Claro de luna

canvas

Un universo lleno de posibilidades, un pequeño espacio en blanco, vacío pero tan lleno, una puerta al conocimiento y a la imaginación y un lugar desde el que acceder a cosas que de otra forma sería imposible entre las infinitas posibilidades.

La primera vez que accedí a Google hará ya 15 años, sentí el maravilloso poder de tener el mundo en la palma de mi mano. De repente una palabra abría el camino a lo desconocido. Y la primera vez que vi que esas seis letras daban rienda suelta a la imaginación y se convertían en homenajes, recuerdos e ideas me sorprendí.

Desde hace ya tiempo esas pequeñas píldoras de creatividad se abren paso cada día, siempre algo nuevo. Y una de las que más me ha sorprendido ha sido sin duda el claro de luna, el merecido e inesperado homenaje al compositor francés Claude Debussy, una pieza musical surgida del poema de Paul Verlaine que pone fin a estas líneas.

canvas3Your soul is a chosen landscape
Where charming masqueraders and bergamaskers go
Playing the lute and dancing and almost
Sad beneath their fanciful disguises.

All sing in a minor key
Of victorious love and the opportune life,
They do not seem to believe in their happiness
And their song mingles with the moonlight,

With the still moonlight, sad and beautiful,
That sets the birds dreaming in the trees
And the fountains sobbing in ecstasy,
The tall slender fountains among marble statues.

canvas2

Pothound

pothound-hunde-und-rechtschaffenheit

Un día cualquiera, se pasea por las calles de su tierra, sorteando peligros, entre risas y gritos, de aquellos con los que se cruza. Una vida a la deriva, que va y viene y se dedica a sentir el momento presente, sin el pasado que queda atrás, sin el futuro que lo llevará a cualquier parte, otro día cualquiera.

Tico y Rigodón

tico y rigodon

Un buen día de mediados de la década de los años 80, me senté a ver la tele cómodamente en el sofá. Un león llamado Willy Fog se metió en un lío de un par de cajones (que diría cierto personaje de ficción) apostando por un imposible y comenzando una aventura que lo llevaría a dar la vuelta al mundo en 80 días.

Para mí aquella fue la historia original, aunque con el tiempo descubriría que estaba basada, esa y las siguientes aventuras por llegar varios años después con 20,000 leguas de viaje submarino y viaje al centro de la tierra, en novelas de Julio Verne. Era la época en que los animales eran un canalizador para el público infantil, para llevarnos la literatura y las mejores historias a nuestro pequeño plano de realidad imaginaria.

Así que para mí Willy Fog no era una persona de carne y hueso, era un león, igual que Dartaçan no era sino un perro mosquetero. Y sin querer hicieron que me interesase por esas historias cuando crecí.

Hace apenas un par de semanas comencé una nueva aventura de la mano de Studio Ghibli y Level 5 con Ni No Kuni y la Ira de la Bruja Blanca. No pensaba yo que a estas alturas de la película algún personaje de videojuego iba a sacarme unas risas, pero hubo uno que lo consiguió y se llama Drippy.

Inmediatamente sus ocurrencias, la soltura al hablar como si todo lo que le viniese a la mente lo soltase sin pensar, su agilidad mental y falta de tacto, me recordaron de alguna forma a ese querido personaje con acento andaluz que acompañaba sin descanso al francés Rogodón en sus aventuras como mayordomo de Willy Fog en su vuelta al mundo.

Tico es ese personaje que sabe que existe algo malo merodeando a su alrededor, pero cuyo carácter hace que ese miedo se disipe, que los fantasmas y peligros al final se conviertan en pequeños ratoncitos indefensos.

Paperman

PAPERMAN

Soy de la generación que disfrutó y que tiene un gran aprecio por Los Pitufos, por Seabert, por El Maravilloso Mundo de los Gnomos, por los Snorkles, Ferdy y que gracias a mis hermanas conocí la existencia de Tao Tao, Candy Candy y muchos otros dibujos animados. También amante de las series infantiles como Los Aurones, Barrio Sésamo y Los Mundos de Yupi que buenas meriendas me hicieron pasar.

Me pilló mi edad infantil a medias en la generación en que llegó D’Ocon con sus Fruittis (Gazpacho, Mochilo, Pincho y compañía) que tanto nos hicieron cantar. Estaban llegando los dibujos animados por ordenador, que poco a poco dejaban de lado las antiguas técnicas del dibujo a mano.

Cuando uno es pequeño no se para mucho a mirar ciertos detalles, pero poco a poco fui sintiendo que aquellos dibujos carecían de algo. Comencé a darme cuenta de que ciertas escenas se repetían, de que los personajes carecían de la expresión facial necesaria para saber si transmitían felicidad o tristeza y de que todo era demasiado perfecto y nítido. Y justo en ese momento comencé a odiar a D’Ocon y su factoría de series (que fueron unas cuantas), todas iguales, carentes de sentido y con una historia tan simple que se convertían en una pérdida de tiempo.

En aquella época decidí volver con Disney, disfruté de algunas veladas con Mickey, Donald, Goofie, Daisy, Minnie, Tío Gilito y sus tres sobrinos. Regresé al dibujo animado de toda la vida, ese que tenía un trasfondo, una historia con moraleja o hecha para echarse unas risas tontas con las tonterías que nos hacen reir siempre, donde las expresiones de aquellos dibujos conseguían traspasar la pantalla hasta llegar a mí.

Las técnicas de animación han evolucionado mucho desde aquellos seres inexpresivos y, aunque aún quedan rescoldos derivados de malos presupuestos, esas nuevas técnicas informáticas y el antiguo y eficiente lápiz han conseguido un punto común de encuentro para convivir.

Aquí está la historia de Paperman, una de esas joyas minimalistas en blanco y negro que auna el pasado, el presente y el futuro de los dibujos animados.

Paperman (de John Kahrs)

(Nominado mejor cortometraje a los Oscar)

Polar Express

polar express

“Los trenes son maravillosos. Es importante saber a dónde van, pero lo más importante es decidirse a subir a ellos”

Sí, es una película para ver en nochebuena, justo en esos instantes en que la bandeja con los mazapanes y los polvorones descansa sobre la mesa con un paño encima, después de cenar, antes de que llegue el sueño, cuando la ilusión está a punto de caramelo.

Aunque ya tiene unos cuantos años encima, ayer la vi por primera vez, no fue en nochebuena y eso le restó ese poquito de magia, pero no importó. Polar Express encierra en su interior una moraleja eterna, con la que crecemos cada uno de nosotros, ese niño interior que con los años se va perdiendo en algún lugar, que sin darnos cuenta dejamos olvidado y no sabemos dónde.

