Auryn y su última noche en La Tierra

Parece mentira que hayan pasado ya casi 7 años desde el primer encuentro, cuando aquellos Eurojunior nos hacían parar frente al televisor para escuchar sus pequeñas grandes voces. Algunos de ellos llegaron lejos, otros disfrutaron de la experiencia y, aunque nuestra televisión pública crea que un concurso musical no es algo que los niños deban tener como meta en la vida, estos chicos y otros tantos que salieron de aquellas ediciones, han demostrado que precisamente son estas las metas que deben dibujarse. ¿por qué no dejar creer a un niño que puede ser cantante, artista y disfrutar de su don si al final ejemplos como estos demuestran que copn empeño, trabajo y sacrificio uno puede conseguir sus sueños?

Hace pocos meses que Auryn nacieron para representarnos en Eurovisión 2011, una candidatura que muchos apoyamos, pero que otros veían en desigualdad de condiciones vocales frente al cuarteto Blue que acudió representando al Reino Unido, si bien una vez vista la actuación de estos últimos sin ese playback que todo lo hace crecer, seguramente pensarán que los Auryn hubieran sido grandes rivales. El destino no les llevó a Alemania a competir, pero sí nació un fenómeno fan que hoy perdura y crece a pasos agigantados, números uno en las listas de ventas digitales, trend topic en las redes sociales, conciertos, actuaciones, no paran, suman y siguen y los que seguimos sus pasos muy pronto podremos disfrutar de su primer disco: “Last Night on Earth” del que ya hay portada, muy urbana y con el estilo inconfundible de cada uno de sus integrantes.

Pekín Express: Aventura en África, siente la llamada

Esto es irremediable, como cada año los pelos de punta, la carne de gallina, se acerca uno de los concursos que más emoción nos ha dado, que cada vez que llega una nueva edición nos trae recuerdos de los que dejamos atrás, desde nuestras queridas gemelitas, pasando por el carácter de Alazne y su mamá, hasta Marta y Manolo, esos no ganadores que en realidad ganaron mucho.

La aventura ahora se aleja de tierras orientales para sumergirse en el lado salvaje de Africa en un recorrido lleno de peligros y nuevas adversidades que afrontar. 20 aventureros bajo otra batuta pero con la misma misión, alcanzar la meta de este recorrido que tanto nos gusta. En septiembre llega la nueva edición, la cuarta de Pekín Express… siente la llamada.

La Vuelta Ciclista a España 2011 para y pasa por Talavera de la Reina

La carretera vacía…

De repente se ve envuelta por una serpiente multicolor…

Lo que hace unos años fue todo un acontecimiento, ahora se está convirtiendo en una tradición. La Vuelta Ciclista a España para en Talavera de la Reina (este año con accidente múltiple incluído) y no sólo eso, sino que tengo la enorme suerte de que un acontecimiento deportivo tan importante pase por la mismísima puerta de mi casa todos los años.

Media hora antes la gente se va agolpando en las aceras a lo largo de toda la avenida para animar a los corredores, para algo que tan sólo dura un instante, en el que a lo lejos se ve la llegada del pelotón que acaba de salir de la línea de meta del día anterior y de despertar tras sus sueños cobijados en el hotel de la estación de autobuses (pude ver a algunos de los equipos salir de allí camino de la salida). Ese pelotón multicolor precedido por los coches atraviesa como un suspiro toda la calle dejando a su paso gritos y aplausos, apenas poco más de un minuto para que todo se disuelva y regrese a la normalidad. Un minuto de 525,600 que habrá que seguir esperando para vivirlo de nuevo.

El desorden de tu nombre, retazos de En Terapia

Uno de esos libros, de aquellos que la profesora de literatura mandaba leer en laépoca del instituto para la clase de lengua. Una estantería llena de libros y “El desorden de tu nombre” seguía ahí en un lateral, un relato que quizá nunca más volveré a leer pero que como cualquier obra que te ha llamado la atención, la recuerdas por determinados pasajes o por algo muy concreto.

