Time stop

Pararía el tiempo y dejaría correr tan sólo aquel en el que viví momentos felices de los que no fui consciente y aquellos de los que lo fui y lloré de felicidad porque se me escapaban de las manos, mientras se unen a otros momentos de los que no lo seré hasta que dentro de unos meses, quizá años, eche la vista atrás.

Algunos de esos momentos vagan libres por la calle de los recuerdos y otros están ligados irremediablemente a un lugar del que nunca nadie podrá arrebatármelos.