Papyre 6.1. de Grammata. Hacia el libro sin papel

Nada en el mundo podrá sustituir el placer de poder pasar una página de papel tras otra disfrutando así de un agradable rato de lectura. Pero también es cierto que cuando disfrutamos de ese placer, a la vez estamos acabando un poco con la naturaleza, provocando la tala de árboles. En este sentido, están surgiendo formas de lectura alternativas que no utilizan el papel y que tratan de imitar ese placer de la lectura de tal forma que se evite mermar la parte más importante del planeta.

Esta mañana he querido dar un paso hacia ese camino adquiriendo el Libro Electrónico Papyre 6.1 distribuído por una empresa granadina llamada Grammata y creado por FacThor. Su precio se vio reducido hace unos meses de 350€ a 299€ y hoy me he hecho con el por 289€. Sin duda una inversión que considero razonable dado que la tecnología de este tipo de dispositivos aún está en desarrollo y teniendo en cuanta que me he ahorrado papel, impresora y cartuchos de tinta, además de contribuir al medio ambiente y que a cambio en la tarjeta SD que lleva incluída, se regalan 400 libros totalmente gratuítos, piezas imprescindibles de la literatura.

Además, en todo momento se da soporte desde su página web www.papyre.com a cualquier tipo de problemas, nuevas descargas de libros gratuítos, así como a actualizaciones que corrigen errores o que añaden nuevas opciones.

Me ha sido bastante complicado encontrar el producto, aunque se vende por internet en la página de la distribuidora antes mencionada, tan solo quedaba uno en toda la ciudad y en color negro, aunque también está disponible en blanco. En la caja se incluye todo un kit que es de agradecer aparte del libro electrónico:

– Libro Electrónico

– Funda símil de piel para llevar el libro con sujecciones laterales para evitar caídas

– Auriculares estereo con conexión mini-jack

– Tarjeta SD de 2GB con una librería gratuíta de 400 libros

– Cable USB 1.1. para transmisión de archivos directamente desde el PC u otro dispositivo

– Adaptador de alimentación

– Batería recargable con una duración de cambio de 7,000 páginas según manual

– Destornillador y tornillos de repuesto

– Correa

– Manual de instrucciones

El acabado del dispositivo en negro mate es muy agradable y la pulsación de los botones muy cómoda. Desde el menú de configuración podemos activar o desactivar el sonido de su pulsación. Lo primero que llama la atención una vez montada la batería (que usan algunos modelos de teléfonos móviles Nokia, con lo cual no habrá problemas de sustitución) y puesta a cargar, es la impresión en la pantalla de 6 pulgadas y de resolución 600×800 píxeles y que posee 4 tonos de escala de grises. Da la sensación de estar leyendo un papel de un libro y no hay reflejos que entorpezcan la lectura y nos hagan girar el dispositivo para su mejor visión.

La batería según aconseja el manual, es conveniente que sea recargada durante 12 horas (se puede hacer conectándola por USB al PC o directamente con el dispositivo alimentador) al menos durante las 3 primeras cargas para que esta tenga carga máxima, posteriormente tardará entre 3 y 4 horas en recargarse.

Para hacerlo funcionar basta con pulsar el botón de encendido sobre su parte superior y en unos segundos aparecerán todas las carpetas o archivos creados en la tarjeta SD. Bajo un protector de goma en la parte inferir disponemos de un conector miniUSB para conectar al ordenador o para recargar y un conector mini-jack para los auriculares.

Soporta varios formatos de lectura: PDF, RTF, DOC, HTML, TXT, FB2… Este último de gran importancia ya que podremos rotar el texto o seleccionar el tamaño de letra. En la página mencionada al principio se puede encontrar un convertidor entre formatos muy práctico (importante convertir documentos PDF a FB2 puesto que los primeros están concebidos para impresión en A4 y la letra se ve muy pequeña), además de que las actualizaciones mejoran la calidad visual de ciertos tipos de documento. (Ojo, es importante actualizar desde una tarjeta SD de 512MB o 1GB ya que desde las de 2GB da problemas).

Entre los formatos gráficos, soporta: JPG, BMP, GIF, PNG, TIFF… Podremos disfrutar así no sólo de la lectura, sino de nuestros mangas o imágenes preferidos, eso sí, teniendo en cuenta que todo se presenta en una gama de grises.

Otra funcionalidad muy destacable es la posibilidad de reproducir archivos de audio en formato MP3. De esta forma ya no sólo podremos tener en nuestro e-book audiolibros, sino que además, mientras leemos, podremos escuchar nuestra música preferida.

Un aspecto muy importante del Papyre 6.1 es su utilización de la tecnología Vizplex, tinta electrónica de última generación. Gracias a esta tecnología, sólo se consume batería cada vez que pulsamos un botón o escuchamos música y no cuando se muestra la página, de hecho, podemos comprobarlo si mientras estamos en una página cualquiera, quitamos la batería, la página seguirá impresa en la pantalla. Consecuente pues con el medio ambiente y con la reducción de uso de energía.

Tras un rato leyendo, la vista se cansa menos incluso que leyendo en papel y la experiencia, aunque si bien es cierto como dije que nunca podrá sustituir los libros físicos, es bastante agradable.

Con respecto al menú del dispositivo, son varias las opciones que ofrece. Una vez tengamos un archivo abierto, podremos ponerle marcadores, además de que se guarda en la tarjeta de memoria un archivo de “recientes” que nos permite continuar la lectura cómodamente la próxima vez que iniciemos. También podremos elegir, mediante una sencilla pulsación de la tecla OK, el tipo de letra con el que queremos visualizar el texto (previamente hay que crear una carpeta /fonts dentro de la tarjeta SD e incluir dentro las fuentes .ttf), seleccionar el índice del documento o libro, acudir a la primera página o seleccionar una numéricamente. Otra opción es la de bloqueo pulsando brevemente el botón de encendido, evitando así que por error pulsemos un botón equivocado en un ambiente concurrido. También podremos variar mediante la tecla 8 el tamaño de la letra, seleccionando entre 3 disponibles, normal, mediano y grande. En definitiva, opciones manejables por cualquier tipo de usuario que lo conecte por primera vez, todo muy intuitivo, aunque hay muchas opciones también configurables para los más expertos.

La inmediatez de creación de carpetas en la tarjeta, incluyendo apuntes, libros, música o cualquier cosa que se nos ocurra, la comodidad de poder llevar cientos de libros o documentos en un dispositivo de apenas 10mm de anchura (18cm de alto y 12 de largo) y la sencillez de lectura, lo hacen un gadget imprescindible para salvaguardar los bosques. Su bajo precio (teniendo en cuenta la producción a día de hoy) hacen que carezca de otras opciones que en el futuro pueden verse implementadas, como conexión a internet o pantalla táctil que sí poseen otros como el iPhone, pero es un buen comienzo que dejará encantado a cualquiera.