Y aunque no sepamos dónde, sucede en algún momento, ese momento crucial en que frente a nuestros ojos pasa un tren, una oportunidad para ir hacia algún lugar, para confiar en su destino, del que bueno o malo, siempre se aprende. Está entonces, justo en ese instante, justo en ese momento, la decisión de dejar que nos lleve a otro mundo con otras historias. Sólo hay que desear subirse a él e iniciar la aventura.

A la luz del sol volaré

brave

Aunque cuando se habla de películas de Disney muchos piensan inmediatamente en películas baratas y sentimentaloides con contenido infantil y poco argumento, muy lejos de la magia que conseguía en sus obras Walt Disney cuando aún vivía, hay que reconocer que obras como El Rey León consiguen emocionar y tocar el sentimiento. Como una amiga mía decía cuando salíamos del cine: “salgo con el corazón así de grande”.

Volaré

Disney sabe cómo urgar muy adentro y Brave no se queda atrás. Hoy me apetece compartir dos canciones del grupo Russian Red, el elegido para poner la banda sonora a esta nueva película de animación. A cada cual más bonita.

A la luz del sol

Gantz y la escena del metro

Hace ya bastantes años que me la recomendó, la serie de anime y el manga. La seguí con bastante pasión, una serie distinta, extraña, que habla, sacando el contexto de toda la historia, sobre las pruebas que el alma debe superar antes de desaparecer para siempre y permanecer en paz (mi propia interpretación, claro).

Hace unos meses, con motivo de la entrevista de trabajo de jefe de proyecto junior, por primera vez los dos estábamos ante la parada del metro de Madrid camino de Princesa y entonces le pregunté “¿sabes a qué me suena esto?”. Los dos nos miramos y estábamos pensando lo mismo “a la escena de Gantz en el metro”.

Así son Wenlock y Mandeville, las mascotas de los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Recuerdo con especial cariño aquellos años previos a Barcelona 92 y nuestro famoso Cobi. El año 1992 parecía entonces lejano, inalcanzable, cada verano reencontrándonos con Verónica Mengod y Miguel de la Cuadra Salcedo en los programas previos donde un grupo de chavales viajaban por el mundo conociendo otras culturas y realizando juegos. Llegaba el final del verano y al siguiente volvía a girar la rueda, un 92 que era la meta y que cuando finalmente llegó se convirtió en algo realmente especial y esperado.Dos décadas han pasado ya desde entonces.

Y ahora, una vez más, parece mentira, han pasado otros cuatro años, casi mil quinientos días desde Pekín 2008, cuando en agosto de aquel año descubrimos a las mascotas de los JJOO de la ciudad oriental. Dejamos paso ahora a Londres 2012 que nos presenta las mascotas más aerodinámicas y tecnológicas de cualquier sede de los Juegos Olímpicos. Os presento con mucho gusto a Wenlock y Mandeville.

Ambas se complementan, mientras que Wenlock es la mascota oficial de los JJOO, Mandeville es la oficial de los Juegos Paralímpicos. Deben su diseño a Michael Morpurgo, trabajador de Iris Design, el cual asegura que los diseños nacieron y fueron inspirados en las últimas gotas de acero sobrante de la fundición de la última viga colocada en el Estadio Olímpico de Bolton.

Wenlock lleva un nombre que está inspirado en la ciudad real de Much Wenlock, ciudad que inspiró al Barón Pierre de Coubertin para idear los JJOO de la era moderna en 1858. Wenlock lleva en la muñeca cinco aros de la amistad de colores, los aros de los Juegos Olímpicos, en su cabeza tiene tres puntos, simbolizando los tres lugares del podio, el bronce, la plata y el ansiado oro olímpico y su pelo lo veremos todo el tiempo que duren estos juegos, ya que refleja la forma del techo del Estadio Olímpico.

Mandeville también lleva un nombre inspirado en una ciudad, Stoke Mandeville, ciudad donde nacieron los Juegos Paralímpicos. En la muñeca, en lugar de aros olímpicos, lleva un cronómetro que marca 0:20:12, el año de los juegos y su cabeza se asemeja a la forma del logo de los Juegos Paralímpicos.

Quizá desde hace algunos años no se dé la importancia que merecen a estas mascotas, recordemos que en el año 92 Cobi se hizo mundialmente famoso, tuvimos serie de dibujos animados, camisetas, pines y todo tipo de merchandising con el diseño del personaje e incluso llegó a emocionarnos cuando, en la ceremonia de clausura, se hizo a la mar en un pequeño barco y subió a los cielos, despidiéndose para siempre de nosotros. Para Londres Wenlock y Mandeville no han pasado desapercibidos y tienen su propia serie de algunos capítulos animados además de causar sensación. Puede que las mascotas sean más queridas cuanto más cerca las tenemos, algo así como las mascotas reales. No es lo mismo ver al perro del vecino que tenerlo en casa.

Así nacieron Wenlock y Mandeville, aventuras animadas

Los JJOO Londres 2012 ya se acercan y este año tenemos la enorme suerte de que no tendremos que madrugar para ver, por ejempl,o un partido de Waterpolo, ya que el horario nos beneficia. Deseando ver ya esa ceremonia inaugural, a estas dos mascotas y la forma en que el pebetero se iluminará. ¿Logrará superar la del año pasado con esa espectacular llama sobre pergamino que me ùso los pelos de punta? Muy pronto repasaremos algunos de los grandes momentos del encendido del pebetero olímpico.

Yu-Gi-Oh! Season Zero Yu-Gi-Oh! Capsule Monsters Yu-Gi-Oh! Yu-Gi-Oh! GX Yu-Gi-Oh! 5D’s y Yu-Gi-Oh! Zexal

Fue hace ya bastantes años cuando por primera vez en Nickelodeon y ya empezada, me enganché a esos episodios diarios de una serie que consistía en duelos de cartas. Una buena forma de pasar el rato de la merienda y una forma de reengancharme a series de dibujos animados que por aquel entonces se desmarcaban de la moda de series insulsas y sin vida creadas por ordenador.

