Las cometas

Era uno de los juguetes que más me fascinaba, durante los veranos que iba a la playa me quedaba mirando cómo surcaban el cielo sin comprender el mecanismo que mantenía una cuerda y la cometa en perpendicular al cielo. Sin embargo, nunca tuve una cometa.

Las cometas son artefactos que vuelan por la fuerza del viento. Las hay de muchas formas, incluso alrededor del mundo hay infinidades de concursos para ver cuál es la cometa más bonita y la que mejor vuela, sobre todo en China, donde son muy populares como juego de niños y no tan niños.

Vamos a aprender a hacer una cometa y echarla después a volar en lugares donde haya ráfagas de viento, como descampados o la playa por ejemplo.

Estos son los materiales que vamos a necesitar:

– Hilo blanco

– Papel de seda

– Tijeras

– Un cuchillo

– Pegamento

– 2 varillas de bambú o de otra madera que sea ligera

Las dos varillas de bambú o de madera más ligera (para que no caiga por el peso) deben ser de la misma longitud. Las cortaremos con un cuchillo afilado (pide la ayuda de un mayor para hacerlo) para no astillarlas. Con las varillas haremos la forma de una cruz y las ataremos muy firmemente con varios nudos en la intersección.

En las partes laterales de la caña de bambú que queda puesta horizontalmente en la cruz y a una distancia igual a cada lado partiendo desde el centro, ataremos dos tiras de hilo.

Ahora con mucho cuidado debemos atar estos dos trozos de hilo a una distancia del centro como si quisiésemos hacer un triángulo equilátero. Desde ese nudo atamos el resto del hilo blanco que debe tener una longitud mínima de 5 metros de largo, que es el hilo que cogerás para echarla a volar.

Recortaremos el papel de seda de forma que hagamos un rombo que cubra las varillas de extremo a extremo y lo pegaremos a estas adhiriéndolo con pegamento que previamente habremos distribuído a lo largo de cada varilla por la parte en la que lo vamos a pegar.

Con lo que nos sobra del papel de seda, recortamos una tira que hará de la cola de la cometa y la pegamos al extremo inferior de la varilla vertical.

¡Y ya tenemos nuestra cometa lista!

Las cometas se echan a volar con ayuda, mientras otra persona agarra la cometa en posición vertical alejada del suelo, tú que tienes el hilo, echas a correr y la otra persona debe soltar la cometa antes de sentir el tirón del hilo. Cuanto más largo sea el hilo una vez echada a volar, más alto volará.

Las cometas nacieron en la antigua China, en el año 1,200 a.C. y se utilizaban al principio como señalización militar. En esas cometas iban mensajes que se podían leer a distancia, servía pues para comunicarse. En el siglo XII los niños ya jugaban con cometas, las cuales han evolucionado mucho, obteniendo diversas formas, colores y utilidades. Por ejemplo, las cometas se usan en la medición atmosférica. Incluso Benjamin Franklin se basó en una cometa para inventar el pararrayos.

-> Muchas más cosas divertidas en mi blog El libro de Petete.

Un comentario en “Las cometas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s