Derrotado

beto-malfacini-borelli

Surge una mezcla indisoluble a medias entre el cansancio y la rabia, la sensación de que no se puede recuperar ni echar el tiempo atrás para arreglar los errores cometidos o para dar más de lo que se dio.

La sensación de una derrota sólo se experimenta y sale a la luz en su verdadera esencia cuando lo hemos dado todo, cuando hemos puesto lo mejor en el empeño por conseguir una meta que creemos inalcanzable, cuando se da un baño con el tiempo y el esfuerzo y se mezcla con las ilusiones.

El libro secreto de J.K. Rowling, ‘The Cuckoo’s Calling’

cuckoos calling 2

Robert GalbraithHa vuelto a hacerlo. La primera vez fue casi una necesidad. Ocultó su nombre, Joanna Kathleen bajo las iniciales J.K., ya que hace algunos años se pensaba que nadie compraría en el Reino Unido un libro inicialmente enfocado al público infantil (mira que me reviente esto ya, pero así se hizo entonces) escrito por una mujer. Sólo cuando el libro tuvo un éxito sin precedentes, se desveló el oculto secreto y muchos tuvieron que comerse sus ideales con patatas.

Hace unos meses, concretamente a finales de abril, aparecía en Amazon en exclusiva un libro a la venta, un libro de terror y misterio, escrito por un nuevo autor, Robert Galbraith, de la editorial Mullholland Books. En pocas horas se convirtió en el libro más vendido de las listas de ventas de la web y no solo eso, sino que las opiniones de los lectores en los sucesivos días no dejaban de alabar y otorgar sus cinco estrellas a una historia a la que calificaban de terrorífica, un debut excelente de su autor en el terreno de los crímenes y la investigación, un libro de misterio muy bien escrito y con un final grandioso y sorprendente, en el que poder sentir el ambiente, la atmósfera, la tensión y el dolor.

cuckoos calling

Hasta uno de los lectores, curiosamente, se acercaba a la realidad, diciendo en su comentario que era un libro tan bien escrito que no le extrañaría nada que unos años más tarde termine saliendo a la luz el nombre verdadero del autor que se oculta bajo este seudónimo

comment cuckoos calling

No hubo que esperar tanto tiempo. La propia escritora confesó haber escrito el libro bajo un seudónimo, Robert Galbraith resultó ser J.K. Rowling.

¿Y por qué este movimiento para la publicación de un libro, que por cierto tiene parte de sus beneficios destinados a labores sociales?

No es la primera vez que J.K. Rowling lo hace, ya trabajó con seudónimos con los libros adicionales del mundo de Harry Potter, también benéficos para Comic Relief, de ‘Animales Fantásticos y Dónde Encontrarlos’, ‘Quidditch a través de los tiempos’ y ‘Los Cuentos de Beedle el Bardo’, más que un seudónimo, escritos bajo nombres de los personajes que ella misma inventó para sus novelas.

Aparte del motivo benéfico, y de que ella misma afirma que fue divertido huir a bombo y platillo de las estrategias comerciales y publicitarias cuando publicas un nuevo libro (recordemos que es poco dada y le gustan más bien poco las entrevistas) y que quería ver los comentarios de la gente pensando que era otra persona, quizá este movimiento tenga también algo que ver con las críticas recibidas por su último libro, ‘Una vacante imprevista’, que no salió muy bien parado en opiniones. ¿Qué hubieran opinado esos mismos críticos y muchos de los lectores si ese mismo libro hubiera aparecido bajo otro nombre? ¿Qué hubiera pasado si ‘The Cuckoo’s Calling’ hubiera llevado el nombre de J.K. Rowling en su portada?

JK Rowling's Crime Novel Cuckoo's Calling Is Reprinted After Overnight Success

Tendemos a opinar y juzgar antes de tiempo, va en nuestra naturaleza. Si un autor nos gusta, compramos su siguiente libro con los ojos cerrados. Muchos críticos y lectores opinan sin saber, sin haber leído las obras, son los que más daño hacen, porque son capaces de orientar al público sobre lo que es bueno o malo, cuando en realidad no tienen ni idea de lo que están vendiendo a la sociedad, solo por el hecho de que un autor les ha parecido prepotente o no soportan que sea un best-seller.

Esta jugada magistral de J.K. Rowling demuestra una vez más que muchos de los que opinan deberían meterse de una vez por todas la lengua en el culo y callar para siempre. ¿A alguien le suena eso de “no juzgues a un libro por su portada”? Aquí tiene más sentido que nunca y siempre es bueno que alguien nos dé un buen baño de humildad.