Así llegó a mi vida Yu-Gi-Oh! y desde entonces ha estado en ella todo este tiempo, con sus 224 episodios originales de los cuales muchos se quedaron sin cruzar el charco pero que son toda una lección de cómo debe hacerse una serie para enganchar a la audiencia, con historias contadas que pueden divertir a los niños y a la vez pueden ser interesantes para un público más adulto, más cuando uno puede jugar a las cartas o con los videojuegos de la serie, estos con un gran salto evolutivo. Aún recuerdo sensaciones que años más tarde me producirían otras series que no eran animación, descubrir parentescos que no imaginaba entre los protagonistas, anhelos y por fin comprobar el grado de maldad y bondad que parecía no estar ligado con la realidad que yo imaginaba.

La serie estuvo salpicada de diversos side-episodes, que se alejaban momentaneamente de la trama principal durante parte de la temporada para saltar a otro universo, para, al regresar, mezclarse con la continuación de la historia de una forma magistral. Ni qué decir tiene que seguir una serie tan larga durante tantos años, va haciendo crecer la intensidad del final, apoteósico y del que aún he de ver sus últimos minutos, aunque sea en español latino y las voces se me antojen extrañas. Descubrir la existencia de Yu-Gi-Oh! Season Zero hace poco y ver que esos momentos a los que se referían en los episodios de la serie original, se debían a esta otra serie, fue todo un motivo de alegría.

Yugi daba después el relevo a Jaden con la continuación en Yu-Gi-Oh! GX, una serie totalmente independiente pero con la misma columna vertebral. Eso sí, de lejos las primeras temporadas comparadas con la original, distaban mucho de ofrecer una serie para un público adulto, concentrándo sus esfuerzos en un público más infantil y llevando la historia a un entorno poco creíble pero que también se saldó con éxito en sus casi 200 episodios. Fue aquí cuando nació para el mundo de los videojuegos una saga que aún hoy sigue sacando una entrega por año: Yu-Gi-Oh! Tag Force.

A su término, la serie no descansó, renovó por completo su apariencia y se instaló en otro universo con Yu-Gi-Oh! 5D’s con la que llegó un nuevo concepto que sin embargo tuvieron que llevar por otros derroteros quizá por petición popular, duelos en carretera mez clados con duelos clásicos, esta vez con una historia más amena e interesante, volviendo a crear a dos personajes antagonistas con algo que contar, de nuevo con decenas de episodios por delante, saga que culminó hace algunas semanas para dejar paso a otra idea diferente.

Y es que Yu-Gi-Oh! en sus más de 10 años de historia sigue sin dar tregua y ahora se convierte en Yu-Gi-Oh! Zexal, el último invento que estoy deseando ver, eso sí, después de reventar el resto de episodios que aún me quedan por ver, que son unos cuantos. No he querido saber de qué trata, dejaré que la magia de ese primer día que me senté a ver la serie por primera vez, haga acto de presencia, aunque no he podido evitar ver un pequeño adelanto… al fin y al cabo, la música de Yu-Gi-Oh! nunca se olvida.

Superman inmortal

Cuando un personaje supera ampliamente tus años de vida y, más aún, cuando su futuro inmediato deja claro que continuará viviendo en los comics, libros y pantallas durante siguientes generaciones, intentar hacerse con todo lo que le rodea es una tarea que se vuelve casi imposible.

Superman ha formado parte de las vidas de varias generaciones y lo seguirá haciendo. Desde el reciente final de Smallville, las películas y su música inconfundible y característica, numerosos comics en los que se entremezcla con otros superhéroes, Lois y Clark, las aventuras como el joven Superboy, las series animadas, tanto en solitario como acompañado en La Liga de la Justicia. Decenas de miles de páginas, miles de minutos televisados que parecen no tener fin a medida que uno se pone a indagar, intentando llegar al origen de todo.

Fue en junio de 1938 cuando Superman apareció por primera vez en nuestras vidas (en las de aquellos que lo vivieron). Fue en la revista Action Comics y lo hizo de la mano de Jerry Siegel y Joe Shuster, apareciendo por primera vez en su historia en la portada, en una ciudad sumida en el caos y levantando un coche para salvar la vida de un hombre, exhibiendo sus poderes desde bien pequeño ya en la primera página interior levantando con sus brazos un sofá.

Dónde residen las ganas de saber más y más de uno de los personajes que más ha marcado la infancia. El deseo por conocer el devenir de la historia, cómo se entrelazan los personajes y esas pinceladas que tan bien supo pintar Smallville, haciendo guiños contínuos a lo que ya sabríamos que sucedería en un futuro. Esas son las respuestas, la magia de la imaginación entendida como un mundo ficticio que cobra sentido y realidad.

Dónde me trasladan estas notas… a un mundo en el que los superhéroes se ocultan bajo unas gafas, a un mundo que vivirá siempre.

Así es el nuevo Tintín de Spielberg

Chocante o no, estamos acostumbrados ya a verlo en papel y a haberle puesto nuestra propia voz, para después haberlo disfrutado en las películas y serie animadas. A finales de octubre llega un nuevo Tintín que, sin ser de carne y hueso (algo que ya se intentó), lo parece gracias al gran trabajo del equipo de animación. Este es el tráiler español de la primera de las nuevas aventuras del reportero y que si tiene éxito dará lugar a muchas otras más, al menos hasta completar el trabajo que Hergé nos dejó.

Por cierto, algunos piensan que Spielberg ha sido reflejado en la película como el malo, al menos se le da un aire.

Carry on my wayward son

La meta era esa cima siempre soñada, la que permaneció ahí año tras año tras la ventana, siempre inmóvil, esperando, aguardando a que un ser humano como tú la escalase y descubriese todos sus secretos. No sólo alcanzaste una cima, lograste algo más que no se puede ver.

Es hora de regresar, de hacer el camino de vuelta y descansar ahora que ya lo has cumplido y conseguido algo aún más especial. Sabes que cuando cada mañana te levantes ya no sentirás que queda algo pendiente, simplemente sentirás paz.

Game of Thrones (Juego de Tronos), el opening de la serie

Se podría decir que junto al del magistral DEXTER, aunque sin comprarlo, el opening de GAME OF THRONES (Juego de tronos) es uno de los más bellos que se ha visto en televisión. La música y las imágenes van recreando un mapa y lo van convirtiendo en un mundo vivo, recorriendo los senderos que marca cada episodio y modificándose en función de las zonas que podremos ver en él. Un anillo grabado con insignias que gira en torno a una fuerza que bien podría ser como un sol iluminando el camino.

Winterfell, El Muro, Pentos… al principio ste comienzo puede dejar con la boca abierta, pero lo más maravilloso de todo es que un vez hemos disfrutado del primer episodio, su segunda visión puede ser tremendamente reconfortante hasta el punto de sentir esa ilusión de que comienza un nuevo episodio de algo grande.

