EUROVISION Malmö 2013- Semi-final 2 images and review- Semifinal 2 en imágenes y análisis

DS__ST_4041_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_4085_2ndsemifinal_complete_rehearsal

SH_DR_semifinaltwo-25

SH_DR_semifinaltwo-34

butterfliy eurovision

Las horas que han separado ambas semifinales han sido absolutamente emocionantes y divertidas para todos los participantes. Segundos ensayos de los países del big five que estarán en la gran final además del anfitrión, del que se me ha colado por supuesto alguna imagen por aquí (es mi favorito). Pero me refiero a divertidas para algunos más que para otros. Para empezar, Bonnie Tyler está que se sale, cualquiera diría que esta mujer lleva décadas en el mundo de la música. Mientras otros artistas con apenas unos añitos se las dan de divos y divas, el caso de la Tyler es totalmente diferente, se la ve radiante, divertida, deseando que llegue un micrófono o una cámara para saludar, para cantar, para reir, para decir que está como nunca.

DS__ST_3938_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_3937_2ndsemifinal_complete_rehearsal

Ha hecho muy buenas migas con uno de los participantes que se la juega esta noche, Farid Mammadov, de Azerbaijan. Uno de los concursantes más atractivos de esta edición y que esta noche promete dar un espectáculo inolvidable. Vamos, que es posible que nos olvidemos de la actuación de Eric Saade y su caja de cristales rotos. Digamos que viviremos algo así como un espectáculo mágico-musical. Y otra de las grandes favoritas, la que dijo que nos sorprendería, la guapísima Krista Siegfrids, la va a liar sobre el escenario y me aventuro a decir que va a ser una de las actuaciones más comentadas en el post festival. Va a salir vestida de novia, pero jamás habíamos visto a una novia tan “salida” sobre un escenario.

Los creadores del Festival de Eurovisión, siguen demostrando el enorme derroche de imaginación que les caracteriza. El escenario pasa en pocos segundos de una representación de diferentes culturas, entre ellas la española a través de una chica vestida de sevillana a la que el público aplaude compulsivamente, a un escenario de skateboard que representa el arte callejero, para terminar convirtiéndose en un portátil o su tablet con teclado bluetooth en elq ue se crea música. Todo un homenbaje a la tecnología, a los ingenieros de sonido (entre los que me incluyo) y que se agradece.

DS__MG_3658_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__MG_3664_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_3985_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_3989_2ndsemifinal_complete_rehearsal

Este año no me voy a meter mucho copn esa persona que un día RTVE decidió que ocupase un lugar que podría ocupar otro haciéndolo mejor como locutor, pero para gustos ya se sabe. ¿Se dice Malmö o MalmE? Porque esto ya me recuerda un poco al cachondeo del doblaje al español de The Walking Dead cuando cierto personaje llama MerlE a su hermano. Nos recuerdan como cada año las reglas antes de comenzar las actuaciones. Una de las cosas que menos me gustan es que el jurado ya tenga decididos sus votos antes de la gala, basándose en los rehearshal. Le quita algo de emoción. Un jurado debería tener la oportunidad de ver el directo y opinar cómo queda y dejarse impresionar al igual que la audiencia.

Para los más avispados, os habréis dado cuenta que antes de cada actuación, cuando salen las letras bajo la pantalla, suena la primera nota de una canción, la de “Euphoria”.

Esta segunda semifinal deja grandes momentos, algunos únicos y novedosos a pesar de la longevidad del festival. Ver a uno de los miembros de PeR lanzarse por primera vez al público y ser sostenido y llevado entre sus manos como los grandes artistas de rock.

DS__ST_3995_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_4043_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_4090_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_4101_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_4109_2ndsemifinal_complete_rehearsal

Lo de San Marino este año tiene su punto de curiosidad, ya no por el cambio de traje durante la actuación de un tono morado a uno rojizo, algo muy trillado, sino porque todo en su elección del tema, incluso antes de que se conociese el logo de este año, está relaccionado con la idea en sí. Crisálida es como se llama la canción. Una crisálida no es sino el capullo, esa fase intermedia en que un gusano se convierte en mariposa y evoilá, he aquí la curiosidad, el tema, la interpretación, todo no podía estar más en concordancia con el lepidóptero que nos acompaña en esta edición.

Las dos grandes actuaciones de la noche venían precedidas por una canción, la de Macedonia, que más bien parecían dos. Un poco extraña sí que era, esa mezcla mitad pop mitad flamenco mal cantado y en que ni la música tenía nada que ver ni los cantantes ni sus edades, era como estar viendo dos canales a la vez y no enterarse de ninguno.