Backstreet Boys back, en un mundo como este

backstreet boys in a worls like this

Ahora se ve muy poco, aunque todavía existe. En la época de los Backstreet Boys, las Spice Girls, bandas que salían hasta dee debajo de las piedras aprovechando el tirón de los grupos y bandas musicales de pop rock. No era una moda, porque el fenómeno fan de chicas gritando en los conciertos y desmelenándose (en alguna ocasión he visto quitarse sujetadores y bragas para lanzarlas al escenario), ya estaba antes ahí.

Hoy esas chicas que se derretían viendo a los Hombres G, a las bandas del otro lado del Atlántico y del Reino Unido, han crecido, e incluso algunas son madres.

Quizá por ese desmedido fenómeno fan, me acerqué muy furtivamente a las canciones de estos grupos. Solía escucharlas sólo cuando mis hermanas las ponían en el loro y cuando no estaban, cogía las cintas para darles una vuelta. Aquella música me gustaba, pero sabía que no estaba bien visto que un chico le gustasen determinados grupos. Si se te ocurría decir que te molaban los Backstreet Boys, enseguida se levantaba el dedo acusador de un camorrista de patio de colegio para llamarte “nenaza”.

Por suerte en pocos años, en un mundo como este, la situación ha cambiado, la mentalidad es otra y uno puede decir lo que le gusta sin importar nada más.

Los Backstreet Boys vuelven una vez más. Han crecido, como las fans, como los fans. Están casados algunos, emparejados otros, o solos, con sus vidas, y con un sueño que se resiste a morir, el de la música. Hace unos días que escuché embelesado, delante de los altavoces, este primer single. Siempre que regresan lo hacen por todo lo alto, dando lo mejor para que no nos sepa a poco, y lo consiguen.

Consiguen que en un mundo como este, aún queden resquicios del presente por los que colarse en el pasado, y revivir con otras condiciones.

Todos los ramos de flores tienen una bonita o triste historia

ramo de flores

Desde hace ya varios meses, un ramo de flores sale al paso en el camino por el que voy. Allí está, impertérrito, viendo pasar a la gente, aguantando el calor y bajo la lluvia. Cuando sus flores se ponen mustias, al día siguiente vuelve a aparecer uno nuevo en su lugar, siempre con sus colores rosa, azul y blanco.

La primera vez que lo vi imaginé su propia historia, quizá el homenaje a alguien que sufrió un accidente, como cuando uno encuentra un ramo en un semáforo. Pero la memoria de este persiste y es incansable. Hace un par de días descubrí quién se encargaba de sustituirlo, un hombre robusto, pasando la cuarentena, quizá padre, quizá tenga que ver con el accidente entre una moto y una niña pequeña a pocos metros de allí que se produjo casi al mismo tiempo que aquel ramo hizo acto de presencia.

Detrás de cada ramo siempre hay una historia, a veces bonita y con final feliz, de amor, de sorpresa y besos, de una nariz que huele los pétalos y una cara que dibuja una sonrisa. Otras veces su motivo es distinto y el ramo de flores viene a ser la propia sonrisa de alguien en la tierra que regala un beso eterno al cielo.

Radiografía de algunos de los chicos y chicas de Gandía Shore

gandia shore esteban

Si yo mismo hubiera simplemente imaginado o se me hubiera pasado por la cabeza que algún día escribiría sobre ‘Gandía Shore’, me hubiera autoinmolado. Pero esto era cuando apenas había visto un pequeño adelanto y decidí que no iba a ver este programa, no por otra razón sino por la falta de tiempo, ya que al contrario que otra gente que enseguida llama basura a cualquier cosa que no le gusta, yo lo hubiera visto de buen grado. Me gusta empezar las cosas desde el principio y como no iba a tener la oportunidad de hacerlo, desistí.

Ayer me tragué, incluso con ganas, el primero de los episodios gracias a que lo están reponiendo en el videoclub de mi televisión por cable y nada más ver a Labrador, sentí la necesidad imperiosa de escribir, así que aquí estoy.Espero que los mega fans entiendan que no he visto todo al completo e incluso los personajes de los que hablo que puedan leer esto, no se sientan ofendidos. Es mi punto de vista y al fin y al cabo es la imagen que ellos han querido dar al mundo, yo no tengo la culpa de tanto chulo y tanto zorrón como quieren pretender.