Down by the salley gardens

Más de 120 años confieren a este poema una historia llena de versiones a través de los años. El popular poema escrito por William Butler Yeats que fue publicado por primera vez en 1889 se convirtió en canción un par de décadas más tarde de la mano de Herbert Hughes en 1909 y fue Rebeca Clarke quien le puso voz y música en la década de 1920.

Desde entonces han sido numerosas las versiones que ha conocido, una treintena, paseándose por numerosos álbumes de cantantes de música celta y cuya última versión de Hitomi Azuma, la más reciente, podemos encontrar en el ending de Fractale, la serie de anime que se emite actualmente.

Así rezan estos versos con más de un siglo a sus espaldas:

Down by the salley gardens my love and I did meet;
She passed the salley gardens with little snow-white feet.
She bid me take love easy, as the leaves grow on the tree;
But I, being young and foolish, with her did not agree.

In a field by the river my love and I did stand,
And on my leaning shoulder she placed her snow-white hand.
She bid me take life easy, as the grass grows on the weirs;
But I was young and foolish, and now am full of tears.

Cuando Ash conoció a Pikachu

Quince largos años han pasado, cuando parecía que ya pocos personajes podrían colarse de aquella manera, como lo hacían en sus tiempos la Abeja Maya, la foca Seabert, la hormiga Ferdy o los Pitufos, de repente llegó uno de esos dibujos que logró meterse en el bolsillo al público de todas las edades por la ternura que desprendía y porque con tres sílabas decía muchas cosas y a la vez que nos enternecía, conseguía sacarnos una sonrisa.

Cientos de episodios, más de una decena de películas después, revisar de nuevo el primer episodio deja su pequeña estela de emotividad. Comprobar cómo se conocieron Ash y Pikachu y cómo en pocos minutos lograron cautivarnos pasando de enemigos a amigos para toda una vida de aventuras que estaba por llegar. Y no sólo en la serie.

A lo largo de todos estos años los Pokemon se han colado en nuestras vidas, a través de los videojuegos para los más pequeños y no tan pequeños, los hemos tenido presentes en algún rincón de la casa, durante mis años de estudios universitarios recuerdo a ese chico del hogar 2 cuya pasión eran estos seres ficticios. Conseguía dibujarlos como nadie, haciendo posters, disfrazándose del propio Ash en los carnavales, jugando con él a la consola, descubriendo sus cuadros y esculturas en la sala de bellas artes reflejándolos con detalle, hasta una revista anual de la residencia contó con su presencia y una entrevista.

Pocos personajes han conseguido una repercusión social tan grande a nivel mundial en los últimos años, sobre todo en un país como el nuestro, donde la programación infantil ha sido relegada a un tercer o cuarto plano, sin término medio, pululando entre tempranas horas de la mañana y ahora impulsada en cierta forma gracias a los canales temáticos en la TDT que permiten a los niños adueñarse de vez en cuando del mando a distancia.

Qué pocos serán los que no han pronunciado alguna vez en su vida aquellas tres famosas sílabas que tanta gracia nos hacían pika-pika-pikachu.

Las Aventuras de Tintín, un recuerdo muy especial

Artículo escrito para FormulaTV (máa fotografías en el artículo)

Primero fue esto y después el cofre de la edición centenario, ahora ya está todo completo y es una lástima saber que no habrá más de la mano de su creador original.

Desde pequeño siempre he tenido especial predilección por Tintín, quizá por el alma aventurera que Hergé le otorgó y que lo convertía en un personaje especial como pocos, amable con moderación, deductivo como los mejores detectives de la literatura, emprendedor como buen reportero, recorriendo cada lugar del planeta (y tambien fuera de él) y su particular manera de enfadarse, un aspecto que en los dibujos animados apenas era tenido en cuenta a la hora de reflejar el carácter de un personaje.

Es difícil definirlo por tanto, aunque hay una lógica aplastante y es que, aunque sus detractores tuvo y tendrá, Tintín es un personaje entrañable y carismático que ha conseguido permanecer vivo en la memoria durante más de 80 años, desde sus primeras tiras de papel de periódico ejerciendo de reportero, hasta la próxima película con protagonistas de carne y hueso (no es esta sin embargo la primera). Otros inimitables personajes como El Profesor Tornasol, El Capitán Haddock, el querido perro Milú inseparable compañero del protagonista, han hecho acto de aparición en la serie y sus largometrajes, pudiendo rivalizar hoy día con el mismísimo Cocoliso, Popeye, Olivia y cualquiera de los dibujos Disney o surgidos de la prolífica factoría Hanna-Barbera. El patrón protagonista-mascota, se ha ido repitiendo durante décadas y aún hoy lo sigue haciendo con diferentes connotaciones, en numerosas películas y series (recordemos el emotivo final de ‘Perdidos’), sin duda basándose en alguna otra obra anterior, pero cobrando mayor fuerza debido a su repercusión.

Muy probablemente al igual que yo, a principios de los años 90, otros niños disfrutarían por primera vez de la serie animada más actual mientras tomaban la merienda, recopilando en fotogramas todo lo que hace unas décadas se ilustraba en cada uno de los célebres tomos de sus aventuras. Conservo en la memoria escenas de capítulos sueltos, el primero de ellos “El Cangrejo de las Pinzas de Oro” dividido en varias partes por la cadena que entonces los emitía por primera vez en España.

Sucesivamente otras cadenas de televisión han ido emitiendo sus episodios, si bien nunca conseguí hacerme con todos ellos. Ya ni siquiera conservo aquellas cintas de VHS donde intentaba recopilarlos en vano, pues el no disponer del tiempo y los recursos necesarios para conseguirlo, unido al poco esfuerzo que ponían las emisoras por emitirla de forma completa, hiceron de la situación un reto imposible de superar.

Mi suerte ha cambiado en este aspecto. Después de dos décadas, el pasado 24 de noviembre se ponían a la venta todas las aventuras recopiladas gracias a Selecta Visión (distribuidora gracias a la cual muchas series animadas llegan hasta nosotros, ahora incluso en formato Blu Ray), por separado y una edición muy especial, esta que os presento ahora que está en mis manos, la Edición Coleccionista Limitada y numerada en estuche metálico con todos los episodios de la serie y los largometrajes.

