secreto. Un lugar en el que la gente podría comprar y vender artículos de segunda mano. La idea sonó muy bien, más en estos días que quien más quien menos requiere de un dinerillo extra y tiempos en los que no todo el mundo puede permitirse comprar algo nuevo.

Esa idea que un día viajaba en coche, se materializó ayer 8 de marzo, fecha en la que vendelo.ya abrió sus puertas pero con ideas añadidas. No sólo será un espacio en el que comprar y vender objetos de segunda mano (ya había allí una moto, cascos reglamentarios, un televisor, objetos decorativos y mobiliario, además de todo lo que se escondía más allá en la segunda parte de una gigantesca nave separada por un gigante telar negro), sino que además su parte principal se basa en una cafetería que llevarán dos chicos nuevos y uno al que mando desde aquí un saludo, Ricar, ya con gran experiencia en el sector gracias a su trabajo en la Cafetería Prado 16, que llevará las riendas. Un equipo de trabajo rápido, simpático y profesional.

vendelo ya 6

vendelo ya 7

vendelo ya 4

La cafetería-cervecería está principalmente a disposición de aquellos que se acerquen a la ciudad de Talavera y necesiten un descanso, así como para la gente que por allí trabaja en las distintas naves que pueblan las afueras. Además cuenta con parque infantil con tobogán, vaiven, mesitas y piscina de bolas de colores de las que doy fe los niños no querrán salir jamás (que se lo digan a mi sobrina Sofía que ayer empezó a llorar cuando tuvo que irse y sus únicas palabras eran “yo quiero dormir con las bolas”).

Pero esta no será la única función de vendelo.ya. Si eres artista, si haces manualidades, si te dedicas a hacer cualquier tipo de cosa que quieras vender, esta es también la oportunidad, ya que puedes montar tu pequeño set con tus cosas para que los que por allí pasen puedan comprarlas.

vendelo ya 3

vendelo ya 5

vendelo ya 2

vendelo ya 1

Os dejo algunas fotos de la inauguración realizadas con el móvil, espero pronto poder hacer algunas buenas, pero ayer no paré en todo el día, fue salir del trabajo disparado (muchas gracias Patri) y llegar con lo puesto. Por cierto, aunque el nombre del negocio vendelo.ya parece una página web, no existe página web relacionada, al menos de momento. Una de las cosas que más me llamaron la atención fue el secreto que se esconde al final de las escaleras rojas… de pasta de boniato me quedé.

Safe & Sound

Los_juegos_del_hambre-728420757-large

Soy uno de aquellos a los que le molesta el final de una película en el cine, cuando salen las primeras letras de los créditos finales, las luces se encienden y no se puede saborear ese último acto, cuando la historia ya ha terminado y comienza la lucha de la reflexión en tu cabeza. Esa última parte se corta con el alboroto por salir del local, el bullicio de gente que comenta con palabras algo que pertenece a la intimidad.

Por eso disfruto a solas los créditos finales de las películas de misterio y drama, para pensar, porque me dejan desahogarme durante el tiempo suficiente, con la música adecuada para que afloren todo tipo de sentimientos encontrados, necesarios para obtener el premio, la moraleja, la razón, la similitud de lo visto con lo vivido, para imaginar un poco más allá.

foto-jennifer-lawrence-en-los-juegos-del-hambre-de-katniss-everdeen-535

Comencé a leer “Los Juegos del Hambre” porque leí sobre su éxito en muchos países, sería un imbécil si nolo hiciese, máxime cuando mi historia preferida de todos los tiempos, la de Harry Potter, se convirtió en tal gracias a un recorte de periódico en el lugar y el momento oportunos, cuando nadie sabía que existía.

Si bien la historia de Suzanne Collins está muy lejos de alcanzar las cotas de la trama de la obra de J.K. Rowling e incluso el primer libro me dejó con una sensación encontrada entre la simplicidad y mi amor por los realities a los que tanto se ataca en él, aún es pronto para evaluarla en su conjunto cuando me restan dos libros a los que echar mano. No soy de los que se lanzan a leer y disfrutar de las típicas historias de amor, pero tanto la autora como el director de la película han conseguido hacer interesante y bastante original un argumento que cada día tiene lugar en nuestras vidas, el de las difíciles elecciones.

La película ha influído muy positivamente a mis ganas de continuar leyendo, porque detrás de la historia de los 74º juegos del hambre se aventura algo de dimensiones que parecen épicas, de conspiraciones en un mundo controlado por el gran hermano que todo lo ve (recordándome aunque sea un pòco a una de mis obras literarias preferidas, “1984”).

foto-los-juegos-del-hambre-12-127

Safe & Sound es la canción de Taylor Swift que suena tras el final del film, en unos créditos que merecen ser escuchados, mientras las letras, los nombres van pasando a ritmo lento por la pantalla, en la cabeza la canción va entonándose como un himno que deja también sentimientos encontrados, algo así como un collage de melancolía y superación.

Yo puedo verte

mundos de colores

Bajo nuestros pies, mundos desconocidos. Vidas sepultadas bajo las profundidades, condenadas a la eterna oscuridad sin que nadie pueda apreciar sus formas y colores. Y ese es su mundo, una escala de grises que no escapan jamás, hasta que alguien no abre la puerta.

Camino mirando mis pies, zapatillas mojadas por la lluvia que se cruzan, apresuradas, con otras zapatillas y zapatos, en un baile impreso con un ritmo que no decae. Y sobre esas zapatillas y zapatos hay mundos desconocidos, de vidas sepultadas en el aire, condenadas a un vagar eterno. Y ese es su mundo, una escala de grises que no escapan jamás, hasta que alguien no abre la puerta.

Tapones solidarios

tapones solidarios

Es muy difícil costear algunos tratamientos para enfermedades, eso lo saben bien muchas familias que de repente se enfrentan a una vida distinta a como habían imaginado. Allá donde los ingresos no llegan, comienza entonces la búsqueda de la solidaridad. Carteles de ayuda con un número de cuenta, intentando explicar a esos desconocidos que siempre se cruzaron contigo que ahora necesitas de su ayuda, intentar llegar por todos los medios a personas a cientos, miles de kilómetros de distancia que comprendan tu situación.

Las empresas muchas veces son también parte importante en este movimiento y así es como nacen los tapones solidarios.

Diariamente compramos cajas de leche en tetrabrick, desodorantes, yogures. Solíamos destaparlos y cuando llegábamos a la última gota, se arrojaban a la basura. Ahora cuando esa última gota caiga sobre el vaso, hay un gesto más sencillo que no cuesta nada, meterlo en una caja o bolsa e ir acumulándolos hasta tener unos cuantos.

Una vez hecho esto, sólo hay que buscar información en tu ciudad o punto de residencia para saber cuál es el lugar más cercano de punto de recogida de tus tapones solidarios, los cuáles se encargarán de que una empresa los reciba. Cientos de miles de hogares, millones de tapones que parecen no servir ya para nada, no sólo serán reciclados, sino que por cada tonelada de ellos, se destina una cantidad a una obra social.

El simple hecho de pensar que el acto de echar un tapón a una caja sea un pequeño paso para salvar o hacer más agradable la vida de otra persona a la que no conoces y que está pasándolo mal, es reconfortante.