Los peligros de la vida

¿Qué pensaste? ¿Que éramos seres protegidos por un universo que nos guardaba de todo mal? ¿Que cuando por la pantalla veíamos las atrocidades del día a día eso jamás podría sucedernos a nosotros? El daño y el dolor siempre están presentes, nunca dejan de existir, solo que somos nosotros mismos por nuestras experiencias, por lo que nos rodea y vemos, los que tomamos conciencia de que realmente está ahí, que siempre ha estado ahí, pero no lo hemos visto hasta que nos toca de cerca.

Hemos dejado de ser aquellos que nunca temían, que siempre jugaban con el peligro creyendo que nada malo podría pasar. Y seguimos jugando con el peligro, sin percatarnos de que muchas más cosas acechan, entre otros motivos, porque si lo hiciéramos, no viviríamos tranquilos nunca.