Fotografía Olímpica Londres 2012 – Días 12 a 13

Pasa tantas veces que queremos destacar en aquello para lo que no estamos preparados, o para lo que no somos tan buenos, mientras descuidamos esa faceta para la que sí tenemos cualidades. Cuando veo los Juegos Olímpicos, esta idea me ronda la cabeza constantemente, con deportes en los que ganamos medalla fácilmente y sin embargo nos pasan desapercibidos, como el judo, el taekwondo e incluso el waterpolo, mientras que otros en los que queremos, se convierten en un quiero y no puedo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque cada vez la vea más difusa, todo sea dicho. La constancia, la perseverancia y el trabajo duro hablan por sí solos, por ejemplo, a pesar del traspiés en estos juegos, uno de los países donde el fútbol es el verdadero deporte rey aunque no pasásemos de cuartos, por fin tuvo su recompensa y aún vivimos en una nube, consiguiendo que se sacasen por todas las calles las banderas con esos colores que antes nos parecían tan cursis. Lo mismo ocurre con la natación, deporte que nos ha sorprendido gratamente, así como otros deportes de agua que quedan sumergidos por los típicos grandes como el baloncesto. Y por qué no unir a esta fiesta el voley playa, con tantos seguidores que al final consiguió desde hace relativamente poco, ser deporte olímpico.

Las nuevas jornadas nos dejan un sabor agridulce, con las derrotas en algunos deportes de equipo en los que esperábamos salir mejor parados, pero con otras victorias que nos permitieron seguir adelante. Medallas inesperadas en deportes minoritarios y más “chapas” de plata que caen en el agua gracias a ellas, las chicas de waterpolo que comienzan su andadura en unos juegos haciéndose notar o el dúo de natación sincronizada a la espera de ver lo que hacen en grupo. También nos dejan estas jornadas uno de los gestos deportivos más feos que he visto jamás, la actitud de dos de los jugadores del equipo francés de baloncesto, que cuando iban perdiendo sin posibilidad de remontada, decidieron salir al campo con el puño cerrado y darnos en nuestras partes nobles literlamente, gesto que los árbitros permitieron aún siendo anti deportivos, así que seguirán haciéndolo cuando les venga en gana.

Todo va llegando a su fin y en dos días la fiesta del deporte habrá terminado hasta una nueva cita, pero mientras tanto podemos disfrutar de estos nuevos y espectaculares entornos y momentos.

Fotografía Olímpica Londres 2012 – Días 10 a 11

Recortando distancias, acercándonos al final, demasiado bonitas como para dejar pasar más tiempo entre serie y serie de fotografías, nuevos deportes, nuevas disciplinas olímpicas, nuevos escenarios y nuevas emociones. Por fin España se hace con su primer oro y llega otra vez de una mujer, ellas son las dueñas de la pista, o mejor dicho, del agua, porque siguen lloviendo “chapas al cuello” gracias a ellas y todas llegan por medio acuático, a las dos platas de Mireia Belmonte, sumamos el primer oro de nuestro país en estos Juegos Olímpicos gracias a Marina Alabau en vela y otra plata más pasada por agua y embadurnada con un poco de maquillaje resistente al líquido por el dúo de natación sincronizada formado por Andrea Fuentes y Ona Carbonell, sin olvidar que el jueves las chicas de waterpolo lucharán por otro oro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque ellas son las reinas, ellos no se quedan atrás y lo siguen intentando, si bien la jornada 12 nos deja al equipo masculino de waterpolo y al de balonmano fuera de la lucha por las medallas, el primero debido a la mala suerte con dos goles casi propios, uno de mano y otro de cabeza hacia atrás del portero (que ya es complicado) y el segundo igualado contra Francia hasta que encajaron gol en el último segundo por 23-22.

No sé si coincidiréis una vez más en que hay jornadas en las que todo parece estar conectado de una forma cuanto menos extraña, días en que todos los árbitros parecen ir en nuestra contra (uno de ellos amonestado y no podrá arbitrar más, auqnue hubiéramos preferido el gol, decisión que en waterpolo ha marcado un destino y nos ha echado de los juegos) y otros como en la jornada 10 en que todo parecía ir al palo, cualquier gol o canasta. Una jornada para olvidar donde casi justo al mismo tiempo, los equipos de balonmano, waterpolo y baloncesto (este iba incluso con una renta de más de 8 puntos) perdían sus respectivos encuentros.

