Heavy Rain, sobre el acercamiento entre videojuegos y cine

Cuando uno se sienta a ver una película, suponiendo que es buena y está bien estructurada, sin saberlo, a lo alrgo de los 10 primeros minutos somos conducidos por los guionistas, directores y productores hacia su interior. Intentan en esos 10 primeros minutos que de alguna forma sintamos los defectos y virtudes de los protagonistas, intentan engancharnos para después dejar que naveguemos en la historia mucho más distendida.

Los shooter tratan de acercarnos a la versatilidad del sistema de mira y disparo así como a sus gráficos, los RPG intentan mediante una primera toma de contacto persuadirnos con sus “novedosos” sistemas de combate, los plataformas con su facilidad de siempre para mantenernos enganchados un game over tras otro…

Al contrario que en todos estos géneros, un videojuego que trata de acercarse a la experiencia cinematográfica sigue los mismos patrones que los de una película. Puede impresionarnos por sus gráficos y localizaciones, pero fundamentalmente no existe aventura gráfica ni experiencia cinematográfica en la que la historia no sea el eje fundamental para enganchar al jugador.

Es por ello que la experiencia Heavy Rain, combinando aspectos de aventura gráfica, junto con el desarrollo que nos recuerda a los libros de fantasía en los que nos dejan elegir múltiples caminos y el hecho de llevar un paso más allá lo que pudimos vivir con Farenheit, aprovechando el avance tecnológico que supone la nueva generación de consolas y una mayor capacidad de datos, supone una nueva forma de jugar a un videojuego y una nueva forma de vivir una película interactiva en la que nuestras decisiones escribirán el final y en la que no somos simples espectadores leyendo un guión y pulsando un botón.

Perdidos Unplugged – Adelanto, imágenes y entrevista a los creadores de la promo del ajedrez sexta temporada

Raquel Sánchez Silva se trasladó hasta la isla de Oahu en Hawaii, donde se rueda la serie, para entrevistar a los personajes que llevan ilusionándonos durante casi 6 años y para corretear entre los entresijos de los decorados desvelando algún que otro secreto invisible en los montajes finales.

John Locke, Claire, un Richard Alpert que se defiende genial con el castellano, Sayid, Sun y el mismísimo Ben. Un pequeño aperitivo para un especial que se emitirá completo poco antes de la emisión del primer episodio de la última temporada.

Entrevista a los creadores de la promo sexta temporada:

Iñaki Martikorena, Director Creativo de Cuatro y Gonzalo Tegel, guionista de autopromociones de la cadena, te cuentan todos los detalles de la promo que sólo ha necesitado 24 horas para dar la vuelta al mundo.

1.- ¿De dónde salió la idea del ajedrez?

De la propia serie, cortesía del señor John Locke: “dos jugadores… uno blanco, otro negro”. Se refería al backgammon, pero se aplica perfectamente al ajedrez. “Perdidos” es un juego constante, una guerra contra el destino, en la que no se sabe quién es jugador y quién es un peón: Locke es manejado por Ben, que es manejado por Jacob, que es manejado por… ¡quién sabe! Conocíamos dos poemas que expresaban esa idea de una forma precisa y muy sugerente. Escogimos uno y nos dijimos, citando a Hurley, “¡mola!”

2.- ¿Quién es el autor del texto? ¿Cómo le conocistéis? ¿Barajásteis otros textos/autores para la promo?

El poeta y matemático persa Omar Khayyam. También manejamos la posibilidad de usar el segundo soneto de “Ajedrez”, de Jorge Luis Borges, que, de hecho, cita el poema de Khayyam.

3.- ¿Podéis explicar en qué consistió el trabajo de edición, postproducción?

Una vez tuvimos claro el concepto del ajedrez y ya visionabamos en la cabeza una isla con un tablero por suelo, contactamos con Boolab, estudio de diseño gráfico catalán y les encargamos toda la posproducción y realización de la pieza. El realizador Frankie de Leonardis fue quien llevó el peso de la promoción. Bajo nuestra supervisión, se recortó o rotoscopió todos los personajes de Lost que aparecen en la pieza y se creó todo el mundo vegetal y el tablero.

