Siga un comando

Hoy por primera vez desde que inicié esta aventura hace más de 5 años, no voy a escribir esta entrada solo. Mi sobrino Rubén me acompaña para describir el cumpleaños de la “yaya”. Dice que el gilipollas de su hermano no deja de meterse con la gente y eso le avergüenza, claro, como él no hace tonterías, que me tiene la cabeza loca con las puñeteras canciones de la blackberry y el “ai se eu ti pego” y la tia de las tetas… (se está riendo y comiendose mi yogur!!!!)

Pues nada aquí está apoyado en la silla. He llegado y su padre estaba estirado en todo el sofá durmiendo así que he comido en una silla (dice que ponga de mierda, si es que sólo sabe decir palabrotas, (qué mal enseñao está). Lo que más me ha gustado ha sido la pedazo tarta de chocolate y a él darme la tabarra todo el rato con el soniquete y comerse mi yogur de straciatella y el pollo con patatas fritas que eso no lo he visto yo porque he llegado tarde.

Cuando he ido a darle el regalo a la “yaya” no me ha hecho ni caso y no me ha dejado coger el regalo para esconderlo. Al final lo he conseguido y se lo he escondido debajo del cojin de la cama. Bueno, que se va a vestir, que tiene atletismo el niño y ahora viene. Madre mía, vaya pantalones se ha colocao y por cierto, tiene un collar con el símbolo del ying y el yang, equilibrio con la mente y el espíritu.

Por cierto, el que quiera saber por qué la entrada se titula así, os quedamos con la intriga, se acepta escribir en los comentarios preguntándolo…

Y esta entrada se ha acabado porque él lo manda. Y punto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s