Calles desiertas bajo el sol del verano

verano calles desiertas

La ciudad desierta, con sus calles vacías, el asfalto suplicante y una sombra acuciada por el tiempo. Y desde la sombra se escucha el sonido de algún motor, de las ruedas castigando la superficie, el sonido de una voz que sale de alguna terraza regañando a un niño que llora, risas en la otra calle y pisadas de chanclas sobre el suelo.

De vez en cuando una brisa se digna a darme un poco de aire, mientras un coche pasa por delante con las ventanas abiertas, risas y voces que intentan entonar la canción que llevan puesta a todo trapo.

verano calles desiertas 2

Ruido de llaves abriendo una puerta, alguien que está fregando los platos de después de la comida y su tintineo al soltarlos llega hasta mis lejanos oídos. Mis ojos empiezan a cerrarse con esta armonía de sonidos, dibujándome una sonrisa mientras los párpados pesan como piedras y en un leve intento por mantenerlos abiertos, el cansancio puede más. Me sumerjo en uno de los mayores placeres de la vida.

Caza la emoción

peugeot-rcz-r-concept-03

Creo que es la primera vez que hablo de coches en el blog, pero merece la pena. Hoy, echando un vistazo a la revista National Geographic del mes de julio me he encontrado con el coche de mis sueños. No es que estuviese en mis sueños, porque no lo había visto antes, de hecho hasta ahora mi coche deseado siempre ha sido el Hyundai Coupe.

peugeot-rcz-5

Me molan los coches deportivos, son mi debilidad, que tenga curvas y una forma especial, no sé, esto es como cuando te enamoras, no sabes exactamente por qué es, sólo sabes que te excita de una forma sobrehumana. Ahora mi nuevo coche soñado es el Peugeot RCZ, alq ue ya anuncian con el lema “caza la emoción”. Ha sido verle y enamorarme, dee su aire futurista, tan alejado del patrón de automóvil que conocemos, un deportivo aerodinámico con carrocería iluminada con leds.

¡Me encanta!

peugeot-rcz-r-concept-05-1024x512

Mi primer billete nuevo de 5 euros

5 euros cara a

Tenía muchas ganas de que llegase el euro, el hecho de manejar una nueva moneda no es algo que ocurra a menudo a no ser que viajes de un país a otro. Fui uno de los que se fue al banco el primer día que salió la moneda, para recoger esa famosa bolsita de euros donde venían todas las monedas actuales. Durante bastante tiempo estuve pensando, supongo que como el resto de españoles y gente de Europa, y comparando con la moneda antigua, en nuestro caso la peseta. Si iba a comprar una barra de pan, cuando me cobraban, inmediatamente mi mente lo convertía a pesetas.

Afortunadamente con el tiempo dejé de pensar en las pesetas aunque de vez en cuando, sobre todo para comparar cómo nos la metieron doblada, hago cuentas y me pregunto cómo es posible que antes se llenase un carro de la compra con 5,000 pesetas y ahora con 30€ no compras ni dos chuminadas, o comprar un libro por un precio que ahora nos parece medio normal por 25€ y que te dé por pensar que se corresponde con casi 4,000 de las antiguas pesetas, una burrada.

5 euros cara b

Los billets de 5€ hace poco tiempo que cambiaron, los había visto en imágenes pero en el intercambio de moneda no había caído aún ninguno en mis manos. Este, el primero, llegaba de forma curiosa por una confusión de Círculo de Lectores por la que me llegaban dos libros repetidos, uno gratis y el otro cobrándomelo. Al darme cuenta, el hijo del agente volvió a llevarse el libro y devolverme el dinero. Y fue en ese intercambio cuando me quedé extrañado al darme los 5€ pero enseguida caí en la cuenta de que este billete ya era distinto.

Cada moneda y cada billete tiene su pequeña historia, algunas son bastante interesantes. Por ejemplo, ¿qué probabilidades hay de viajar a otro país europeo, dar un billete en el que has escrito algo y que algún día ese billete vuelva a caer en tus manos? El destino sería poco 😛

Vega presenta Wolverines

vega wolverines

Cada vez que escucho algo de ella, cada vez que una de sus canciones me anima, cada vez que me llena de emoción, no puedo dejar de ver a esa chica cordobesa con su guitarra que se plantó frente a un micrófono en su primer casting, no puedo dejar de pensar en el momento en que comenzó a tocar y cantar las primeras notas y letras y me dije “ya soy fan de esta chica”.

Han pasado ya más de 12 años desde aquel día y su carrera continúa. Somos parte de ella, porque vivimos aquellos momentos con ella, porque le cogimos cariño a su música y la entendimos como algo propio. Cada canción de Vega es un mundo dentro del que poder descubrir sentimientos intensos y su nuvo tema, ‘Wolverines’, vuelve a lograr un clima nuevo. Es su cadencia, o como bien dice una fan de cuyo comentario también me he enamorado:

Original,conmovedor, con una perseverancia y garra que sólo llevan la firma de Vega. Ese coraje que posee, esa disposición a comenzar de cero sin miedo con todas las ganas de un inicio que empezó hace 10 años, un ejemplo a seguir, una mujer a la que agradecer las canciones que desde que nacen de su tintero ya se vuelven valientes, a la que agradecer unas letras que nos hacen sentirnos vivos y deseosos por lograr nuestros objetivos

 

El tiempo es un río

time river

El tiempo es un río, que nace de la casualidad en alguna parte, que crece, que fluye entre rocas y juncos. El tiempo es un río que se desboca, que se concentra, que explota, que se bifurca. El tiempo es un río que crea otros tiempos, que sigue abriéndose camino hasta el fin de sus días.

