Compulsa

compulsa

Hice mi primera compulsa de documentos hace algunos años, cuando existían las pesetas y ni siquiera había que pagar por hacerlo. El hecho de compulsar tres puñetereos papeles me dejó traumatizado entonces. Dos horas de espera, mientras la secretaria llegaba de un descanso interminable a su puesto de trabajo, mientras en ese tiempo, además de la gente que ya había, seguía acumulándose más y más y algunos, desesperados, se marchaban por aburrimiento… y porque hay otras cosas que hacer. Una vez conseguí entrar después de dos horas y media, me dicen que no me pueden hacer las fotocopias y que tengo que traerlas hechas. No me cago en todo pero sí muestro mi desaprobación hasta que consigo que me las hagan en la máquina que tiene a su izquierda. Con mucho esfuerzo y sin parar de refunfuñar, me compulsa los documentos de mala manera y salgo de allí con la sensación de que aquello y ese sistema es una mierda.

Con esto no quiero menospreciar ni mucho menos el trabajo que sé que muchos secretarios y secretarias realizan diariamente con respeto y profesionalidad, pero esta fue mi circunstancia y no es fácil olvidarla.

Como la compulsa de documentos era tan sencilla, se ha implantado una medida para facilitar aún más el trabajo, vamos, para disuadir a la gente de compulsar documentos. Ahora se trata de duplicar el trabajo, de multiplicar el tiempo y de gastar más papel si se puede. Doble de tiempo porque tienes que ir una primera vez a la secretaría para recoger un impreso de tres papeles que debes fotocopiar y entregar. Multiplicación del tiempo de gestión porque tienes que hacer tú las fotocopias con el consiguiente gasto de papel (tan concienciados que nos quieren hacer con la tala de árboles) y además ir al banco para hacer un ingreso de 20 céntimos, con la cola y la espera que eso conlleva a ciertas horas.

Todo para llegar después de varias horas (cuando ya se han tomado el café bien a gusto) y esperar la cola para que te pongan un puto sello. Quien inventó este procedimiento debe estar bien a gusto tocándose las pelotas en su silla de trabajo, de mi parte que le jodan.

2 comentarios en “Compulsa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s