4.- Por lo general, la voz corporativa de Cuatro suele ser de una mujer, ¿Por qué cambiásteis de idea para esta promo?

A veces colaboramos con otros locutores cuando queremos dar la sensación de que no habla cuatro sino que queremos contar una historia más cinematográfica o especial. En cualquier caso siempre cierra la voz de la cadena que es Ema.

5.- ¿Cuánto se tardó en gestar “la mejor promo de la historia de Perdidos”?

El proceso de posproducción ha llevado más o menos un mes, pero yendo a marchas forzadas. En total si tenemos en cuenta también el proceso de creación y sonorización, se acerca a los dos meses.

6.- ¿Conocéis la anécdota del twitter de Carlton Cuse? ¿Os esperábais que la promo tuviera tanto éxito?

Sí, nos llegó muy rápido, casi tanto como lo que tardó en llegarle a él nuestra promo. Es lo que tiene internet, inmediatez absoluta. Esto sí que es globalización positiva. Desde luego nunca hemos pensado que pudiera pasar algo así. Se ha desbordado y hay cientos de paginas de todo el mundo que la destacan y miles y miles de personas que la comentan regalándonos los oídos. Ha aparecido en sitios tan alucinantes como en el Weekly Entertainment, New York Post o Los Angeles Times. No podemos estar más felices.

7.- ¿Qué parte de la promo ha sido la más complicada de llevar a cabo?

Sin lugar a dudas la integración de los personajes recortados en un ambiente generado nuevo.

Siempre a tu lado. Hachiko

El 6 de noviembre se estrena en nuestro país esta película basada en hechos reales, un perro Akita llamado Hachiko que acompaña a su amo cada mañana a la estación del tren, y regresa cada tarde a ella para recibirle. Pero una desgracia trunca esta rutina diaria. En oriente la historia es muy conocida, de hecho ocurrió en Japón, e incluso hay estatuas en su homenaje.

Hachiko nació en noviembre de 1923 en la provincia de Akita al norte de Japón y a los dos meses, un profesor llamado Eisaburo Ueno, del Departamento de Agricultura de la Universidad de Tokio, le llevó a su hogar cerca de la estación de Shibuya, a cuya salida y también como homenaje se le puso el nombre del perro. En 1987 ya se hizo la primera versión de la película que narró los hechos llamada “Hachiko Monogatari“.

Fotografía de Hachiko original

Salida Hachiko

Sin duda Hachiko: A dog’s story como se titula en su idioma original, será un imprescindible. Y para los que hemos tenido una mascota más aún si cabe.

Vehículos famosos del cine y la televisión

Son objeto de deseo por parte de muchos, compañeros inseparables de los personajes del elenco principal de una serie o película y en otros casos protagonistas indiscutibles que, aún sin tener cuerpo ni corazón, poseen una personalidad propia que permanece inalterable en el tiempo y el recuerdo. Son los coches más famosos de la televisión. Vehículos comunes llevados a la pequeña o gran pantalla con un estilo propio que les distingue de los demás. Enrevesadas máquinas del futuro creadas por las mentes más privilegiadas para proteger al mundo. Armas en un universo de ciencia ficción.

Aunque mi coche preferido viene después de este, no puedo pasar por alto que corría el año 1978 cuando se emitía la penúltima temporada de la serie “Starsky y Hutch”. Aquella noche del 2 de febrero, mi querida madre, entre los dolores del parto, no pudo resistirse a retrasar conscientemente mi nacimiento para terminar de ver el episodio antes de acudir al hospital. Quizá la última imagen que viese en la pantalla del televisor antes de ver mi preciosa cara bajo sus brazos, fuese este Ford Gran Torino de 1974. No entiendo el por qué, pero debo sentir que este coche es especial, al igual que su serie, al fin y al cabo se convierte por derecho en la primera serie que presencié inconscientemente. A veces pienso que de ahí viene mi gran afición.