Lo que me impulsa a escribir principalmente es Labrador, José Labrador. Hay una cosa que no se puede hacer con la audiencia, y es engañarla, porque se puede pagar caro. Quizá ahora el chico ande de bolo en bolo y su vida sea lo que él cree una maravilla, pero el personaje que se ha creado es repugnante y eso tarde o temprano saldrá de alguna forma. ¿Y por qué me permito hablar de Labrador? Porque me de la gana y porque como fiel seguidor de ‘Mujeres y hombres y viceversa’ desde que comenzó el programa, pude asistir a su magnífico paso por el programa en su conquista. Estando como pretendiente me parecía un tio ejemplar, con caracter, educado, respetando su turno, conquistando, sin duda uno de mis favoritos y al que le hubiera dado un trono seguro.

gandia shore labrador

Y de repente ayer desde el primer segundo me encuentro a un tio que cambia radicalmente y repugnante, que me hizo pensar si el verdadero Labrador es el que sale ahí, el que salió entonces o ninguno de los dos y este chaval no tiene personalidad ninguna. Para ‘Gandía Shore’ no es sino una copia mala de Rafa Mora, con el que sin duda habrá pasado mucho tiempo o se ha visto muchos vídeos para intentar llegar a ser como él y hacerse un hueco en la tv y muchos bolos (que seguramente esa es su pretensión final). De repente el chico educado y que parece tener corazoncito se convierte en el “tete, teta”, no hace otra cosa que hablar y soltar burradas por la boca, mirarse a los espejos como Rafa Mora diciendo lo bueno que está y hablando todo el rato de follar y de su rabo. Un papelón en toda regla que a veces no puede mantener, afortunadamente, siendo visible apenas unos segundos el que parece ser el chaval amable que hay dentro. Pero los bolos son los bolos, una pena.

A los que sólo hayan conocido a Labrador en ‘Gandía Shore’ no tendrán otra versión de él, así que no podrán entender mi indignación.

Arantxa fue otra de las que pasó por ‘MYHYV’. Sus padres deben estar bien contentos de la hija que han criado. Su idea de pasar unas vacaciones consisten en emborracharse sin control cada vez que tiene una botella cerca y lo peor es que no sabe parar. ¿Es lo normal llegar a una casa en la que no conoces a nadie y emborracharte de primeras y rozarte con todo bicho viviente? Creo que Gran Hermano nos ha enseñado que no, y han pasado muchos concursantes viviendo experiencias similares que han tenido al menos una pizca de dignidad y auto control. Pero no todo es malo en ella, me encanta cómo vive el momento, cómo dice lo que piensa siempre y su naturalidad, aunque a veces sea un poco inaguantable.

Lo de entrar con novio a zorrear dentro de un reality ya nos lo sabemos y Arantxa fue muy firme en esto avisando a las cámaras en su rato de entrevista que las tías estas que entran con novio ya saben cómo van a acabar, sin él. Más razón que un santo (palabra que no sé si debería tener cabida en este zorreo de entrada). Es hasta gracioso cómo Core se pone en contacto con su novio a las pocas horas y percibe en él un tono distante. ¿Qué va a decir el chaval si no te está viendo y lo más seguro es que discutiéseis o ni siquiera esteis juntos y todo sea una pantomima? Que ya nos sabemos todas.

gandia shore arantxa

Desde luego no se puede negar que el casting de ‘Gandía Shore’ es magnífico. No por su capacidad como sicólogos para encontrar a gente realmente con un caracter capaz de traspasar la pantalla con su realidad, sino por su capacidad para encontrar a gente que sabe hacerse un personaje televisivo a medida (o es así o directamente son tontos, que no lo creo). El caso es dar juego a un programa a costa de personajillos, que eso de buscar a gente interesante es muy complicado y se piere mucho tiempo, ¿verdad? Quizá los más “reales” son los que pasan (de momento) más desapercibidos y ocupan menos minutos porque no interesa la realidad, Clavelito (del que lo único que se sabe es que entre las piernas gasta un buen tamaño por lo que se puede percibir en su despierte matutino bajo el bañador) y Gata, otra que hace miau y tiene novio, aunque las gatas sean otras.

Ylenia es como una Chari de Gran Hermano elevada a la enésima potencia. Soez, choni, agresiva verbalmente. Quizá en la visión de los programas que me quedan pueda reirme con ella en lugar de cogerle asco. Pero… cómo decirlo… como que no ha habido ese feeling que sin embargo sí tuve con mi querida Lara Hardcore de las Joyas de la Corona y el Reencuentro.

A Esteban lo voy a dejar ahí aparcado. Muy pronto, en unos días, comenzará su segundo reality en Telecinco y creo que lo merece. A pesar de ser más guapo que los otros chicos y tener mejor cuerpo, no va alardeando de ello, sabe comportarse, su lenguaje es respetuoso y aporta una sensación de tranquilidad y alegría que lo hacen diferente, el ejemplo de cómo ser uno mismo (aunque teniendo una cámara delante es casi imposible no pretender querer ser algo más) y además tener tirón.

