Carry on my wayward son

La meta era esa cima siempre soñada, la que permaneció ahí año tras año tras la ventana, siempre inmóvil, esperando, aguardando a que un ser humano como tú la escalase y descubriese todos sus secretos. No sólo alcanzaste una cima, lograste algo más que no se puede ver.

Es hora de regresar, de hacer el camino de vuelta y descansar ahora que ya lo has cumplido y conseguido algo aún más especial. Sabes que cuando cada mañana te levantes ya no sentirás que queda algo pendiente, simplemente sentirás paz.