Viaje en tren

Los trenes forman parte de mi vida. Desde pequeño los he tenido cerca de casa y mi abuelo paterno me inspiró una cierta pasión y cariño por ellos, tanto que llegó a hacerme una maqueta que quedó inacabada debido a que nos abandonó demasiado pronto. Cada viaje en tren es diferente, por la compañía, por el espacio, tan diferente al de los agobiantes autobuses, porque sus amplios ventanales se convierten en cuadros paisajísticos y más aún en todo un derroche para los sentidos si se disfruta de un amanecer o un atardecer con la cara sobre el cristal y escuchando música.

El traqueteo de las vías, las paradas, las salidas al descansillo llenas de risas, confidencias y visitas a otro vagón. Toda una experiencia que se hace inolvidable y que se queda en el recuerdo en el mismo lugar donde se almacenan las páginas de un libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s