Especial EL FIN DEL MUNDO, 21 de diciembre de 2012: La banda sonora del fin del mundo

final

Seguro que si supiéramos con toda certeza que el de mañana sería el último de nuestros días, viviríamos la vida como nunca antes, nadie iría a trabajar, algunos se quedarían con sus familias, otros viajarían por última vez a un lugar recóndito del mundo en el que perderse, otros cumplirían sus sueños. No está de más pensar de vez en cuando o que ocurran estas cosas para darnos cuenta de que cada día en nuestras vidas es como una rutina, a veces impuesta por la necesidad. El ser humano es esclavo de muchas cosas y no aprovechamos cada segundo para disfrutar al máximo como deberíamos hacerlo.

Es el momento ideal para disfrutar de la creación del ser humano, de algo que comienza en nuestras vidas como una banda sonora, nuestro propio llanto, y que poco a poco va tomando forma con otras melodías, nuestras, de aquellas con las que nos cruzamos o de las que llegan por casualidad. La música acompaña al hombre desde la creación, de una forma u otra, siempre presente.

No voy a pronunciar más palabras, es el momento de sentarse y escuchar esta banda sonora. Reconozco que algunos cortes me gustan más que otros, pero escucharlo de principio a fin es una delicia, como un último dulce que saborear, por lo que pueda pasar. Y a esta banda sonora he agregado al final mi corte particular, mi aporte, uno de los que no podría faltar en los últimos instantes. Porque si ese momento llegase, me gustaría que alguien me estuviera esperando al otro lado, donde quiera que sea. Dale al play.

1. “Highway to Hell” – AC/DC


2. “Carmina Burana: O fortuna” – Opera


3. “My Way” – Frank Sinatra


4. “The Final Countdown” – Europe


5. “I Don’t Want to Miss A Thing” – Aerosmith


6. “Viva la Vida” – Coldplay


7. “Lux Aeterna: Requiem for a Dream” – OST


8. “It’s the End of the World As We Know It” – R.E.M.


9. “Born to Die” – Lana del Rey


10. “Última noche en la tierra” – La musicalité


11. “The End” – The Doors


12. “The Show Must Go On” – Queen


13. “Apocalypse Please” – Muse


14. “It’s My Life” – Bon Jovi

Es hora de marchar…

15. Move On “BSO Lost – Michael Giaccino”

A la luz del sol volaré

brave

Aunque cuando se habla de películas de Disney muchos piensan inmediatamente en películas baratas y sentimentaloides con contenido infantil y poco argumento, muy lejos de la magia que conseguía en sus obras Walt Disney cuando aún vivía, hay que reconocer que obras como El Rey León consiguen emocionar y tocar el sentimiento. Como una amiga mía decía cuando salíamos del cine: “salgo con el corazón así de grande”.

Volaré

Disney sabe cómo urgar muy adentro y Brave no se queda atrás. Hoy me apetece compartir dos canciones del grupo Russian Red, el elegido para poner la banda sonora a esta nueva película de animación. A cada cual más bonita.

A la luz del sol

Los créditos finales

Muy pocos somos los que disfrutamos de esos créditos que ponen el punto y final a una obra, un lugar en el que se esconden nombres y secretos clave que a veces nos hacen recordar antiguas obras de aquellos cuyos nombres aparecen impresos, donde se oculta una pequeña parte, pero la más importante, de la banda sonora y por ende, donde poder encontrar la información para hacerse con esos temas musicales que nos han hecho sentir como reyes del sentimiento durante casi o más de dos horas de ausencia del mundo real.

Una lacra para las televisiones comerciales en abierto y públicas que buscan audiencia rápida sin preocuparse de las minorías, pero a la vez un gran respeto por esas mismas minorías en las televisiones de pago por cable, donde el trato es exquisito. Muchas productoras investigan más allá de la pantalla en negro en la que van apareciendo letras en blanco sobreimpresionadas, una tradición en la que la banda sonora final con los créditos más importantes se mezcla al final con la música principal de la obra para mostrar todo su elenco. Se desmarcan mostrando escenas del making of, fotogramas con los momentos más importantes e incluso continuando o añadiendo sobre la historia ya contada, todo con el objetivo de reeducar a un público que no sabe apreciar esos momentos finales, que enseguida desestima, cambia o se levanta empleando su tiempo en otras cosas. Cinco minutos de sus vidas.

Eres de esos que en el cine odia que tras un final nostálgico en que los ojos se empañan, de repente las luces se enciendan sin dejarte tiempo para recomponerte mientras te recreas en la música. Eres de esos que viven los créditos hasta el final, hasta que salen los carismáticos iconos como los del Motion Picture, hasta que sale el THE END sabiendo entonces que ya sí puedes desconectar y volver a la realidad.