El estuche metálico, que recuerda a las antiguas latas de galletas, tiene un bonito acabado en mate de color naranja con dibujos impresos de Tintín y Milú en cada una de sus caras dando forma a una pequeña viñeta de aventuras y con las letras de la edición en relieve.

Una vez abierta la lata, deja paso al contenido, resguardado por una funda protectora de plástico en los bordes y acabada con símil de terciopelo. Dentro podemos encontrar un set de 9 postales originales con dibujos basados en los comics y la serie animada y firmados, al igual que la caja metálica, bajo el sello de Hergé/Moulinsart.

Las 21 aventuras de Tintín están compiladas en 5 DVD’s, dentro de 3 estuches slim que a su vez están recogidos en un nuevo pack de cartón. Una edición integral en la que encontraremos estos volúmenes animados:

VOLUMEN 1

– Tintín en América

– Los Cigarros del Faraón

– El loto Azul

– La Oreja Rota

– La Isla Negra

– El Cetro de Ottokar

– El Cangrejo de las Pinzas de Oro

– La Estrella Misteriosa

VOLUMEN 2

– El Secreto del Unicornio

– El Tesoro de Rackam el Rojo

– Las 7 Bolas de Cristal

– El Templo del Sol

– Tintín en el País del Oro Negro

– Objetivo la Luna

– Aterrizaje en la Luna

– El Asunto Tornasol

VOLUMEN 3

– Stock de Coque

– Tintín en el Tibet

– Las Joyas de la Castafiore

– Vuelo 714 para Sidney

– Tintín y los Pícaros

Los tres largometrajes se presentan bajo el mismo formato, en 3DVD’s contenidos cada uno en su propio estuche slim y recopilados en una funda de cartón mate con relieve de dibujos en brillo, cada largometraje con contenidos especiales haciendo referencia a los personajes, las notas de producción y sobre cómo fueron restauradas las obras.

– Tintín y el Asunto Tornasol, la Película

– Tintín y El Templo del Sol, la Película

– Tintín y el Lago de los Tiburones

Se trata esta, pues, de una edición de lujo a un precio muy económico, para aquellos que nunca tuvieron la oportunidad de ver y tener todos los episodios o para aquellos que, ún recordándolos, deseen volver a disfrutarlos y a la vez conservarlos para futuras generaciones que vuelvan a coger su merienda y se sienten a disfrutar una vez más, como si el tiempo no hubiera dado tregua, con este reportero tan entrañable, su adorable compañero de viaje y muchos misterios por delante.

El cofre Edición Centenario de Las Aventuras de Tintín, reyes 2011

Los reyes han llegado este año con un regalo muy emotivo, un sueño que se ha tardado en cumplir alrededor de 20 años. El exterior de la caja ya traía la pista definitiva como se puede ver. Sobre las 4 de la madrugada cogí unas tijeras y comencé a abrirla. En su interior había otra caja blanca en cuyo interior se escondía la magia de otros tiempos.

El cofre azul forrado en símil de terciopelo con las esquinas ribeteadas de plata y agarres y apertura de cuero ya desvelaba el secreto en su parte superior, una de las imágenes de El Loto Azul. Abrirlo y dejar al descubierto los 24 tomos de Las Aventuras de Tintín es una sensación única.

Todos aquellos comics que jamás pude reunir estaban allí contenidos, todas sus aventuras, las que nunca terminé de leer, y dos regalos muy especiales, el recopilatorio de Tintín en el País de los Soviets con todas las viñetas recopiladas aparecidas por primera vez hace más de 80 años en el diario suplemento infantil y juvenil Le Petit Vingtième y el tomo inacabado por Hergé, que dejó en bocetos antes de su muerte, Tintín y el Arte Alfa, el cual abrí con especial respeto y admiración antes de irme a dormir, con la sensación de tener entre las manos un tesoro póstumo.

El tiempo pasará, lo nuestro no morirá

Coger viejas cajas llenas de polvo o sepultadas entre otras, cajas que llevan años sin ser abiertas como recuerdos que están apartados y aunque ocupan un espacio, sólo salen a flote cuando se da la ocasión. Abrir la tapa y encontrarse con esos viejos amigos que formaron parte de las tardes después de merendar, de los ratos de aburrimiento, de las mañanas de fin de semana sin cole.

Fueron nuestros juguetes, a los que dábamos vida y los que ahora en cierta forma al tocar y volver a recordar, son ellos los que nos dan la vida. La recompensa por conservar su esencia en un lugar de la casa, por apartado que sea, ese rincón al que siempre podremos regresar para ser niños de nuevo.

Sólo espero que el niño dentro de mí nunca muera y que cuando escuche esta canción siempre recuerde lo que fui y lo que me hizo ser lo que ahora soy, mientras un nudo en la garganta acompaña ese sentimiento de felicidad pasada.

Museo Coconut presenta… “Maricón y Tontico”

Atrás quedan las cuatro temporadas de Muchachada. Estos artistas, algunos de los cuales se conocieron en la Residencia Universitaria Bartolomé Cossío y donde, repito, están guardadas sus primeras cintas haciendo el ganso (esas que sólo unos pocos afortunados residentes allí hemos visto), lanzaron ayer con éxito su primer Museo Coconut en Neox, seduceindo al 4,3% de la audiencia, record histórico desde que Neox existe en la TDT y casi doblando la audiencia que venían haciendo cada miércoles por la noche en La2 con Nui.

Sin duda, aparte de la tremenda historia de las personas dobles de color de ayer, lo que más gustó fue la nueva tira cómica animada, que aunque no llega al nivel de risas que nos ofrecía Enjuto Mojamuto (que no sé si regresará a nuestras vidas, esperemos que sí), sí consiguió sacarme bastantes carcajadas, si no con la presentación, sí con la primera parte de sus aventuras. Maricón y Tontico, nacen dos personajes que llegarán muy lejos xD

El día en que me reencontré con El Libro Gordo de Petete

11 a.m. siempre el número 11 cruzándose en mi vida, aquí, allí, en todas partes, desde los 11 años me persigue donde quiera que voy desde aquel día… (eso es otra historia memorable que ya contaré). El Libro Gordo de Petete fue una pequeña obsesión para mí en mi infancia. Lo conocí por primera vez en la casa de mi prima Emi, ella tenía aquel enorme libro y algunos muñecos de Petete y siempre que iba, le pedía que me lo dejase y me pasaba bastante tiempo viendo sus dibujos y explorándolo y ya de paso leyendo algunas palabras, aunque no entendía casi nada, apenas contaba con edad suficiente como para leer algunas sílabas.

