No quisiera irme sin…

No quisiera irme sin pasar un día fuera, tendido en el suelo del bosque en un claro en la noche y dormirme mirando a las estrellas.

No quisiera irme sin sentir que he disfrutado tan plenamente que el simple hecho de pensar en la despedida me haga un nudo en la garganta.

No quisiera irme sin firmar porque en un futuro recuerde estos momentos como un álbum de fotografías.

No quisiera irme sin que la rabia por dejarlo todo y las lágrimas me invadan, porque sólo así sabré que todo ha sido real y no un sueño.