El tiempo es un río, que envuelve y que guía, a través de senderos, de caminos inoportunos. Todo se puede hacer con el tiempo, excepto una cosa, que su corriente cambie de sentido.

fotografía de koppdelaney

Mala praxis

mala praxis 2

Según reza la enciclopedia del presente y del futuro, la mala praxis es el término que se utiliza para referirse a la responsabilidad profesional por los actos realizados con negligencia. Aunque suele utilizarse más concretamente para referirse a negligencias médicas, lo que ayer me ocurrió no me hizo pensar sino en estas dos palabras y ahora me pregunto si a los comerciales también se les puede aplicar la mala praxis.

El último comercial que entró en casa, porque no volverá otro a pisar por aquí, o eso espero, actuó como se esperaba de él, sobre todo para los que le dan esas pautas de malnacidos. Llegó en un tono amable (aunque por suerte en mi familia tenemos un radar que nos advierte de que alguna gente guarda algo sucio bajo la manga) y llegó a perder los modales cuando no quisimos el producto, gritó, intentó dividir la opinión de mis padres para ponerles en un aprieto. Una persona a la que apenas conoces, la metes en tu casa y en una hora te está gritando porque no le quieres comprar nada. ¿Pero esto qué es?

Estuve a punto de darle un buen par de hostias y llamar a la policía porque esto no se puede tolerar. El sistema de ventas comerciales de hoy es agresivo y lo único que consigue es engañar a la gente con poca personalidad y que se valora poco. ¿No sería más fácil aplicar unas formas más suaves y basadas en la fuerza del producto que vendes más que en la moral del cliente final?

Ayer llegué a casa después del trabajo y mi madre me avisó que habían llamado de nuestra compañía ISP (proveedor de servicios de internet) para ofrecernos una oferta móvil. A su vez me informó de que el comercial le había dicho que ya me había llamado a mí y que yo estaba interesado. Mi madre se dio cuenta de que mi móvil estaba en casa, no me lo había llevado al trabajo, así que se lo dijo al comercial, que eso era imposible porque mi móvil estaba encima de la mesa. Primer engaño y último.

mala praxis 3

El comercial iba a llamar en unos minutos. ¿Es ya posible escuchar agradablemente una oferta cuando sabes que han intentado timar a tu madre? La respuesta es NO. Aún así tenía ganas a esa llamada. La oferta móvil no me interesaba en absoluto, pero quería saber hasta dónde podía llegar para conseguir un descuento en la factura total.

Todo transcurrió con normalidad, lo típico, no te dejan apenas hablar, te lo cuentan todo de retahila según lo tienen escrito (por suerte o desgracia ya me sé todos los trucos de una compañía así) y después empieza ese juego de preguntas y respuestas tan interesante.

No acepté la oferta, mi intención era conseguir una rebaja en la factura. Me ofreció lo que yo ya sabía por adelantado, 10€ de descuento, pero le rebatí diciendo que no podía aceptar eso porque lo que me quitaba por una parte me lo ponía por la otra después de un año. “¿Pero es gratis don José, no quiere algo gratis?”, insistía en el año gratis, él tenía que vender, yo tenía que conseguir mi rebaja del 50% y tampoco iba a parar y uno de los dos iba a perder los nervios, sólo adelantaré que no sería yo.

Si hasta un hipnotista profesional hace unos años no podía entender mi mente y su funcionamiento y se extrañó (mira, una buena historia que contar), iba a poder manipularme este. Si de algo puedo sentirme orgulloso de mi carácter es de mi personalidad y de mi postura ante las injusticias y la defensa de mis ideas. Y no se me caen los anillos si he de alabar las cualidades y la forma de pensar de otra persona, de hecho lo hago a menudo y aprendo.

Llevé las riendas de la llamada a posta  intenté sacarle la oferta que le ofrecieron a una compañera, una oferta real, del 50% de rebaja en factura y un servicio adicional gratis durante 1 año. Él insistía en que trabajaba allí y que no había otra oferta y que nadie iba a hacerme una oferta como yo le decía, mientra que yo le insistía en que estaba seguro de que si colgaba ahora la llamada y llamaba al servicio atención al cliente tendrían una oferta mejor para mí.

Así estuvimos entre careo y careo con la misma serenata y entonces llegó ese magnífico momento en que sacó su carta de la manga, esa carta de la mala praxis permitida a un comercial, denunciable para mí, en que abandonó su profesionalidad y gastó el último cartucho intentando insultarme sin llegar a hacerlo, muy sibilinamente, poniendo a mi madre en contra de mí. Le seguí insistiendo en mi oferta, en la única que podía interesarme. Sabía que no me la iba a ofrecer, pero él también supo, ante mi postura con su pérdida de profesinalidad, que tenía ya la batalla perdida.

Perdió las formas y, después de estar durante toda la llamada dirigiéndose a mí por mi nombre terminó diciendo en un tono ridículo “de acuerdo entonces don Rodolfo”. ¿Perdonaaa? Me entró la risa, porque mira que hay comerciales de todo tipo, algunos muy amables y que no llegan a dañar a nadie porque tienen escrúpulos al menos, pero este ya había traspasado la línea entre una relación comercial y una llamada amenazante y denunciable a todas luces. Mi respuesta fue clara y concisa “pudes llamarme como quieras si te apetece, pero hasta aquí hemos llegado, buenas noches”.

mala praxis 1

Acto seguido llamé a atención al cliente y les obligué a ponerle una reclamación, por intento de engaño y por traspasar los límites de una relación comercial-cliente perdiendo las formas al final de la llamada. Trabajando donde trabajo, sé que no va a llegar a ninguna parte, ya me las sé todas, pero lo consideré oportuno porque era lo que merecía.

Quiero que este artículo sirva a aquellos que son comerciales, les animo a no seguir esas estúpidas reglas preconcebidas del comercial agresivo, que vende un producto a costa de la intimidación y el engaño, dejando a vndedor y comprador con la extraña sensación de haber perdido un poco de humanidad cada vez, que aprendan a ser más humanos, que vendan con convicción pero que escuchen las necesidades de su cliente, que empaticen con él en lugar de utilizar su entorno, que no jueguen con los sentimientos de la gente, que no se metan en sus vidas, ni con lo que gastan, ni con lo que tienen y menos conla gente que les rodea, siendo capaces de dejar un aire de putrefacción y mierda a su paso.

