Londres 2012 – Vivir el sueño

Toda una vida de preparación y esfuerzo, tuya y de esas madres que se despiertan antes que tú para preparate el desayuno y la comida con toda dedicación, porque les nace de dentro y desean lo mejor para ti, porque confían en tus capacidades y siempre te dan el aliento, aliento cuando están cerca y aliento cuando están lejos, siempre presentes para curar los momentos de debilidad.

Muchos años que son como el día que transcurre hasta que llega la noche y cerramos los ojos para vivir unos intensos minutos, incluso segundos, de auténtico sueño, donde nos dejamos llevar, donde vivimos el momento y somos lo que deseamos ser y nos enfrentamos a nuestros miedos.

Esto es un homenaje a las madres que nos han dado la vida y siguen dándola por nosotros.