Estas jornadas tienen como protagonista indiscutible el Estadio Olímpico, ver la prueba de los 100 metros lisos en atletismo en pleno prime time es todo un lujo, un ganador Usain Bolt que parece que va de sobrado, pero nada más lejos de la realidad, un showman de la pista. Comienzan nuevas disciplinas como los saltos o el taekwondo, que nos permiten disfrutar de cosas que no vemos a menudo, mientras van llegando a su final otras cuantas. Por cierto, un talaverano, penúltimo, pero luchando hasta el final en piragüismo, buen esfuerzo.

Esta es la situación de nuestro medallero, 7 medallas de momento.

Estas son las imágenes que nos dejan las jornadas previas al fin.

Fotografía Olímpica Londres 2012 – Días 7 a 9

Cada cita con los juegos es totalmente distinta y sorprendente, aún recuerdo con mucha ilusión las madrugadas de Atlanta 96 en que dejaba el despertador puesto a las 3 o las 5 de la mañana y los partidos de hockey y waterpolo que veía en mi habitación tumbado en la cama con la almohada doblada mientras Yoko dormía en la silla enroscado como una serpiente o en el suelo estirado los días de calor, su postura favorita. Cada cuatro años la ilusión va cambiando en función de los deportistas y sus hazañas. No podremos olvidar nunca a nuestras chicas de gimnasia rítmica o a Gervasio Deferr, o el equipo de waterpolo que nos hizo soñar y que abrió un amplio camino.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El momento que he vivido estos juegos con mayor ilusión jamás pensé que se centraría en la natación, un deporte del que siempre he hecho caso mínimo y del que he desconectado siempre, sin embargo ya nadie podrá hacernos olvidar esos maravillosos, magníficos e impresionantes 800 metros, una carrera que parecía perdida en quinta posición pero que casi se convirtió en esa carrera de los cuentos infantiles de la tortuga y la liebre, llevando a Mireia Belmonte a superar a tres competidoras para alzarse con su segunda plata, convirtiéndose en la única medallista de la historia española con dos medallas en este deporte.

La piscina dice adiós con la despedida de los Juegos Olímpicos de toda una leyenda que entra en la historia gracias a su record de medallas de oro, Michael Phelps. Y del agua pasamos a la tierra porque se abre ese otro escenario donde aguardan emociones y medallas a los más valientes y poderosos, el Estadio Olímpico y la pista de Atletismo, la modalidad estrella.

Aquí están algunas de las mejores fotografías que nos dejan las últimas jornadas.

Fotografía Olímpica Londres 2012 – Días 4 a 6

¿A alguien no le ha quedado la ligera sensación en estos primeros días de competición en deportes de equipo de que los árbitros olímpicos tengan algo en contra de España? Comenzando por el penalti que quitó la única oportunidad a la selección de fútbol de meterse en octavos de final y siguiendo por el gol anulado en el último segundo en el waterpolo masculino, o la árbitro que mantuvo a una de las nuestras en waterpolo femenino para lanzar un penalti al menos durante 15 segundos aguantando a lanzarlo o lo más polémico, el doble cometido por EEUU en voley playa y que no fue pitado a falta de dos puntos en el set decisivo en tie break que hizo que los españoles nopudieran celebrar la victoria. Por supuesto hay que destacar la actitud de nuestro comentarista español, todo un acierto en este partido, que quería que le quedase bien claro “a todo el mundo” que habían sido dobles y que no querían emitir el siguiente partido y habría que grabarlo con una cámara DV xD sensacional el cabreo.

La jornada 5 nos dejó un buen sabor de boca, antes siempre era el judo la disciplina olímpica que abría el medallero español, pero estos juegos la abanderada de esta hazaña ha sido la nadadora Mireia Belmonte en los 200m, que a pocas décimas estuvo de ser oro, de hecho era oro en los primeros 165 metros hasta que la china le sacó ventaja.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Encender estos días el televisor y poder disfritar de deportes que no estamos acostumbrados a ver, es todo un lujo. Estás viendo gimnasia artística sobre suelo y de repente pasas a la piscina para ver natación, al mar para ver vela, como a una pista azul para ver el hockey hierba, para que cuando acaben y volvamos a la realidad las echemos de menos durante 4 años, porque al final esa es la sensación que queda. Mientras dure, pensemos que aún queda disfrutar desde este sábado del Estadio Olímpico y el atletismo mientras seguimos sufriendo con nuestros equipos, y que suframos mucho, que eso quiere decir que llegamos lejos.