Quiero que este artículo les sirva a muchos para abrir los ojos de una vez, para hacerles comprender que como consumidores tenemos el poder en nuestra mano, que hay que sentirse a gusto con lo que compras y comprarlo porque te apetece. Que aprendan a no dejarse utilizar ni intimidar, que aprendan a decir NO cuando se traspasan los límites de la cordialidad.

Por qué no ha funcionado Gran Hermano catorce como se esperaba

gh catorce final 1

Ayer los votantes (que ni siquiera la audiencia) de Gran Hermano catorce alzaban a Susana como ganadora de esta edición. Una edición que desde ya, y a falta de un debate, se ha convertido en la menos vista de la historia del reality. Tuve claro quién iba a ganar, aunque siempre queda el gusanillo ese de si es verdad lo que piensas, cuando Desi quedó relegada a la tercera posición, una Desi que probablemente tenga mucho más futuro que todos los concursantes juntos y que merecía el premio, por haber sacado del encasillamiento a una edición anodina.

Cuando tenía claro que ganaba Susana pensé que no estaba ni tan mal, pues el programa este año tenía la ganadora que merecía, un MUEBLE. Una chica que ha hecho esfuerzos hasta para enamorarse sin sentir nada, que no ha tenido relevancia, que incluso ha pasado desapercibida muchas semanas. Y yo me quejaba de la ganadora de GH 2, Sabrina. Esa por lo menos se enamoró de verdad, lloró detrás de un sofá y salvó a una gallina haciéndole el boca a boca (la trilogía que le hizo ganar, que ya es para morirse).

Comenzaré diciendo cómo me he sentido como espectador, como el que no se ha perdido ni una sola gala de las cientos y cientos desde que todo comenzó en abril del 2000, seguidor de las ediciones especiales, reencuentros, revueltas y VIP’s. Y esto me cuesta mucho decirlo, pero pienso que hay que hacer un balance y decir la verdad, porque este concurso está hecho para divertirse, no para aburrirse y soportarlo sea cual sea el precio. Excepto en las galas de la expulsión de Miriam y de Juan Carlos, apenas ha habido una en la que no me durmiese durante las entrevistas y he tenido esa fastidiosa sensación de mirar el reloj, ver que eran las 23:00 de la noche, que apenas había pasado una hora y que no pasaba nada interesante, que ya sabía quién se iba a ir y que me quedaban casi tres horas aburridas para irme a dormir. Y de ese tiempo tan sólo una vez me quedé a ver la casa en directo.

Yo, fiel seguidor desde el principio, que adoro a Mercedes Milá, me he sentido mal sintiendo esto, ver cómo de repente mi programa favorito de la televisión me estaba comenzando a aburrir soberanamente. Y he tenido tiempo para pensar en lo que a mí personalmente, y estoy seguro de que a muchos también coincidirán, esta edición me ha fallado. He dejado de sentir ese cosquilleo al escuchar la sintonía.

gh catorce final 4

Para comprender por qué me ha ido decepcionando poco a poco hay que empezar por el principio. Uno tiende a auto engañarse, sobre todo cuando es fiel seguidor de un programa. Le pasa una, le pasa dos, le pasa diez, pero llega un momento en que por mucho que te quieras engañar, sabes que algo pasa. Se tiraron semanas y más semanas diciendo “asómate y siente el vértigo”, “asómate y siente el vértigo”. Puse las espectativas muy altas, que si una casa de dos pisos, que si iban a vivir por encima del suelo… ideas que, aunque no hubieran sido reales, sí podrían haberse implantado mejor, al menos de una forma tan divertida como el pasado año con esa habitación inclinada.

Todo para nada, para ver a dos personas tirarse desde una altura considerable, a los que ni siquiera vimos la cara ni nos los presentaron desde ahí arriba para sentir un poco el vértigo, ya bastante los conocimos mientras caían en dos segundos sin  la menor ilusión. Otros que entraban en una bola gigante de plástico (ohh qué vértigo) y otros que, para repetir jugada del año anterior, metían en una habitación sobre el suelo que de repente se abría. Todo esto repetido una y otra vez sin pizca de gracia.

Reconozco que al principio los concursantes me interesaron mucho y llegué a pensar que era el mejor casting hecho jamás. No podía estar más equivocado.

Muchos dicen que hicieron mal en estrenarlo contra Tu Cara me Suena y posteriormente contra algo nuevo en televisión como Splash!, ya que era directamente suicidar al programa. No voy a negar que hacer este movimiento supuso que muchos no se enganchasen desde el principio y decidiesen no ver esta nueva edición, pero creedme que esto a un seguidor fiel de GH no le ocurre. Y no voy a ponerme a decir esa gilipollez de que no voy a verlo más. No, lo voy a ver hasta el día del juicio porque sé que pueden hacerlo mejor y lo van a hacer.

Como siempre ha dicho Mercedes Milá, Gran Hermano es grande y si sus concursantes son grandes y hay grandes historias, GH ganará al fútbol, a Cuéntame y a lo que le echen encima. Pero este año ni había grandes historias ni grandes concursantes (algunos sí pero llegaron tarde).

Un arranque un poco flojo y unas siguientes galas penosas hicieron replantearse el concurso. Con concursantes que no tenían nada que aportar, no había vídeos interesantes y las galas ya se centraban en el plató, en el directo y alguna nueva forma de nominar o alguna ocurrencia y poco más.

En mi más sincera opinión, a muchos les sorprendrá, que el principal fallo de esta edición y por lo que creo que ha sido la menos vista, ha sido el no emitir tantos vídeos como otras veces. Los vídeos son vida para el espectador. Gracias a ellos conocemos a los concursantes. ¿Por qué muestras un minuto de los vídeos de la prueba semanal y encima a la vuelta de publicidad cuando casi nadie lo ve, cuando ha habido pruebas divertidísimas? ¿Por qué después pones el mismo vídeo una y otra vez durante media hora dando a conocer el inicio de una historia de amor que realmente interesa poco?

