Eurovision 2012 – Gala: Pastora Soler nos representará en el Festival de Eurovision 2012 con “Quédate conmigo”

Cuando ayer puse la tele en la noche y vi a una masa de fans de Eurovision coreando “Quédate conmigo”, cuando vi la composición del jurado (pobre Paula Vázquez que decía hace unas horas en una entrevista previo a su trabajo con ‘Número 1’ en A3 que iba a revolucionar la televisión porque no se parecía en nada a OT, aunque sólo diese como novedad que se diferenciaba porque el jurado estaba compuesto sólo por expertos cantantes, ahora ya no podrá decir siquiera que un jurado así es novedad, ástima) y su actitud, comprendí que en cierta forma se podían haber ahorrado la gala o al menos haberle cambiado de nombre por “Apoyemos a Pastora Soler con “Quédate conmigo”” o algo parecido.

La canción es un ejemplo de perfección sublime, una potencia que va ‘in crescendo’ a cada segundo que pasa, un estribillo diferente a cualquier otro visto antes con la frase que da título a la canción a modo de súplica, con un grito y un giro final que te dejan sin respiración y consiguen despertar una emoción incontrolada, un impulso de estos que te hacen soltar una palabra inapropiada, que no deja indiferente.

Tanto la mayoría del público en sus casas (a excepción de que curiosamente algún que otro se coló en llamada telefónica para premio eligiendo canción diferente) como el jurado y toda Europa, y con esto me refiero a la enorme cantidad de mensajes apoyando la canción desde cualquier punto del continente, por primera vez en la historia reciente nos pusimos de acuerdo para que fuese “Quédate conmigo” y no otra la canción elegida. Hay que decir que se llevó la mayor puntuación posible, 72 puntos, pero también señalar que, si bien la gala tuvo sus fallos de siempre, es encomiable la libertad que se dejó en plató, tanto a los asistentes como al jurado e invitados, para decir en cada momento lo que pensaban y cuál era su canción favorita, algo que en otra cadena, con tal de mantener la emoción hasta el final para el espectador, hubieran ocultado seguramente.

De esta forma sabíamos ya desde el principio cuál iba a ganar (hasta la música de fondo del pianista entonaba todo el rato la canción), pero se preocuparon, aunque sin mucho éxito de entretenernos durante un par de horas. No acuso a David Bustamante de haber querido cantar en playback, por mucho que la presentadora nos vendiese esas horas de ensayo detrás del escenario (¿para un playback, ricura?), ya que la experiencia de años anteriores en ese plató de mala muerte con  garrafales fallos de sonido a sus espaldas le echasen para atrás.

Sin embargo ayer, excepto un par de fallos imperceptibles, todo salió rodado en este aspecto. No se puede decir lo mismo de la presentadora. Parece mentira cómo después de décadas de experiencia delante de las cámaras esta mujer, Anne Igartiburu, no haya aprendido nada, su salida ayer fue igual que la de su primer día en Telecinco ante el gran público, demasiado fría, estudiada, de hecho si no tuviese esa mirada no transmitiría absolutamente nada. Volvió a cometer los errores de siempre, atropellada al principio, que parecía que salía con todo estudiado desde detrás del escenario, con algún silencio incómodo y mala pronunciación. Alguien debería decirle a esta chica, que la posturita de presentadora intachable, arregladita y educada siguiendo el guión ya no vale, que se necesita aprender de la agilidad y soltura de otras para entretener al público. El rol del presentador ha cambiado y esta mujer se está quedando atrás.

La gala transcurrió de una forma muy aburrida. En lugar de distribuir las canciones a lo largo de la gala, se presentaron todas juntas casi sin tiempo para respirar, algo lógico teniendo que aplicar el “televotto”. Insoportables los saludos de los amigos cantantes que pasaban por la pantalla, inexplicables los saludos de su familia y las mini entrevistas-apariciones de clubs de fans y eurovisivos. Un sinsentido para rellenar tiempo, a la vieja usanza, algo que ya aburre y no cuela (alguien debería decírselo también al director). Muy al contrario que las actuaciones junto a David Bustamante (que dice mi madre que por qué va siempre de negro), Sergio Dalma, Malú y Vanesa Martín, que le aportaron un toque más atractivo.

Quizá uno de los aspectos que me dejó menos satisfecho fue el trato hacia la cantante, no por el hecho de tratarla mal, sino porque al final me dejó la sensación de que nadie la explicó lo que tenía que hacer en cada momento, sino que se lo explicaban sobre la marcha, algo que quedó patente al final, cuando ni siquiera sabía que debía volver a cantar el tema ganador, momento en que fue rápidamente a por agua y n había llegado a su posición cuando alguien ya le había lanzado la música.

Pastora Soler ayer demostró ser toda una artista, fue la perfecta invitada que dejó sorprenderse, una valiente de las que hay pocos que arriesguen de esta forma ante un festival de la música tan importante. Y uno se queda pensando si no es arriesgar lo que realmente a uno le pone en el sitio que merece. ¿Acaso no vemos todos los años en las biografías de los participantes de otros países la cantidad de festivales que han recorrido? A lo mejor en nuestro país arriesgamos poco, cantantes acomodados que anteponen el éxito a labrarse una carrera a base de golpes y victorias, porque si confías en tu música, al final la victoria, de una forma u otra, te la llevas.

Un comentario en “Eurovision 2012 – Gala: Pastora Soler nos representará en el Festival de Eurovision 2012 con “Quédate conmigo”

  1. Pingback: Eurovision Song Contest 2012 | YOKO'S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s