No tengo palabras para describir la puesta en escena de Farid. En poco tiempo es capaz de transmitir, emocionar y representar una canción que no es de esas que se quedan en la memoria, pero que ayudadas por la representación, ganan enteros. Una de las partes que más me ha impresionado es el espejo y sombra, sobre todo esta última, con el bailarín dentro de la urna de cristal y boca abajo.

Por cierto, si alguien sabe, algún o alguna diseñadora que se le dé bien esto de saber marcas de pantalones o de qué son, NECESITO SABER DÓNDE PUEDO ENCONTRAR UNOS PANTALONES COMO LOS DE FARID. Ese estilismo en gris es perfecto, pero los pantalones me han MOLADO! Hago llamamiento, por favor informad en los comentarios si lo sabeis.

DS__ST_4138_2ndsemifinal_complete_rehearsal

DS__ST_4336_2ndsemifinal_complete_rehearsal

SH_DR_semifinaltwo-11

SH_DR_semifinaltwo-16

SH_DR_semifinaltwo-18

SH_DR_semifinaltwo-21

Ver después de esa actuación a la otra más importante de la noche es como matar dos pájaros de un mismo tiro. Krista lo vive, tanto en el escenario como en la green room al enterarse que pasaba a la final. Su actuación no ha dejado lugar a dudas de que es atrevida, casi tanto o más que la de Rumanía que ya es decir. Ese velo moviéndose al viento, la novia enseñando piernas y gritando como una poseída y el beso lésbico al final que seguramente de mucho que hablar estos días, ya que de alguna forma vemos el festival como algo demasiado correcto y de vez en cuando estos toques de locura e ingenio hacen que nos demos cuenta de que es un espectáculo donde queda mucho por hacer y decir siempre.

Entre Malta y su tema cañero que ha servido para que su cantante principal se pasee hasta donde estaba el público español a saludarles en plena actuación y los búlgaros que con su estribillo que a mí sinceramente más que decir que eran campeones me sonaba a “somos champiñoni” aparte de que con los palos parecía que de un momento a otro nos iban a cantar el tema de Enrique y Ana y poner a rodar los discos chinos filipinos, llegaba la actuación de Grecia. Los griegos han sufrido antes de pasar a la final. Un grupo muy conocido y seguramente su tema sea lo más escuchado allí, pero su canción libre de alcohol, perdón… de alcohol libre, deja a medias y no consigue convencer del todo. Muy atrevidos con esos trajes que parecían una mezcla entre cura, árbitro y doncella.

SH_DR_semifinaltwo-23

SH_DR_semifinaltwo-26

SH_DR_semifinaltwo-32

SH_DR_semifinaltwo-33

SH_DR_semifinaltwo-37

SH_DR_semifinaltwo-38

SH_DR_semifinaltwo-40

SH_DR_semifinaltwo-42

SH_DR_semifinaltwo-45

Llegaba ByeAlex, el cantante que llegó de rebote a Eurovisión porque fueron sus productores los que le metieron en este lío. Hay que reconocer que lo que es técnica vocal y potencia de voz, muy justita, vamos, que cualquiera se sube ahí al escenario y lo canta igual o mejor. Pero lo uno no quita lo otro. Ha conseguido meterse al público en el bolsillo gracias a su atractiva canción, simple pero curiosa, monótona pero con un ritmo que deseas que no termine nunca, música alternativa de la que hacía falta.

Felicitaciones al intérprete más veterano del festival, del grupo Takasa representando a Suiza con 95 años de edad. Se ha dedicado a tocar el instrumento y medio tararear lo que le ha dejado su compañera acercándole el micrófono, pero la edad ya se nota y lo que hicieron las abuelitas rusas fue toda una proeza. Para la música, para las buenas canciones, no importa la edad.

SH_DR_semifinaltwo-51

SH_DR_semifinaltwo-53

SH_DR_semifinaltwo-56

SH_DR_semifinaltwo-61

SH_DR_semifinaltwo-65

SH_DR_semifinaltwo-69

SH_DR_semifinaltwo-72

SH_DR_semifinaltwo-74

SH_DR_semifinaltwo-75

SH_DR_semifinaltwo-79

SH_DR_semifinaltwo-82

SH_DR_semifinaltwo-85

Los 10 finalistas que pasan a la gran final son:

  • Hungary
  • Azerbaijan
  • Georgia
  • Romania
  • Norway
  • Iceland
  • Armenia
  • Finland
  • Malta
  • Greece

No me gustaría despedirme de esta segunda entrega sin decir que por fin he descubierto el secreto de las canciones de Thomas G:Son, el mismo que compuso la canción del año pasado de Pastora Soler “Quédate conmigo” y otras tantas que han ido a los festivales, a veces haciendo incluso doblete como el año pasado. La canción interpretada por Georgia, que también ha logrado pasar a la final, no es gran cosa, tarda bastante tiempo en arrancar, pero todas las canciones del compositor tienen algo en común, empiezan lentas y culminan con una nota larga y en un tono elvado que, junto con la música, consiguen un momento especial que te provoca ese sentimiento que sólo la música puede hacer, vamos como yo diría “que te deja el corazón así de grande”.