¿Cuál es el personaje que me resulta más patético? El chavalito llamado Abraham. Su persona es una sarta de incoherencias insoportable. Le gusta el lujo, cuidarse mucho, ponerse sus cremas y es muy vergonzoso. Entra en la casa y efectivamente esa es la sensación que da. Dice que le cuesta muchísimo entrar a una chica y que él no es de esos como Labrador (como su personaje vamos). Sin embargo de repente lo vemos en el casting perdiendo la vergüenza, haciendo delante de ellos un baile sensual en el que enseña el culo. Después en la casa se queda en pelotas, enseña a las chicas su culo y lo que asoma entre medias poniéndose un delantal para hacer la gracia y para dormir le da igual todo y se acuesta totalmente desnudo, paseándose en calzoncillos por toda la casa al levantarse. Perdona… ¿qué vergüenza decías que tenías?

No sé si es esto más indignante (a lo mejor era la bebida) o el hecho de que parece que hace cosas que después critica a las espaldas intentado dejar mal a los demás. Si una chica te está dando besos en la cara y tocándotela porque tú lo has propiciado, sacando siempre comentarios fuera de lugar para llevarlos al terreno del sexo y ponerlas cachondas perdidas, ¿qué haces después tras las cámaras diciendo que no soportas que te toquen la cara? Haberlo dicho en su momento machote, o ¿es que tienes miedo de quedar como una nenaza delante de los otros por no dejar que te acaricie una chica? Si total, si alguien te considerase gay a lo mejor hasta ahí dentro tendrías algún pretendiente, porque tanto mirarse y mirar a otros tios los abdominales, no es muy normal.

gandia shore abraham

La sensación que me deja ‘Gandía Shore’ es de asco. Pensar que unos chavales ven un retiro de vacaciones como una oportunidad para beber y follar todo el tiempo, como si hubieran estado encerrados y enclaustrados todo el tiempo hasta ahora, me da pena y vergüenza ajena. El sexo es importante, las relaciones son importantes, en todos los realities han surgido, pero no de esta forma tan salvaje. Estos chavales van a por bolos, han tomado la parte que han querido de los realities que han visto de pequeños y han visto que siendo mal hablado, que creándose un personaje repugnante, que haciendo que la audiencia te odie, tienes más oportunidades para tener un trabajo en el que no se exija mucho esfuerzo y vaguear durante unos cuantos años.

No, no voy a dejar de ver el programa por mucho asco que me dé, no soy de esos que apartan la vista y dan de lado a un programa así, porque si así fuese, ‘MYHYV’ hubiera estado desintonizado de mi vida hace varios años ya. El programa es divertido y quiero sacar ese tanto por ciento pequreño de realidad que hay en cada personaje, aunque me cabreen algunos por pretender ser quienes no son por unas monedas. De todas formas, que nadie se lleve las manos a la cabeza, es la sociedad que tenemos y que se ha creado con esta puta crisis, por mucho que algunos detractores se empeñen en acusar al reality padre de todos los realities de todos los males de esta sociedad.

Evolución

evolucion

Dos horas al día andando y aún así quedan energías para un último esfuerzo al llegar del trabajo. Con el calor pegando fuerte a más de cuarenta grados, el sudor en la frente comienza a resbalar y ni las cejas pueden ya contener el goteo incesante, llegando hasta los ojos y lo que escuece cuando esto pasa.

Las cejas que protegen del sudor para que esto no ocurra, las pestañas que protegen a los ojos, actuando como una pequeña tela de araña que detecta posibles objetos extraños obligando al párpado a cerrarse, el pelo que trata de proteger del frío…

Me pregunto si en algún momento el ser humano se ha dado cuenta de su evolución a lo largo de los siglos, si fueron conscientes de que les estaban saliendo cejas, de que sus manos se hacían retráctiles para atrapar objetos y manejar herramientas más complejas, de que su cuerpo se despejaba de pelo a medida que utilizaban ropajes para cubrirse.

Cada cambio en el ser humano en su evolución es tan pequeño y tan lento que, al producirse durante centenares de generaciones, cuando al final alcanza su volución máxima termina siendo algo natural. Me pregunto si con el uso de pantallas táctiles, de ordenadores y con el mundo rodando a un ritmo tan endiabladamente rápido, no se sté produciendo en cada uno de nosotros un cambio sin que lo estemos notando, hasta que dentro de unos cuantos siglos llegue alguien que se pregunte si fuimos conscientes, tal y como yo estoy haciendo en este momento.