Con el agua al cuello

Eres libre para poder ir a cualquier parte, tienes movilidad infinita para escapar, para huir y, sin embargo, estás anclado de alguna forma, ningún lugar al que vayas puede librarte de tus problemas, porque por mucho que quieras huir de ellos, seguirán ahí hasta que saldes cuentas pendientes.

There is no place to hide.