“El desorden de tu nombre”, me trae el recuerdo de dos palabras: sicólogo e infidelidad, pero sobre todo me trae un recuerdo imborrable, el sentirme estúpido por no haber caído antes en la cuenta. Algo que siempre había estado ahí, desde la mismísima portada hasta las páginas finales, que me enseñó algo que después volvería a ver en muchos libros más, que a veces, el pasar las páginas de una novela no consiste en dejarse guiar simplemente por ellas, escuchar la historia y dejarla pasar. A veces dentro de las palabras y de todo lo que se cuenta hay algo más profundo que el pasar de las páginas y la narrativa. Puede ser la asociación con propias vivencias, o el saber que todo lo que no entiendes al princpio, tendrá un final apoteósico que terminará poniéndote la piel de gallina, o que remueva tu conciencia o vulnere tus sentimientos.

Es sorprendente abrir el libro después de varios años y encontrarse con algo inesperado, un folio dividido por la mitad dos veces en el que hay un pequeño resumen inacabado que un día escribí para no perderme en la historia y que reza así:

El desorden de tu nombre -> J. J. Millás

Capítulo I

El protagonista, Julio Orgaz sale de la consulta del psicoalnalista diez minutos antes como cada martes y viernes esperando ver a Laura, una mujer que le atrae y en la que encuentra un parecido a alguien que también le atrajo.

3ª persona. Hace un flashback para recordar el día que conoció a Laura, cuando logró hablar por primera vez con ella

Un pasaje inacabado de una historia ya olvidada que hoy pasado el tiempo me trae recuerdos, retazos de la historia que envolvió la primera temporada de In Treatment (En Terapia), en la que el psiquiatra Paul poco a poco se enamora de Laura en esos magistrales episodios con un único escenario la mayor parte del tiempo. ¿Se inspiraron el guionista y el creador de esa trama de cada lunes a las 9:00 a.m. en la historia de Juan José Millás

Los peligros de la vida

¿Qué pensaste? ¿Que éramos seres protegidos por un universo que nos guardaba de todo mal? ¿Que cuando por la pantalla veíamos las atrocidades del día a día eso jamás podría sucedernos a nosotros? El daño y el dolor siempre están presentes, nunca dejan de existir, solo que somos nosotros mismos por nuestras experiencias, por lo que nos rodea y vemos, los que tomamos conciencia de que realmente está ahí, que siempre ha estado ahí, pero no lo hemos visto hasta que nos toca de cerca.

Hemos dejado de ser aquellos que nunca temían, que siempre jugaban con el peligro creyendo que nada malo podría pasar. Y seguimos jugando con el peligro, sin percatarnos de que muchas más cosas acechan, entre otros motivos, porque si lo hiciéramos, no viviríamos tranquilos nunca.

Ideas en el cajón

Demasiado tiempo en la sombra, tantos proyectos por descubrir, que sacar adelante y comprobar si realmente valen tanto como espero de ellos. Un tiempo necesario para pensar, para crecer con uno mismo, apartado de todo lo demás que pudiera influir en la idea principal y en su proceso. Tenía que ser así, con tiempo, meditado, mi idea y yo y nadie más que se interpusiera entre medias, porque sólo así podría sacar esa parte que necesitaba salir a flote.

Ahora, como si de un callejón se tratase, es el momento de torcer la esquina hacia la calle principal, de salir al escenario y comprobar que estaba en lo cierto.

Inestabile

Calma, donde todo lo existente se funde con el horizonte, nada existe, no hay viento, no hay nada.

Como pequeñas ondulaciones provocadas por la caída de gotas de lluvia, lo estable comienza a convertirse en perturbable. Por allí surgen disputas y batallas, por acá otras guerras diferentes, de amor y vanidad, enzarzándose sin armonía definida, inestabile, mezclándose y creando otras formas más complejas, pasando del amor puro y del puro odio a sentimientos encontrados que no tocan el límite ni de lo uno ni de lo otro.