No worries

Cuando me paro a pensar en aquellos momentos que hacen que me olvide de todos los problemas que me rodean, siempre vienen dos de ellos cogidos de la mano, contrarios y diferentes pero igual de eficientes para olvidar las preocupaciones.

Es un misterio la tranquilidad que ofrece el mirar a la playa, sentarse en la arena, obervar el horizonte interminable y dejar no sólo la mirada perdida, sino dejar viajar la imaginación hasta los confines más allá de lo físico. Todo se olvida allí. Musa de inspiradores relatos y poesías que nacen de lo más profundo de uno mismo.

Nada mejor que estar demasiado ocupado pensando en otras cosas, el mejor remedio para no pensar, algo totalmente distinto a la reflexión que ofrece la playa pero que te sumerge en un estado efusivo en el que el juego y las risas contagiosas son fundamentales para darse cuenta de que la felicidad lo puede todo y no es un estado normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s