Nintendo 3DS, 3D sin gafas en la palma de la mano

Mi GameBoy, esa que compré con tanta ilusión con las perrillas que ahorré hace ya años, ahora guarda polvo en algún lugar con su color amarillento en la carcasa por el paso del tiempo. Las melodías de tetris y las risas con el cable d-link con el que mi prima y yo nos pasábamos las tardes de verano y los sábados compitiendo, aún resuenan en mi cabeza al recordar.

De aquella pantalla de color verdoso hasta las 3D sin necesidad de gafas de hoy, una pantalla donde lo que ves cobra forma y parece que puede ser tocado. Es impresionante, si uno echa la vista atrás, cómo la tecnología ha evolucionado a pasos gigantescos hasta el punto de que lo que parecía un sueño, ahora sea una realidad.

Encender por primera vez la consola y ajustar las 3D, ver el primer logo en tres dimensiones, es algo irrepetible, otra primera vez, la primera vez de 3D sin gafas que quizá cuando la tecnología vuelva a dar otro paso de gigante, pueda recordar. Los menús, la posibilidad de aplicar los juegos de realidad aumentada a partir de una simple tarjeta o con la propia cámara incluída. De repente el mundo real se convierte en un juego a través de la pantalla de Nintendo 3DS donde disparar a naves de marcianos con nuestra cara, donde luchar contra dragones, donde jugar al billar y otras muchas experiencias.

Una consola imprescindible para el que quiera probar algo realmente nuevo y de la que dejo esa primera vez y el unboxing en estos enlaces de Yoko’s Play, el blog de videojuegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s