Cuando los santos no comulgan con los vampiros

Hace tan sólo unos años que la costumbre cambió por completo, quizá como resultado de que cada vez hay una mayor mezcla de culturas en las grandes ciudades, que estamos en un mundo más globalizado y que disponemos de mayor información, pero sobre todo, que rescatamos, cogemos, pinchamos y cortamos y hacemos a nuestra mano lo que más nos gusta de aquello que vemos en otros lugares.

Halloween antes no era Halloween, se llamaba la Fiesta de todos los Santos, se acudía avisitar a los fallecidos en el cementerio y se guardaba silencio y respeto en una noche tranquila no exenta de cierto miedo al poder sobrenatural, en que ciertas leyendas de Becquer no hacían sino imprimir más miedo aún.

Esos párrafos de Becquer ya quedan lejos, ahora se han sustituído por una fiesta de vampiros, sangre, caramelos (aunque algunos se vistan de blancanieves como si esto fuera el carnaval o unconcurso de disfraces) y sustos, olvidando la tradición para unirnos a otra tradición más divertida que practica todo el mundo, como la Navidad. Colegios que hacen fiestas de disfraces, fiestas populosas con baile, disfraces y ambiente de terror, zombies y calabazas que pueblan series, películas y programas de televisión sin dar descanso en aproximadamente una semana, hasta que salga la luz del sol de nuevo y los vampiros acudan de nuevo a sus camas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s