Ah, hoy entre el público (que el martes se les echó de menos) se encontraba ESDM (sí, así lo dijo Petra Mede “i es di em”, tal cual), que no sé por qué se empeñan en abreviar su nombre. Me hubiera gustado oir a Petra pronunciar la Ñ. ¡¡Nos vemos en la gran final!!

GALERÍA IMÁGENES SEMIFINAL 2

EUROVISION Malmö 2013- Semi-final 1 images and review- Semifinal 1 en imágenes y análisis

TH4_67

butterfliy eurovisionYa ha pasado todo un año y nuestro, sí, digo NUESTRO porque lo vivimos, Festival de Eurovisión vuelve de nuevo con muchas y muy grandes canciones. No podemos hablar de record de participación de países porque algunos han decidido no participar este año por diferentes motivos, el principal de ellos la crisis esconómica, que también afecta a la música y al presupuesto de los países, o simpklemente algunos prefieren dedicarlo, en lugar de a la cultura, a eventos deportivos que cuestan cuatro veces más.

Noche del martes 14 de mayo de 2013, ya está aquí. Dos horas intensas e irrepetibles que tendremos que ver en streaming a través de la página oficial eurovision.tv (con muy buena calidad y plena seguridad de que no nos perderemos nada) o en algún canal europeo a través de cable o satélite, ya que nuestra querida cadena de televisión RTVE sólo emitirá la segunda semifinal.

16 países se baten en duelo por conseguir una de las 10 plazas que llevan directamente a la gran final del 18 de mayo. El Malmö Arena rugirá y se emocionará con el paso de las canciones, comenzando por una que viene distante pero que suena cercana. Loreen estará presente en una de sus cientos de versiones que se han hecho a lo largo de estos 12 meses por el mundo entero de su canción “Euphoria”. No será algo nuevo para los que pudimos disfrutar de la final del Melodifestivalen 2013, porque será exactamente la misma introducción, la misma que logra emocionar, que consigue que te levantes del asiento, que tararees la melodía y te dejes impresionar.

TH4_68

DS_MG_3178_1stdressrehearsal

Siempre es todo un espectáculo disfrutar de un opening de Eurovisión, uno nunca sabe con qué delicia artística se va a encontrar, pero lo que sí sabe es que algo le va a hacer sentir. Al ritmo de las cientos de versiones de Euphoria que han recorrido el mundo entero, las mariposas son ese nexo de unión entre las personas, la música y los sentimientos que recorren cada lugar. Siempre están ahí, posadas, observadoras de un momento efímero, portadoras del viento y la belleza, como música en el aire.

DS_MG_3203_1stdressrehearsal

DS_MG_3212_1stdressrehearsal

DS_MG_3216_1stdressrehearsal

DS_MG_3238_1stdressrehearsal

DS_MG_3245_1stdressrehearsal

DS_MG_3252_1stdressrehearsal

butterfliy eurovisionY así van, recorriendo cada lugar de Europa hasta llegar al Malmö Arena, donde un grupo de niños y adolescentes bajo el lenguaje de los signos comienzan a interpretar el tema que en poco tiempo se ha convertido en todo un himno de la música, Euphoria. La interpretación es la misma que ya pudimos ver en la gran final del Melodifestivalen, pero con cambios en la disposición en el escenario. En Eurovisión siempre les gusta sorprender y además tienen buen gusto. Una pasarela gigante se alza sobre el público y allí aparece Loreen para recorrerla, uniéndose a su propio himno. Qué debe estar pasando por la cabeza de esa mujer (aparte del vértigo) al comprobar en lo que se ha convertido su canción de un tiempo a esta parte. La versión sin duda una de las mejores, con un ritmo muy especial que me recuerda mucho a la banda sonora del tema principal de Kingdom Hearts.

Todo enlaza a la perfección y la presentadora Petra Meda aparece por debajo del escenario, ese escenario que siempre esconde secretos inconfesables, a veces mágico. Petra, como ya se dijo hace tiempo, será la única presentadora que conozca esta edición del festival.

