Un poquito más

sleep

El despertador suena insistente, te despierta de tus dulces sueños y una pequeña rabia contenida va perpetrándose en tu interior. Poco a poco vas asimilándola, apagas ese sonido insoportable que te mata cada mañana y comienza una pequeña lucha interna entre la mente y el cuerpo. Una tira hacia arriba de ti y el otro vuelve a dejarte sobre la cama, pero ambos piensan al unísono “por favor, por qué no un poquito más”.