Anoche con la final me reafirmé en esto cuando ví el vídeo de RAKY a su paso por la casa. Mientras lo veía no paraba de mirar a mi madre y preguntarme: “¿qué están haciendo? ¿por qué muchas de esas cosas graciosas de Raky no las he visto nunca en las galas? ¿qué edición he estado viendo que no reconozco a la Raky que me están mostrando ahora?”. Miraba a la vez la cara de Raky y lo sentía por ella, porque quizá esa de los vídeos era ella realmente, la que era un poco “machorra y malhablada”, o quizá era la otra chica con carácter de los directos. Y sentí pena, sentí pena porque con ese vídeo me daba cuenta de que no nos habían mostrado lo suficiente, de que muchas situaciones graciosas las intercambiaron por momentos de amor en los que aprovechaba para ir a hacer pis. Sentí pena porque esta edición basada en jueguecitos, entradas y salidas y mentiras y exceso de información del exterior por subir un poco de audiencia se había ido a la mierda. Y por el camino me había perdido lo mejor de los concursantes, porque apenas había visto nada de ellos.

gh catorce final 3

Disfrazado de un “lo hacemos proque nos da la gana”, la información del exterior, esa regla inamovible de no trasladarla a los que están en la casa para preservar su “virginidad”, quedaba rota. Bien saben en Gran Hermano y los que lo seguimos, el dolor que ha provocado y puede provocar que se cuele información de fuera. Una casa en la que están encerrados las 24 horas y en la que todo se convierte en una comidilla gigantesca, donde una sola palabra de despedida podía truncarte tu experiencia allí dentro (¿verdad Carola?). Este año sólo ha faltado meter internet allí dentro. Ex novias, repescas que filtraban todo tipo de información de fuera, llamadas telefónicas de familiares aconsejándoles qué hacer, profesoras de Zumba… y tampoco hacían lo suficiente para dejar que la gente de fuera filtrase información a través de los megáfonos, interesaba también esto.

Con lo que molaba la entrevista a un invitado, saber que llegaba intacto al plató, que tú sabías lo que iba a ver pero él no. Esa era la fortaleza de las entrevistas. Si ya no existía ese efecto de “concursante virgen”, ¿qué sentido tenía la entrevista? Por no hablar de concursantes que cuando entraban por la puerta del GH se te pasaba por la mente decir “bueno, ya ha llegado al plató, se puede ir a su casa”, porque algunos se pasaron su estancia en la casa como si fuese cualquier cosa, sin disfrutarla, jugando al billar o durmiendo. Para eso, quédense en su casa.

Y después de ese “lo hacemos porque nos da la gana”, llegó la aplicación famosa donde el público decidía. ¿Entonces en qué quedábamos? ¿Hacemos lo que nos da la gana o dejamos que hagan lo que les dé la gana? Tan incoherente como poner un lema a una edición y olvidarse de seguir una línea con ese lema: “siente el vértigo”, un vértigo que no existió y del que nadie se acordaba hasta la final. Una final que no pudo ser más extraña, con figuras del arte y letras y sustituyendo al fuego y la magia por la infografía y la edición digital, para mi gusto, la peor final de todas. Con lo sencilla y emocionante que fue la final de GH VIP 2 cuando Ivonne salió de su cuarto, se encontró sola en la casa y Jesús Vázquez le preguntó si sabía lo que eso significaba, coste cero y emoción infinita.

Este año se han tratado de encauzar y meter con calzador muchas situaciones, cuando la principal cualidad de todos los GH ha sido dejar que todo surja sin miedo. Esta vez se ha notado y mucho, que no todo fluía de forma natural, que estaba forzado por el miedo a que no surgiesen situaciones interesantes dentro de la casa. ¿Cómo van a surgir si no muestras imágenes de cosas sencillas como una conversación y recortas el tiempo de los vídeos para meter las trrilladas historias de amor de siempre?

Excepto la interesante historia de Dany y Susana y la pareja de él, la mejor entrevista de la historia, la de Juan Carlos en su primera expulsión de la casa, Miriam, Igor y sus respectivos y la alegría y el color que ha aportado Desi a esta edición que sin ella no hubiera sido la misma, no me llevo casi nada más en la maleta de los recuerdos.

gh catorce final 2

No voy a entrar en expulsiones disciplinarias ni otras decisiones, los duelos finales fueron maravillosos y épicos y este Gran Hermano ha tenido cosas muy buenas. Nunca podrá agradecerse lo suficiente la idea de la prueba de los modelos “posé” con los japoneses y en directo, con esas nominaciones que recordaré toda la vida, nominacines donde cada plano era una obra de arte, nominaciones sangrientas.

Daba la sensación de ir rehaciéndose semana a semana, lo cual siendo el programa que es, donde cualquier cosa puede suceder, no es tan malo, pero sí se ha echado en falta una línea que seguir, la seguridad de que las cosas no se hacen porque sí, que ya estaba planeado, eso que gusta de las grandes series (un saludo a los seguidores de Perdidos). Como si las cosas se hiciesen para perseguir la audiencia y crear conflictos que no existían para frenar la caída, creando una atmósfera irreal, no dejando que surgiese todo con naturalidad.

Excesivas conexiones en directo y pocos vídeos mostrando las vidas de los que jugaban y a los que queríamos conocer. No podría entender a Sindi si no la hubiera escuchado tanto tiempo hablar con Pepe o Marta. Me hubiera encantado tener más tiempo para escuchar a Desi hablar sobre su vida, eso de lo que Mercedes hablaba pero que yo nunca vi en una sola gala. ¿Cómo voy a querer ver a alguien si no me dejas conocerlo?