Y ahora sí, aunque casi un coche me hubiese impedido dar a luz antes de la hora prevista, unos cuantos años después llegaría el coche deseado por todo niño, un Pontiac Firebird Trans Am de 1982, mejorado para la ocasión para recrear al modelo de Industrias KNIGHT más poderoso del mundo en “El coche fantástico”, el famoso e inigualable KITT. La serie trajo consigo numerosos artículos, entre ellos modelos en miniatura bastante bien recreados para la época, con estructura de aluminio, pintura y algo hasta el momento bastante difícil de encontrar, con apertura de maletero, capó y puertas, además de ruedas con amortiguación. Sin duda un objeto de lujo en apenas 10cm que me hizo pasar divertidas tardes de juego recreando las aventuras del vehículo más popular de la televisión.

Un añito antes de conocer a KITT, había otro coche que se pasó varios años dando la brasa en los cines, el DeLorean DMC 12 de 1981, paseándose a sus anchas por el tiempo, pasado, presente y futuro y haciendo que los niños, tras comprar esas chuches en la confitería del barrio, ahora prohibidas si no se compran en el propio local, pasasemos una divertida tarde de sábado en la época en la que los personajes fantásticos eran nuestros ídolos, disfrutando cada año con nuestra ración de “Regreso al futuro”.

Y es en esta época de divertidas y recordadas películas, algunas de las que hoy son rescatadas para el remake de turno que las dejan bien enterradas, de donde surgió la maravillosa idea de “Los Cazafantasmas” conduciendo una ambulancia reconvertida, un Cadillac Miller-Meteor de 1959 apodada Ecto-1, otra de esas famosas pelis de sábado cuando no hay cole y que provocaban colas en los cines y que más de 20 años después siguen en el recuerdo, sobre todo el muñeco de Michelín (al que en este artículo de famosos coches no puede dejar de mencionarse, al fin y al cabo son neumáticos).

Antes de mi existencia ya había coches famosos de series como “El Santo” de las que me han hablado mis padres. No eran ni mucho menos tan sofisticados ni tenían a medio mundo encandilados, pero cumplían su cometido, llevar al protagonista de un lugar a otro y chupar cámara durante el tiempo suficiente como para ganarse el mérito de estar aquí ahora. Tal es el caso del Volvo P1800 de 1962. Jaguar debió tirarse de los pelos de algún sitio cuando la serie se convirtió en todo un filón, ya que ellos iban a ser los encargados de llevar a la televisión su modelo, pero una ingeniosa mente decidió en el último momento que el serial no tendría éxito. Desconozco lo que pudo sucederle al que tomó la decisión, pudo haber cambiado el futuro de este artículo y de la historia, pero el destino no lo quiso así.

Unos años después llegaron las series en color (sí, yo aún no había nacido), algunas de ellas rescatadas un tiempo más tarde, algo normal por aquellos tiempos para disfrute de varias generaciones de niños. Con el color llegó Batman y su pareja (amistosa aunque algunos creen que entre ellos existió algo más) Robin. Juntos se lo montaban en un curioso diseño, un Lincoln Futura Concept Car de 1955 con el mismo espacio para cada uno de los ocupantes que un coche de Formula1 actual por lo menos.

Otra de esas series que llevaban a sus protagonistas (y de vez en cuando en su maletero algo más) de un punto a otro era “Miami Vice”. No sé qué hacía yo con apenas 8 años viendo esta serie, pero era lo que se veía entonces. Ver conducir el Ferrari 365 GTS/4 de 1972 al famoso Sonny Crockett era ya una escena habitual del anti vicio criminal. Aunque… terminó hecho pedazos por un simpático villano.

