Lo que no se puede pagar

No tiene una nómina a final de mes esperando en el banco y algunos pensarán “es de locos trabajar sin cobrar”. 9 meses llevándonos a cuestas, no, toda una vida, noches desveladas, biberones, aseo y limpieza, regañinas, un buen tortazo merecido que enseguida conduce a una caricia.

Un cuento, una duda, un problema, la anfitriona perfecta en los cumpleaños, la que siempre pone en la mesa más de lo que se puede comer, la que trabaja el doble para recibir ese algo que no se puede pagar con dinero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s