Anoche, cuando se apagaban las luces de la casa y Mercedes susurraba unas palabras preciosas, volví a sentir la grandeza y volví a llorar, recordando que dentro de esas paredes habían pasado tantas cosas, pero anoche fue diferente, porque además de eso lloraba porque deseaba sentir más de lo que lo hacía.

Papilla de frutas (receta pre veraniega)

papilla de frutas

Sé cocinar lo justo y necesario como para no morir de hambre, pero si hay algo que se me da muy bien, que me invita a innovar y a probar cosas nuevas, esos son los postres. No sólo me gusta comerlos, sino que disfruto haciéndolos. Por cierto, es la primera vez que introduzco cocina en el blog después de estos casi 7 años, mmm, no se me había ocurrido hacerlo antes.

Una de mis recetas favoritas es la tarta de galletas con chocolate y crema, pero dado que es casi veranito, qué mejor que compartir una receta ya no solo veraniega, sino que vale para cualquier temporada. Lo mejor es que fresquita está más rica y además vale para todas las edades.

papilla de frutas 4

papilla de frutas 5

La papilla de frutas es muy beneficiosa y es aconsejable comerla recién hecha para que la fruta y sus vitaminas no pierdan sus propiedades. Sirve como digestivo, te aporta vitaminas y te deja como nuevo.

Ingredientes (para 2 personas o 1 si comes mucho, yo reconozco que esto me lo comí solo):

– Leche (cantidad en función de gustos, se explica en la elaboración)

– Galletas (x5)

– Manzana (1, se puede sustituir por una pera u otra pieza de fruta)

– Melocotón (1, se puede sustituir por otra pieza de fruta)

– Plátano (1)

– Yogur (a elegir sabor, natural, con trozos de fruta o con trozos de chocolate)

– Virutas de chocolate (de pastelería)

papilla de frutas 8

Elaboración:

Troceamos la manzana, el melocotón y el plátano en pequeños trozos. Cogemos una jarra de medida o similar y vertemos leche hasta llenar sólo el culo de la jarra. Esto se hace para que cuando echemos los trozos de fruta dentro, que es lo siguiente que debemos hacer, no se queden pegados en el fondo al batir.

Troceamos, sin llegar a desmenuzar, las galletas y las echamos dentro junto con la fruta. Abrimos el yogur y lo echamos dentro cubriendo la capa de galletas para que al batir no salgan las migas hacia arriba.

El hecho de utilizar el plátano y las galletas tiene su sentido. Ambos van a actuar de tal forma que le van a dar consistencia a la papilla, sin que quede muy caldosa. Si por el contrario deseas que quede caldosa, es aconsejable utilizar otra pieza de fruta más acuosa que un platano y no echar galletas.

papilla de frutas 10

El siguiente paso es también muy importante, ya que es el que va a decidir si la papilla queda espesa o no. Para tomarle la medida a este punto importante hay un truco. Agarra la batidora y empuja desde arriba hacia abajo aplastando las frutas y galletas dentro de la jarra hasta que se asienten, todo esto sin batir aún. Una vez hayas hecho esto, si quieres que quede muy espesa, vierte leche de nuevo a la mezcla poco a poco y sólo hasta que veas que empieza a rebosar por encima de la mezcla. Si por el contrario la deseas muy cladosa, echa leche a tu gusto o ve agregando mientras bates.

Ya sólo queda batir, aconsejable a media-alta velocidad y durante unos 4-5 minutos para que no queden tropezones. Una vez la mezcla quede homogénea, vierte la papilla en un plato hondo y listo para servir.

En estas imágenes no tenía, pero puedes hacerte con una bolsita de virutas de chocolate de pastelería que venden en supermercados y pastelerías o incluso rallar una tableta de chocolate con rallador si lo quieres hacer de forma casera. Después sólo esparce las virutas sobre la papilla ya servida. Esto la hará aún más irresistible.

¡Y a disfrutar!

GALERÍA: PAPILLA DE FRUTAS

Anticipate

anticipate

El segundo y último proyecto que cubre todo lo que quería hacer está a pocos minutos de ver la luz. Decenas de horas van por detrás eligiendo y descartando y con una dura decisión final. Un gasto mínimo que compensa el resultado del que me he enamorado.

Una de las frases más escuchadas de los últimos tiempos ya tiene un hueco en internet.

Mujeres y Hombres y Viceversa cumple 5 años

emma-garcia-en-la-escalera-de-mujeres-y-hombres-y-viceversa

Érase una mujer a una escalera pegada

Afortunadamente con Gran Hermano aprendí a decir a los cuatro vientos lo que veo o dejo de ver sin ningún tipo de problema. De repente se abrían las puertas y ya no hacía falta decir las cosas con la boca pequeña por miedo a que alguien te dijese “¿pero ves eso?”, aunque después de haber pasado más de 13 años todavía me encuentro con quien me lo pregunta. Como bien supondréis, mi respuesta es la no respuesta, porque así, entre nosotros, me la suda a estas alturas.

Y sí, veo Mujeres y Hombres y Viceversa. No me he perdido ningún programa desde aquel 9 de junio de 2008 en que se estrenó. Ese día lo vi por pura curiosidad. Intenté informarme de la procedencia del programa, formato basado en el homónimo italiano Uomini e Donne que con gran éxito sigue en las tardes de la RAI temporada tras temporada desde hace más de una década y que a su vez sale de una bonita historia de amor que surgió en un programa de la misma cadena, Amici. Con estas premisas, cómo me lo iba a perder.

