El nuevo ojo de Gran Hermano 12 + 1

Durante más de 10 años, el ojo de Paula Vázquez nos ha estado acompañando. Mientras comíamos o cenábamos viendo aquellos espectaculares resúmenes que ya no existen, mientras teníamos esa sensación de que necesitábamos saber qué estaba ocurriendo dentro de la casa más famosa de España, cada noche cada semana disfrutando de las galas, las normales y las especiales de las sorpresas, el terror o la aventura, mientras escuchábamos esa música que cada año nos pone los pelos de punta y la carne de gallina cuando su melodía nos invade con recuerdos del concurso, de sus inolvidables concursantes.

Aunque la edición del futuro hizo un tímido intento por cambiar el logo del programa, su seña de identidad, haciéndolo más blanco y puro, como una obra de arte future art, al final todo quedó en meras cortinillas, permaneciendo el original para su presentación ante la sociedad. Este año sin embargo con esta edición que pretende descolocar y dar la vuelta a todo (una cosa es pretenderlo y otra muy distinta conseguirlo a estas alturas donde la gente es tan reacia) en su edición 12 + 1, sí quieren renovar ese logo que tanto tiempo nos ha acompañado y sustituir el ojo de Paula Vazquez por una mezcla de los ojos de los que serán los protagonistas de esta nueva entrega, la número 13 en su versión normal, que sin embargo es la número 16 si contamos las dos ediciones VIP y El Reencuentro, una cifra más que respetable que rivaliza ya con grandes concursos clásicos de la televisión en nuestro país (con el dolor que en aquellos detractores ha ocasionado, se siente).