Tras explicar un poco las normas del concurso en varios idiomas, toda una tradición, da paso al comienzo del concurso. La infografía y la fotografía de este año son espectaculares. Son las mariposas, con las alas del color de las banderas de los países, las que dan paso a unos vídeos que, en lugar de mostrar la cultura del país sin más, esta vez vuelven a incorporar algo que se pedía a gritos, que los artistas apareciensen en ellas. Así podemos ver los diferentes lugares de Malmö en una compañía conocida.

DS_MG_3257_1stdressrehearsal

DS_MG_3267_1stdressrehearsal

DS_MG_3289_1stdressrehearsal

DS_MG_3291_1stdressrehearsal

DS_MG_3299_1stdressrehearsal

DS_MG_3305_1stdressrehearsal

Actuaciones sorprendentes y que no desmerecen para nada. Destacable el comienzo de Birgit para Estonia, en una tonalidad en blanco y negro que torna a color cuando aumenta el ritmo de la música. Canciones con poco ritmo que no despiertan al público hasta que llega Emmelie de Forest con sus tambores y los revoluciona, tambores que también ha empleado con mucha más enegía y con muchos más de ellos Ryan Dolan.

Curiosidades como el gigante que porta a la cantante ucraniana hasta una piedra sobre el escenario o los astronautas de Montenegro, que no se sabe si eran astronautas o ese querido personaje de South Park que siempre muere. El caso es que la canción de Montenegro, si bien no es gran cosa musicalmente ni siquiera en su género, a buen seguro el soniquete de “igranku” ya se nos ha quedado de por vida en la mente. Lástima de los últimos pasos de baile del grupo, que parecían más bien una especie de nuestra versión española de “¿dónde está la mosca, aquí o aquí? ¿Dónde está la mosca?”.

DS_MG_3305_1stdressrehearsal

DS_MG_3313_1stdressrehearsal

DS_ST_3212_1stdressrehearsal

TH4_8

TH4_12

TH4_13

Anouk ha dado una lección de humildad y sin nada más que un bello escenario en la pantalla y algo de viento bajo su pelo, ha entonado una canción con la que caerían rendidas hasta las aves a las que alude. Moldavia por su parte nos sorprende con una canción normalita que ha de suplir con ingenio, en esta ocasión el de su artista, creciendo cual Alicia en el País de las Maravillas bebiendo ese mágico brebaje que le hace crecer, junto con su vestido rojo, eso sí.

Sorprendido me hallo de la actuación de las bailarinas belgas. No había reparado en ellas hasta que ví que detrás del cantante se movía algo compulsivamente, no era algo, eran ellas, no sé si interpretando su versión particular del baile del caballo, pero en cierto momento me han recordado con mucha angustia a las bailarinas que fueron con Chikilicuatre, hacían las mismas tonterías. Lo peor es que volveremos a verlas en la final, habrá que fijarse bien la próxima.

TH4_18

TH4_22

TH4_24

TH4_25

TH4_29

TH4_30

TH4_37

TH4_39

TH4_50

TH4_52

TH4_58

butterfliy eurovisionEl entremés entre las votaciones ha sido un plato de historia sueca, comenzando por los albores de la humanidad con las luces del norte hasta acabar en la época actual. Para esta edición todo va mucho más rápido, se han dejado de sobres y de historias (que no está la cosa para gastar papel innecesariamente) y es la propia presentadora, vía pinganillo, la que se dedica a decir los nombres de los países que pasan a la final. El último de los tickets tardó en salir, mientras todo el público en el Malmö Arena gritaba The Netherlands!! no podía faltar Anouk con sus pájaros, por supuesto.

Estos son los 10 clasificados de la primera semifinal:

  • Moldova
  • Lithuania
  • Ireland
  • Estonia
  • Belarus
  • Denmark
  • Russia
  • Belgium
  • Ukraine
  • The Netherlands

Ah y que no se me olvide, no sé si se trataba de una broma o va a ser una realidad, algo que marcaría un antes y un después en la historia de Eurovisión. Desde hace ya 30 años, hay un país que vive el festival como suyo propio, se trata de Australia. En este “casi continente” votan y cada año sale una lista de ganadores según su criterio. Pues bien, Petra no sólo nos anuncia que en la final votarán, además de los países participantes, los que no han podido participar, pero además también votará… AUSTRALIA!! Ahí nos lo ha dejado caer, ya veremos si se trata de una realidad, porque esto significaría llevar Eurovisión un paso más allá y quien sabe si dentro de unas décadas podamos estar hablando de Euroaustrovisión o algo parecido.

GALERÍA DE IMÁGENES: SEMIFINAL 1