La caída de Jenny, uno de los momentos más divertidos de la historia del programa, no sólo por la caída, sino por las intenciones con las que iba hacia su pretendiente

Os contaré un secreto, el segundo día, que además era verano, tenía vacaciones y estaba muerto de sueño, pnsé en dejar de verlo. El programa duraba mucho y a veces se me hacía monótono. Iba a quitar la tele cuando de repente uno de los pretendientes de una de las primeras tronistas, David (que después estuvo de tronista y gancho del público varias temporadas) se puso a hacer el tonto y me hizo algo de gracia. No recuerdo bien qué es lo que hizo en ese momento, pero me volví a sentar en el sofá y desde entonces no he dejado de asistir a cada cita cada día, aunque ahora tenga que ser por internet debido al horario de trabajo incompatible.

mercedes mila en mujeres y hombres y viceversa el crossover

¿Qué sucedería si Mercedes Milá y Emma García se cambiasen de “familia”? Os invito a leer el resultado en The Salingers

El programa me enganchó por completo y en esa época empezaron los blogs de la página de telecinco. Allí entraba todos los días, primero con comentarios breves y leyendo el resto. Más tarde, cada vez elaboraba comentarios más largos y elaborados hasta terminar relatando y poniendo mi punto de vista sobre cada situación de aquella larga hora y media de programa. Comentarios que tengo enfrente de mí, resumidos en una libreta que guardo como oro en paño. Incluso tuvimos la enorme suerte, hasta que el programa se lo prohibió, de hablar con algunos de los tronistas y pretendientes (Vicente, David, Vanessa_D, Marisa…).

Muchos dicen que sólo va gente guapa que no tiene problemas para encontrar pareja. Eso es porque no han visto todos los programas porque ha ido gente de todo tipo. Respecto a lo de guapos y guapas sin pareja, sólo hay que detenerse un momento a mirar su comportamiento y actitud y uno entenderá a la perfección por qué no tienen pareja estable y sólo rollos de una noche.

Enseguida la respuesta de la gente fue abrumadora. Sin pretenderlo me encontré con gente que ansiaba mis palabras diariamente, que se preocupaban si escribía más tarde de lo habitual, gente que necesitaba leerme. Gracias a ellos nació un blog al que tengo mucho cariño y que aún hoy, después de haberlo dejado aparcado desde hace ya exactamente 4 años, sigue recibiendo cientos de visitas diarias, en parte a ese reciclaje de pretendientes y tronistas que no paran de volver una y otra vez, con lo que nunca está del todo desactualizado. Ese blog llamado mujeresyhombresyviceversa.wordpress.com, el no oficial y con el que Telecinco jamás me ha puesto ninguna pega lo cual agradezco enormemente pues sabían de mi pasión por el programa, guarda algunos de esos textos (el rewsto están en los blogs de tronistas por ahí perdidos), algunos de los que estoy realmente orgulloso y que traté de traer aquí, los de las despedidas de algunos tronistas.

Esta canción compuesta por Alexander Rod iba a ser la sintonía del programa hace tres años, con motivo de la nueva temporada del programa, incluso grabaron el vídeo oficial con Miriam y Pipi. Finalmente se desestimó, pero la escuché durante tantos días que para mí es como si fuese su sintonía.

Muchos son los que me preguntan qué es lo que me gusta de un programa que ellos consideran guionizado, al que sólo van chonis y cuerpos de gimnasio, al que sólo van para buscar bolos y dinero. No puedo quitarles la razón del todo, siempre digo que MYHYV es un programa donde hay un 99% forzado. Pero lo que me gusta es que, en el momento menos esperado, sale ese 1% real que nadie puede frenar y que es maravilloso. Me vienen a la cabeza momento impresionantes como aquel, de los primeros, en que Verónica y David tienen que despedirse. Quizá ambos iban por rumbos distintos y con unas metas, pero tanto tiempo juntos terminó por crear una relación única y cuando los sentimientos iban avanzando y chocaban con sus metas, pusieron una barrera en la que se notó que ya había surgido algo que les costaba dejar.

Recuerdo la realidad que nos brindó Fanny, una tronista de la calle, no reciclada, que llegó a coger cariño a Vicente, ese al que nadie quería, demostrando que tenía sentimientos reales e incontrolables, el día en que llegó y contó una historia tan increíble que parecía una excusa, pero que después del paso de los años se ha demostrado que era cierta. Recuerdo el flechazo de David cuando iba buscando pretendientas para su trono y chocó con Ana que trabajaba en una tienda. Allí había química, ellos lo sentían y traspasaba la pantalla.

Tamara puso de moda una palabra llamada “confidencia” que desde entonces no ha dejado de utilizarse y asociarse a un sonido característico en el programa

Es esa realidad del 1% la que me hace querer seguir viéndolo día tras día. El amor no tiene edad y no necesita cambiar su esencia, por eso aquellos que hoy lo vean sin haberlo visto desde el principio, apenas notarán más que unos cambios estéticos sin importancia.Que un programa que crea tanto rechazo entre un sector del público, sea capaz de aguantar 5 años en la televisión sin variar apenas en su mecánica, es todo un éxito.

mari ganchillo

La figura de Mari Ganchillo comenzó sin ella. Un buen día Emma propuso a una chica del público que siempre iba y hacía ganchillo que bajase para que le pusisen una mesita y allí se quedaba a opinar sobre el programa. Días más tarde se creó la figura de Mari Ganchillo con una mujer mayor

Han sido cinco años intensos, entre la familia poliamorosa (un saludo a indignadísima si me lee), la Jenny, el insorportable Rafa Mora, a mi odiado Efren y su gran engaño (todavía no sé cómo se llama su madre), mi odiada Tamara que se convirtió en una imprescindible después, a mi querida Verónica, a la dulce Astri. A tantos y tantos tronistas y pretendientes, a una Emma García que redescubrí, a todos ellos mil gracias por divertirnos.

Hoy por primera vez saco a la luz algunas fotografías de esa libreta que es oro, en la que un buen día me puse a escribir pequeños retazos sin saber el enorme valor que tendrían hoy.

Sentir mariposas

mariposas

Sentir mariposas en el estómago, estar enamorado, enamorado pero ¿de qué?

De un flechazo, al cruzar una esquina y ver a una persona que te atrae físicamente, fijarte en sus ojos, en su pelo, tantos deseos juntos que terminas por sentir ese cosquilleo de ilusión en el estómago, como si pequeñas mariposas revoloteasen ahí dentro.