Los años 80, dulce época de series ahora añoradas. “El Equipo A” se convirtió en esa serie previa a mis viajes a la piscina. La terminé odiando. Sí, todo gracias a mis amigos que se pasaban todo el día haciendo de héroes, intentando hacer de un caserón abandonado al que íbamos cada fin de semana, un bunker habitable. Aún no entiendo cómo pudimos tener hasta luz en aquel lugar inhóspito. Sea como sea los héroes ficticios sí tenían una buena herramienta de transporte y sobre todo de defensa, un GMC Vandura G-1500 de 1983.

Y cómo olvidar, para finalizar este reportaje, una caravana que a lo largo de decenas de episodios y su posterior traslado a la gran pantalla, ha llenado de misterio nuestras vidas, la de un esmirriado Shaggy y su famoso perro Scooby-Doo, una Bedford CF de 1972 considerada la caravana más sicodélica de la televisión y apodada “La Máquina Misteriosa”.

Estos son los coches más famosos de la televisión que recuerdo a lo largo de mi vida y que de alguna u otra forma se mezclaron con ella e incluso influyeron en la hora en la que nací, pero hay muchos más. Si quieres seguir recordando e incluso encontrar tus propios recuerdos, no te pierdas la lista de los 50 coches más famosos (eso sí, en completo inglés).

Y cómo olvidar, para finalizar este reportaje, una caravana que a lo largo de decenas de episodios y su posterior traslado a la gran pantalla, ha llenado de misterio nuestras vidas, la de un esmirriado Shaggy y su famoso perro Scooby-Doo, una Bedford CF de 1972 considerada la caravana más sicodélica de la televisión y apodada “La Máquina Misteriosa”.

Estos son los coches más famosos de la televisión que recuerdo a lo largo de mi vida y que de alguna u otra forma se mezclaron con ella e incluso influyeron en la hora en la que nací, pero hay muchos más. Si quieres seguir recordando e incluso encontrar tus propios recuerdos, no te pierdas la lista de los 50 coches más famosos (eso sí, en completo inglés).

