Soledad…

Prefería jugar solo imaginando sus propias historias y el hecho de encontrar amigos más que algo necesario casi se convirtió en una obligación cuando aquellos con los que compartía juegos en la calle desaparecieron por hacerse mayores, por crecer, a veces se sentaba pensando en cosas que ningún otro niño aún a su edad pensaba, era el último en ser elegido para los deportes en el colegio sintiendo el rechazo de sus compañeros, sintiendo que en realidad no servía para lo que el resto de niños tenían habilidad, lloraba a solas en un rincón de su habitación al pensar que algo en su vida fallaba, tan pronto, apenas con 9 años…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s