Gravedad

Era una chica aparentemente sana, no tengo la imagen de su rostro completa en mi cabeza, pero era de estatura baja, complexión normal y pelo corto, apenas recuerdo nada más. Esa apariencia desapareció en el mismo momento que perdió el conocimiento por primera vez. Primera vez para nosotros, una de tantas para ella, que no había contado el problema. La situación no fue nada agradable y tras nervios, prisas y llamadas, ella despertó de su letargo cual Blancanieves con el semblante blanco como la nieve y pidiendo agua. Para ella, otra vez más.

Esta situación marcó un punto de inflexión de la gente en su relación con ella. De repente, nadie quería quedarse a solas en el mismo lugar, nadie quería ponerse a la cola para el desayuno detrás ni delante de ella y en desayunos, comidas o cenas el sufrimiento era palpable, cualquier momento podía ser el indicado para una nueva pérdida de conciencia, de pie, sentada, de cualquier forma. Lo que para ella, a pesar de llevarlo con total serenidad dando por hecho su enfermedad, seguramente sería un calvario, para los demás, a pesar de no sufrirlo directamente, también lo era.

Yo era de los que huía de momentos a solas y de las colas en el desayuno y comida cuando nos levantábamos a la vez a por la bandeja. ¿Por qué ese miedo?

Cuando uno no es consciente de algo que va a suceder, actúa con total naturalidad, pero el temor de una posibilidad más que evidente de que algo ocurra teniendo un precedente, pone en alerta a cualquier persona y lo que debería surgir con naturalidad se convierte en ese miedo, por no saber cómo actuar ante la situación comprometida.

No recuerdo su nombre, me viene a la mente Esmeralda, sólo sé que los últimos días con ella, ese miedo desapareció con la convivencia y algo hizo que sus pérdidas de conocimiento disminuyeran. No es fácil para los que están a su alrededor como tampoco lo es para ella. Nos enseñan a perder el miedo a las matemáticas y a la física, esa de las fórmulas, pero cuando un cuerpo cae somos unos verdaderos inútiles y la única física que existe en ese momento preciso es la del ser humano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s