La verdad es que la casa de mi prima Emi fue para mí de pequeño como un santuario de diversión y conocimientos, tenía juegos montables, mi primo tenía aquel coche teledirigido que tanto me gustaba y que yo mismo me cargué un buen día… aquella casa siempre fue especial. Aunque el tiempo ha ido pasando, todas esas cosas que viví en la infancia han quedado como pequeños tesoros perennes imposibles de borrar de la mente, tanto es así que hace aproximadamente un año decidí crear un blog con el nombre de El Libro de Petete, dirigido al público infantil y que por falta de tiempo actualizo muy de tarde en tarde, pero sigue teniendo a su público infantil y juvenil enganchado, lo que más agrdecen es la información que les ayuda a hacer trabajos de clase.

De pequeño siempre he sentido atracción por las enciclopedias, por aprender, por leer, algo que no he heredado de nadie, nadie de mi entorno ha influído en ello, yo mismo poco a poco me he ido interesando en ello. El Libro de Petete era para mí como el summum del conocimiento, el agujero negro donde todo estaba contenido, inacabable, interminable.

Hoy, a las 11 a.m. pude haber dado la vuelta al edificio, pero decidí ir por el camino más largo y fijarme en el escaparate de una librería, un escaparate que no suelo mirar muy a menudo, pero hoy todo estaba predestinado. He pasado rápidamente y he echado una rápida ojeada a los libros en él mostrados reparando en los mini libros de Harry Potter y sus reimpresiones: Quidditch a través de los tiempos y Animales fantásticos y dónde encontrarlos, esta vez con tapa flexible. Estos al final han caído para mi compi, le harán ilusión, fan de Harry como yo desde hace años. Pero a su lado había algo más, un libro grande y azul con un grabado en dorado… El Libro Gordo de Petete.

Sin pensarlo dos veces he entrado y la chica me ha dirigido a la planta baja, a la que jamás había descendido en tantos años que llevaba entrando allí. La planta baja era como estar en el cielo de los libros, estaban por todas partes, en las mesas apilados, en estanterías, ocupando cada rincón. Mientras esperaba a que me atendiesen, he podido reparar en libros de los que desconocía su existencia. Cualquier amante de la lectura estaría encantado de pasar unas vacaciones en aquel lugar de ensueño. Finalmente con ayuda de la dependienta localicé El Libro Gordo y le eché un vistazo… era una reliquia exacta, una edición actual del 2009 que conservaba todos los artículos tal cual se editaron en su día, con su portada de tapa dura azul, sus prólogos y presentaciones… todo intacto. Para qué negarlo, la ilusión se ha apoderado de mí hoy con esta joya.

Quizá próximamente me compre uno para mí, pero al tenerlo en las manos he pensado en mis sobrinos, en la ilusión que podría hacerles el tener un libro así con el que su madre, su tía y yo aprendimos tantas cosas. A mí me hubiera gustado tener ese libro cuando era pequeño y no pude, a pesar de que era casi mío ya que lo cogía de la casa de mi prima cuando quería, por lo que he decidido regalarlo a los dos sobrinos más mayores, la pequeña tendrá que esperar a otras cosas cuando crezca. No sé si les hará la misma ilusión que me ha hecho a mí reencontrarme con él, pero con que les guste es suficiente y estaré contento.

Candy Candy, mis primeros recuerdos de una serie animada, domingos de merienda con mis hermanas

Hace mucho, muuucho tiempo, los fines de semana a las 15:30 cuando ya todos los pequeños habíamos terminado de comer, era la hora de sentarse cómodamente a ver los dibujos animados, esos de los que todos hablaban, daba igual qué personajes se presentasen sábados y domingos ante nuestros ojos, muy pronto tendrían sus réplicas en mochilas, muñecos de feria, estuches, llaveros, figuritas a escala… se convertían en un fenómeno social. Antes de todo esto hubo otras series con una repercusión aún mayor si cabe.

Así empezaba Candy Candy

Opening

Voy a viajar hasta aproximadamente el año 1980, donde tras finalizar sus emisiones en Japón tras casi 3 largos años, llegaba a España Candy Candy todos los domingos por la tarde. Yo era aún demasiado pequeño, apenas contaba con dos añitos, pero escuchaba a mis hermanas hablar de Candy, compraban sus recortables y yo me sentaba con ellas cada tarde de domingo en el sofá para ver los dibujos aunque apenas entendía muchas cosas y pocas son las imágenes que se me quedaron grabadas, pero eso sí, a fuego en la cabeza, una chica rubia con el pelo rizado, una amiga y un príncipe, apenas sabía más detalles. Es el primer recuerdo que tengo de una serie animada a la que cuando terminó, aún sin entenderla, ya echaba de menos.

Ending

The Wolf Whistling Song “Ringo Hiyori” por Rocky Chack

Quien no ha dedicado una gran parte de su tiempo entre amigos comentando esas antiguas melodías de los dibujos animados de nuestra infancia, tarareando las canciones que logran sacarnos una sonrisa, muchos recuerdos y las ganas de volver atrás en el tiempo de vez en cuando.

Con esta canción, opening del anime Spice & Wolf, este ritmo endiabladamente adictivo del silbido del lobo que tanto recuerda a esa Vuelta al Mundo en 80 días, he conseguido volver a sentir aquellos momentos una vez más.

Seven apples on the witch’s tree
With seven seeds to plant inside of me
In springtime i grew a magic song
Then skipping along, i sang the song to everyone

I look at the world through apple eyes
And cut myself a slice of sunshine pie
I danced with the peanut butterflies
Till time went and told me, to say hello but wave goodbye

A thousand sugar stars
Oh put them in a jar
And we’ll whistle round the world
Oh we’ll whistle round the world
I’m a little wolf inside a girl, you say
And off i go from june to may
Oh, whistling round the world

I met a golden swan upon the road
Who was handsome prince so i was told
I asked it the way to yesterday
Then i was a sailor, and through the day i sailed away

Bluebird seas i sailed
With mermaids riding whales
Oh whistle round the world
Oh whistle round the world
I’m a little wolf inside a girl, you say
And off i go down wonder way
Oh whistling round the world

Through apple eyes
Oh there are, rose-colored sky~lines
Where flying silver spoons
Eat melting marmalade moons

Through apple eyes
I see for, millions of miles
The sun’s a diamond shining
In the night-time of a summer day

A thousand sugar stars
Oh put them in a jar
And we’ll whistle round the world
Oh whistle round the world
I’m a little wolf inside a girl, you say
And off i go (i cannot stay)
Oh whistling round the world
Let’s whistle round the world
Whistling round the world
Whistling round the world

Angel Beats!

