Momento Coke

Nunca he sido asiduo a la cola, por eso de la cafeína, pero este verano redescubrí el sabor, ese que se acentúa cuanto más fría está, cuanto más sed tienes. Un vaso, unos hielos, verterla dentro mientras se forma la espuma, respirar las chispas que salen del vaso y probar un primer sorbo.

Ahora hace frío, pero da igual, ya sin cafeína y light, la sensación es exactamente la misma. Un placer del día.