De un amigo, de tus amigos, de los que disfrutas su compañía y sabes que cosas grandes van a suceder. Su sola presencia significa lo que tú deseas, fiesta, diversión, un buen rato de risas olvidando todo lo demás. Su sola presencia consigue despertar a las pequeñas mariposas que encierra tu interior.

De una canción. De esa melodía, ese pequeño trozo en que el ritmo cambia, esa frase y esa voz que tanto te gustan. De repente es como si viajases en una montaña rusa de emociones y sentimientos, como si te inyectasen adrenalina por las venas, te apetece respirar hondo y comerte el mundo, las mariposas estallando de alegría inmensa.

Sentir mariposas en el estómago, estar enamorado, enamorado pero ¿de qué?

Yoko y Yo

nueva web

Hay personas a las que les gusta estar dentro de unos límites establecidos y controlar la situación desde sus confines, donde se sienten más seguros. Los hay que viven y están al límite impuesto por las normas sin salirse de los patrones marcados pero con un pie deseando cruzar a la otra parte.

Desde muy pequeño siempre he intentado ser otro tipo de persona, no la que se queda ahí dentro, llegando a ser el que sueña con poner un pie ahí fuera y finalmente consiguiendo ir más allá. Siempre pienso que, si cuando era ese enano que cada día inventaba un guión improvisado con los muñecos y cajas de cartón con las que jugaba imaginando un capítulo nuevo, si todas esas historias hoy las tuviera escritas, grabadas y entre manos, serían un gran documento.

No había tarde en que no saliese del colegio y me dedicase a inventar, a crear. Tuve mis propias versiones en maqueta y papel, de un simple sobre podía hacer maravillas, de unas cuantas cartulinas podía crear escenarios inmensos… el poder de la imaginación en la palma de la mano.

Toda esa creatividad en algún momento se vio sacudida por la falta de tiempo y apenas sin darme cuenta quedó dormida en un lugar profundo. De vez en cuando salía para regalarme grandes momentos frente a un papel en blanco, con poemas y relatos, algunos que tuvieron la enorme suerte de aparecer en revistas y un libro, otros que siguen esperando su momento, en una carpeta que guardo con recelo y que sería el primer objeto que rescataría de las llamas antes de huir a salvo.

Que los que cada día o esporádicamente llegan aquí no teman, tengo tanto cariño por este blog y sus casi siete años de existencia que me supondría un trauma dejarlo. He compartido tantos sentimientos y pensamientos que no podría dejar escapar. No me gustan los límites, me gustan mis límites y eso significa que no quiero límites a la imaginación.

Llevo madurando esto desde que todo comenzó hace siete años y la pasada semana todo se precipitó con una lluvia de buenas ideas que este fin de semana por fin verán la luz poco a poco. Es hora de cruzar de nuevo los límites, de explorar, de crear, de probar, de imaginar y sentir la emoción de ver el proceso, el resultado y esperar al “a ver qué pasa ahora”.

Y esta nueva experiencia no podría llevar mejor nombre que Yoko y Yo.

Pothound

pothound-hunde-und-rechtschaffenheit

Un día cualquiera, se pasea por las calles de su tierra, sorteando peligros, entre risas y gritos, de aquellos con los que se cruza. Una vida a la deriva, que va y viene y se dedica a sentir el momento presente, sin el pasado que queda atrás, sin el futuro que lo llevará a cualquier parte, otro día cualquiera.

Lo que tienen en común The Last Of Us de Naughty Dog y el perfume Pachá Ibiza Wild Sex

night

Estoy impaciente por que este próximo 14 de junio se lance por fin The Last Of Us, de los creadores, entre otros videojuegos, de Uncharted. Este pasado fin de semana pude probar la demo y quedé encantado, sobre todo por su mecánica, sus posibilidades, la historia y un sonido que me dejó impactado, en un entorno con lluvia y con el 5.1 activado, parecía que estaba dentro del juego.

Hace ya bastante tiempo que tenemos noticias de The Last Of Us y una de las cosas más llamativas de un videojuego son su portada y el logotipo. Un logotipo que entonces me sonaba a algo pero no sabía exactamente a qué. Un logotipo con letras en blanco sobre un fondo negro que tienen mucho que ver con lo que el juego quiere mostrar, un pequeño hálito de vida dentro de un mundo en el que la humanidad está llegando a su fin.

The_Last_of_Us_logo_RGB_white

Hace un par de días, como siempre hago antes de irme a trabajar, me eché perfume después de ducharme. Suelo coger uno al azar o en función del ánimo pero sin detenerme en contemplaciones. Pero ese día al coger el perfume de Pachá Ibiza Wild Sex, reparé en el logotipo posterior de la caja, un logotipo con letras blancas sobre un fondo negro diciendo “I am the night”.

night 2

Un parecido curioso, otra de esas maravillosas coincidencias que a uno le hacen pensar si a los de Naughty Dog de vez en cuando les da por echarse perfume de pachá.

Sobre la especulación de precios con los nombres de dominio y dominios con grandes nombres con páginas que dan pena

dominio

Quizá no sea ni comparable, pero aquello sembró lo que hoy tenemos, ya no solo en parte la situación económica del país, sino una nueva idea para ganar dinero de manera rápida y más eficaz imposible. Era la época de la burbuja inmobiliaria (qué hago yo hablando de estos términos, pero el reportaje lo merece), donde la gente especulaba con los precios de las viviendas, personas que se hacían con ellas para venderlas posteriormente hasta un 40 o 60% más caras del valor al que las habían adquirido. Una burbuja que explotó dejando la mierda que hoy tenemos por todas partes.