Comentarios

Añadir comentario

20 comentarios

PC69 01/09/2009 08:25 (hace 10 horas)
Menos mal que sigue habiendo un mínimo de cordura. Me parece increíble que porque no guste o caiga mal una persona se le puedan borrar dos mensajes como los primeros que puse, que eran relacionados con esta entrada y ni descalificativos ni contrarios a lo que aquí se decía y que se pueden leer ahora, ya que independientemente de otras cosas pensaba que se podía escribir aquí libremente. Dicho esto no molestaré más, creo que es mejor así.
PC69 31/08/2009 23:24 (hace 19 horas)
Oye tienes razón, estoy mosqueadísimo ehhh, ufff, te aseguro que no dormiré esta noche por eso, jaja. Ya sé que es TU BLOG 😀 Si en el fondo me gusta que lo hagas porque así se ve cómo eres realmente. Venga va que es el último que te pongo, mantén esto limpio y sigue pidiendo mi baneo que igual cae 😀 Mecachis… el bloqueo no funciona 😀 Ah, pon también los otros dos mensajes que eliminaste, que eran de un ofensivo… 😀 Eso sí, me lo paso en grande con esto, casi tanto como tú :-DDD
AangelL 31/08/2009 21:21 (hace 21 horas)
El DeLorean el mejor!!!
allnewcharmed 31/08/2009 21:15 (hace 21 horas)
KITT el mejor de todos!! Y me gusta muxo la nueva version! jejeje
PC69 31/08/2009 20:59 (hace 21 horas)
Jajaja, has borrado los mensajes. Madre mía, podía imaginarme muchas cosas de ti, como el odio que sientes por alguna gente (no sólo yo), pero jamás pensé que eras un sectareo y que llegabas a esto, a aliminar mensajes normales y corrientes; con tu pan te lo comas. Borra este rápido para que no se lea. Pero tranquilo… que en otros lados no me los podrás borrar y me leerás… 😉
Mariamaris 31/08/2009 20:31 (hace 22 horas)
Jajaja!Cuantos recuerdos,que series y como nos gustaban.
vicky_s 31/08/2009 19:37 (hace 23 horas)
jaja cede] yo tb odiaba al Equipo A pero tb lo veia……pero es que esa furgoneta negra con la raya roja, donde sucedia de todo es mítica…….
Hipnos 31/08/2009 18:49 (hace 23 horas)
Muy bueno! , el DeLorean me encantaba, de Kitt sobran palabras, genial la furgoneta de Scooby
RED.TV 31/08/2009 17:27
el mejor coche el de regreso al futuro y kitt
tecky00 31/08/2009 15:35
Muy buen artículo 😉 Amo el DeLorean DMC 12 xD
mfantasma 31/08/2009 15:18
Solo os falta el taxi del Fary.
-a-tu-lado- 31/08/2009 15:06
Hombre, yo siempre me quedaré con KITT que con su inteligencia artificial nos encanta, a mí el de ahora también me tiene ganado, los jueves a las 22.00 en TVE1 😛 jaja Grande también MIKE y SARAH jaja
rbn_lost 31/08/2009 15:03
Comoo mola la de Scooby !! jaja
PEPEPEPE 31/08/2009 15:02
A mi me molaba el dl inspector Gadget xD
PC69 31/08/2009 13:11
Disculpe usted. Sale en el enlace que ha puesto al final. Pero me traía buenos recuerdos esa serie.
PC69 31/08/2009 13:03
Pondría otro Ferrari. El 308 GTS de la serie Magnum. Míticos tanto el coche como la serie.
Alter Ego 31/08/2009 11:41
Mis favoritos son KITT y el de Cazafantasmas. El KITT de ahora es un poco asqueroso, puro marketing, y que es eso de q se transforma en un Ford todoterrano???
cedequack 31/08/2009 11:07
Odio la furgoneta del Equipo A, odio el Equipo A, pero vi todos los episodios
cedequack 31/08/2009 11:05
“Estos son los coches más famosos de la televisión que recuerdo a lo largo de mi vida y que de alguna u otra forma se mezclaron con ella e incluso influyeron en la hora en la que nací, pero hay muchos más. Si quieres seguir recordando…”, primero leer xD y si quieres coches de James Bond ponlos en tu blog porque a mi James Bond como que no me va. MAYOS qué vas a decir tú scooby doo donde estás tuuu
mayos22 31/08/2009 09:49
La de ‘Scooby-Doo’ es la mejor 😀
vicky_s 31/08/2009 08:57
Jajajaja Que bueno……..grande el DeLorean y la furgoneta de el Equipo A
In Formador 31/08/2009 04:30
Un artículo sobre los coches mas famosos del cine y la TV que no menciona ninguno de los modelos conducidos por James Bond no deberia llevar ése título….
Durnyyk 31/08/2009 00:27
muy bueno cede me e criado con estas series y peliculas y los coches eran geniales.

Sobre este blog…

The Salinger’s es el famoso restaurante de ficción de la familia Salinger, de la serie Cinco en Familia, heredado por los cinco hermanos huérfanos que pierden a sus padres en un accidente de tráfico. Tras el suceso, prometieron quedar cada noche en este lugar para contarse cada detalle del día, reir, llorar y ante todo permanecer unidos.

Creado por
Categorías
Archivo
Comunidad de blogs de televisión FormulaTV | Aviso Legal | Publicidad

Tim Burton crea a “9”

Un mundo apocalíptico donde todo se está acabando. Así es el escenario donde “9” es creado para proteger el futuro de la vida, la nueva creación del director Tim Burton.

Trailer

La fecha del estreno tendrá mucho que ver con “9”, será precisamente el 9 del 9 de 2009, fecha que muchos medios han aprovechado para sacar sus estrenos en otros campos artísticos. En esta nueva obra, encontramos elementos conocidos y otros novedosos. Un mundo donde la humanidad prometía tanto, con tantas cosas hechas y otras por hacer, un brillante futuro por delante que ahora está totalmente destruído. La esperanza, “9”, se crea basándose en el eterno y carismático personaje de Pinocho, un ser artificial al que se le otorga el don de la vida. Todo bajo los signos distintivos de Tim Burton y el estilo de personajes y escenarios habituales en todas sus películas.

