50 años de Círculo de Lectores

Fue un sábado tranquilo, sin los agobios de las clases, creo recordar, cuando mi hermana y yo nos decidimos, previo consentimiento, a hacernos socios de Círculo de Lectores. Estaba en aquella revista, la Teleindiscreta que todas las semanas traía mi padre a casa, en una página, un folleto de promoción de tres libros por 500 pesetas de las antiguas más un libro de regalo.

En cuanto nos dieron permiso, nos pasamos un buen rato de aquel día revisando la lista de obras hasta ponernos de acuerdo. A día de hoy no recuerdo cuáles fueron nuestras tres primeras adquisiciones, ni si están aquí en casa o se las llevó a la suya, han pasado muchos años desde entonces y muchos libros por nuestras vidas como para recordar los primeros.

Si recuerdo el primer día que nuestro agente, nuestro primer agente, llegó a casa con el pedido, un hombre ya mayor que nos acompañó muchos años y cuyo servicio hasta ahora no ha conseguido igualar ninguno de los que vinieron después, ya no llaman a la puerta para dejarte la revista sino que te la dejan en el buzó, alguna que otra vez si has pedido una colección no te avisan para hacer pedido y cuando lo hacen, en lugar de recoger la hoja, llaman por teléfono y últimamente los pedidos van llegando fraccionados y muy tarde, demasiado. Ese primer día mi hermana y yo nos repartimos los libros, ella se quedaría con dos y yop con el tercero y el libro sorpresa. Y del título del libro sorpresa sí me acuerdo: “El bastón rúnico”, una historia de ciencia ficción que aún no me he leído entera. Un regalo que ahora me resulta poco acertado pero que en aquel momento me hizo mucha ilusión.

Desde ese momento, comenzamos a recibir las primeras revistas y desde que somos socios, aunque mi hermana ya se ha despegado casi por completo, la sensación al recibirla sigue siendo la misma, una pequeña alegría, esperando desplegar sus páginas para ver cientos de libros entre los que escoger los que te harán pasar un buen rato las próximas semanas o meses. Así llegaron a mi vida las sagas de “Los Cinco” que nunca había leído antes, “El señor de los anillos”, un tostón que terminé de leer con sus más de mil páginas, resto superado, la trilogía de “La materia oscura” posteriormente llevada a los cines pero inacabada en el celuloide…

Círculo de Lectores me descubrió a una de las autoras que a día de hoy, junto con Marian Keyes, es mi favorita, la italiana Susanna Tamaro. No me será fácil olvidar su primer libro “Donde el corazón te lleve”, una historia conmovedora contada de una forma que nunca había visto, desde el más puro sentimiento, una inspiración en cuanto a forma de contar las cosas que se acercaba a mi estilo para mi relato, que terminaría siendo publicado unos meses más tarde.

Círculo cumple ahora 50 años, de los cuales casi casi hemos estamo la mitad. Todavía recuerdo el sistema de puntos por regalos que se instauró con las olimpiadas de 1992 en Barcelona, los pines de cobi que me llegaban con el pedido cada bimestre y que coleccionaba, los minilibros y los sellos, la llegada del extra de navidad con regalos, la primera vez que leí “El principito” y lo orgulloso que me sentí al adivinar lo que se escondía de verdad en esa primera página a pesar de lo que parecía, los relatos perdidos de “Ana la de Tejas Verdes” y obras como “Una brizna de hierba”, que me pillaron en un mal momento y lograron alegrarme un poco por la ilusión de seguir leyéndolas.

Ha sido también recurrente en mis regalos de cumpleaños para mis hermanas, dinero y un libro escogido especialmente para ellas. Aunque como nombre figure aún el de mi madre, al final Círculo de Lectores se queda conmigo a pesar de que mi madre me ha insistido varias veces que nos quitemos, tantos años de lectura que me han hecho descubrir distintos géneros, desde mis inicios en las novelas de ciencia ficción que no me perdía, de repente descubrí el drama, me acerqué a la comedia y sucumbí a la novela de intriga.

En cada libro hay algo interesante más allá de su portada, algunos son más de lo que cuentan y otros de los que nadie habla atesoran frases para anotar en la memoria por siempre. Tengo ante mí la revista del 50 aniversario. Quizá en alguna de sus páginas esté ese libro que consiga que no pueda parar de leer. La abro, como desde hace más de 20 años, con la misma ilusión de siempre.

2 comentarios en “50 años de Círculo de Lectores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s