Dar el salto

yokoyyo

Casi siete años blogueando dan para mucho. Mi cabeza, que no deja de inventar, no ha parado en todo este tiempo de idear nuevas formas, nuevos retos y de vez en cuando echo la vista atrás leyendo pensamientos, ideas, sentimientos, plasmados en el pasado, de los que a lo mejor incluso me sorprendo porque mi forma de pensar o de ver las cosas haya cambiado.

No es momento de hablarlo todo ahora, sólo dejo esta imágen de aquí arriba, una imagen que conduce a un nuevo lugar muy especial. Han sido muchos años ideando que, una vez dado el salto, se han precipitado, especialmente ayer, y aún estos días, para dar el salto a otro mundo nuevo lleno de posibilidades.