Un baño de naturaleza (I): Delfines

delfines 1

Todos nos sentimos identificados con algún animal en concreto y en mi caso siento especial debilidad tanto por los perros como por los delfines. Por suerte con los canes la cosa es más fácil y se puede ver a uno o varios cada día paseando por la calle, pero con los delfines es otra historia, a no ser que vivas en las islas o la costa. No es mi caso, aquí en el centro de la península.

Podría haber llamado a esta serie de entradas como “un paseo por el zoo”, porque al fin y al cabo es lo que es, pero como uno no siempre tiene la posibilidad de darse un paseo por la naturaleza admirando a tantas especies de animales a la vez, prefiero llamarlo un baño de naturaleza, que a todos nos hace falta de vez en cuando para escapar de la rutina de la ciudad, aunque no esté muy de acuerdo con que permanezcan en cautividad.

delfines 4 delfines 2 delfines 3

Delfines. Es su movimiento armónico y lleno de belleza incomparable, su capacidad para transmitir un sentimiento de paz y confianza con solo mirarles, son como personas pero con otra forma, no pueden hablar pero comunican, creando un enlace, un vínculo persona-animal de mamífero a mamífero que sobrepasa la barrera de lo natural.

delfines 5