Necesitaba encontrar una serie corta, de unos 12 episodios, que pudiera ver tranquilamente durante las vacaciones antes de ir a dormir. Hay tantas series de anime por ver que hay que buscar hueco donde se pueda. Así llegué hasta una de ellas, 13 episodios, que había seguido de cerca sin conocer el argumento. Semana a semana los fansub colgaban su tremenda y elogiable labor y nos traían esta pequeña gran historia.

Opening

Ending

Lo primero que quedará en la mente de todos aquellos que vean esta serie hasta el final es un sabor a PERDIDOS ya que su totalidad (no seguir leyendo si no se han visto ambas) puede resumirse de muchas formas, pero nada tan acertado como la palabra “redención”. El llegar a un lugar en el que tus recuerdos han desaparecido y es a través de las vivencias, en esa especie de purgatorio, donde los recuperas, conviviendo con los demás en la misma situación. Darse cuenta de que el lugar al que has llegado es una especie de paso intermedio entre tu muerte y una vida eterna más allá, sea cual sea, un lugar en el que te queda algo por cumplir, un lugar en el que todos llegan para darse cuenta y poder realizar aquello que en vida les quedó por cumplir.

Angel Beats! es como sacar la sexta temporada de LOST y hacer una historia aparte con personajes bien definidos, cada uno con una historia propia que encaja a la perfección, con un pasado, un presente y una meta por cumplir. La historia comienza con el personaje principal, Otonashi, que de repente cae en ese “purgatorio” y se encuentra en el instituto conociendo a otros personajes que jamás había visto. En su ánimo por descubrir qué está sucediendo, se acerca a Kanade, una chica a la que llaman Angel, presidenta del Consejo Estudiantil, que le hace descubrir que en ese mundo no puede morir.

En Angel Beats! no hay personajes intocables y auqnue haya dos claros protagonistas, todos tienen una importancia. No hay un guión medido en el que esté estudiado que en cada episodio debamos conocer la historia de un personaje, de hecho nos quedaremos sin conocer la historia de muchos de ellos, lo que parecía en principio el mal, de repente cambia y da un giro inesperado para volver a cambiar de nuevo en un argumento admirable. Algo que se debe tener presente al ver este anime es que no puedes saber nunca lo que va a suceder, puedes intuir el final y seguramente no irás desencaminado, sobre todo una vez visualizados el episodio 9 y 10 (con los que seguramente más de uno necesitará algún clinex), pero el desarrollo es memorable por la cantidad de variables presentes. No hay un momento de tranquilidad emocional y una vez acabado cada episodio querremos irresistiblemente ver otro.

La serie parece lanzar un mensaje muy claro, que combina a la perfección con la citada serie de J.J Abrams cuyo final fue semejante. Nuestro final es la muerte, tarde o temprano, unos son capaces de afrontarla antes que otros y logran despojarse de todo lo que les mantenía en el punto intermedio, mientras que otros deben aún cumplir aquello que les mantenía atados para liberarse de todas las ataduras, logrando por fin la paz eterna. Mientras tanto nuestra vida física ha sido un viaje memorable de recuerdos enlazados, irrepetibles y maravillosos que alguien volverá a sentir y disfrutar en un ciclo ininterrumido en algún lugar del mundo conocido.

El momento más emotivo: Yui y Otonashi, la despedida (1×10)

Sobrenatural, de la serie al anime

Madhouse, la compañía encargada de proyectos tan ambiciosos como ‘Death Note’, ‘Paprika’ o ‘Vampire hunter’, se alía con la Warner para adaptar al anime las dos primeras temporadas de la serie protagonizada por los hermanos Sam y Dean Winchester (Jared Padalecki y Jensen Ackles), ‘Sobrenatural‘. Ya se puede visitar la página web dedicada a la serie original y al anime.

-> seguir leyendo

Pixels

Este vídeo ha dado ya la vuelta al mundo y se ha convertido en uno de los más populares entre la comunidad de jugadores. En él se plasma el momento en que Nueva York es tomada por un grupo de pixels que comienzan una pequeña invasión y que terminan por un caos mundial.

Datos del film:

Escrito y dirigido por : Patrick Jean
Director de fotografía : Matias Boucard
Música : Naïves New Beaters – LA Trumpets

La rana que si la giras es un caballo

Seguramente cuando comiences a ver este vídeo no te enteres de lo que dicen la rana y el caballo porque estarás buscando a la rana que si la giras es un caballo.

Había visto varios dibujos que, dependiendo de cómo se visualizasen, dejaban ver una cosa u otra (la mujer vieja y joven, la copa y las dos caras), pero este me ha sorprendido mucho. Y los de Muchachada dándole su toque al estilo cuadro barroco.

Sherlock Holmes, aventura de dibujos animados animales

Muchas fueron las series de dibujos animados en la época de los años 80 que se inspiraron en famosas figuras literarias y que utilizaron para trasladarlas al público infantil, modificando sus rasgos humanos por el de mascotas y animales. Tal fue el caso de La Vuelta al Mundo de Willy Fog y sus posteriores Viaje al Centro de la Tierra o 20,000 Leguas de Viaje Submarino años después, o Dartaçan y los Tres Mosqueperros.

Otra que también emuló esta forma de contar nuevas historias de antiguos personajes fue Sherlock Holmes, quizá menos recordada que otras más conocidas, pero que nos acompañó muchas tardes de merienda.

Atrás

¿En qué momento una niña o un niño dejan de soñar con las hadas que no existen? ¿En qué momento se dan cuenta de que llorar por ciertas cosas no merece la pena? Dan igual el momento y el tiempo que pase. Siempre, en algún pequeño espacio, conservan la ilusión de que todos sus anhelos un día se hagan realidad.

Ya una niña no soy,
se cuidarme yo sola
no les voy a fallar,
no me deben ver llorar..
ya esta,ya esta..
Ya me cansa escuchar..
y me niego a creer
esos cuentos de ayer..
hoy no hay hadas que llamar
no se,me falta fe…

y atrás se me quedó la emoción
atrás se me perdió la ilusión
atrás atrás atrás…

Veo el mundo cambiar
no se dónde acudir
no me puedo quedar..
mirando como arde la ciudad,mi cuidad

y atrás se me quedó la emoción
atrás se me perdió la ilusión
atrás atrás…

y atrás miré para entender
lo sueños que hubo en mí
que cerca estan temor y amor
¿quién va a soñar así?