KINGS, la naturaleza elige al rey

Decenas de series han pasado ante mis ojos, las de historias sencillas que lejos de buscar sorprender o emocionar, se limitan a contar, las de grandes emociones cuyos finales te sumergen en un mar de lágrimas, las de emocionantes revelaciones que te obligan a quedarte con la boca abierta más allá incluso de los créditos finales.

La visión del primer epidosio de KINGS me ha alejado de todas estos sentimientos que tenía arraigados con el paso del tiempo y me ha aportado un nuevo significado: una serie también puede ser una gran superproducción, una especie de gran película ante la que quedarse atónito, donde todo lo que ocurre alrededor se detiene, porque estás sumergido de repente sin darte cuenta en lo que en ella ocurre.

Un reino imaginario construído sobre una gran ciudad. Los reinos, los reyes, esos personajes de nuestra sociedad a los que vemos como intocables e inalcanzables, a los que imaginamos bañándose entre riquezas, mientras se convierten en titiriteros de una sociedad que descansa más abajo, tomando decisiones que afectan al niño que duerme sobre una simple manta en el suelo, a la mujer que ha sido apartada de sus hijos, al adolescente al que le falta tiempo para pagar el alquiler de su piso…

Los reinos, los ciudadanos, los soldados, víctimas, los que realmente tienen que hacer frente a esas decisiones y poner en práctica lo que para otros sólo son teorías que han de probar, aunque el resultado sea adverso y sus consecuencias sólo afecten a los que las cumplen y no a los que las toman.

¿Quienes son los verdaderos héroes? ¿Quiénes son los verdaderos reyes? KINGS muestra en sus comienzos a estos dos reyes, tan distintos entre sí. El rey nombrado, el que promete ante las cámaras, el que aparenta una vida perfecta que sin embargo está llena de grandes secretos de los cuales el espectador va siendo testigo, un hijo que aparenta ser quien no es, una hija cuya meta es escapar de aquello que le es dado, una mujer calculadora, él mismo, un rey que oculta un gran secreto al margen de toda su familia.

El otro rey, David Shepherd, un mecánico que vive con su familia en las afueras, alejado de la gran ciudad que ha sido nombrada capital del reino, un chico sencillo y normal que tiempo después se ve envuelto en sucesos que cambiarán su vida y la de los demás para siempre.

La fabulosa serie The O.C. ya nos enseñó en su día por primera vez a mezclar la alta nobleza, la gente rica y adinerada, con vidas llenas de secretos, con la gente más humilde. KINGS deja en ocasiones un cierto sabor y homenaje a esta, aunque lleva esta lucha de clases un paso más allá, entre conspiraciones, luchas, sentimientos más profundos y arraigados, dejando momentos ya inolvidables desde el primer episodio, entre los cuales, además del inolvidable final apelando a la frase del rey y su Dios, me quedo sin lugar a dudas con las manos del predicador sobre la frente de David mientras el sol inunda a los dos personajes, un momento mágico donde no existen las palabras, donde un o se da cuenta que está ante una gran obra.

Las referencias de la serie no dejan lugar a dudas sobre de dónde proviene, dejando clara su base sobre una escena bélica inigualable que enfrenta a David contra Goliath, un símil empleado en la literatura a lo largo del tiempo, en películas, un símbolo de la fortaleza del corazón y la astucia del ser humano contra otro tipo de fuerza fría, calculadora y sin sentimientos, como si de una escena bíblica se tratase.

KINGS es más que una serie, es el reflejo de un universo de reyes que pueblan el mundo, que descansan al otro lado de tu pared, que pasean por la calle que pisas cada día, que se levantan, comen, rien, lloran y juegan en un juego que es el mundo que les ha sido entregado… porque todos somos nuestro propio rey.