Hasta ese momento, con lo único que se especulaba era con las entradas de conciertos de grandes cantantes, revendiéndolas a la puerta de los estadios junto a la ventanilla, y poco más. Hoy hay especulaciones de precios por todas partes. Tenemos como muestra ebay y otros portales de compra venta y subastas. Así, si tuviste la enorme suerte de haber adquirido en el pasado un objeto que hoy se cotiza alto, es tu oportunidad de ponerlo en venta y ganarte un sobre sueldo, o incluso un premio de lotería. En este tipo de lugares, al menos, la suerte tiene una gran parte de responsabilidad. El que compró lo hizo sin saber qué sucedería años o décadas más tarde con el valor de su producto.

Hace pocos días me encontré con un caso que huele raro, a especulación pura con ánimo de lucrarse rápidamente.

Si existe este blog, en parte es porque en su día me gustó mucho la libertad y formas de contar las cosas de un grupo de amigos de Barcelona que se unieron para ir dando forma a una página muy especial. Esa página hace tiempo que dejó de existir y a mí se me ocurrió volver a ponerla en marcha.

Cuando fui a buscar el dominio para registrarlo, me salió que no estaba libre. Tras ponerme en contacto con un colaborador de la página hace unos años y darme la dirección de quien registró en su día el dominio, contacté con él y me confirmó que el dominio ya había caducado.

Tras entrar en una conocida página, 1and1, vi que trabajaban con un partner llamado Sedo, que era el que tenía el dominio en parking y subasta. “Bueno, pues ofrezco 10€ por el dominio y listo”, pensé, iluso de mí. Tras poner esa cantidad, una nota informativa me decía que la oferta mínima para hacer al vendedor era de 60€ pero que el vendedor había fijado el dominio en un mínimo de 200 USD, al cambio ¡¡¡154€ !!!

Aquello fue un “tira de la manta” en toda regla. Sedo es sólo un ejemplo, pero existen numerosas páginas y vendedores que especulan con el precio de la venta de dominios, algo que me dejó impresionado, impresionado en el sentido de que se deje que esto se permita con total libertad. Esta página por ejemplo, expone a cualquier ususario que entra, una muestra de los precios de dominios en venta sin ningún pudor.

Así podemos ver que si deseas hacerte con un dominio llamado bodas.es deberás pagar 250,000€, como si nada. Si quieres uno con un nombre común como chocolate.com debes pagar no menos de 750,000$ o peliculas.es por 9,000€. Algo que a todas luces es una estafa, robo, om como quiera que se le quiera llamar. Tengamos en cuenta que las leyes impiden que cuando registras una patente de un nuevo producto, este lleve un nombre común. De esta forma se preserva la “pureza” de esa palabra contenida en el diccionario y se impide que se utilice como marca algo que pueda llamarse “agua” o “coche” y pueda ser desvirtuada de su significado. Pero los dominios no tienen esta restricción.

Si antes os exponía que en ebay predomina la suerte de haber comprado un producto que después es muy demandado pero del que no hay ya producción, aquí pasa todo lo contrario. Ahora mismo si quieres, pudes registrar en cualquier página por poco más de 1€ un dominio con una palabra del diccionario, alojarla en una página de parking y subastas de dominios y revenderlo por 200,000€ y ganarte 199,999€, así de fácil, con un simple click. Y no sólo eso, sino que la alojas, te crean una página de publicidad y si alguien pulsa, te llevas dinero adicional, todo un detalle.

¿Qué se consigue con esto? Que la persona que realmente quiere hacer algo grande con ese dominio no pueda hacerlo, porque el elevado coste se lo impida, que las grandes páginas a menudo sean las que tienen nombres complicados, difíciles de localizar a simple vista a no ser que estén bien posicionadas en los buscadores. Que encontremos mierdas como estas (enlace a lost.es) y es sólo un ejemplo de los muchos que hay, que a buen recaudo alguien hubiera dado buena cuenta haciendo una preciosa página para los fans de la serie.

Mi única intención era rescatar un sentimiento y volver a ponerlo en marcha con su engranaje original y este tipo de páginas y sus vendedores han acabado con toda espranza de que se haga realidad. Yo sólo soy también un ejemplo de la cantidad de gente que seguramente tenga una ilusión ya creada y pensada y se vaya al traste por este tipo de cosas. Desde aquí dejo mi indignación y queja por escrito, porque no hay derecho a que nadie adquiera algo con intenciones tan deshonestas.

Vuelta al helado

yogur helado

Sí, aún no ha comenzado el verano, pero en enero tampoco era primavera y la alergia ya acechaba en cada esquina (¿cuántas cajas de antihistamínicos llevo desde entonces? He perdido ya la cuenta). Aún con días fríos, las maravillosas tardes cada vez más largas dejan calor suficiente como para dormir sin mantas, casi sin sábanas y con muy poca ropa.

Hace unos días ya llegaron a casa los primeros helados, pero faltaban todavía los reyes de la fiesta, los reyes del verano, esos que descubrí el año pasado y de los que difícilmente me podía desprender. De limón, los más ricos, de fresa y frambuesa, super sabrosos, de stracciatella, en tamaño normal y gigante, los naturales azucarados.

Ahora han regresado, para amenizar una merienda o una cena, o cualquier otro momento. Es un placer disfrutar de nuevo de los yogures helados. Tan ricos como la fotografía que les he hecho a estos de nuevo sabor tropical. Así que como me toca aguantarme con la alergia unos días más, ¡feliz verano!

Dar el salto

yokoyyo

Casi siete años blogueando dan para mucho. Mi cabeza, que no deja de inventar, no ha parado en todo este tiempo de idear nuevas formas, nuevos retos y de vez en cuando echo la vista atrás leyendo pensamientos, ideas, sentimientos, plasmados en el pasado, de los que a lo mejor incluso me sorprendo porque mi forma de pensar o de ver las cosas haya cambiado.

No es momento de hablarlo todo ahora, sólo dejo esta imágen de aquí arriba, una imagen que conduce a un nuevo lugar muy especial. Han sido muchos años ideando que, una vez dado el salto, se han precipitado, especialmente ayer, y aún estos días, para dar el salto a otro mundo nuevo lleno de posibilidades.