Inestabile

Calma, donde todo lo existente se funde con el horizonte, nada existe, no hay viento, no hay nada.

Como pequeñas ondulaciones provocadas por la caída de gotas de lluvia, lo estable comienza a convertirse en perturbable. Por allí surgen disputas y batallas, por acá otras guerras diferentes, de amor y vanidad, enzarzándose sin armonía definida, inestabile, mezclándose y creando otras formas más complejas, pasando del amor puro y del puro odio a sentimientos encontrados que no tocan el límite ni de lo uno ni de lo otro.