Ya lo veo porfin..
ahora puedo creer esos cuentos de ayer
y ese mundo que encontré..
lo se..sólo con fe

y buscar la ilusión que perdí
mirar eso que antes no ví
ansiar,querer,soñar,lograr,volar…

Dragones y Mazmorras, la imaginación tras las sombras de un niño

“El hogar es un reflejo del corazón”

Tienen razón en aquello de que cuando se es pequeño, la mente absorve todos los conocimientos como si fuese un pozo sin fondo, es la edad propicia para aprender nuevas cosas, nuevos idiomas, para empezar a imbuirse del conocimiento que necesitaremos al crecer. La tabla de multiplicar cantada, las oraciones para los creyentes, los aspectos básicos sobre lo que una planta necesita para crecer, las capitales del mundo… y las canciones de los dibujos animados, que por supuesto, que me lo niegue cualquiera, es lo que más nos gustaba entonces y además casi sin hacer el esfuerzo.

Entre esas canciones, muchas suenan con fuerza, y es de agradecer que en un tiempo ahora en el que estamos, en que esas canciones llegan íntegras en su idioma original, entonces llegasen dobladas para regocijo de los que las tarareamos y entonamos de vez en cuando. Hoy me ha venido a la mente la canción y la historia de “Dragones & Mazmorras”.

Opening / Ending

La serie me pilló con apenas 5 añitos, edad en la que mi imaginación volaba. Aquel mundo de fantasía que se proponía me fascinó desde el primer episodio. Una serie de amigos va a un parque de atracciones y deciden montar en la que lleva por nombre Dragones y Mazmorras. Al montar en aquella montaña rusa, no imaginaban que ya no regresarían al mundo real en mucho tiempo, ya que una puerta bidimensional se abriría ante ellos, conduciéndoles a un mundo inhóspito lleno de peligros en el que conocerían las fuerzas del bien y del mal y a un personaje fascinante que les otorgaría poderes convirtiéndoles en Hank el arquero, Diana la acróbata, Sheila la ladrona, Eric el caballero, Presto el mago, Bobby el bárbaro y su inseparable mascota Uni el unicornio al que encontraría en el primer episodio y del que no se separaría.

Creo que todos entonces nos identificábamos con algún personaje y en mi caso era Bobby el bárbaro, quizá por edad y por su mascota, esa que no tendría hasta 10 años después pero que anhelaba encontrar algún día. Venger, el malvado que perseguía a los personajes, sin duda puedo considerarlo como uno de los malos con más carisma en el mundo de los dibujos animados. Su sola presencia en cualquier capítulo me inquietaba tanto que hasta yo parecía formar parte de aquel mundo cada vez que me sentaba a ver la tele. Pocos personajes hoy en día me dejan la sensación de estar tan bien ideados para hacer que el espectador presienta una amenaza ficticia como si fuera real. Pero sin duda el personaje que más idealicé fue el misterioso y fascinante Amo del Calabozo, al que ahora con el paso de los años quizá compararía con Albus Dumbledore de las novelas de Harry Potter, por su carisma, por el misterio que parece destilar, porque cuando le escuchaba y le veía actuar, sentía que era un personaje que encerraba una gran sabiduría que no compartía sino con pequeños matices con sus “alumnos”. Su presencia me inquietaba de un modo distinto a como lo hacía Venger, porque sabía que sus palabras siempre encerraban más de lo que decían.

Sí, Dragones y Mazmorras fue original e inolvidable y el paso de los años lo ha forjado como una leyenda que ahora puede ser comparada con series actuales y con personajes ficticios del presente. La eterna lucha del bien contra el mal, la similitud entre el Amo del Calabozo/Venger y Albus Dumbledore/Voldemort, incluso el grado de similitud con la serie PERDIDOS, ya que los personajes en todo momento, mientras viven sus aventuras, intentan buscar una “fisura” para encontrar el camino de vuelta a casa. Incluso el final de la serie deja ahora un cierto sabor a LOST, cuando una vez conseguido el regreso, los personajes se reencuentran y no pueden olvidar lo que vivieron en la otra realidad paralela. Es simplemente maravilloso comprobar que ciertas ideas han ido pasando de generación en generación, quizá inconscientemente, por la fuerza de unos personajes y un argumento encomiables.

Han pasado por mi vida 25 años desde entonces y he revisado algún capítulo en algún momento de nostalgia con decepción, puesto que lo que viví al ver la serie en su momento, no provoca en mí los mismos sentimientos que antaño. Desgraciadamente o no, dependiendo de cómo se mire, las series han tenido que reinventarse constantemente buscando nuevas formas de narrarse, huyendo a veces de la sencillez que antes las caracterizaba, ya no solo para contar lo que su creador quiere contar, sino para atraer a la mayor cantidad de público posible sin caer en las tan temidas similitudes dentro de un abanico de posibilidades que cada vez se reduce más, ya que todo parece inventado.

Es por ello que dejé de ver esos capítulos a pesar de la nostalgia, a pesar de que me encantaría revisar sobre todo el último episodio donde son capaces del regresar al mundo real, aunque sin duda me gusta conservarlos para futuras generaciones que puedan sentir lo que sólo se puede sentir en una etapa de la vida, esa en la que uno puede soñar y sorprenderse por primera vez con un mundo en el que jamás ha estado antes… el de la imaginación.

Llegamos a un mundo fantástico,
lleno de seres extraños,
el amo del calabozo,
nos dió poderes a todos,
tú el bárbaro, tú el arquero,
acrobata, mago y el caballero.

Dragones y mazmorras,
un mundo infernal
se oculta entre las sombras
la fuerza del mal.

Es un mago lleno de perversidad
peligroso y fatal
tenemos que luchar contra su maldad
o nos destruirá.

Dragones y mazmorras,
un mundo infernal
se oculta entre las sombras
la fuerza del mal.

El arco de fuego es mágico,
la maza sensacional,
la pertiga insalvable,
los magos son memorables,
y el escudo es algo muy serio
todos unidos así venceremos.

Dragones y mazmorras,
un mundo infernal
se oculta entre las sombras
la fuerza del mal.

Es un mago lleno de perversidad
peligroso y fatal
tenemos que luchar contra su maldad
o nos destruirá.

Dragones y mazmorras,
un mundo infernal
se oculta entre las sombras
la fuerza del mal.

Dragones y mazmorras,
un mundo infernal
se oculta entre las sombras
la fuerza del mal