El principio o el fin

Es complicado a veces distinguir el inicio de algo de su fin, las ramas de los árboles, si estuvieran enterradas bajo tierra se convertirían en raíces. Si no fuera por el detalle del cuerpo, la vejez podría considerarse un nuevo nacimiento en su forma reversible, perdiendo las capacidades en lugar de aprenderlas y cuando morimos comienza una nueva cadena. Los extremos de una cuerda no conocen principio ni fin, simplemente ambos pueden ser lo que quieran según nuestra elección, al igual que ese largo viaje con partida y destino, para el que reside en nuestro destino su punto es de partida y viceversa.

Pensar en un fin sólo tiene un sentido personal, sólo hay que fijarse un punto de inicio, una meta y andar el camino.

2 comentarios en “El principio o el fin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s